Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Emprendedores

Alegra se convierte en la primera pyme en financiarse con la Bolsa de Colombia

La fintech recaudó $250 millones a través de la plataforma de crowdfunding de inversión de la BVC.

Publicado

on

Jorge Soto y Santiago Villegas, cofundadores de Alegra.
Jorge Soto y Santiago Villegas, cofundadores de Alegra.

58 días fueron suficientes para que la compañía colombiana Alegra alcanzara a ser la primera empresa en cerrar exitosamente una campaña de crowdfunding de inversión en el país, al recaudar $250 millones a través de 147 inversionistas que unieron sus recursos a través de la plataforma A2censo, de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC).

Alegra es una fintech basada en Medellín que, con su software contable y administrativo, ayuda a pequeñas y medianas empresas en sus puntos de venta.

Para el recaudo, la firma les ofreció a sus inversionistas una tasa del 12,56 E.A. (efectivo anual), a un plazo de 24 meses, lo que según la Bolsa, la convertía en una opción “muy interesante para las personas interesadas en invertir y conectarse con una historia real de una empresa de alto impacto”.

Vea también: Esta startup usa algoritmos para comprar viviendas, remodelarlas y venderlas

“Estamos muy contentos y orgullosos de cerrar la primera campaña de crowdfunding con Alegra.com. Por eso, invitamos a que más personas se sumen y conozcan las cinco campañas que están aún activas en la plataforma y que buscan recursos para poder hacer realidad su metas”, dijo Juan Pablo Córdoba, presidente de la BVC.

El cofundador de y CEO de Alegra, Jorge Soto señaló que se sienten agradecidos con las personas que depositaron su confianza en su proyecto Alegra POS, iniciativa que calificó como “un catalizador para impulsar el emprendimiento local”.

Esta empresa emergente, creada por Soto y Santiago Villegas, supera los 250.000 usuarios y dice haber crecido por séptimo año consecutivo a una tasa por encima del 80%. El software tiene versiones personalizadas para 10 países de Latinoamérica, desde México hasta Argentina y para este año tienen previsto un plan agresivo global.

En 2018 Alegra ingresó a la red de emprendimiento Endeavor; fue reconocida, en 2017, por Finnovista , el Banco Interamericano de Desarrollo como Innovación destacada en América Latina en el segmento de gestión de finanzas empresariales y fue ganadora de la final de la competencia BBVA Open Talent 2016 edición Latinoamérica.

En la plataforma A2censo la BVC propone nueva forma de invertir y rentabilizar el dinero, financiando los proyectos de las pymes colombianas. A la fecha hay empresas más con campañas de recaudo que estarán activas hasta el 21 de febrero.

Editors' Picks

Pagos para todos: el nuevo presidente de la junta de Colombia Fintech

Andrés Albán impulsa la reducción de uso de dinero en efectivo en las zonas más remotas de Colombia.

Publicado

on

Andrés Albán, fundador y CEO de Puntored. Foto: Puntored.

En Bogotá, donde existen todas las ventajas frente a otras ciudades colombianas, hace algunos años, Andrés Albán, fundador y CEO de Puntored, tenía que mandar efectivo en helicóptero a pequeñas poblaciones de Chocó para que pudieran funcionar las corresponsalías bancarias que su compañía impulsó.

Quince años después de la fundación de empresa en 2005, Puntored está explotando Punto Pay, su software que actúa como un canal de pagos electrónicos para pequeños comercios y a proveedores con mecanismos diferentes al efectivo. “De unos años para acá, nos dimos cuenta de que, si bien habíamos crecido mucho, ese movimiento de efectivo era muy difícil de administrar”, dice Albán.

Aún persiste en él esa vocación de inclusión financiera, que le valió para que hace unas semanas, por medio de una videollamada, los miembros del gremio Colombia Fintech lo designaran como presidente de la junta directiva.

Siga las historias de Emprendedores en nuestra sección especializada

Todavía, considera Albán, hay una base de la población que no accede a productos y servicios financieros básicamente porque no los entienden. “La gente tiene miedo a los servicios financieros porque les parecen complicados, se piden muchos documentos, muchos requisitos. Ante ese temor el principal reto es llevar servicios sencillos, económicos y fáciles de entender”, comentó a Forbes.

Desde Colombia Fintech, la agremiación que se ha consolidado en tiempo récord—tiene más de 200 empresas entre afiliadas y asociadas en cuatro años—, los miembros de la junta directiva encabezan un frente para diseñar mecanismos de financiación alternativa para Fintech y el impulso de política pública al desarrollo de las compañías tecnológicas que ofrecen servicios financieros.

Un largo camino que, para el ingeniero industrial de la Universidad de los Andes, Andrés Albán, inició mucho antes. Después de intentar emprender sin éxito en medio de la crisis económica a finales de la década de los 90, se fue a estudiar un MBA en Cass Business School en Londres, donde permaneció justo hasta el momento que ideó Puntored.

“Cuando venía de vacaciones veía como vendían tarjetas de recarga para los celulares en los semáforos”, recuerda sobre el momento en el que decidió regresar con una propuesta para los operadores de telecomunicaciones para que se pudieran hacer recargas de las líneas desde pequeños comercios.

Esos primeros años fueron muy difíciles, por ello consideró cerrar la empresa varias veces, pero no lo hizo porque le salía más costos liquidarla que mantenerla abierta. No obstante, en 2009 vieron por primera vez números en verde.

De las recargas de celulares pasaron a ser un mercado de ventas de Soat y pines para apuestas deportivas, y de ahí evolucionaron a que esos pequeños comerciantes (tiendas de barrio, por ejemplo), se convirtieran en corresponsales bancarios. Esos comercios, que son más de 75.000, han aprendido a tranzar subsidios del Estado o depósitos en los nueve bancos, Sedpes o monederos electrónicos que usan Puntored, que ahora es una compañía de 180 personas que ha entregado en su historia casi $150 millones de dólares en comisiones y beneficios a los comercios.

De hecho, otorgan cupos de 10 o 20 millones de pesos (que en el pasado eran $200.000 para recargas celulares), en créditos a comercios que quieran ofrecer más productos desde la corresponsalía bancaria.

Pero ahora Albán y su equipo están orientados a Punto Pay, que con un datáfono y una aplicación, pretende que en las zonas más remotas de Colombia, en vez de pagar con billetes y monedas, lo hagan con tarjetas débito o crédito y códigos QR. Algo que cree que es el reflejo de que el país está viendo cambios en regulación y en talento humano que le permita ser una potencia Fintech.

Seguir Leyendo

Emprendedores

Líderes de SoftBank y Rappi crean nueva organización para mitigar impacto del coronavirus

Proveerán pruebas, equipo médico y alimentos para pacientes y trabajadores de primera línea en México, Colombia y Brasil.

Publicado

on

Ralf Wenzel, managing partner de SoftBank Group International y Sebastián Mejía, cofundador y presidente de Rappi. Fotos: SoftBank / Rappi.

Una misión que tiene el propósito de escalar como si fuera startup, cuya presión no es proyectar rentabilidad, sino inspirar y propiciar ayudas en comunidades, es la que está llevando a cabo Impacto, una nueva organización sin fines de lucro creada por líderes emprendedores y ejecutivos de América Latina para encabezar iniciativas en la lucha contra la pandemia del COVID-19.

“Un virus es algo muy parecido al crecimiento exponencial de una empresa, nos preguntábamos como podemos usar nuestras habilidades y nuestro conocimiento”, dijo a Forbes Sebastián Mejía, cofundador y presidente de Rappi. “Creemos que es el momento para juntarnos aún mas”.

Impacto, como la han denominado, puso al aire este lunes una página web en la que recibe donaciones, asociándose a propuestas que puedan mitigar el impacto del coronavirus. En detalle, financiarán el abastecimiento de pruebas, equipo médico y alimentos en México, Colombia y Brasil.

“Tenemos un origen latinoamericano comprometido con América Latina, no solo con la economía de la región, sabemos que tenemos que hacer más, comprometernos desde una perspectiva profesional para ejecutar cosas”, expresó a Forbes Ralf Wenzel, managing partner de SoftBank Group International y fundador de Foodpanda, quien creó Impacto junto a Mejía; Laura Gaviria Halaby, directora de operaciones de Softbank Group International; Israel Hernandez, jefe de asuntos gubernalmentales para el fondo latinoamericano de SoftBank y Monica Callava, del equipo de operaciones de Softbank, entre otros.

Siga todas las historias de Emprendedores en nuestra sección especializada

“Es la primera vez que nos unimos compañías del portafolio de SoftBank por causas sociales en la región”, agrega Wenzel, quien no contempla que la sociedad se recupere fácilmente en el corto plazo de las repercusiones del COVID-19, por lo que esta organización podría estar funcionando en el largo plazo, pero con iniciativas que hagan frente a los retos más inmediatos y que tengan un impacto directo en la vida de las personas.

Sebastian Mejía comenta que se dieron cuenta que había una gran necesidad de juntar la mentalidad emprendedora con todos los procesos de crecimiento exponencial, enfocándose en traer algo sobre la mesa para ayudar en esta situación compleja.

Para comenzar, hicieron la entrega de 2.000 canastas de alimentos a profesionales y cuidadores de primera línea que trabajan con población vulnerable en Colombia. Además, está buscando generar más apoyo para unas 20.000 canastas adicionales en Colombia, México y Brasil por medio de aliados como Frubana, la plataforma B2B para productos agrícolas y bienes empacados para pequeños negocios en América Latina, fundada por el colombiano Fabián Gómez y que recientemente se unió al portafolio de SoftBank.

“Creo que es importante que el sector privado y los emprendedores demos un paso hacia adelante”, dice Mejía, quien junto a los otros creadores de la iniciativa han aportado de su patrimonio, han buscado otras fuentes de recursos y hacen un llamado a la acción. “No hay ayuda pequeña, creemos que es un momento para juntarnos aún más”.

Además de donaciones, la página web  también permitirá a sus visitantes registrarse en opciones de voluntariados, una alternativa para aquellos que deseen donar su tiempo durante la crisis del coronavirus.

En esta nueva organización sin ánimos de lucros, dijeron que utilizarán los fondos donados de acuerdo con la misión de la organización y se comprometieron a seguir, medir y compartir los progresos con los donantes a medida que se hagan las asignaciones en cada iniciativa de apoyo.

Seguir Leyendo

Emprendedores

Crezcamos tiene $24.000 millones en fondos frescos para financiar servicios agropecuarios

La financiación obtenida por Crezcamos por $6.5 millones de dólares marca un nuevo hito para la compañía de financiamiento al materializar la gran confianza que han depositado los fondos internacionales de inversión MEF y MEB,

Publicado

on

Mauricio Osorio, presidente de Crezcamos. Foto: Crezcamos.

La compañía santandereana de financiamiento Crezcamos, dio a conocer que tiene en sus manos US$6.5 millones que obtuvo por medio de créditos, para seguir ofreciendo servicios financieros inclusivos en zonas rurales de las regiones más apartadas de Colombia.

Mauricio Osorio Sánchez, presidente de Crezcamos y Emprendedor Endeavor, comenta que los préstamos de esta firma buscan apalancar los recursos necesarios para reactivar la dinámica comercial y los negocios de las personas y empresas en las zonas más apartadas de Colombia.

Un préstamo por USD 4 millones de dólares, equivalente en pesos a $14,928 millones,  fue gestionado directamente por Crezcamos con el fondo internacional MEF, Microfinance Enhancement Facility, para satisfacer las necesidades de financiamiento de la población de menores ingresos en 13 departamentos colombianos donde hace presencia la compañía y ofrecer más alternativas de acceso al crédito formal.

Lea también: El CEO de Merqueo es un ‘fenómeno’ en serie

El segundo préstamo, por $2.5 millones (USD) de dólares, proviene del área de Gestión de Inversiones del banco SEB a través de las líneas Microfinance Fund VII & VIII. Al igual que el primer desembolso, este préstamo también es administrado por Symbiotics y “tiene el propósito de apalancar recursos clave para seguir ampliando la inclusión financiera y el crecimiento económico, en línea con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por la ONU.”.

Para gestionar los recursos  la compañía contó con el respaldo de la empresa suiza Symbiotics, plataforma para la inversión de impacto dedicada a la financiación de micro, pequeñas y medianas empresas, así como hogares de bajos y medianos ingresos en mercados emergentes como el colombiano.

La financiación obtenida por Crezcamos por $6.5 millones de dólares marca un nuevo hito para la compañía de financiamiento al materializar la gran confianza que han depositado los fondos internacionales de inversión MEF y MEB, justo en momentos en los que la banca nacional evita prestar grandes capitales ante la incertidumbre generada por el coronavirus.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Son aproximadamente $24 mil millones de pesos que la compañía financiera, puso a disposición del público en su red de 93 oficinas, ubicadas en 13 departamentos del país, para impulsar la recuperación de la dinámica comercial y la productividad agropecuaria de pequeños y medianos empresarios, agricultores, comerciantes, trabajadores independientes y, en especial, personas de menores ingresos que desarrollan alguna actividad productiva y requieren del impulso financiero para hacer progresar sus negocios.

Según datos de la Banca de las Oportunidades y de la Superintendencia Financiera de Colombia estos sectores son clave para reactivar la economía colombiana al sumar aproximadamente 2.5 millones de empresas que emplean a más del 65% de la fuerza laboral del país.

Mauricio hace parte de Endeavor, la Red Global que potencializa emprendimientos de Alto Impacto. Mauricio, fue seleccionado en el 2017 en el marco del Panel Internacional de Selección 70° realizado en Río de Janeiro.

Seguir Leyendo

Emprendedores

El CEO de Merqueo es un ‘fenómeno’ en serie

Miguel McAllister, CEO de Merqueo y fundador de varías compañías tecnológicas, revela sus claves para emprender, gerenciar e invertir en este tipo de iniciativas.

Publicado

on

Miguel McAllister, cofundador y CEO de Merqueo. Foto: Andrés Rodríguez / Forbes.

Para poder hablar con sus papás, viviendo en Dallas (Estados Unidos) un niño colombiano de 11 años recibió como regalo un computador desde el que los podía llamar. Con esas interacciones, Miguel McAllister originaba un romance con el internet.

Menos de dos décadas después estaba en la Bolsa de Fráncfort protagonizando la primera salida a bolsa de una compañía nativa digital colombiana, al momento del IPO de Delivery Hero, que incluía a Domicilios.com, la plataforma que inició como un directorio digital cuando la cofundó con sus socios José Guillermo Calderón y Pablo González.

Antes de empezar a estudiar ingeniería de sistemas en la Universidad de Los Andes, ya había leído los libros de programación que su mamá le regaló en la adolescencia y experimentó algunos programas para aprender desarrollo de software. Podía mostrar que, sin haber pisado la universidad, había desarrollado un par de comunidades en internet. Una de esas unía al punk en Colombia compilando bandas y conciertos.

Siga todas las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Es de los líderes más valiosos del ecosistema emprendedor colombiano porque, como pocos, vuelve a crear una nueva empresa luego de haber tenido éxito con otra. Es de esos que llaman ‘seriales’.

Después de vender Pidefarma, un e-commerce de productos farmacéuticos y su participación en Domicilios.com, junto a su socio José Calderón cofundó dos nuevos proyectos: la foodtech Muy y el supermercado en línea Merqueo, que lidera como CEO y que el año pasado vendió 30 millones de dólares, duplicando la facturación de 2018.

“Lo primero que hoy entiendo que antes no, es que mi juego es de largo plazo. A mi no me gusta ganar una carrera en la que no gane nada, trato de evitar mucho esos escenarios”, le dijo McAllister a Forbes desde su oficina en Bogotá, a pocos metros de los ingenieros que componen más del 50 % de su equipo, en el que quien no está haciendo labores de operaciones, está desarrollando las de tecnología. “La optimización está hacia el largo plazo, eso es mejor que tratar de ser una sensación de corto plazo”.

La viñeta fucsia se podría diferenciar de otros supermercados virtuales como Rappi, Carulla, Éxito, Jumbo, Olímpica o el más reciente jugador en Colombia, Cornershop, por su infraestructura, a lo que dedica el 80 % de sus esfuerzos.

Su acogida es tal, que la noche del viernes 20 de marzo en la que el presidente Iván Duque anunciaba el aislamiento obligatorio nacional por el coronavirus, la plataforma de Merqueo se colapsó.

El crecimiento de usuarios ha sido tan abrumador, que convirtieron un estadio cubierto —el Movistar Arena— en su bodega temporal. Según Sensor Towers, firma con sede en San Francisco que rastrea datos de aplicaciones móviles, las descargas de Merqueo en marzo aumentaron más que nunca en un 211%, en comparación con las descargas de febrero. En total, fue descargada más de 325.000 veces entre enero y abril.

“Cuando uno lleva bastante tiempo en este mundo se da cuenta de que lo que es hoy no lo es mañana. Todo el mundo puede ver estos ciclos. Es más importante optimizar el largo plazo que el corto plazo”

miguel mcallister, cofundador y ceo de merqueo

McAllister es referente. El cofundador de Velum Inverlink y CEO de Sempli Esteban Velasco, que se ha sentado en juntas directivas con él, resalta que tiene la capacidad de crear nuevos modelos de negocio, que se enfoca en creer en los equipos que construye delimitando niveles de confianza y que tiene entre ceja y ceja la palabra crecer. “Es quizás una de las personas más visionarias que hay en Colombia desde el punto de vista de creación y startups. Esa ambición lo ha llevado a construir compañías exitosas”.

Cuando cursaba su último año de universidad en España, un amigo de su edad estaba empezando una startup. Miguel no salía del asombro. En cada conferencia en la que escuchaba a gente joven como él haber levantado uno o dos millones de dólares: “No podía creer que gente de mi edad pudiera manejar esas cantidades de dinero y crear empresa”, recuerda.

Tras volver al país, tenía como objetivo claro poder construir algo parecido. Su mamá le decía que estaba loco, pero solo lo tomó en serio hasta un día que lo invitó a almorzar y el llegó con la noticia de que había conseguido un millón de dólares, convirtiendo la suya en la primera startup en levantar venture capital (o capital de riesgo) desde el territorio nacional.

“Cuando uno lleva bastante tiempo en este mundo, se da cuenta que lo que es hoy no lo es mañana, todo el mundo puede ver estos ciclos. Es más importante optimizar el largo plazo que el corto plazo”, enfatiza. Él se preocupa por construir un valor “tan grande que no lo pueda acabar el siguiente que llegue”.

Lo explica de esta manera: “Muchos negocios lo único que tienen es mucha plata, pero no hay una determinación a largo plazo. Uber tiene en Estados Unidos una empresa igualita que le quita participación en el mercado todos los días: es difícil de defender a largo plazo”.

Cuando la balanza de los supermercados sea más comercio electrónico que presencial, van a lucir más como bodegas que como almacenes. “Nosotros estamos construyendo cómo se vería ese mundo con bodegas para optimizar los procesos”, acota el CEO de Merqueo.

Una bodega en cada zona de la ciudad cuenta con 6.000 referencias que componen el portafolio de Justo & Bueno y parte del de PriceSmart, cuya entrega está ajustada a las preferencias de los clientes de Bogotá, Medellín y Ciudad de México, donde recientemente abrieron operaciones, con una bodega.

Es un sistema de bodegas similar al que usa Amazon, que ha logrado reducir plazos de entregas de una semana a casi el día siguiente, “algo que solo se logra con infraestructura y tecnología”, recalca.

McAllister describe a Merqueo como la solución del mercado al hogar, que llega desde el estrato 1 al estrato 6. “Nuestro tipo de usuario es la cabeza del hogar porque somos una solución de abastecimiento, más que abrir muchas verticales lo que hacemos es desintermediar”, explica.

El año pasado apareció en una esquina bogotana una tienda física con la marca de Merqueo. Miguel explica que, como compañía digital, es un ejercicio para entender cómo es vender offline, pero no es un negocio en el que les interese avanzar más. De eso concluye que la gente, en vez de la fricción de interactuar con pantallas en una tienda, lo que quieren es una experiencia más rápida. Por ahora, seguirá concentrando en lo que lo obsesiona: optimizar los procesos de retail hacia el futuro con una alta dosis de inversión en tecnología.

Seguir Leyendo

Emprendedores

Canva alcanza una valoración de US$6.000 millones al levantar US$60 millones en pleno Covid-19

Canva casi ha duplicado su valoración a US$6.000 millones, mientras que este negocio del software de diseño supera los 30 millones de usuarios mensuales y ha experimentado un auge comercial durante Covid-19.

Publicado

on

Cofundadores de Canva. Foto: Canva.

Al tiempo que su negocio de software de diseño está en auge en un entorno de pandemia de trabajo desde el hogar, Canva ha recaudado nuevos fondos que valoran la compañía en US$6.000 millones.

Canva anunció que recaudo US$60 millones en nuevos fondos liderados por Blackbird y Sequoia China, con la participación de otros inversores que habían estado en rondas anteriores; Bond, Felicis y General Catalyst. La inversión valora a Canva casi el doble de su valuación anterior de US$3.200 millones establecida en octubre de 2019.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

En una entrevista, el cofundador Cliff Obrecht dijo que el financiamiento permitiría a Canva continuar expandiendo sus herramientas de colaboración, lanzar una oficina en Austin, Texas, para servir como su centro empresarial en los Estados Unidos y considerar posibles adquisiciones. La financiación también está destinada a proporcionar a Canva más reservas de efectivo en medio de la incertidumbre de la pandemia de Covid-19.

Con sede en Sydney, Australia, Canva decidió recaudar fondos de inversores anteriores debido a la confianza de la compañía en esas relaciones, dice Obrecht, porque el unicornio podría haber enfrentado peores términos si buscara nuevos. “Con la cantidad de capital que aportamos, estábamos más de diez veces por encima de los suscriptores”, dice Obrecht. “Podríamos haber recaudado US$2.000 millones, pero creo que eso hubiera sido algo realmente estúpido”.

La compañía dice que sigue siendo rentable y está duplicando su base de usuarios pagos, superan 500.000 organizaciones y 1,5 millones de suscriptores pagos al tipo de cuenta premiyum de Canva, Canva Pro. Cada mes, más de 30 millones de personas usan Canva en general, que opera en un modelo “freemium” que permite a muchos usuarios acceder a su software de forma gratuita. Canva dice que también lo usan hoy 90.000 escuelas y universidades, 55.000 organizaciones sin fines de lucro, y cuenta con cuentas de mayor tamaño, incluidas American Airlines, Hubspot y Warner Music.

Los orígenes de Canva datan de 2007, cuando la CEO Melanie Perkins y su novio (ahora prometido) Obrecht comenzaron un negocio de diseño de anuarios en su Perth natal en la costa occidental de Australia. Un tercer cofundador, Cameron Adams, se unió a la pareja en 2012 cuando cambiaron su enfoque a un nuevo negocio centrado en el uso de software para hacer que las herramientas de diseño gráfico y digital sean accesibles para los no diseñadores y propietarios de negocios, proporcionando plantillas para producir productos físicos como menús y volantes, pero también piezas digitales para Instagram, Facebook y otras campañas de redes sociales. Forbes describió el ascenso consiguiente e improbable de Canva a las compañías más prometedoras y de mayor valor de una tecnología en una historia de portada de diciembre de 2019.

Si bien Canva continúa invirtiendo en productos de diseño físico, recientemente anunció una asociación con FedEx. Obrecht dice que Canva ha visto que el cambio hacia una mayor creación de activos de diseño digital continúa acelerándose en medio de la propagación del coronavirus. La creación y el intercambio de diseños en Canva han aumentado más del 50% desde el comienzo de Covid-19, según la compañía.

A medida que la pandemia se extendió a nivel mundial y las oficinas cerraron a principios de 2020, Canva inicialmente no estaba segura de si su software vería un impulso o una caída. “Para usar la analogía de un barco, no teníamos idea de qué tormenta se avecinaba”, dice Obrecht. La compañía cerró sus oficinas, pero continuó pagando a los contratistas y comenzó a entregar almuerzos en caja para llevar al personal; aunque ralentizó la contratación, Canva no realizó despidos. Algunos clientes solicitaron descuentos o pausar sus suscripciones, dice Obrecht, y los productos de impresión cayeron temporalmente en ventas en un 75%.

Pero el negocio general de Canva se mantuvo en un entorno de trabajo desde el hogar, particularmente a medida que el uso de sus herramientas de colaboración y video se disparó, y las pequeñas empresas recurrieron a hacer diseños para llegar a los clientes a través de las redes sociales. “Eso nos llevó a decir: Hey, la colaboración es algo real”, dice Obrecht. “Deberíamos apoyarnos un poco en esto”.

Con US$6.000 millones, Canva tiene una valoración de casi el doble de la capitalización de mercado de Box y cercana a la de Dropbox, aunque tiene un largo camino por recorrer para comparar en tamaño con Adobe, el líder del mercado de software de diseño. Todo eso sobre los ingresos que se esperaba en diciembre alcanzarían los US$200 millones para 2019 y continúa duplicándose en 2020. Obrecht dice que, dada la cantidad de crecimiento y la rentabilidad de la compañía, la nueva valoración de Canva es modesta en comparación con los múltiplos que actualmente disfrutan las empresas de computación en la nube en el país. Mercados públicos. “Es una valoración que probablemente ya hemos superado”, dice. “Me preocuparía más tener un precio bajo”.

Los fundadores de Canva probablemente no estén demasiado preocupados. En diciembre, Forbes estimó que Perkins poseía un 15% de Canva y Obrecht un poco menos. Suponiendo una ligera dilución de esta nueva recaudación de fondos, la participación de Perkins en Canva valdría más de us$800 millones, y las participaciones de Perkins y Obrecht en Canva juntas valen al menos US$1.500 millones. La pareja se comprometió el año pasado con un anillo que le costó a Obrecht apenas US$30.

“Nunca sentimos que estamos donde necesitamos estar”, dice Obrecht. “El logro desbloquea más ambición y siempre hay mucho más que puedes hacer. No creo que alguna vez dejemos de intentar ofrecer el mayor valor posible a nuestros clientes”.

Por: Alex Konrad | Forbes Staff

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado