Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Emprendedores

La diáspora venezolana ahora tiene una app

La plataforma creada por cuatro venezolanos permite a los migrantes enviar alimentos y medicinas en vez de remesas. Colombia podría ser su principal mercado.

Publicado

on

Foto: Cortesía Coco

Más de cuatro millones de venezolanos, el equivalente a la población entera de países como Panamá y Uruguay, según Acnur, han salido de su país en los últimos años a raíz de la profunda crisis social y económica.

Tras iniciar vidas desde cero, la diáspora venezolana encuentra en las remesas la forma más palpable de dar una mano a quienes se quedan en el país. Nada más en Colombia, donde habitan más de 1,4 millones de venezolanos, según Migración Colombia, se habrían hecho giros por más 7.000 millones de dólares hacia Venezuela el año pasado, de acuerdo con proyecciones del Banco de la República.

Lea también: 10 emprendedores digitales fueron nombrados embajadores de Marca País Colombia

Esta sería el principal mercado de Coco, una plataforma que permite a los venezolanos comprar desde cualquier país alimentos y medicinas que se entregan en 20 estados de Venezuela en menos de 24 horas.

Para cumplir con la entrega de productos, tienen alianzas con cadenas de supermercados como Rey David, así como han avanzado en conversaciones con cadenas de droguerías como Farmatodo y Locatel. “Nosotros nos encargamos de la logística. Los comerciantes están pudiendo vender productos poco accesibles para venezolanos que ganan menos de 5 dólares, pero que sí pueden pagar sus familiares afuera”, le dijo a Forbes Kevin Charles, cofundador y CEO de Coco.

La oportunidad la vieron los hermanos Kevin, Víctor y Vanessa Charles, junto con Francisco Martín Toro, venezolanos que, aun teniendo éxito en empresas como Oracle en Estados Unidos o con emprendimientos como una procesadora de pagos, decidieron volver a su país de origen para basarse allí y desarrollar a Coco.

En principio, la idea era hacer una plataforma de transferencia de dinero vía criptomonedas, pero la regulación no se los permitía. A finales de 2018 apuntaron hacia la afamada aceleradora californiana YCombinator, pero fueron rechazados. Sin embargo, gustó el mínimo producto viable que presentaron.

Lea también: Rockstart crea un fondo de US$20 millones para emprendedores de la región

Pasaron meses ajustando la propuesta, que ya tenía tracción a mitad de año. Coco, entonces un marketplace, se presentó otra vez y fue admitido en YCombinator, por donde han pasado Airbnb, Dropbox y Rappi.

Siendo Venezuela un país casi que invisible para el Venture Capital, Coco convenció con su pitch y logró cerrar una ronda de inversión que valoró la empresa en 5 millones de dólares, además de otorgarles un capital que están usando para desarrollo de producto y marketing.

Publicidad
Publicidad