Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Negocios

Auge de constitución en el país de empresas ‘fintech’

Tras cambios tecnológicos, llegada de plataformas y pedidos de equilibrio en la regulación, BID inicia nueva encuesta para diagnosticar el sector en América Latina y el Caribe.

Publicado

on

Foto: Pexels

Por: Rolando Lozano Garzón | Para Forbes.

La creación de ‘fintech’ –plataformas digitales que ofrecen servicios financieros– crece a dos dígitos en el país.   

No obstante, aún los capitales de riesgo para los emprendimientos no llegan en abundancia, por lo que tienen retos por delante en esa dirección, en regulación específica y administración. Ponerse ‘bonitas’ a los ojos de fondos globales que les den un salto en su escala es otra tarea de las compañías.  

En efecto, las estadísticas reveladas el lunes para este informe por Colombia Fintech indican que en el 2019 se pasó de 103 a 180 firmas, con un crecimiento del 74,7 por ciento, frente al 2018.

En el 2016, el país solo contaba con 77 emprendimientos, por lo que la oferta del sistema casi se triplicó en menos de cuatro años.

Vea también: Despega batalla de pagos con códigos QR

El presidente de Colombia Fintech, Erick Rincón Cárdenas, manifiesta que hay una ‘explosión’ de apertura de plataformas en los distintos segmentos del negocio.

En particular, se refiere a redes de crédito digital; pagos; ‘crowdfunding’ (financiación colectiva en línea); ‘factoring’ (pago de facturas con descuento); insurtech’ (productos de aseguradoras con base en la tecnología); ‘blockchain’ (cadenas de bloques de datos); ‘regtech’ (informática para mejorar el cumplimiento normativo en las empresas) y criptoactivos (transferencia de bienes digitales).

Las cifras divulgadas además dan cuenta que en crédito digital operan 30 empresas, que han concedido 3,5 millones de préstamos, en promedio de 300.000 pesos cada uno, para un total de 1 billón de pesos.

“Las usan en gran parte personas que antes no estaban vinculadas al sistema financiero”, dice el dirigente.

Y si bien el monto de créditos resulta ser bajo frente a la cartera total del sistema financiero (503 billones de pesos), un grupo de emprendedores, de la mano de algunos fondos de capital y con recursos propios, tienen como objetivo (no usan la palabra competidor) convertirse en una alternativa, frente a los sistemas de financiamiento tradicionales.

A finales del 2019, las ‘holdings’ de la familia Gilinski que controlan accionariamente al Banco GNB Sudameris y otras entidades crediticias en Latinoamérica y el Caribe, anunciaron igualmente que se encuentran tramitando ante la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC) el permiso de operación de Lulo Bank, con una inversión de 100.000 millones de pesos y exclusivamente dedicada a la banca digital.

Relacionado: Superfinanciera da vía libre al primer neobanco en el país

“En los últimos 4 años el ‘fintech’ ha tenido un crecimiento vertiginoso en Colombia, entre otros, por las campañas para combatir el crédito ‘gota a gota’ y la mejor comprensión por parte de los fondos de capital y la comunidad”, añade Rincón.

Colombia Fintech también da cuenta de la operación de 5 Sociedades Especializadas en Depósitos y Pagos Electrónicos (Sedpe), avaladas por la SFC, que pueden captar recursos del público y prestar servicios como pagos, transferencias, giros y recaudos, aunque no están facultadas para otorgar financiamiento.

La definición hace unos 6 años por parte de Colombia de la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera, que identifica desafíos y propone líneas de acción concretas para elevarla, es – según conocedores del tema – otro acierto que ha conducido al incremento de apertura de más firmas tecnológicas de esta naturaleza.

Lea además: Bogotá ya es la tercera mayor ‘ciudad fintech’ de América Latina

Recientemente publicaciones como ‘The Economist’ reconocieron los avances de Colombia en inclusión financiera y la estrategia de fomentar el ‘fintech’ para elevar el nivel de bancarización.

El último reporte sobre el asunto (noviembre del 2019) se indica además que la disminución de las restricciones para apertura de cuentas en las entidades financieras, protección de datos, protección al consumidor, educación financiera y transformación digital, el decreto 1357 del 2018 – que regula la financiación colaborativa (‘crowdfunding’) ­ y la inversión de los bancos en ‘fintech’ – han sido claves en el avance de la inclusión financiera doméstica.

Es así como Colombia ocupa el primer lugar en el ‘Microscopio Global’, con 82 puntos, entre 55 países.

El reporte también reconoce los progresos gracias a la gestión de la arenera de la Superfinanciera (ambiente controlado en el que se puedan probar productos o tecnologías que necesitan una adaptación de regulación).

En detalle, se trata de un ‘sandbox’ o banco de pruebas regulatorio, que ofrece la posibilidad a las ‘startup’ operar durante un tiempo limitado, con un número específico de clientes y bajo condiciones consensuadas con las autoridades.

“El mercado empieza a ofrecer necesidades de financiamiento alternativo y la sociedad lo está percibiendo a través de las ‘fintech’”, agrega Rincón.

Los grandes atractivos de las ‘fintech’, en opinión del representante del gremio, son cobertura, experiencia directa con el usuario, trámites simplificados y costos menores.

Según sus cálculos, captar un cliente en el sistema financiero tradicional vale unos 70.000 pesos, más lo que lo que se tiene que cobrar por intereses. “Así difícilmente puede conceder un crédito de 300.000 pesos”, asevera Rincón.

¿Faltan aún capitales?

Por su lado, Edwin Zácipa, conferencista del tema y extimonel de Colombia Fintech, sostiene que se está en un momento interesante de llegada de volúmenes importantes y estratégicos de recursos a las plataformas, pero falta mucho camino por recorrer en cuanto a financiación local.

En su concepto, aún la principal fuente de financiación son los ángeles inversionistas – empresarios que invierten pequeñas sumas a cambio de retorno económico o participación accionaria – lo que estima ‘malo’ y refleja que el negocio está aún en la fase temprana de desarrollo.

“De los más de 90 fondos de capital privado en el país unos 20 son en verdad de capital riesgo y solo dos de ellos han invertido en las ‘fintech’. El 60 por ciento de la industria que sale a buscar financiación tiene dificultades en el medio local y los que lo han logrado ha sido en el extranjero”, según sostiene el experto.

El directivo cree además que sin duda están pasando cosas buenas en las ‘fintech’, pero no hay suficiente dinero para la apalancarlas y no existen esquemas sofisticados y fondos de inversión abundantes.

“No obstante, algunas rondas de financiación individual en el país de algunas firmas se acercan a 5 millones de dólares, lo que hace atractivo el aterrizaje de fondos de capital de riesgo extranjeros”, acota el experto.

“Las ‘fintech’ han permitido que muchos colombianos tengan la oportunidad de acceder a más servicios financieros, de seguros y ‘crowdfunding’, entre otros. Y esa es una de las hipótesis más importantes a la hora de evaluar posibilidades de inversión, pues el país le está apostando a una mayor inclusión financiera como eje de desarrollo”, dice por su parte la presidenta de Silk Banca de Inversión (Colombia), Martha Juliana Silva Nigrinis.

La ejecutiva observa que bancos de la magnitud de Morgan Stanley y Goldman Sachs y fondos de inversión y de capital de riesgo como Triodos, Alpha Mundi, Andressen & Horowitz, Sequoia Capital, Axon Partners, Rise Capital, Mountain Nazca, Village Global y Bamboo Finance han incrementado su portafolio de inversiones en Colombia en este tipo de empresas.

“Sin embargo, al salir al mercado en búsqueda de firmas del sector toman en cuenta factores tales como el modelo de negocio, el equipo directivo y la visión de corto y mediano plazo”, recalca.

Hay diferencias

En medio de lo anterior, un punto de discusión sobre el desarrollo de las ‘fintech’ es si están lo suficientemente reguladas y compiten en iguales condiciones con el sistema financiero tradicional.

A consideración de Rincón, no están desreguladas porque particularidades como los intereses y el ‘factoring’ se rigen por el Código de Comercio, aunque estima que falta normatividad en criptoactivos y ‘blockchain’.

“Tenemos una heterogeneidad entre segmentos regulados y no regulados, pero deber haber un equilibrio por la innovación que manejan las ‘fintech’; no pueden ser medidas con la misma vara de la banca tradicional”, asevera.

Por ello, estima que si se quiere llegar a nuevas audiencias, la estructura regulatoria de la industria debe ser flexible. 

“Hay que concretar el documento Conpes de inclusión y regulación financieras. Sin embargo, sería injusto decir que hay barreras para el desarrollo del ‘fintech’ en Colombia. Lo que se necesita es una política pública que no sea bajo la metodología convencional de inspección”, afirma Erick Rincón, el presidente de Colombia Fintech.

Entre tanto, la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria) ha señalado que los criterios normativos de las ‘fintech’ deben adaptarse a la entrada de nuevos jugadores al mercado de intermediación, así como a las características y desafíos que genera el uso de recientes tecnologías dentro de la oferta de productos y servicios.

A pesar de que conceptúa que el ‘sandbox’ (caja de arena, por el significado en inglés) ha sido una herramienta eficiente de los gobiernos para monitorear la entrada gradual de los agentes al mercado, sostiene que se requieren equipos dedicados en la SFC exclusivamente a ellos, con el fin de que haya consistencia normativa.

Aún así, reconoce el paso adelante que dio el Ejecutivo en regular la financiación colaborativa, a través de la emisión de valores, y la creación del Grupo de Trabajo de Innovación Financiera y Tecnológica (Innova SFC).

Entre las peticiones de los banqueros   también están regulaciones específicas para ‘crowdfunding’, pagos digitales, dinero electrónico, pagos persona a persona y ‘roboadvisor’ (sistema de asesoramiento financiero digital).

Al respecto el superintendente financiero de Colombia, Jorge Castaño Gutiérrez, ha advertido en diversos foros que respaldar las ‘fintech’ no es signo de desregulación o relajamiento de estándares prudenciales. “Hay nuevos riesgos y no los podemos ignorar”, ha señalado el jefe ente del organismo que vela por la estabilidad del sistema financiero, la transparencia del mercado de valores y la protección de los derechos de los consumidores financieros.

Y ha agregado que si bien la innovación trae nuevos riesgos (operacionales, cibernéticos y macrofinancieros), el objetivo principal es mantener la confianza en el sector, y promover la proporcionalidad y neutralidad en la supervisión y la regulación.

Nada extraño al fin de cuentas estas diferencias – según afirma un analista consultado – porque los diagnósticos y la regulación deben ser tan cambiantes como la tecnología de los sistemas que están revolucionando la manera como los usuarios se relacionan con el financiamiento y el ahorro.

Bajo la atención de multilaterales

Todos los cambios de este sector y la manera como están adecuadamente regulados fueron algunas de las razones que llevaron a finales del mes pasado al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) – en alianza con la firma Finnovista – a anunciar el ‘III Fintech Radar para América Latina’.

Por ello, el organismo entregará antes de finalizar  semestre los resultados de una encuesta y un informe actualizado acerca de los principales retos en materia de financiación, regulación, competencia y talento, tendencias y el desarrollo de estas ‘startups’ en la región. 

Colombia ocupa el tercer puesto en Latinoamérica en cuanto a número de ‘fintech’, tras Brasil y México.

Relacionado: ¿Por qué Visa compró la fintech Plaid por US$5.300 millones?

Negocios

Alquería compra la marca Quesos Del Vecchio

Con esta transacción, Alquería continuará la trayectoria de una marca con más de nueve décadas de historia en el país.

Publicado

on

Alquería anunció este viernes el ingreso de Quesos del Vecchio a su portafolio, con el fin de mantener la tradición de una marca que ha estado presente en los hogares de Colombia durante casi 100 años.

El ingreso de la marca a la familia Alquería se da luego de la aprobación de la transacción por parte de la Superintendencia de Sociedades, en el marco del proceso de Ley 116 en el que Quesos del Vecchio se encontraba como consecuencia de los estragos que la pandemia.

Con esta transacción, la empresa dará continuidad a la trayectoria de una marca que cuenta con más de nueve décadas de historia en el país, rescatando decenas de empleos que hoy en día genera Queso Del Vecchio.

“Quesos del Vecchio es una marca representativa y muy querida en el país que, al igual que Alquería, se ha ganado el corazón de los colombianos gracias a su compromiso con la nutrición de las personas, siempre bajo un enfoque de innovación y calidad en cada uno de sus productos”, dijo Rafael Álvarez, gerente general de Alquería. “Entendiendo la difícil situación por la que pasaba la empresa como resultado del impacto de la pandemia, decidimos dar un paso adelante e integrar la marca a nuestra familia”.

El ingreso de Quesos Del Vecchio a Alquería permite a la compañía añadir a su portafolio más de 35 productos en quesos frescos y madurados, al tiempo que impulsará el posicionamiento de esta marca con gran potencial en el mercado nacional. 

Por ahora se confirmó que tras la aprobación de la transacción por parte de la Superintendencia de Sociedades, Alquería avanzará con los procesos finales para el cierre del negocio.

Seguir Leyendo

Negocios

El talento local de Bazzarbog y la Feria de Jóvenes se da cita en La Feria del Hogar

El Pabellón del Emprendimiento de la Cámara de Comercio de Bogotá, ubicado en el pabellón 6 piso 2 de Corferias, es el epicentro del talento local con 210 emprendedores y empresarios apoyados en su proceso de reactivación por la CCB para impulsar las ventas a través de diversas iniciativas.

Publicado

on

Más de 200 emprendedores de Bogotá y la región estarán presentes hasta el 19 de septiembre en el Pabellón del Emprendimiento y Talento Local que la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) tiene en la Feria del Hogar, con stands financiados 100% por la entidad, esto con el propósito de que los emprendedores y empresarios continúen con su proceso de reactivación económica.

Los visitantes encontrarán lo mejor de la gastronomía, prendas de vestir, salud y belleza, hogar y decoración, tecnología, construcción, mascotas, transporte, joyería, entre otros. 

La CCB seleccionó a un grupo de empresarios, que ya venden sus productos en la plataforma virtual de la Cámara, Bazzarbog, y jóvenes elegidos en el marco de la Feria de Jóvenes Empresarios, así como de la iniciativa Migración Productiva, que ayuda a emprendedores retornados colombianos y venezolanos que forman parte de la iniciativa, a través del acompañamiento personalizado de expertos se hará la creación de una ruta de servicios para las necesidades de esta población.

Nicolás Uribe Rueda, presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá, afirmó que “esta Feria ratifica una vez más el compromiso que tenemos con los emprendedores en la que participan de manera gratuita en uno de los eventos feriales más destacados del país. Con ello, contribuimos al impulso de sus ventas, a la generación de empleo y a los ingresos de cientos de familias”.

Algunos de los emprendimientos

Uno de los emprendimientos es Sublime. Según Nicolas Gómez, su representante, la firma empezó hace años como una empresa enfocada a muebles de diseño industrial a manos de su hermano, que tiene esta profesión.

“Un día él vio un bolso que mezclaba cuero y madera en su fabricación y quiso hacer algo con esa inspiración. En ese proceso me involucré y nos enamoramos de los bolsos y la marroquinería. Gracias a esto entré a estudiar en la Escuela de Artes y Oficios Santo Domingo. Como iniciamos sin mucho conocimiento nos propusimos mejorarlo al punto en que estamos actualmente”, cuenta Gómez, y explica que gracias a la pasión de su hermano por la madera y de él por el oficio del cuero nació Sublime Wood & Leather.

La empresa, registrada como Sublime Art & Design hace unos seis años en la Cámara de Comercio de Bogotá, dio su giro hace tres hacia estos nuevos productos en cuero y madera. Actualmente su modelo de negocio se centra en venta por redes sociales como Instagram con envíos a todas las ciudades de Colombia

“La CCB ha estado en todo el proceso. Nos vinculamos a Bazzarbog, allí conocimos la convocatoria para la Feria del Hogar, aplicamos y logramos el stand. Sin duda la marca es una antes y otra después de la Feria, el producto ha gustado e incluso debimos acelerar la producción para alcanzar la demanda. Sin duda seguiremos de la mano con la Cámara en la oferta de cursos y asesorías”, cuenta.

La empresa está en planes de abrir su página web para comercio digital y se puede conocer más de ellos en Instagram en @sublimeleather

Otro de los emprendimientos en este pabellón es Le Lierre Joyas. en palabras de Dorys Guaje González, su representante, esta empresa, fundada en 2013, se dedica al diseño y elaboración de toda clase de joyas. Su principal diferenciador es que las piezas son exclusivas y únicas.

Lea también: Arranca campaña para impulsar el consumo de productos colombianos

Guaje cuenta que durante la feria han tenido una buena acogida, incluso teniendo en cuenta que dentro de este encuentro hay una amplia oferta de joyería.  Sobre el acompañamiento de la CCB, la representante explica que ha sido un gran apoyo para su empresa. “Estamos vinculados con ellos hace mucho tiempo gracias a los talleres, tutorías. Tuvimos la posibilidad de exponer nuestros productos en Bazzarbog, y ahora en este espacio que es clave para que nos conozcan”.

Actualmente se puede contactar a la marca en Facebook como Le Lierre Joyas, en Instagram como @lelierrejoyas, y esperan abrir un portal web en el mes de octubre.

Un ejemplo de empresa orientada a la alimentación saludable con productos de alta calidad es Oleaginosas Colombia SAS. Alberto Polanía Palencia, el ingeniero al frente del desarrollo, indica que la firma se dedica a la transformación de semillas oleaginosas en productos terminados con valor agregado, es decir convertir las oleaginosas, como sacha inchi y Cacao de cultivos orgánicos, en nuevos elementos.

“Como su nombre lo indica las oleaginosas se componen de aceite, por ejemplo, en el caso del sacha inchi tiene altos contenidos de omega 3 y 6, ácidos grasos esenciales que el cuerpo necesita. En el caso del cacao su composición de flavonoides, antioxidantes, vitaminas, minerales es importante, incluso logramos una mezcla de ambos”, explica el ingeniero Polanía.

Los productos que ofrecen van de semillas tostadas con aire caliente sin aditivos, conservantes o preservantes, la fabricación de harinas con alto nivel de proteínas con los restantes de descascarar las frutas, la extracción de cualquier aceite de semillas oleaginosas, como moringa, piñones, soya, pistacho, maíz, semillas de girasol, etc., hasta la fabricación de los equipos para este tipo de transformación de oleaginosas. “El apoyo de la Cámara de Comercio de Bogotá ha sido muy positivo en el sentido en que nos permite, por ejemplo, estar en espacios como este sin costo, ese tipo de ayudas es un gran apoyo, más la gran oferta en capacitación, que muchas veces por desconocerlos se desaprovecha. Hay una gran cantidad de ayudas que todos los emprendedores deberíamos aprovechar de la Cámara”, finaliza el ingeniero Polanía. Estos productos se pueden conseguir en www.oleaginosascolombia.com

Seguir Leyendo

Negocios

Almacenes La 14 empieza su liquidación judicial

En los últimos cuatro años las ventas de Almacenes La 14 se redujeron en la mitad, pasando de $1,64 billones en 2016 a $781.202 millones en 2020.

Publicado

on

La Superintendencia de Sociedades, a través de la Delegatura de Procedimientos de Insolvencia, decretó la apertura del proceso de liquidación judicial de Almacenes La 14 y Calima Desarrollos Inmobiliarios S.A., unos procedimientos regulados por la Ley 1116
de 2006.

De acuerdo con la entidad, estas sociedades habían sido admitidas al proceso de reorganización empresarial previsto en la misma Ley 1116 de 2006, el pasado 11 de febrero de 2021, bajo el supuesto de incapacidad de pago inminente. No obstante, el 23 de julio de 2021, las sociedades solicitaron la terminación del proceso de reorganización y la apertura del proceso de liquidación judicial.

Lea también: El emprendedor que le lanza un salvavidas a Almacenes La 14

Dentro de los procesos fue designado como liquidador el abogado Felipe Negret, quién será el
encargado de adelantarlos de manera coordinada, según las órdenes del Juez del Concurso.
La liquidación judicial de la Ley 1116 de 2006, persigue la pronta y ordenada liquidación, buscando el mejor aprovechamiento del patrimonio del deudor.

En ese momento, fuentes cercanas al proceso le confirmaron a Forbes que “la situación es difícil”. De hecho, confirmó que el representante legal puso de manifiesto ante “la Supersociedades la iliquidez de la sociedad ante la falta de apoyo del sector financiero, la indecisión de fondeo de los inversionistas y el acompañamiento de proveedores”.

Almacenes La 14 logró en 2020 ingresos operacionales por $781.202 millones, que se tradujo en una caída de -19,57% en comparación con 2019. Asimismo, sus ventas cayeron más de 52%, desde 2016, pues en ese año alcanzó $1,64 billones.

Seguir Leyendo

Negocios

Colombia sí tiene cura y está en el Valle del Cauca

La empresa Leukoplast produce, desde Yumbo en el Valle del Cauca, cerca de 450 millones de curas al año. La fábrica es la segunda más importante del mundo para la multinacional Essity y sus productos se exportan a 25 países.

Publicado

on

Estados Unidos y Europa han vacunado contra el Covid-19, en promedio, al 52% y al 24% de su población respectivamente, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Desde que la vacunación inició, en los medios de comunicación y redes sociales quedó en evidencia un detalle que en Colombia no se replica, y es que en ambas regiones se usan curitas para cubrir la zona en la que se inyecta el fármaco.

Curiosamente un gran porcentaje de esas curitas provienen de Yumbo, en el Valle del Cauca, y son producidas por la empresa Leukoplast, filial de la multinacional Essity. En los últimos cinco meses, de acuerdo con cifras de la compañía, se han exportado desde Colombia más de 100 millones de curas; Alemania, España e Italia han sido sus principales receptores.

El hecho marca un hito para la empresa, pues su catálogo de curas fue relanzado hace apenas seis meses y la calidad de la producción local ya fue destacada por la multinacional sueca, que nombró recientemente a la planta de nuestro país como su ‘Centro de excelencia en producción’.

Esta distinción consolida a la planta de Yumbo como uno de los principales puntos de manufactura de Essity en el mundo y a Colombia como su segundo mercado más importante en Latinoamérica, después de México. Al año la planta produce 3,2 millones de metros cuadrados de dispositivos médicos (esparadrapos, cinta microporosa, vendas) y 450 millones de curitas; el 85% de ellas se exportan para abastecer la demanda mundial. Filipinas, por ejemplo, recibe las curitas colombianas aún cuando China está geográficamente más cerca.

Para Bernardo Tello, director del Centro de Producción de Yumbo, el éxito de la producción colombiana tiene como base la calidad. “El volumen que producimos nos ha hecho entrar en un ‘círculo virtuoso’ de absorción de costos fijos que nos permite tener precios más bajos que en otros países sin poner en riesgo el producto”, explica.

Durante el paro nacional del 2021, que tuvo su momento más álgido entre abril y mayo, la producción cayó como consecuencia de las protestas, que se agudizaron en esa región. Uno de los puntos de concentración de los manifestantes estaba a menos de un kilómetro de la planta, lo que derivó en que ahora tenga que trabajar en turnos extra para suplir la alta demanda que proviene de 25 países.

Una historia de 120 años

La marca alemana Leukoplast nació hace 120 años y es conocida a nivel mundial por ser pionera en productos para el cuidado hospitalario y doméstico de las heridas. En 1901 su fundador Oscar Troplowitz desarrolló el primer esparadrapo autoadhesivo del mundo. A Colombia llegó en 1974 con la apertura de su planta de 11 millones de metros cuadrados en Yumbo y en 2017 fue adquirida por Essity.

Actualmente la planta genera 125 empleos directos y tiene cerca de 200 proveedores de insumos, de los cuales 140 son locales. Allí se integran todas las áreas de producción de los dispositivos adhesivos de Essity, lo que deriva en que de los siete días de la semana solo permanezca cerrada uno. El resto del tiempo el lugar no descansa.

Esto, explica Tello, porque a raíz de los bloqueos y la crisis sanitaria la demanda es más alta. También, se debe a que la marca decidió reinventarse durante la pandemia y apostar por nuevos canales de venta, especialmente al canal de consumo masivo pues actualmente el 65% de sus ingresos provienen de las ventas al sector hospitalario, en el que es número uno. “Durante el primer semestre de 2021 las ventas crecieron 53% respecto al año anterior en consumo masivo. Estamos en 20.000 puntos de venta en todo el país y solo las curas pesan 26% en las ventas de ese canal”, explicó Paola Cantor, directora general para Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela de Essity.

Essity fue noticia este año porque adquirió otra porción importante de acciones (44%) en el Grupo Familia, quedando como el accionista mayoritario de esta multilatina colombiana. Esto muestra el compromiso de la firma con la inversión en el país.

¿Puede el mercado de las curitas mover tantos números? Lo cierto es que sí. Su importancia es tal que Essity, que tiene marcas globales como Nosotras y Tena, invierte en su planta de curitas en Colombia cerca de 4.500 millones de pesos anuales en tecnología, infraestructura y seguridad.

Esa inversión, entre otras cosas, se destina en un gran porcentaje a desarrollar innovaciones alrededor de las tradicionales curas. Este año, por ejemplo, la marca lanzó en septiembre su ‘Hero edition’, con Batman y la Mujer Maravilla como protagonistas, en un esfuerzo por conquistar a los usuarios más jóvenes. También para enero preparan el lanzamiento de curas transparentes ultrarresistentes al agua.

“La gente no lo sabe, porque en el canal masivo suele haber menos información, pero producimos curas en forma de estrella, que se adaptan a los codos y rodillas, otras que son una especie de triángulo, para los dedos, redondas, cuadradas, etc. De acuerdo con el comportamiento actual y las perspectivas en el mercado local, esperamos crecer un 93% en nuestro portafolio de curas este año”, puntualiza la directora para la región, Paola Cantor.

Calidad Global

Aún con una pandemia de por medio, el de Colombia es un caso de éxito que desde la casa matriz de Essity se ve con gran potencial, explican los directivos. En los meses de aislamiento la planta contó con una estrategia de funcionamiento que permitió que a la fecha ninguno de sus empleados esté aislado o en cuarentena. “De base siempre hemos tenido protocolos estrictos de desinfección para entrar a las zonas de producción, por lo que en realidad no cambió mucho a situación con el Covid”, dice el director de la planta.

Y es cierto. En una visita que Forbes realizó al lugar se evidenció cómo por ejemplo es necesario usar gorros, tapabocas, guantes, batas, protectores para los oídos, entre otros elementos.

Sumado a esto, muchos procesos están automatizados y algunos puestos de trabajo requieren de poco personal. En las áreas de mayor flujo de empleados, como las áreas de control de calidad, sellado y empaque, la compañía optó por modelos de distanciamiento y turnos rotativos que evitan el contagio del virus al máximo. Además, dispositivos como celulares y otros contaminantes, y distractores, están prohibidos en los puestos de trabajo.

Con este panorama, los precios competitivos, la mano de obra y la calidad que han convertido a las curas colombianas en las favoritas del mundo centran la atención del corporativo, por eso se espera que este año la planta adquiera nuevas y mejores máquinas. La meta, indica Tello, es que la demanda continúe creciendo y que más países se sumen a la lista de naciones que reciben los productos ‘made in Colombia’.

“En este momento estamos en un proyecto de relanzamiento que estamos enviando a Estados Unidos. Van a llegar nuevos equipos que ya están en proceso de importación y seguimos con el proceso de ganar nuevos mercados. Iniciamos exportaciones a Brasil y estamos intentando penetrar el mercado argentino. Esto nos abrirá a mayores volúmenes, mayores puestos de trabajo y mejor reconocimiento para la planta de Cali”, menciona.
“Como marca tenemos la expectativa de ser líderes del mercado en los próximos cinco años en el segmento de curas, y conservar el liderazgo que ya tenemos en los segmentos de esparadrapo y fijación”, agregó la CEO.

Seguir Leyendo

Negocios

Exministra Maria Fernanda Suárez es la nueva presidente de Accenture en Colombia

Llega en reemplazo de Marco Ribas, quien asumirá un nuevo rol dentro del equipo de Liderazgo de Accenture en América Latina.

Publicado

on

Accenture ha anunciado que María Fernanda Suárez Londoño asumirá el cargo de Presidente de Accenture en Colombia, en reemplazo del brasilero Marco Ribas, quien asumirá un nuevo rol dentro del equipo de Liderazgo de Accenture en América Latina.

Suárez tiene más de 25 años de experiencia en los sectores público y privado. De 2018 a 2020, fue ministra de Minas y Energía de Colombia. En este cargo, fue el artífice del plan de transición energética del país, que llevó la electricidad a medio millón de colombianos por primera vez. Además, dirigió su equipo para diseñar y ejecutar un plan piloto de exploración de yacimientos no convencionales en Colombia, estableciendo una estrategia energética diversificada a largo plazo para el país.

Siga la información de Negocios en nuestra sección especializada

Anteriormente, María Fernanda dirigió un plan de eficiencia y transformación como Directora Financiera Ejecutiva y de Estrategia en Ecopetrol, una de las mayores empresas de América Latina. Su dirección estratégica situó a la empresa entre los actores más eficientes del sector del petróleo y el gas en Colombia. Ocupó puestos de liderazgo en el Ministerio de Hacienda, el Fondo de Pensiones de Porvenir, Citibank y Bank of America. Actualmente es miembro de las juntas directivas de la Organización Corona y Corficolombiana, y anteriormente formó parte de las juntas directivas de ISA, Isagen, Cenit y Ocensa.

 Como destacada líder femenina en Colombia, María Fernanda encuentra su propósito en liderar programas de igualdad de género y diversidad. En Ecopetrol, encabezó un programa para aumentar el número de mujeres líderes en la plantilla en todos los niveles de la empresa. Fue seleccionada por el Consejo de Energía de la Mujer, para integrar The Global Female Influencer 275, una comunidad que reúne a mujeres líderes inspiradoras en las industrias del petróleo, el gas y la energía de 42 países.

María Fernanda tiene un máster en Gestión Política por la Universidad de Georgetown en Washington D.C., Estados Unidos.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado