Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Emprendedores

¿Cómo prepararse para una ronda de inversión tipo Serie A en América Latina?

Estas rondas están orientadas a asumir los riesgos asociados con escalar el negocio e incrementar su posicionamiento y relevancia en el mercado.

Publicado

on

Embarcarse en el desarrollo de una startup que genere disrupción en su industria y al mismo tiempo pueda multiplicar rápidamente su valor e ingresos por 10x, 5x, 3x ó 2x en sus primeros años de operación, requiere grandes sumas de inversión, que difícilmente vendrán de su generación interna de fondos.

Por eso, muchas de estas empresas deberán acudir a inversionistas de capital – tipo fondos de Venture Capital, inversionistas ángel o grupos estratégicos relacionados con la industria a la cual pertenece-, quienes aportarán los recursos financieros para permitir responder a ese crecimiento acelerado.

Lea también: ¿Se puede enseñar emprendimiento en los colegios?

En América Latina, las etapas pre-semilla o semilla, las inversiones se orientan a asumir los riesgos de tecnología y de adopción del producto en el mercado, y los montos de inversión normalmente oscilan entre 100.000 y 1 millón de dólares.  

Así mismo, las rondas de inversión subsecuentes – conocida en la jerga de inversiones como Serie A – están orientadas a asumir los riesgos asociados con escalar el negocio e incrementar su posicionamiento y relevancia en el mercado, mientras los montos de inversión oscilan entre 1 y 5 millones de dólares, aunque recientemente hemos visto rondas que van hasta los USD $10 – $15 millones.

A continuación comparto el siguiente checklist para tener en cuenta al momento de levantar una ronda de inversión tipo Serie A:

1. Estar preparado:

Timing será gran parte del éxito de la ronda. Los founders deben preparase con suficiente antelación (al menos con un año), y la empresa debe demostrar tracción, que sus unit economics en el delivery de la solución son positivos, y que el producto es exitoso en el mercado, mientras se tienen los retos naturales de crecer y por supuesto escalar.

2. No descuidar la operación del negocio:

La ronda consumirá gran parte del tiempo de los founders y el C-level.  Sin embargo, es el CEO el principal responsable de tomar el liderazgo de la ronda (incluso del detalle de los modelos financieros y la letra menuda legal), por lo cual es importante estar muy bien acompañado a través de socios y personas clave que continuen creciento el negocio y abordando la operación del día a día.

Lea también: ¿Qué le depara a la inversión en startups en Colombia en el 2020?

3. Construir un equipo:

Es el momento de tener una línea de mando y liderazgo operativo con experiencia relacionada, y especialmente comprometida y alineada económicamente con las metas de corto plazo.  Normalmente las startups tienden a tener estructuras horizontales, sin embargo, una Serie A debe encontrar a la empresa preparada para tener esa linea de management ya en marcha.

4. Invitar a inversionistas actuales:

Si la empresa está haciendo las cosas bien, es bastante probable que los inversionistas de la ronda anterior (semilla) quieran participar en la ronda.  Si estos generan valor, también podrán hacer inversiones follow on (subsecuebtes) o invitar a coinversionistas que puedan sumar a la ronda.

5. Buscar el inversionista que necesita la empresa:

No todas las startups requieren dinero de Venture Capital y no todas las startups son para todos los fondos o inversionistas. Es importante saber renunciar a aquellos inversionistas que no generen valor empresarial y también los founders deben hacer un Due Diligence de cada prospecto, así como los inversores lo hacen normalmente.

Lea también: ¿Cómo se define una valoración cuando una empresa tiene poca tracción?

6. Construir relaciones:

Los founders deben buscar desarrollar una amplia red de contactos y potencializar su capacidad de networking. Un café puede abrir puertas para una inversión, un cliente, una alianza, un empleado clave, etc.

7. Pedir feedback:

En una primera reunión con un posible inversionista, es más importante pedir feedback que dinero. Cuando el interlocutor logra poner en sus palabras el valor de la startup y quizás declarar las oportunidades de mejora, es probable que se interese aún más por dar su apoyo.

8. Tener un propósito:

Los founders deben tener una narrativa que permita transmitir el propósito empresarial por el cual están allí en sus mejores años laborales. Lograr un propósito de impacto que inspire más allá de la rentabilidad esperada, generará un mayor vínculo por parte de los potenciales inversionistas.

9. Claridad en el uso de los recursos:

Pareciera obvio, pero lastimosamente muchos founders inician sus rondas de inversión porque así lo dicta la norma o simplemente porque es el siguiente paso. Pero pocos logran establecer un roadmap de producto, tecnología, adquisición de clientes y operación, donde se evidencie con argumentos numéricos y de negocio las necesidades reales de recursos de inversión.

Lea también: Emprender y aprender, lecciones aprendidas con el cierre del Startup Nasuu.com

10. Consistencia:

Probablemente la interacción con los inversionistas será a través de múltiples reuniones, así como compartir material detallado de análisis. La startup y sus líderes deben ser consistentes entre sí y con la información que comparten en relación con los planes de acción y propósito.

11. Establecer el tono:

La startup debe poner el tono legal y de valoración para la ronda Serie A.  No se debe esperar a que sean los inversionistas quienes entren a establecer los términos de la inversión o el valor de la compañía. Lo que sí es natural, es que se abran espacios de negociación de estos elementos con los argumentos técnicos y estándares que correspondan.

12. Construir un Data Room:

En una Serie A, tener un Data Room es quizás más importante que el mismo pitch deck. En este espacio se debe plasmar de manera organizada y detallada todos los planes de la compañía.   Esto facilitará el análisis del inversionista y podrá identificar la estructura mental de los founders.

13. Agilidad:

Las rondas tipo Serie A toman tiempo entre su diseño y cierre final. No es una labor de semanas, pero sí de meses. Los founders y la startup deben propiciar por crear momentum sin dejar a los potenciales inversores claves por fuera. Crear una sensación de FOMO – fear of missing out-, o temor por quedarse por fuera, es crucial para que se logre la ronda en el tiempo adecuado.    

Contacto:
LinkedIn: Esteban Velasco
Twitter: @estebanvelasco
*El autor es CEO y cofundador de Semplifintech líder en préstamos para pequeñas empresas en Colombia; Además, es cofundador y miembro de comité de inversiones del fondo de venture capital Velum Inverlink.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Publicidad
Publicidad