Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Fintech proponen soluciones para que la economía “siga andando”

Desde líneas de crédito especiales, compra de titulos de credito y factoring con el Banco de la República a través de Bancoldex, hasta mayores garantías para préstamos están entre las opciones

Publicado

on

Fintech

Colombia Fintech, la asociación que agrupa a este tipo de entidades en el país, le envió una propuesta al Gobierno con tres estrategias para mejorar la liquidez de las micro, pequeñas y medianas empresas, así como de aquellas que están en etapa de creación, para permitirles que continúen con su operación durante la contingencia por el coronavirus.

La primera propuesta que expone el documento dirigido al presidente de la República, el ministro de Comercio, el director del DNP, los presidentes ejecutivos de Innpulsa y Bancóldex, el gerente de la estrategia Covid-19 y el alto consejero para la Transformación Digital es la creación de un Fondo Contingente para las fintech de financiación alternativa Crédito, Factoring y Confirming.

Utilizando este mecanismo, estas fintech podrán verificar, optimizar y administrar el financiamiento a las mipymes en etapa temprana, a la vez que estas obtendrían liquidez para mantenerse “a flote” durante el periodo de desaceleración económica.

La segunda propuesta es una especie de alianza con Bancóldex, que mejore la inyección de recursos para financiación en este tipo de empresas mediante varios instrumentos.

Recomendado: Fondo Nacional de Garantías recibirá $3,5 billones para refinanciar créditos

Uno de ellos sería aprovechar la posibilidad que abrió el Banco de la República de comprar deuda privada para entregar liquidez al sistema. 

“Si bien el Emisor no puede actuar directamente, puede existir un intermediario como lo es Bancóldex, por ejemplo, para que las fintech que llegan a la base empresarial puedan usar un mecanismo similar al que están utilizando las entidades tradicionales”, señala Colombia Fintech.

Con Bancóldex, u otra entidad, como intermediario, las fintech pueden seguir generando crédito y financiación mediante mecanismos como el factoring para las mipymes y estas a su vez vender dichos títulos al banco, quien los oferta en las subastas del Banco de la República y los recursos para liquidez se devuelven en la dirección contraria.

Otro mecanismo sería permitirle al mismo Bancóldex que utilice los mecanismos de verificación de información y riesgo de las fintech para aprobar líneas de crédito directas para el sector. Esto ayudaría a mejorar la selección de créditos para las mipymes, responsables del 80 % del empleo formal en el país.

El uso de la información y capacidades de las fintech también podría utilizarse para que, en virtud del decreto que creó el Fondo de Mitigación de Emergencias (Fome), se seleccione con mayor celeridad y certeza a las empresas de producción esencial que requieren este mecanismo especial de financiación.

Recomendado: 3 millones de informales recibirán ingreso básico

La tercera solución es aumentar el nivel de cobertura de garantías que entidades como el Fondo Nacional de Garantías -que recibirá 3,5 billones de pesos de capital para mejorar garantías- tienen, de modo que amplíen dichos respaldos y condiciones, y que así las fintech a su vez puedan financiar más recursos a las mipymes de sectores que se están viendo más afectados por la contingencia.

“En este caso, necesitamos poder elevar esas coberturas para llegar a esos sectores que no son ganadores de esta coyuntura económica, para que las empresas sigan pagando empleos y las personas no paren el consumo”, señala la asociación.

Alternativa para los giros a los más vulnerables

Pero además de facilitar el acceso “de última milla” de la financiación del Gobierno para las mipymes, las fintech tienen la posibilidad de entregar a un menor costo los recursos que el Gobierno ha asignado para población más vulnerable. Sin necesidad de hacerles salir de casa.

“Los bancos son absolutamente necesarios, pero las fintech llegan hoy donde tradicionalmente las entidades no han podido, de manera mas eficiente y no presencial. Es decir, a la base poblacional y empresarial, entonces las fintech sirven de mecanismo de distribución de recursos de última milla en un sector de la economía que solo hasta ahora consigue por cuenta de la evolución y de la capacidades tecnológicas de estas entidades emergentes, cubriendo segmentos que típicamente siempre han estado desatendidos”, explicó Colombia Fintech.

Economía y Finanzas

Para ser banco, JP Morgan tendría visto bueno de Superfinanciera este año

Jorge Castaño, superintendente financiero, dijo que “la licencia que está pidiendo es de banco comercial y va avanzando. Esperamos poder tener la respuesta lo más pronto posible de aquí a diciembre”. BTG Pactual también hace fila para operar como banco en el país.

Publicado

on

Jorge Castaño
Jorge Castaño, superintendente financiero de Colombia

El superintendente financiero, Jorge Castaño, se refirió este lunes a la solicitud que hizo JP Morgan recientemente para poder operar como banco en el país. Sobre ello dijo que “es un proceso público, formal, la licencia que está pidiendo es de banco comercial y este va avanzando y esperamos poder tener la respuesta lo más pronto posible de aquí a diciembre”.

Vale decir que JP Morgan es un establecimiento de crédito constituido en el país desde 2016 y que al cierre de 2019 registró utilidades de $61.380 millones. Además de lo anterior, hay que recordar que BTG Pactual también está haciendo fila para poder ser banco en Colombia, esta firma actualmente opera como banca de inversión y comisionista de bolsa, y este mes radicó su proceso ante la Superfinanciera.

Lea también: Superfinanciera da vía libre al primer neobanco en el país

El superintendente financiero dijo que la autoridad tiene, incluso en esta coyuntura, una estrategia de permitir la mayor cantidad de jugadores dentro del funcionamiento del sistema. “Hoy hay 43 establecimientos de crédito, pero necesitamos más porque en la medida que exista un mayor número de entidades, podemos tener una mayor especialización, competencia que nos beneficien a todos”, resaltó.

De otro lado, Castaño dijo que hay cuatro compañías de financiamiento en curso: Mercado Pago, Scotiabank-Enel, Ualá y Banco Santander. “Son agentes nuevos que llegan a ofrecer productos y servicios importantes en nuestro sistema financiero. En el transcurso de este semestre deberán ser evacuadas”, reiteró el superintendente.

Así mismo, aseguró que respecto a las sociedades especializadas de depósitos y pagos electrónicos (Sedpe), la Superfinanciera está tramitando tres autorizaciones “una que se denomina A la caja, otra que se denomina Global 66 y una tercera (…) para dar más dinámica a todos estos sectores”.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Economía colombiana cayó 9,6% anual durante julio, según el Dane

La entidad informó que entre enero y julio, en su serie original la economía registró un decrecimiento de 7,74% respecto al mismo periodo de 2019. Con el dato de julio, el país completó cinco meses consecutivos con datos negativos en la economía.

Publicado

on

Juan Daniel Oviedo, director del Dane. Foto: Dane

De acuerdo con el Dane, durante julio la economía colombiana presentó una contracción anual de 9,55% en su serie original, mientras que en la serie desestacionalizada el dato fue de -9,57%. Lo anterior, de acuerdo con el Indicador de Seguimiento a la Economía (ISE).

Por su parte, en la serie original de los primeros siete meses del año en curso, la economía colombiana ha caído 7,7%, resaltó el Dane.

En julio, las actividades terciarias están explicando la mayor fracción de la contracción de la economía colombiana al explicar -6,4 puntos porcentuales (pp), mientras que las secundarias aportaron -2,4 pp al dato total y las primarias lo hicieron en -0,8%, dijo la entidad estadística liderada por Juan Daniel Oviedo.

Lea también: Caída histórica, PIB colombiano en el segundo trimestre llegó a -15,7%

Vale decir que por variación, en la serie original, las actividades primarias fueron las que menos cayeron en julio de 2020 frente al mismo mes de 2019. Así las cosas, estas decrecieron en 6,4%, seguida por las terciarias con -9,3% y secundarias con -12,5%.

Entre las expectativas del mercado el índice NowCast de Bancolombia esperaba una contracción anual de 13,2% para el mes de referencia, mientras que el indicador de actividad económica para Colombia del Banco de Bogotá esperaba un -10% y la tendencia de actividad económica de Davivienda proyectaba una caída de 9,1%.

Con el comportamiento de julio (-9,6%), la economía colombiana completó cinco meses consecutivos con datos negativos: marzo (-4,1%), abril (-20,2%), mayo (-16,2%) y junio (-11%).

Pese al comportamiento negativo del séptimo mes del año, la variación mensual empieza a mostrar mejores datos. Sobre ello, el Dane dijo que “en su dinámica intermensual, para julio de 2020 el Indicador de Seguimiento a la Economía desestacionalizado presentó un crecimiento de 2,57% (…) En abril de 2020 se presentó la contracción intermensual más fuerte (-15,28 %)”.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Colombia le apostará a la exportación de frutas para acelerar el crecimiento

La vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, en medio de los pactos por el crecimiento instó a los productores a trabajar desde el valor agregado para convertir al país en una potencia en oferta alimenticia. Los despachos al exterior de aguacate y banano, en el radar.

Publicado

on

Marta Lucía Ramírez, vicepresidenta de Colombia. Foto: cortesía

En la lista de prioridades de exportación del país está Asia. Para ello, dijo Marta Lucía Ramírez, vicepresidente de Colombia, que se necesita ver cómo focalizarse “en los 10 productos de la ruralidad que tengan un mayor potencial de exportación en los últimos años. Meterle todo el hombro a este sector, donde las posibilidades de triplicar exportaciones, aparentemente, son muy grandes”.

Para la vicepresidenta, se busca posicionar la fruta colombiana en los hogares extranjeros para impulsar el crecimiento económico del país y la generación de empleo. En una reunión con los productores, la alta funcionaria los instó a pensar en grande, para seguir abriendo mercados con productos como el aguacate y el banano.

Lea también: Colombia exportará su primer cargamento de piña a Canadá

Entre los desafíos del sector para crecer están los distritos de riego. Sobre este punto, Ramírez dijo que “esta es una oportunidad para pensar algo en grande, estructurar una empresa mixta donde podamos tener inversión público-privada, donde participarían las gobernaciones, y conseguir inversionistas extranjeros (…) que desarrolle los distritos de riego”.

En materia de exportación, destacó que están en marcha cuatro mesas fitosanitarias para cumplir requisitos de los mercados de China, Japón, Estados Unidos y Argentina. Además de las frutas, se habló de incluir a las hortalizas en el plan dada la nueva demanda saludable mundial.

Al respecto, Camilo Montes, director de la Cámara de Alimentos de la Andi, sostuvo que “estamos ahora trabajando en el tema de alimentación saludable, ahí hay grandes oportunidades, tanto en fruta y hortalizas. Si sólo subiéramos el consumo de frutas y hortalizas que se requiere para una dieta balanceada, estaríamos casi triplicando la demanda total de frutas y hortalizas en Colombia”.

Lea también: Puerto Rico degustará mandarinas colombianas por primera vez

A lo anterior añadió que se debe trabajar en temas como las clasificaciones que permitan que las 650.000 toneladas de frutas y hortalizas que las empresas compran al año sean de origen nacional.

Por último, se resaltó que entre las acciones adelantadas en los pactos por el crecimiento está la construcción de la plataforma SimplifICA, donde el sector agropecuario podrá agilizar los trámites de actualización de permisos y solicitudes de registro que surgen para los productores ante nuevas demandas en sanidad e inocuidad en países destino de las exportaciones.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Colombia recauda pocos impuestos y lo hace mal: Anif

Para Mauricio Santamaría, presidente de Anif, “los colombianos no podemos seguir pensando que el desarrollo se va a seguir financiando con un recaudo de 14 puntos del PIB (aproximadamente $140 billones) y menos después de esta situación”.

Publicado

on

Mauricio Santamaría, presidente de Anif. Foto: Anif

El presidente de Anif, Mauricio Santamaría, se refirió a las necesidades que tiene el país de aumentar los ingresos tributarios para poder hacerle frente a los gastos actuales, los cuales además han incrementado con el paso de la pandemia por la economía nacional. Para él, Colombia recauda poco frente a los pares de la región y además lo hace mal, por lo que se requiere una reforma.

El directivo dijo en el congreso de Camacol que si bien no es el momento de llevar la discusión al Legislativo, es un debate que se tiene que dar en el mediano plazo porque las finanzas públicas no aguantan el ritmo que llevan. Vale decir que el Gobierno ha manifestado que se necesita una nueva tributaria que aumente los ingresos en al menos 2 puntos del PIB ($20 billones) una vez pase la coyuntura.

Dado que el déficit fiscal este año se estima en 8,2% del PIB (tras la suspensión de la regla fiscal) y la deuda puede subir a 66% del PIB, cifras históricas, Santamaría ve difícil que el país tenga “un retorno rápido a la senda de déficit” de 2,5% del PIB como lo planea el Gobierno a 2022.

Lo anterior lo justifica diciendo que ese retorno lo espera el Ejecutivo mediante una reducción de los gastos pasando de 24 puntos del PIB a 20 puntos en 2 años, “cuatro puntos del PIB de reducción de gastos es imposible, eso no se va a lograr. Vamos a tener gastos que van a permanecer, no hay gobierno que pueda reducir eso”, resaltó Santamaría.

Lea también: ¿Por qué es necesario suspender la regla fiscal en 2020-2021 y no solo este año?

El experto además expuso en su presentación que “Colombia tenía un déficit fiscal estructural de al menos 2% del PIB. Debido al impacto generado por el SARS-CoV-2 ese faltante se incrementó a 8-10% del PIB para 2030. Eso requerirá de ajustes por el lado del gasto y del ingreso (dado el marcado rezago del país en este último frente)”.

Según Santamaría, “toda esta discusión nos lleva a que hay que hacer una reforma tributaria, tenemos un recaudo bajo. Colombia recauda poquito comparado con el resto del mundo y además lo hace mal (…) el IVA ha ido creciendo a lo largo del tiempo porque en renta recaudamos poco y la mayoría lo pagan las empresas”.

Lea también: Nueva fase del Congreso, sin ambiente para reformas en medio de la crisis

De otro lado, Santamaría manifestó que “los colombianos no podemos seguir pensando que el desarrollo se va a seguir financiando con un recaudo de 14 puntos del PIB (aproximadamente $140 billones) y menos después de esta situación”. Además, dijo que la reforma tributaria es “un prerrequisito para que podamos crecer a tasas superiores al 3% en el mediano plazo”.

Las propuestas de Anif

  1. Revisar las exenciones y beneficios tributarios para eliminar aquellas que no tengan sustento económico. “Se estima que estas exenciones y beneficios tienen un costo cercano a $80 billones (8% del PIB). Enhorabuena, la Ley de Financiamiento creó una Comisión para
    estudiar los beneficios vigentes en el sistema tributario nacional”, dice el centro de estudios.
  2. Ampliar la base de personas naturales contribuyentes, con una tasa marginal progresiva. En Colombia, sólo el 4,5% de la población económicamente activa paga impuesto de renta, lo que lleva a que este impuesto se recargue en un 20% en las personas naturales vs. 80% jurídicas (contrario a lo observado a nivel global). Eso también implica avanzar en materia de formalización al ampliar la base de declarantes de ingresos, detalla la presentación de Anif.
  3. Unificar la tasa del IVA y eliminar las exenciones (incluidas aquellas de la canasta familiar, dados los logros recientes en el mecanismo de devolución del IVA a familias más vulnerables).
Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Sin reforma laboral, desempleo no será inferior al 10%: Fedesarrollo

Su director, Luis Fernando Mejía, dijo que este año el país tendría una tasa promedio de 18,3%. Añadió que si no se hacen otras reformas estructurales Colombia tendrá un crecimiento de 3% en el mediano plazo, lo que dificultará avanzar en temas sociales como enfrentar la pobreza.

Publicado

on

Luis Fernando Mejía
Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo. Foto cortesía

Durante el Congreso de Camacol, Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, se refirió a las perspectivas económicas y prioridades de política pública que requiere el país para salir más fuerte de la crisis por la pandemia en 2020, cuarto año entre 113 en los que la economía nacional tendrá un PIB negativo.

Uno de los problemas que más aqueja a la economía colombiana es el alto desempleo, dilema estructural que requiere medidas de fondo. Desde Fedesarrollo este año esperan que la tasa sea del 18,3% en promedio, cifra muy superior a la presentada en 2019 (10,5%). Aunque la coyuntura ha acelerado el deterioro del mercado laboral, este ha sido un problema que data de años atrás, enfatizó el directivo del centro de pensamiento.

“La crisis ha traído al frente la enorme debilidad estructural de ese mercado laboral que ha tenido una de las tasas más grandes a nivel mundial y no podemos conformarnos con recuperar el empleo, hay que volver a tasas inferiores al 10% y eso va a requerir por supuesto, reformas al mercado laboral”, expuso Mejía.

En este punto, agregó que se requiere eliminar la exclusión, “el 60% de los trabajadores de nuestro país están excluidos del mercado laboral formal, es decir, 13,7 millones de personas. De ese dato, el 75% (10 millones) ganan menos de un salario mínimo. Hoy la regulación a esos 10 millones de colombianos los tiene excluidos, no pueden cotizar a una pensión, a seguridad social porque ganan menos de un salario mínimo”.

Lea también: Las 5 reformas que son urgentes para Colombia, según Fedesarrollo

En sus palabras, se requiere dar un salto en el crecimiento económico porque si bien se ven recuperaciones rápidas en los próximos años tras la fuerte caída de la economía en 2020, “vemos un agotamiento de las fuentes tradicionales de crecimiento que son el empleo y la inversión. Ahí tenemos un reto importante de cómo aumentar la productividad”.

Para Mejía, “si Colombia no hace reformas estructurales vamos infortunadamente a estar con tasas de crecimiento del 3% en el mediano plazo. Esta no es una cifra que nos permita dar el salto de una economía ingreso medio alto a una de ingreso alto que es lo que deberíamos trazarnos como hoja de ruta en el país”.

Lea también: Nueva fase del Congreso, sin ambiente para reformas en medio de la crisis

A renglón seguido puso de manifiesto que los impactos de esta crisis en materia de pobreza y pobreza extrema van a ser altos. “Estimamos que la tasa de pobreza que en el 2018 estaba en 27% va a pasar mínimo al 34% este año con un riesgo de llegar al 38% de la población. Estamos hablando de más de 3 millones de colombianos que entrarían a engrosar la fila de personas que están en condición de pobreza”, agregó Mejía.

Por último, dijo que el reto es cómo impulsar el crecimiento económico. Para el experto hay retos en fortalecimiento de la calidad de las instituciones entre los que está el control de la corrupción y mejorar la transparencia, por lo que se deben hacer reformas administrativas a la rama judicial.

Además, resaltó que hay barreras relacionadas al sistema financiero que aunque es estable y sólido, “sigue siendo pequeño frente a las necesidades de la economía. Hay que aumentar la profundización financiera, hay que mejorar y dinamizar el mercado de capitales, sigue siendo tremendamente pequeño ese mercado de capitales para nuestro nivel de desarrollo”.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado