Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Fitch hace primera advertencia a Colombia por menor recaudo tras reforma tributaria

Aunque la calificadora tiene entre sus cuentas que el país cumplirá su meta de déficit fiscal para 2019, tiene dudas para los siguientes dos años y recuerda que su credibilidad disminuyó con los constantes cambios a la meta en ese año

Publicado

on

Tiempo fiscal

La calificadora Fitch Ratings entregó su primera visión sobre las metas fiscales de Colombia y la aprobación de la llamada Ley de Crecimiento en diciembre de 2019 por el Congreso, de la cual advirtió que reducirá los ingresos del Estado desde 2021.

De acuerdo con la firma, Colombia habría alcanzado sus metas de déficit fiscal de 2,4 % en 2019, pero acudiendo a un mecanismo idéntico al de los dos años anteriores: usando los excesos de reservas de Ecopetrol como un dividendo adicional que le sumó ingresos por 0,3 % del PIB.

Lea también: Por la tributaria, tasa efectiva de impuestos a las empresas bajará a 50 %

Para alcanzar la meta de déficit de 2,2 % en 2020, la calificadora señaló que el país tendrá que desinvertir en activos, así como aprovechar el anunciado giro de utilidades del Banco de la República que es inusualmente alto y los dividendos de Ecopetrol que le corresponden.

Sin embargo, advirtió que estas medidas “no representan una mejora estructural de las finanzas públicas” y recordó también que para 2021 y 2022 el recaudo disminuirá por cuenta de la menor tasa de renta para las empresas.

Puede interesarle: Claves de lo aprobado en la reforma tributaria por la Cámara

En esa misma línea, la firma destacó otras medidas de la Ley de Crecimiento como los tres días sin IVA y la compensación de dicho impuesto para el 20 % de menores ingresos y permite descontar el IVA pagado por la importación de bienes de capital, lo que también representará una disminución del recaudo.

La calificadora, que también destacó para América Latina las dificultades de consolidación fiscal, señaló que en el caso de Colombia, las manifestaciones que se vivieron desde el 21 de noviembre solo añadieron una ligera presión fiscal.

Economía y Finanzas

Los 17 puntos en los que el Gobierno debe ahorrar, según nuevo decreto

Presidencia publicó la norma 1009 donde da lineamientos para optimizar el gasto de los recursos públicos durante 2020, uno de los años más difíciles para el país por la pandemia. Algunos de estos tiene que ver con menor propaganda estatal y revisión de los viáticos.

Publicado

on

Iván Duque

Presidencia de la República dio a conocer un nuevo decreto (1009) este martes mediante el cual establece el Plan de Austeridad de Gasto para la vigencia 2020 con el fin de que el uso de los recursos públicos se realice con eficiencia y efectividad. La medida se imparte en medio de uno de los panoramas económicos y sociales más complejos que atraviesa el país por la pandemia del coronavirus.

En la norma, se anunciaron 17 medidas entre las cuales hay unas relacionadas a la planta de personal, reducción de viáticos, gastos de traslados, menor publicidad estatal, revisión de horas extras, entre otros.

Respecto a la modificación de la planta de personal y estructura administrativa, esta únicamente se podrá hacer cuando genere costo cero o traiga ahorros a los gastos de la entidad relacionada.

Lea también: Así le cambiaron las cuentas al Gobierno este año por el coronavirus

“De forma excepcional se podrán realizar reformas a la planta de personal y a la estructura administrativa que generen gasto cuando sean consideradas como prioritarias por el Gobierno Nacional“, para lo cual las entidades deberán obtener concepto favorable de Función Pública, del Ministerio de Hacienda y del Departamento Administrativo de la Presidencia, detalla el decreto frente al punto previamente citado.

En línea con la anterior medida, las entidades del Gobierno deben realizar una revisión previa y rigurosa de las razones que justifiquen la contratación de personal para la prestación de servicios profesionales y de apoyo a la gestión.

Sobre las horas extras, se deben adelantar acciones que permitan racionalizar el reconocimiento y pago de estas, ajustándolo a las estrictamente necesarias. En otros temas, los tiquetes de los funcionarios de las entidades de la rama ejecutiva deberán hacerse en clase económica, salvo superen las 8 horas de recorrido y cuenten con el aval de Presidencia.

Lea también: Endeudamiento por pandemia durará generaciones, advierte Foro Económico Mundial

Por su parte, se deberán reducir las comisiones de estudio al interior o el exterior del país por lo menos en 10% frente al año pasado, dice el decreto. Además, se exige que las dependencias del Ejecutivo tengan un gasto riguroso de los viáticos que se otorgan. Así mismo, las comisiones al exterior deberán estar debidamente soportadas y tener autorización previa para llevarse a cabo.

En términos de eventos, las entidades deben hacer únicamente los que sean necesarios, racionalizar la provisión de refrigerios y almuerzos y privilegiar el uso de tecnologías para disminuir los gastos en papelería y demás elementos de apoyo en las capacitaciones.

Para el esquema de seguridad se detalla que en lo posible habrá que realizar una revisión a estos y, procurar, reducir su conformación.

Lea también: ¿Por qué es necesario suspender la regla fiscal en 2020-2021 y no solo este año?

De otro lado, el decreto indica que queda prohibida la compra de nuevos vehículos oficiales, salvo en aquellos casos en los que el parque automotor del organismo presente una obsolescencia mayor a seis años y sea justificada su necesidad.

Además se imparten medidas respecto al ahorro en publicidad estatal. En otras palabras, indica que las entidades que hacen parte del Presupuesto General de la Nación deberán abstenerse de firmar contratos de publicidad que promocione la gestión del Gobierno Nacional.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Dólar cae debajo de los $3.610 este miércoles por avances de vacuna contra covid-19

Los precios del petróleo subían más de 0,90% por una amplia caída en los inventarios de Estados Unidos, sumado a las expectativas de que la Opep decida sobre el futuro de los recortes de suministros.

Publicado

on

Hacia las 8:20 de la mañana de este miércoles, el dólar se cotizaba a un precio promedio de $3.608,84 representando una caída de $29,28 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM) vigente para hoy que se ubica en $3,638.22. Vale decir que su precio de apertura fue de $3.610.

El interés por activos de riesgo resurgió en los mercados de divisas el miércoles, ya que el progreso hacia una vacuna covid-19 apoyaba una recuperación de las acciones y el fortalecimiento de las monedas vinculadas a materias primas, mientras que el dólar caía a un mínimo de un mes.

La vacuna experimental de Moderna Inc para covid-19 demostró que era segura y provocó respuestas inmunes en los 45 voluntarios sanos en un estudio en etapa inicial, informaron el martes investigadores estadounidenses.

Lea también: Trump decide no suspender visas de estudiantes extranjeros

Esta mañana los precios del crudo subían luego de una caída en los inventarios de Estados Unidos, sumado a que el mercado espera que la Opep y sus aliados decidan si reducir o no los recortes de suministros a medida que la economía global se recupera de la covid-19.

Hacia 8:20 de la mañana, el Brent, referencia internacional para Colombia, subía 0,93% a US$43,30 el barril, mientras el WTI ganaba 1,29% cotizándose a US$40,81 el barril.

Los inventarios de crudo estadounidense bajaron en 8,3 millones de barriles en la semana al 10 de julio, superando las estimaciones de analistas que calculaban un declive de 2,1 millones de barriles, de acuerdo al reporte del grupo de la industria Instituto Americano del Petróleo (API).

Lea también: Endeudamiento por pandemia durará generaciones, advierte Foro Económico Mundial

Un comité ministerial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y sus aliados se reúne el miércoles desde las 1200 GMT. La Opep y Rusia, un grupo colectivamente conocido como Opep+, deberá decidir si extender los recortes de producción por 9,7 millones de barriles por día (bpd) -un compromiso vigente hasta julio- o relajar esa disminución a 7,7 millones de barriles por día.

El martes, la Opep dijo que ahora prevé una recuperación de la demanda de crudo en 7 millones de bpd para el 2021, luego de una caída del consumo de 9 millones de bpd este año.

*Con información de Reuters.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

El futuro de la globalización y la corrección de sus distorsiones

“Oponerse de tajo a la integración económica y comercial, puede traer un incremento de las condiciones de riesgo de los negocios y un debilitamiento de las cadenas de valor”, dice Gustavo Lorenzo Ortiz.

Publicado

on

La emergencia sanitaria mundial, la Pandemia declarada por la OMS, la tendencia de los mercados a regionalizar el comercio e incluso sentirse autosuficientes, son apenas algunos de los primeros efectos que se perciben a nivel mundial, amén de la posibilidad de que sobrevengan, en algunos casos, consecuencias indeseables como el debilitamiento o fortalecimiento de sistemas políticos.

La humanidad ha enfrentado en las última dos décadas situaciones complejas, desde la crisis económica y financiera de 2008, una globalización económica y comercial acelerada, hasta el crecimiento desbordado de China, país con un sistema económico y político centralizado, donde la mayoría de empresas son estatales y se sugieren varios cuestionamientos frente al respeto de las normas generales de comercio, estructuras de costos de las mismas, al tiempo que el respeto a la normativa en materia de propiedad intelectual.

El entorno actual supone una gran cantidad de retos, los cuales deben comenzar por fortalecer, incrementar y pluralizar las cadenas globales de valor, efectuando un estudio inteligente y dinámico de la ubicación y posibilidad de acceso a los bienes que demanda cada país, determinando con dicho análisis, entre otros; i. dónde y cómo podemos tener acceso a los más idóneos proveedores que cumplan con los requerimientos legales exigidos en nuestro país,  ii. Cuáles de ellos ofrecen una oferta rica y diversa de productos, iii. Cuáles de ellos están ubicados preferencialmente en estados que tengan tratados de libre comercio vigentes firmados con Colombia. 

La misma reflexión debe hacerse para la oferta exportable de Colombia, en cuyo caso deben analizarse además, factores asociados con el posible acceso a mercados a los cuales hoy no tenemos presencia, pero donde pueden estarse abriendo nuevas oportunidades, precisamente por efecto del COVID -19 y eventuales restricciones a mercados (por ejemplo de USA frente a China).

Hoy en día, existen unos interesantes programas liderados por Colombia Productiva del MinCIT, en los cuales se están promocionando, para mencionar algunos de ellos, programas globales de calidad,  de encadenamientos productivos (por ejemplo el denominado “Compra lo nuestro”), y los programas de “transformación digital” que están dentro de las “Fábricas de Productividad”, tan necesarios en nuestros tiempos.   

Así las cosas, se requiere de cadenas de valor más resilientes, que se adapten y superen estos momentos difíciles, así como de gobernantes que ejerzan un verdadero liderazgo creativo e innovador que permita a las economías y a la población en general, sobrellevar, convivir y posteriormente superar la crisis.

En mi opinión, oponerse de tajo a la integración económica y comercial, puede traer un incremento de las condiciones de riesgo de los negocios y un debilitamiento de las cadenas de valor. 

La vía precisamente es la opuesta; deben diversificarse las cadenas globales de suministro de bienes y servicios y la oferta exportable.  Debe propenderse por que los gobiernos realicen esfuerzos colectivos y armónicos y por supuesto, deben corregirse las asimetrías y excesos que se puedan haber ocasionado por la globalización acelerada de los últimos tiempos.

Este es el tiempo, como todos, de pensar en equipo y de ganar el partido con el esfuerzo colectivo y coordinado de todos.

Por: Gustavo Adolfo Lorenzo Ortiz

Contacto:

LinkedIn: Gustavo Lorenzo

*El autor es associated partner de EY en Colombia, empresa en la que lleva 15 años. Actualmente lidera los servicios de Impuestos Indirectos (aduanas y comercio exterior). Ha dirigido diversos proyectos de asesoría, auditoría y cumplimiento del régimen aduanero, cambiario y de inversiones internacionales en diversas compañías en Colombia. Igualmente ha dirigido proyectos de declaratoria de Zonas Francas Permanentes Especiales, así como de calificación de sus usuarios en varios sectores. Entre sus funciones están la coordinación y planeación de asesorías en asuntos aduaneros, cambiarios y de comercio exterior, la dirección y planeación de operaciones eficientes en la cadena de suministro, revisión de cumplimiento de operaciones aduaneras, cambiarias y de comercio exterior, así como la revisión de procedimientos relacionados con el manejo de la cadena de suministro; análisis e implementación de programas de comercio exterior como sistemas especiales de importación-exportación Plan Vallejo, Zonas Francas, Depósitos Privados, entre otros.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

615.000 personas salieron de la pobreza en Colombia el año pasado: Dane

El país logró reducir el índice de la pobreza multidimensional llegando a 17,5% en 2019, dato que para 2018 había sido de 19,1%. En total hay 8,6 millones de personas en esta condición.

Publicado

on

Foto tomada de Presidencia de la República

Según informó el Dane este martes, el índice de pobreza multidimensional se redujo entre 2018 y 2019 en el total nacional pasando de 19,1% a 17,5% en el periodo de referencia.

En detalle, la entidad explicó que en las cabeceras el descenso fue de 0,9 puntos porcentuales (pps) ubicándose el indicador el año pasado en 12,3%, mientras que en los centros poblados y rural disperso la caída fue de 4,1 pps pasando de 38,6% en 2018 a 34,5% en 2019.

De acuerdo con los datos del Dane, el año pasado en el país había 8,6 millones de personas en condiciones de pobreza multidimensional; es decir, aquellos que presentaban carencias en diversas áreas como educación, salud, trabajo, seguridad social, vivienda y nivel de vida en general. Para 2018, el número de ciudadanos en esta condición ascendía a 9,2 millones.

Lea también: Endeudamiento por pandemia durará generaciones, advierte Foro Económico Mundial

Por regiones, de siete que analiza la entidad estadística, Bogotá y Antioquia fueron las únicas que incrementaron el indicador registrando 7,1% y 15,7%, respectivamente en 2019; mientras que para 2018 el dato había sido de 4,1% y 15,3%, en el orden descrito. En la capital colombiana se pasó de tener 304.000 personas en esta condición en 2018 a totalizar 537.000 el año pasado; para el caso de Antioquia la escalada arrancó en 989.000 llegando a 1,03 millones en 2019.

En línea con lo anterior, entre 2018 y 2019 así fue el comportamiento de las otras regiones estudiadas: la región Caribe pasó de tener 3,6 millones de personas en esta condición a 3,2 millones; la Pacífica (sin el Valle del Cauca) pasó de 1,2 millones a 962.000; la Central de 927.000 a 818.000. En la Oriental se pasó de 1’407.000 a 1’413.000 y en Valle del Cauca el dato fue de 632.000 en 2018, ubicándose el año pasado en 487.000.

Vale decir que recientemente la ONU alertó que cerca de 45 millones de personas en América Latina y el Caribe caerán en la pobreza este año debido a los grandes retos y desigualdades que ha traído consigo la pandemia del coronavirus.

Lea también: ONU alerta que 45 millones de latinoamericanos caerán en la pobreza

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Endeudamiento por pandemia durará generaciones, advierte Foro Económico Mundial

La entidad añadió que los efectos de la pandemia serán más parecidos a los de una guerra mundial que a los provocados por la crisis financiera de 2008.

Publicado

on

Dólar

EFE.- El mundo arrastraba altos niveles de endeudamiento antes de la llegada de la pandemia de Covid-19, pero los efectos de esta aumentarán aún más una deuda que “será pagada por las generaciones futuras”, advirtió este martes el fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab.

“El mundo ya tenía antes una deuda equivalente a aproximadamente al 300 por ciento de su PIB, pero los programas de rescate gubernamentales, por unos 10 billones de dólares, se añadirán a ese endeudamiento”, subrayó Schwabb en una conferencia para presentar su nuevo libro “Covid-19, el Gran Reinicio”.

Lea también: FMI empeoró el escenario previsto para Colombia, economía caería 7,8% este año

El presidente de la organización que anualmente celebra el Foro de Davos añadió que los efectos de la pandemia serán más parecidos a los de una guerra mundial que a los provocados por la crisis financiera de 2008, por sus consecuencias no sólo económicas y laborales, sino también humanas.

“Por encima de las estadísticas, más de 500.000 personas han muerto, y hay que imaginarse las tragedias personales que hay tras ellos”, señaló Schwabb al respecto.

También mencionó que incluso las predicciones más optimistas de organizaciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI) no esperan un retorno a las cifras económicas de 2019 hasta finales de 2021, o que la pandemia y la cuarta revolución industrial, combinadas, afectarán a uno de cada dos empleos globales.

En este contexto, el mundo que salga de la pandemia tiene que afrontar un “reinicio” en el que se construya “un mundo más resiliente, en el que la ciudadanía va a demandar mayor seguridad en términos sanitarios”, defendió.

Ese nuevo mundo requiere “redefinir el contrato social para integrar más” a la gente, si se quiere evitar “cierto tipo de revoluciones”, indicó Schwabb, quien recordó que ya en las últimas semanas se ha visto a muchas sociedades salir a la calle expresando su ira.

Lea también: Inversión extranjera neta en Colombia se contrajo un 97,6 % en junio

El organizador del Foro de Davos también advirtió que la pandemia ha aumentado la brecha entre países industrializados y economías emergentes, dado que algunas de éstas, como Brasil, India o Rusia, se cuentan entre las más afectadas por la Covid-19.

Schwabb concluyó pidiendo una mayor cooperación internacional en materia económica y social, “ya que la pandemia ha mostrado que somos globalmente interdependientes”.

El libro “Covid-19, el Gran Reinicio”, que también tiene como coautor al economista Thierry Malleret, es una llamada al cambio de políticas en la era post-pandemia, y su título será también el lema de la próxima edición del Foro de Davos, prevista para enero de 2021.

Esa próxima edición, a causa de la misma pandemia, modificará su formato respecto a años anteriores y celebrará numerosas conferencias de forma virtual.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado