Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Forbes Women

Equidad de género, ciencia y sostenibilidad, los retos

Este 11 de febrero se celebra el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, a propósito en Medellín se realiza el foro MET.

Publicado

on

¿Cuántos hombres solicitan el permiso de paternidad? ¿Cuántas niñas estudian Física o Matemáticas? ¿Cuántas mujeres dejan su trabajo para cuidar de sus hijos? Por desgracia, vivimos en una sociedad llena de brechas como la inequidad de género, uno de los principales retos de la actualidad.

Empecemos por aclarar que la equidad de género es un derecho que comprende la igualdad de oportunidades para sumar ideas y capacidades que afronten los desafíos de la humanidad, y no se logrará hasta que todas las personas reciban un trato justo.

Lea también: En el emprendimiento es importante que las mujeres se crean el cuento

Hay un largo camino por delante. Son evidentes las desigualdades entre hombres y mujeres en el acceso a la educación, la salud o a los cargos de poder, así como en la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM), donde la brecha de género es especialmente acentuada.

A pesar del aumento de la participación de niñas y mujeres en dichos campos, siguen encontrando barreras para poder desarrollarse en los mismos. Ello explica que menos del 30 % de los investigadores científicos del mundo sean mujeres.

Es esencial sumar acciones para promover la participación de las mujeres y las niñas en la ciencia. A este respecto, es notable el esfuerzo de la comunidad internacional en los últimos años. En 2015 la ONU proclamó el 11 de febrero Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, «reconociendo quelas mujeres y las niñas desempeñan un papel fundamental en las comunidades científica y tecnológica y que su participación debería reforzarse».

La fundación MET Community y BBVA Colombia se unen a esta causa, y este año celebran dicho día, en Medellín, su tradicional ForoMET-BBVA para reconocer e impulsar el crucial rol de mujeres y niñas en sectores como la ciencia y la tecnología.

Equidad de género y sostenibilidad

Cuando hablamos de sostenibilidad nos referimos a un desarrollo equitativo que permita a las mujeres participar en todos los entornos (sociales, económicos y políticos) en igualdad de condiciones y derechos. La equidad de género es fundamental para el desarrollo sostenible.

Lea también: Diez consejos clave para las mujeres emprendedoras

La ONU señala que las mujeres tienen una acentuada vocación y preocupación por el desarrollo social tanto a la hora de adoptar decisiones políticas y familiares como financieras. En los países en desarrollo, las mujeres son más vulnerables a los efectos del cambio climático porque un alto porcentaje de las mismas se ocupan de garantizar a sus familias la disponibilidad de agua, alimento, calefacción, cuidados sanitarios y protección, y dicha tarea se hace especialmente ardua en regiones azotadas por la pobreza y los cambios en el clima.

Equidad de género, ciencia y sostenibilidad

Difícilmente podemos hablar de sostenibilidad sin hablar de ciencia y de equidad de género, pues las dos últimas son vitales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Son muchas las entidades internacionales que se suman a este propósito. Es el caso de Masdar (EAU), que instituyó el Premio Zayed a la Sostenibilidad para galardonar cada año la sostenibilidad y las soluciones humanitarias en el mundo. Este año ha ganado Patricia Altuve, una niña que representa a una escuela de La Guajira (Colombia) con un proyecto de energías limpias y de aprovechamiento del agua.

En definitiva, empoderar a las mujeres y niñas y apoyarlas en las materias STEAM tiene un efecto multiplicador que promueve la sostenibilidad, el crecimiento económico y el desarrollo social y ambiental.

Contacto:
LinkedIn: Yanire Braña
*La autora es presidente y fundadora de la organización internacional MET Community

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Publicidad

Forbes Women

‘Nos hemos quedado cortos para tener equidad en los puestos de trabajo’

Elisa Sotomonte, vicepresidente Financiera y Cadena de Abastecimiento de Alianza Team y miembro de la junta directiva de la Andi, habla con Forbes sobre el papel de la mujer en la sociedad, los retos en materia de cierre de brecha de género y cuál debe ser la hoja de ruta.

Publicado

on

A la junta directiva de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), que se llevó a cabo el jueves de la semana pasada, llegaron tres nuevas mujeres. Su asistencia, ‘inédita’ como lo llamaron hace un par de días desde el gremio, abrió paso para que a partir de ahora las mujeres tengan mayor participación en la Asociación y aceleren el cierre de brechas de género en el mundo empresarial.

Dentro de un grupo de 50 aspirantes, de por lo menos 30 grandes empresas del país, la junta designó a Ana Milena López, a Catalina Escobar y a Elisa Sotomonte, quienes se desempeñarán en el cargo durante un año. “Se busca fortalecer las políticas de equidad de género en las organizaciones que hacen parte de la Andi y contar con el beneficio que implica tener mujeres en los órganos de la más alta dirección”, dijo Bruce Mac Master, presidente de la Andi.

Lea también: ‘La inclusión de la mujer en todas las áreas del país es fundamental’

Sotomonte, quien es la vicepresidenta financiera y de cadena de abastecimiento de Alianza Team, habló con Forbes sobre lo significa llegar a la junta, los retos que se vislumbran al corto y mediano plazo y las tareas que tiene pendiente Colombia en materia de cierre de brecha de género.

¿Qué significa llegar a la junta directiva de la Andi?

Las mujeres tenemos un papel fundamental en el mundo empresarial. Aportamos dinamismo y organización a una empresa y ese hecho está siendo valorado a nivel corporativo. Este año, por ejemplo, según un estudio desarrollado por el Centro de Estudios en Gobierno Corporativo del Cesa se registró un incremento en la participación de mujeres en las juntas directivas, señalando que 138 mujeres (18,7%) ocupan este cargo. Aunque hay grandes esfuerzos para equiparar la balanza, todavía hay un largo camino que recorrer. 

Por eso, veo este nombramiento como un reconocimiento al rol de las mujeres en el mundo empresarial. Es una clara evidencia del compromiso que tiene la Andi con la equidad de género.

¿Qué tareas u objetivos tienen pendientes ahora que llegan tres mujeres a la junta directiva de la Andi?

Estamos pasando por un momento con muchas particularidades, la pandemia nos ha dejado muchos desafíos que debemos atender conjuntamente sector privado y público. Estos meses han sido muy desafiantes para nuestro país y somos conscientes de que desde el sector empresarial e industrial debemos seguir aportando al cierre de las brechas que profundizó el covid-19. Por eso nuestro compromiso es con Colombia, con la generación de empleo y con seguir avanzando en una reactivación segura.

¿Cómo se trabaja el empoderamiento femenino en Alianza Team?

En Alianza Team estamos comprometidos con este tema. En nuestro equipo directivo contamos con dos mujeres que son parte activa de la coordinación y dirección del negocio. Además, en las plantas el 30% son mujeres, aspecto fundamental para nosotros, entendiendo la vocación industrial de la compañía. Por otra parte, el personal administrativo está compuesto en un 45% por mujeres.

En Alianza Team contamos con tres programas en los cuales apoyamos el empoderamiento femenino. El primero de ellos consiste en realizar cursos a las esposas de nuestros colaboradores en plantas para que se capaciten en la creación y desarrollo de emprendimientos y microempresas. Esta iniciativa tiene el objetivo de impulsar a las mujeres para que puedan generar sus propios ingresos y aportar a sus hogares, en últimas esto se traduce en su empoderamiento financiero.

El segundo programa es una red de apoyo entre mujeres, el cual tiene el objetivo de empoderar a las mujeres de las plantas y elevar su visibilidad en las operaciones, demostrando que tienen las mismas capacidades profesionales que un hombre y que si entre mujeres se apoyan crean redes de trabajo fuertes. Tenemos también un programa enfocado en formar a nuestras colaboradoras de las plantas en habilidades blandas. Se ha identificado que cuando las madres trabajadoras tienen un equilibrio en los diferentes aspectos de la vida, esto ayuda a que haya hogares más sanos. El propósito de esta iniciativa es formar a las mujeres en ser líderes en sus comunidades.

¿Cuál debe ser la línea que debe seguir el país en materia de cierre de brecha de género y mayor diversidad? ¿Por qué es urgente?

En el país se han desarrollado algunas iniciativas al respecto, sin embargo, nos hemos quedado cortos para tener equidad no solo en puestos de trabajo sino en compensación . En ese sentido, han sido las empresas las que en este momento han liderado la conversación y han generado más políticas y programas para el empoderamiento femenino, la presencia de las mujeres en roles directivos, y su crecimiento profesional, sin desconocer los entornos personales. Hay mucho en lo cual debemos seguir trabajando como sociedad, inclusive desde la formación escolar.

¿Cómo las juntas directivas con mujeres se vuelven más competitivas? ¿Eso genera mayor productividad?

No es nuevo el aporte del capital femenino en las empresas. Existen diferentes estudios que demuestran cómo el liderazgo femenino tiene excelentes resultados, tanto para los gobiernos como para las compañías. Como mujeres tenemos un sentido de organización y de priorización que nos permite realizar varias tareas a la vez, optimizando mejor el tiempo, por consiguiente, llevando a la empresa a ser más productiva.    

Debemos evolucionar en el debate que rivaliza a las mujeres contra los hombres, o en la búsqueda de la superioridad de uno de los dos géneros. Es momento de pensar en una verdadera construcción colectiva de la sociedad en la que todos aportan y se ayudan, es claro que hay unas cosas que se le facilitan más a las mujeres y otras a los hombres, tenemos estilos de liderazgo diferentes, por eso debemos trabajar para completarnos y no para excluirnos.

La diversidad impulsa y promueve la innovación. Contar con equipos en donde la diversidad sea la protagonista y con amplio espacio para las mujeres se traduce en diferentes maneras de pensar en las diferentes realidades que existen. La diversidad le da un matiz más amplio a las conversaciones y a los espacios de co-creación.

Gracias a la diversidad podemos trascender nuestras diferencias y unirnos para hacer cosas que realmente generen impacto, aprovechar el potencial que aporta diferentes ópticas y diferentes realidades, allí podremos hacer mejores cosas para nuestro país.

Siga toda la información de negocios en Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Forbes Women

‘La inclusión de la mujer en todas las áreas del país es fundamental’

Catalina Escobar, empresaria y creadora de la Fundación Juanfe, habla con Forbes a propósito de su llegada a la Junta Directiva de la Andi. Dice que trabajará por el cierre de brechas, la diversidad y un país más justo.

Publicado

on

A partir de hoy, tres mujeres, líderes en sus diferentes sectores y con un amplio bagaje en la ejecución de estrategias dentro de sus organizaciones, llegan a ocupar una silla en la Junta Directiva de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi). Fueron seleccionadas dentro de un grupo de 50 aspirantes y se integran al gremio para fortalecer las políticas de equidad de género en las organizaciones y dar una nuevo aire al gremio.

Las personas designadas para esta nueva tarea son Ana Milena López, vicepresidente de Finanzas, Estrategia y Nuevos Negocios de Cenit, filial de Ecopetrol; Elisa Sotomonte, vicepresidenta financiera y de cadena de abastecimiento de Alianza Team; y Catalina Escobar, miembro de la junta de Acesco, empresaria y creadora de la Fundación Juanfe. Las tres, en conjunto, apuestan por hacer de la Andi un gremio más productivo, con mejores prácticas y mayor diversidad.

Lea también: Mujeres poderosas | Catalina Escobar

Escobar, quien fue seleccionada por Forbes Colombia como una de las 50 mujeres más poderosas del país, habla precisamente sobre su llegada a la Junta Directiva, los retos que ve a corto y mediano plazo y la necesidad de buscar un país más justo y equitativo. Por eso advierte que es hora de que más mujeres alcen la mano para construir un país más diverso.

¿Qué significa llegar a la Junta Directiva de la Andi?

Lo primero y lo más importante es que los temas de equidad de género a nivel empresarial son muy importantes. Hay una enorme evidencia global que dice que cuando las mujeres ocupan cargos directivos, juntas directivas, posiciones de liderazgo, son miembros de los parlamentos o tiene cargos públicos relevantes, hacen que los países sean más prósperos. Las empresas más productivas hacen que haya menos corrupción. 

En este momento la Andi, bajo el liderazgo de su presidente Bruce Mac Master, reúne a todos los empresarios más importantes y habla de las decisiones más relevantes en materia económica. Los gobiernos siempre consultan a la Andi en temas tributarios y Bruce tiene un compromiso ciego de incorporar a tres mujeres para que el gremio sea más productivo. Un grupo que se llama el Club del 30% ha demostrado que cuando una junta directiva está conformada por el 30% de mujeres es más productiva.

Lea también: Cambios directivos: llegan tres mujeres a la Junta Directiva de la Andi

Yo creo que lo más importante es apoyar con mis contribuciones. Llevo 20 años en lo que llamo la economía humanizada y estoy escribiendo un manifiesto que se llama “La promesa social”. A mí me encanta el capitalismo, no hay mayor generador de riqueza que el capitalismo, pero como dice el famoso autor del ‘Capitalismo consciente’, Raj Sisodia, se trata de hacerlo sostenible.

¿Con la llegada de ustedes tres cómo queda conformada la Junta Directiva de la Andi?

La junta es representada por los principales empresarios del país, las filiales y las cámaras como Fedemetal. Son 35 miembros más las tres mujeres que entramos este año a la junta.

Usted hace parte de la organización ‘Women in Connection’. ¿Se tiene calculado cómo aumenta la competitividad en la junta directiva con la presencia de mujeres?

Women in Connection se monta porque nosotras nos sentimos muy comprometidas y es una preocupación que la mujer no ha sido tenida en cuenta en todas las áreas del desarrollo del país. Queremos elevar la posición de las mujeres porque coincidimos que la inclusión de ellas en todas las áreas es fundamental.

La mujer está muy rezagada. En Colombia, tenemos inclusive las peores estadísticas de abuso sexual. Ese es un entorno de violencia. Por eso nuestro tema es elevar el argumento. Colombia es típicamente machista y las mujeres tienen pocas posibilidades. Además las mismas mujeres son machistas, entonces tenemos muy poca posibilidad de lograr un sano crecimiento.

Hace unos años me hicieron una entrevista en CNN y me preguntaron: ¿qué es lo más duro y difícil que ha vivido en estos años de trabajo? Les respondí que si alguien realmente quiere ser una persona en desgracia en Colombia debe nacer mujer y si quiere que le vaya peor sea afro o sea rural. Crecer en Colombia como niña en esas condiciones disminuye sus posibilidades de desarrollar sus oportunidades.

Ese es nuestro trabajo: tratar de llegar con estos discursos. A mí, personalmente, no me gusta el feminismo pataletudo; me gusta el feminismo con argumentos porque no se trata de tener a las mujeres en contra de los hombres; se trata de que las mujeres incluyan a los hombres en la conversación. 

Si bien hay barreras por romper, es claro que hay casos de éxito como el suyo. ¿Cómo ha logrado llegar hasta este punto de su carrera?

Lo primero y más importante se llama determinación y decisión de liderar. Liderar es una decisión. Imagínese que una mujer llegue a una posición de liderazgo de una multinacional. Eso tiene mucho valor. Yo monté una entidad sin ánimo de lucro, donde me ha tocado liderar desde un ángulo totalmente diferente.

La Fundación Juanfe ha roto todos los paradigmas. Por ejemplo, en abril la Bolsa de Valores de Colombia cambió sus estatutos y lo hizo por unanimidad para que por primera vez en la historia entrara al mercado una entidad sin ánimo de lucro. Que nosotros estemos en bolsa, significa que nos estamos abriendo camino. Esas son posibilidades para que otras entidades sin ánimo de lucro tengan cómo financiarse. Liderar y llegar hasta acá es producto de tener una decisión profunda, porque mi trabajo merece la pena en la medida en que se le da dignidad a la gente más humilde. 

Lea también: Riqueza mundial se está moviendo a manos de mujeres

Lo otro importante es el impacto social. Hace 20 años, Colombia tenía una mortalidad infantil muy alta y sin ninguna intervención de la política pública. En ese contexto se trata de ser contundentes al hablar de impacto social. Todas las intervenciones que hacemos en la Fundación Juanfe son muy rigurosas: queremos ser de alto impacto, queremos realmente mostrarle al país que cuando una entidad sin ánimo de lucro se maneja como una empresa, también puede maximizar el valor. Para nosotros, el valor está en las personas.

¿Cómo ve la industria y qué desafíos tiene de cara a la recuperación?

Voy a ser muy franca. El país no va a tener una recuperación rápida hasta que no estén dadas las condiciones para cambiar el comportamiento de las personas. Cuando se habla de Medellín lo primero que le dicen es que es la ciudad más educada. Medellín es de las ciudades de mayor prosperidad de Colombia, donde están los grandes grupos. La política pública de primera infancia arrancó en Medellín. Es la ciudad de los mayores emprendimientos.

Y ahora hablaré de Cartagena, una ciudad industrial gracias a Reficar, pero es la tercera ciudad de mayor generación de pobreza. Acá es donde no existe la institucionalidad.

¿Cómo es posible que cuando hacemos los estudios encontremos que Medellín duplica a Cartagena en abuso sexual? Eso lo que quiere decir es que el gobierno y las empresas no entran a trabajar a nivel de comportamiento de sus empleados de la empresa. Las empresas están desconectadas de la realidad.

El gobierno radicó una nueva propuesta de reforma tributaria, ¿Cuál es la lectura?

Converge absolutamente todo: el tema de los jóvenes, de las empresas y de lo social. Es una ley más incluyente.

El gobierno lo llama Proyecto de Inversión Social que involucra varios temas como austeridad del gobierno que representa $1,9 billones; un plan concreto para enfrentar a los evasores de impuestos que representará un recaudo de $2,7 billones; no tocar clase media por el impuesto de renta; hay un enfoque en el empleo para jóvenes de 18-28 años; se plantea educación gratuita y matrícula cero; además busca reducir la deuda colombiana y pone atención al desafío social y a los afectados por la pandemia.

Es un proyecto de 35 artículos, corto y concreto salido de toda una convergencia de país a través de las regiones, actores sociales, empresariales, academia y líderes sociales.

¿Cuál sería ese mensaje clave a propósito de su llegada a la Junta?

Simplemente me siento muy honrada y muy emocionada. Me siento mucho más influyente, porque al final de cuentas mi trabajo es el propósito de país. Vengo a defender unos argumentos, para que finalmente el país con mi propósito y mis aportes tenga mayor inclusión. Vengo a defender el propósito de país, el derecho que tiene las personas de ejercer su ciudadanía de manera equitativa y justa.

Siga toda la información de negocios en Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Forbes Women

Cambios directivos: llegan tres mujeres a la Junta Directiva de la Andi

Se trata de Ana Milena López, vicepresidente de Finanzas, Estrategia y Nuevos Negocios de Cenit (filial de Ecopetrol), Catalina Escobar, empresaria y fundadora de la Fundación Juanfe y Elisa Sotomonte, vicepresidenta financiera de Teams Foods.

Publicado

on

De izquierda a derecha: Ana Milena López, vicepresidente de Finanzas, Estrategia y Nuevos Negocios de Cenit (filial de Ecopetrol), Elisa Sotomonte, vicepresidenta financiera de Teams Foods y Catalina Escobar, empresaria y fundadora de la Fundación Juanfe | Foto: Tomada de la Andi.

La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) nombró este miércoles a tres mujeres empresarias quienes integrarán a partir del próximo 22 de julio su Junta Directiva. Se trata de las ejecutivas Ana Milena López, son Catalina Escobar y Elisa Sotomonte, que se desempeñarán en el cargo durante un año.

La Andi calificó como una ‘decisión inédita’ a nivel gremial en materia de equidad de género, pues los tres cupos serán ocupados exclusivamente por mujeres, que se sumarán a las elegidas mediante los mecanismos tradicionales de participación.

“Nos sentimos orgullosos de esta decisión histórica que se suma a todas las acciones en términos de equidad de género que desarrolla la Andi, con la cual continuamos avanzando en el impulso de cerrar las brechas de género en nuestro país”, dijo Bruce Mac Master, presidente de la Andi. “Con esto se busca fortalecer las políticas de equidad de género en las organizaciones que hacen parte de la Andi y contar con el beneficio que implica tener mujeres en los órganos de la más alta dirección”.

Lea también: Estas son las mejores empresas en equidad de género del país, según el Ranking PAR

La selección se hizo de acuerdo con la decisión que se tomó en marzo de este año, de crear tres cupos exclusivos para mujeres de manera permanente y obligatoria. Para su elección, se analizó más de 50 perfiles de ejecutivas de más de 30 empresas del país.

¿Quiénes son las mujeres designadas?

Ana Milena López es actualmente la vicepresidente de Finanzas, Estrategia y Nuevos Negocios de Cenit, filial de Ecopetrol. Es economista de la Universidad de Harvard y tiene un MBA en Finanzas de Columbia Business School. Hizo parte de las Juntas Directivas de Ecopetrol, la Financiera de Desarrollo Nacional, ISA e Isagen. Así mismo, fue la directora de Crédito Público y del Tesoro Nacional del Ministerio de Hacienda entre 2015 y 2017.

Catalina Escobar, por su parte, es miembro de la junta de Acesco, empresaria y fundadora de la Fundación Juanfe, que busca e romper los ciclos de pobreza de madres adolescentes marginadas. A su vez, Elisa Sotomonte es la vicepresidenta financiera y de cadena de abastecimiento de Team Foods desde el 2013. Trabajó en la Organización Corona durante 16 años, donde se desempeñó en los cargos de Gerente de Planeación Financiera y Control Corporativo y Jefe de Planeación Financiera.

Siga toda la información de negocios en Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Forbes Women

La colombiana que pasó de la natación artística a ser una científica de élite en el mundo

Juliana Arbeláez nació en Medellín, dejó a un lado la natación y se dedicó a la academia. Tras graduarse como ingeniera petrolera, consiguió un puesto como asistente de investigación en República Checa. Hoy utiliza modelos informáticos para medir impactos del cambio climático.

Publicado

on

Juliana Arbeláez | Foto: Forbes US

A los 18 años, Juliana Arbeláez representaba a Colombia en natación artística competitiva, pero ahora reside en la República Checa utilizando modelos informáticos para medir los impactos del cambio climático. También ayuda a defender a las mujeres en las carreras STEM (Ciencia, tecnología, matemática e ingeniería).

Arbeláez, que ahora trabaja en la Academia Checa de Ciencias, dice que sus modelos se centran en el impacto del cambio climático en los sistemas hídricos, la transformación de la tierra, la energía y la agricultura.

“En la comunidad del cambio climático hay científicos que han estado trabajando durante 30 años recopilando datos que se pueden usar en los modelos”, dice. “Ahora estamos usando puntos de datos de satélites, de fuentes marinas, de datos agrícolas, tanto en el nivel nacional y regional “.

Arbeláez dice que, desafortunadamente, los registros del sur global no son tan completos. “Los registros simplemente no se remontan tan lejos como en Europa, por ejemplo”. A pesar de eso, estos modelos son cruciales para el futuro de los países del sur global (países en vía de desarrollo).

Lea también: Diana Trujillo recibió la Cruz de Boyacá por parte del presidente Iván Duque

“En el Sur global, los recursos hídricos están bajo mucho estrés”, dice. “El agua está en el sur, por lo que es importante saber cuáles serán las tensiones y las estrategias de adaptación”.  

Con suerte, dice Arbeláez, el modelado financiado en el norte puede ayudar a predecir los resultados en otros lugares. “La idea es que todos estos puntos de datos sean transparentes y accesibles para todo el mundo”, dice, “casi todo es de código abierto”.  

De nadadora a ingeniera modelador climático

Arbeláez creció en Medellín, Colombia, asistió a una escuela privada y tuvo la oportunidad de competir a nivel nacional en natación artística.

“Mis padres son médicos y se enfocaron en darme una buena educación, viajamos y apoyaron todo mi crecimiento artístico y personal”. 

En la escuela secundaria, le gustaba la física y los temas ambientales, por lo que decidió retirarse de la natación para ir a la universidad. Después de obtener un título en ingeniería petrolera y un posgrado en modelización ambiental, Arbeláez consiguió un puesto como asistente de investigación en la República Checa.

Arbeláez argumenta que en el campo del clima, las mujeres y aquellos países en desarrollo serán los más afectados por el cambio climático.  “El sur global es la parte del planeta menos preparada para el cambio climático, pero tiene un papel importante que desempeñar en la estabilidad del planeta”, dice, y agrega que el cambio climático conducirá a ganadores y perdedores, no solo geográficamente, sino también socioeconómicamente.

Lea también: Riqueza mundial se está moviendo a manos de mujeres

Papel de la mujer

Arbeláez añade que incluso dentro de la comunidad de investigación del cambio climático, siguen existiendo brechas culturales y de género.

“Esto tiene que cambiar”, destaca. “Todos los domingos en Instagram, entrevisto a una mujer diferente en STEM, pero desafortunadamente muchas de ellas están fuera de Colombia”. 

Ella dice que para las mujeres en América Latina, la representación sigue siendo un problema. “Nunca tuve una mujer a la que admirar cuando estaba haciendo mi licenciatura, solo había una maestra”, sostiene. “Elevar la representación es realmente importante y también es importante crear un espacio seguro para que las mujeres avancen en el campo. “

Pero para que ocurra el cambio, se necesita más que representación. “Tiene que haber voluntad política para poner más énfasis en cerrar las brechas en términos de legislación que ayude a las mujeres a seguir adelante en sus carreras, por ejemplo, la licencia por maternidad”.

Publicado en Forbes US | Autor: Andrew Wight

Seguir Leyendo

Forbes Women

Parque Arauco le ganó a las brechas de género: 73 % de su personal en Colombia es femenino

La división en Colombia de la compañía se convirtió en el ejemplo para sus pares en Perú y Chile, que, con corte a diciembre de 2020, solo contaban con 49 y 37 % de mujeres.

Publicado

on

María Carolina Londoño, subgerente de Marketing; Migdalia García, subgerente de Administración y Finanzas; Martha Calderón, subgerente de Personas y Desarrollo; Laura Sánchez, gerente de Experiencia de cliente; Martha Poveda, gerente de Operaciones; Gloria Gómez, gerente de Ingeniería; y Juliana Ceballos, gerente Comercial. Foto: Parque Arauco.

La empresa chilena Parque Arauco, detrás de grandes centros comerciales en Bogotá, Pereira y Bucaramanga, logró la paridad de género en su equipo en Colombia y la superó en los últimos cinco años.

Actualmente, la compañía tiene participación femenina del 73 %, un porcentaje que no solo se refleja en los cargos de la base de la pirámide, sino también en los puestos directivos. Su comité gerencial, por ejemplo, está conformado por siete mujeres y un hombre.

Lea también: Victoria’s Secret no tendrá más modelos ‘ángeles’: las reemplazará con activistas

En conversación con Forbes, Martha Calderón, subgerente de Personas y Desarrollo de Parque Arauco Colombia, habló del camino que recorrió la organización para llegar a este punto, que, dice, se dio de manera orgánica por los movimientos del mercado. “Hace unos cuatro años nos dimos cuenta que el mercado nos llevó a tener mayoría de mujeres. Empezamos a encontrar mujeres mucho más preparadas y a la terna final llegábamos siempre con al menos una mujer”, explica.

Ante ese hito, la estrategia de Parque Arauco se enfocó en fortalecer sus iniciativas internas de equidad de género, pues “no podía ser un tema solo de números sino de que las mujeres sean realmente partícipes de las organizaciones”, agrega la directiva. Así, hace tres años pusieron en marcha un plan de empoderamiento femenino, que incluye capacitaciones y talleres permanentes.

“El año pasado hicimos un diplomado en empoderamiento femenino que capacitó al 92 % de nuestras mujeres y que pretendía fortalecer la autovaloración de nuestras mujeres. También hemos trabajado en paralelo con nuestros hombres, sobre sus roles en el hogar”, menciona Calderón.

Al tiempo, la compañía empezó a trabajar de la mano del programa ‘Equipares’, buscando certificarse con el sello de plata en equidad femenina. “Hemps dado pasos gigantes, tenemos 14 generentes y subgerentes y el 93 % de esa población es femenina. En cuanto a jefatura y subgerencias, el 87 % son mujeres”.

Con estas prácticas, la división en Colombia de Parque Arauco se ha convertido en el ejemplo para sus pares en Perú y Chile, que, con corte a diciembre de 2020, solo contaban con 49 y 37 % de población femenina respectivamente.

Lea también: Forbes presenta las 50 mujeres poderosas de Colombia 2021

Equipos femeninos: sí son posibles

“Siempre hemos escuchado el mito de que las mujeres no podemos trabajar juntas, nosotros somos la muestra de que sí”, sentencia la directiva. La muestra de esto, explica, es que en pleno 2020 Parque Arauco Colombia logró mantener y alcanzar las metas trazadas aún en el contexto de incertidumbre.

Ese mismo año, la división en Colombia ocupó el puesto 13 en el listado de empresas Great Place to Work, en donde tuvieron un salto desde la casilla 18. “Estos resultados son producto de un liderazgo consciente de las necesidades que tienen nuestros colaboradores y la convicción de debemos atender temas coyunturales como la equidad, el balance de la vida laboral y personal y la flexibilidad”, concluye.

Entre los programas de la compañía que destacan en este punto están: la asistencia voluntaria a oficinas durante la pandemia, para quienes necesitan un espacio libre para trabajar; la disponibilidad en el día a día para atender tareas domésticas como cocinar; y una política de asensos, que privilegia a los empleados actuales a la hora de llenar una vacante.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado