Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

“No es momento para reformas tributarias”: Duque

Ante las recientes especulaciones, el mandatario descartó aumentar ingresos por vía tributaria y calificó la medida como “inviable”.

Publicado

on

Presidente Iván Duque. Foto: Presidencia de la Repúlica.

El presidente Iván Duque descartó que el Gobierno tenga entre sus planes una reforma tributaria cercana como opción para aliviar las finanzas públicas y reactivar la economía ante los efectos del Covid-19.

“Este no es momento para adentrarse en reforma tributarias, porque justamente en estas circunstancias, cuando se les afectan los ingresos a las familias, a las mipymes, pensar en cómo aumentamos los ingresos por vía tributaria, no solamente es inconveniente, sino que es inviable”, dijo el mandatario este miércoles en una entrevista con Emisora Atlántico.

De esta manera, el mandatario sale al paso a las especulaciones que incluyeron hasta el rumor de un incremento del IVA, luego de las declaraciones del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, que a inicios de semana indico que “no había más remedio” que una nueva reforma.

Sin embargo, el Ministerio de Hacienda ha aclarado que este año no se realizará ninguna reforma tributaria dada la circunstancia. El recaudo adicional será necesario evaluarlo desde 2021, ya que el Gobierno necesitará recursos que le permitan pagar las deudas que está adquiriendo para pagar la atención de la crisis actual.

Vea también: Gobierno ya comprometió $15 billones en garantías crediticias

Para Duque, la prioridad es controlar la pandemia atender la vida, la salud, atender los sectores vulnerables, defender el empleo y poner en marcha una agenda de reactivación, para luego tomar las decisiones requeridas para fortalecer las finanzas del Estado.

Además hizo un llamado a valorar cómo venía la economía colombiana. “Nosotros cerramos el año 2019 con uno de los crecimientos más altos en América Latina y el caribe. Crecimos por encima del promedio mundial, del promedio regional, y de los países de la Ocde”, agregó.

“En estas circunstancias lo que tenemos que usar toda nuestra creatividad, todo nuestro ingenio, para enfrentar la pandemia para proteger a los sectores más vulnerables, para proteger el empleo y para sentar una senda de reactivación, pero cuando hay un choque tan grande no es momento de presentar una reforma tributaria”, precisó Duque.

Economía y Finanzas

Leve recuperación de la confianza al consumidor en junio, llegó a -33,1%

Respecto a mayo hubo una mejora de 0,9 puntos porcentuales en el indicador, dato que para dicho mes se había ubicado en -34%, según Fedesarrollo.

Publicado

on

Foto de Artem Beliaikin en Pexels

En el más reciente informe de Fedesarrollo, el Índice de Confianza al Consumidor (ICC) de junio se ubicó en -33,1%, incrementando en 0,9 puntos porcentuales (pps) frente a mayo (-34%).

De las cinco ciudades encuestadas, únicamente dos registraron un aumento en el indicador con respecto al quinto mes del año en curso. El incremento se dio en Barranquilla (8,0 pps) y Cali (6,0 pps); mientras que disminuyó en Medellín (6,7 pps), Bogotá (2,6 pps) y Bucaramanga (2,5 pps).

Lea también: Confianza del consumidor en mayo se recupera tras haber tocado mínimos históricos este año

Según explicó el centro de estudios económicos, la mejoría en el resultado de la confianza del consumidor obedeció principalmente a un incremento de 1,7 pps en el Índice de Expectativas del Consumidor (-12,7%) que compensó la disminución de 0,2 pps en el Índice de Condiciones Económicas (-63,6%).

Además, Fedesarrollo comentó que “al comparar los resultados del segundo trimestre de 2020 con los resultados del segundo trimestre de 2019, la valoración de los consumidores sobre la situación de sus hogares disminuyó 25,1 pps y la relacionada al país presentó una reducción de 16,7 pps”.

Por nivel socioeconómico y frente al mes anterior, el ICC aumentó 1,6 pps en el estrato bajo y 0,7 pps en el estrato medio; mientras que disminuyó 2,7 pps en el estrato alto.

De otro lado, se expuso que en el sexto mes del año, el indicador de disposición a comprar vivienda se ubicó en -34,1%, lo que equivale a un incremento de 8,6 pps frente al mes anterior. Para este mes, la disposición a comprar vivienda aumentó en Medellín (36,1 pps), Barranquilla (33,9 pps), Cali (15,0 pps) y Bucaramanga (3,9 pps), y disminuyó en Bogotá (4,9 pps), relativo a lo observado en mayo de 2020.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Fusión de Bancóldex y Arco, con luz verde de la Superfinanciera

Con esta movida, Bancóldex tendrá nuevos productos como leasing, factoring y crédito directo con foco en el fortalecimiento empresarial.

Publicado

on

Foto: Bancóldex

Según informó la Superintendencia Financiera, la fusión entre Bancóldex, banco de de desarrollo empresarial, con Arco Grupo Bancóldex, compañía de financiamiento especializada en leasing y crédito quedó aprobada.

Esta movida, que se realiza con el fin de consolidar una entidad más potente y adecuada para apoyar al sector empresarial en Colombia, quedará vigente desde el 1°. de agosto de este año, informó el ente supervisor.

De acuerdo con Javier Díaz Fajardo, presidente de Bancóldex, “estratégicamente buscamos nuevas soluciones para el sector empresarial que cada día convive en contextos más complejos y por eso desde el primero de agosto, Arco integrará sus servicios de leasing, factoring y crédito directo con foco en el fortalecimiento empresarial, para nutrir la oferta Bancóldex”.

Lea también: Deflación en Colombia aún no es probable, pese a recientes datos en negativo

Datos de Bancóldex arrojan que la firma pasó de un nivel de cartera de $6,5 billones en diciembre de 2019 a $8,4 billones a mayo de 2020. Así mismo, que el total de los activos creció, en el mismo periodo, de $8.5 billones a $11,3 billones, y cuenta con un patrimonio de $1,4 billones a mayo de 2020.

Respecto a Arco, a mayo de 2020, este contaba con una cartera de $770.000 millones, un activo de $945.000 millones y un patrimonio de $81.000 millones. “Tras la fusión, en julio de 2020, se proyecta que Bancóldex contará con una cartera de $8,3 billones, unos activos por $12 billones y un patrimonio de $1,4 billones”, resaltan las firmas.

Por último, informaron que Bancóldex es y seguirá siendo un banco de segundo piso que trabaja en alianza con intermediarios financieros y que ahora cuenta con una ventanilla especial de nuevos productos. Estos servicios continuarán funcionando dentro de Bancóldex bajo la misma premisa con que operó Arco: prestar a las pymes bajo adecuados parámetros de riesgo, a tasas competitivas de mercado.

Lea también: Por la crisis, el 65% de las mujeres ocupadas en el país podrían perder su empleo

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Miami echa para atrás su reapertura, cierra los restaurantes por covid

“Estamos agotados emocionalmente, agotados financieramente y agotados por el trauma de ver todo lo que está sucediendo”, dijo una socia de un popular restaurante español en Miami.

Publicado

on

Reuters.- Miami-Dade, el condado más poblado de Florida, se convirtió el lunes en el más reciente lugar de Estados Unidos en desandar su reapertura al cerrar los restaurantes, cuando los casos de coronavirus aumentan en Estados Unidos en decenas de miles y las muertes superan las 130.000.

La orden de emergencia fue dictada el lunes por el alcalde Carlos Giménez, el principal funcionario del condado que incluye Miami y sus alrededores y que tiene unos 48.000 casos de covid-19 entre sus 2,8 millones de residentes.

La medida ha afectado a los restaurantes, que recientemente volvieron a trabajar después de que se levantó el cierre inicial que duró semanas, dejándolos frustrados y aún más preocupados por la supervivencia de sus negocios.

“Estamos agotados emocionalmente, agotados financieramente y agotados por el trauma de ver todo lo que está sucediendo”, dijo Karina Iglesias, socia de los populares restaurantes españoles Niu Kitchen and Arson del centro de Miami.

Lea también: Por rebrotes de coronavirus, dólar vuelve a coger fuerza y abre en $3.650

Florida reportó el lunes otro récord diario de nuevos casos, con 11.000, más que cualquier país europeo en el peor día de la crisis.

Las infecciones están aumentando en 39 estados, según un recuento de Reuters, y 16 han registrado un récord de casos diarios en julio. El número de muertes en el país superó las 130.000 el lunes y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos prevén que podrían llegar a 160.000 a finales de este mes.

El alarmante aumento de nuevos casos diarios, de alrededor de 50.000, ha llevado a muchos líderes locales a considerar la posibilidad de frenar o reducir la reapertura de negocios para contener las tasas de infección, que ya están abrumando a los hospitales en algunas áreas.

“Podemos frenar la propagación si todos siguen las reglas, usan máscaras y se mantienen al menos a dos metros de distancia de los demás”, dijo Giménez en un comunicado anunciando la orden de emergencia, que también cerró salones de baile, instalaciones de banquetes, lugares de fiesta, gimnasios y alquileres de corto plazo.

Lea también: Estudiantes extranjeros en EE.UU deberán salir del país si sus clases son virtuales

Las universidades también se han visto obligadas a ajustar sus planes de reapertura. Harvard anunció el lunes que todas las clases del semestre de otoño se impartirán a distancia y sólo el 40% de los estudiantes universitarios podrán vivir en el campus.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Por rebrotes de coronavirus, dólar vuelve a coger fuerza y abre en $3.650

Los precios del crudo caían ante la preocupación de que el aumento de casos afecte la recuperación en la demanda de combustibles. El Brent y el WTI caían 0,59% y 0,79%, respectivamente.

Publicado

on

La divisa estadounidense abrió este martes cotizándose a un precio de $3.650, lo que significó un aumento de $8,95 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM) vigente para hoy que se ubica en $3,633.32. Sin embargo, hacia las 8:15 su precio promedio era de $3.647,02.

Este martes las monedas riesgosas perdían su impulso de días anteriores debido a que los rebrotes del coronavirus y los nuevos cierres en algunos países impulsaban a un activo seguro como el dólar. Los inversores parecían estar sacando el pie del acelerador ante el enfriamiento de las bolsas mundiales, el aumento de casos de coronavirus en lugares que aspiraban a reabrir y la imposición de cierres regionales por la pandemia, dijo Reuters.

Miami-Dade, el condado más poblado de Florida, se convirtió el lunes en el más reciente lugar de Estados Unidos en desandar su reapertura al cerrar los restaurantes, cuando los casos de coronavirus aumentan en el país en decenas de miles y las muertes superan las 130.000.

Lea también: Por la crisis, el 65% de las mujeres ocupadas en el país podrían perder su empleo

Los precios del crudo caían hacia las 8:23 de la mañana en medio de preocupaciones que surgieron por nuevos casos de coronavirus, especialmente en Estados Unidos que podría obstaculizar la recuperación en la demanda de combustibles. Dieciséis estados de EE. UU. han reportado aumentos récord en nuevos casos de covid-19 en los primeros cinco días de julio, según un recuento de Reuters.

Así las cosas, la referencia internacional para Colombia, el Brent, caía 0,59% a US$42,86 el barril, mientras que el WTI perdía 0,79% y se cotizaba a US$40,31.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Deflación en Colombia aún no es probable, pese a recientes datos en negativo

Para los expertos, en gran parte los resultados de la inflación negativa de mayo y junio se han dado por las medidas del Gobierno en arriendos, servicios y el día sin IVA, las cuales se irán revirtiendo. Para tener deflación los datos en rojo tendrán que prolongarse durante un año.

Publicado

on

En días pasados el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) dio a conocer los datos de la inflación para junio, segundo mes consecutivo en el que esta se ubica en terreno negativo. Para mayo y junio los datos mensuales fueron de -0,32% y -0,38%, respectivamente, mientras que la cifra anualizada se ubicó en 2,85% y 2,19%, en su orden.

Pero, el hecho de que la inflación se ubique en terreno negativo no indica que haya deflación porque, en otras palabras, para que esto se considere así se debe tener ese comportamiento de manera prolongada durante un año.

Cabe decir que la deflación es entendida como una tendencia sustancial y persistente del nivel general de los precios a la baja. Generalmente se identifica como una situación en la que el ritmo de la actividad económica se reduce. Además, esta se presenta cuando, dentro de una economía, los ingresos se deprimen y la demanda se debilita y tiende a deteriorarse, explica el Banco de la República en su portal web.

Lea también: Inflación anual continúa cayendo, en junio llegó a 2,19%

Factores que alejan al país de una deflación

Según explicó Martha Elena Delgado, directora de análisis macro y sectorial de Fedesarrollo, las proyecciones para final de año todavía están en terreno positivo, por lo que una deflación no se ve por ahora muy probable. Para ella, existen dos razones: uno, que gran parte de las variaciones negativas han sido por componentes regulados (alojamiento, agua, electricidad y gas), en donde el Gobierno Nacional ha tomado medidas de apoyo, “eso se tiene que diluir en el tiempo y hacia adelante uno ya debería ver variaciones positivas mensuales”.

La segunda razón que Delgado expone es que “la inflación debería empezar a reflejar el aumento de la actividad económica en los próximos meses” debido a la apertura gradual que se está dando. Además, expuso que “cuando uno mira la inflación núcleo que es la inflación sin alimentos y sin regulados, que usualmente se mira cuando se quiere ver cómo va la demanda, esta viene cayendo, pero ahí el tema también es relacionado al día sin IVA”, razón por la que se debe esperar a que las medidas del Gobierno pasen para ver un comportamiento de la inflación que responda más a la estructura económica y no a las medidas.

En línea con lo anterior, Carolina Monzón, jefe de Análisis Económico de Itaú, considera poco probable que el país registre deflación “ya que los descensos si bien han estado impulsados por un deterioro de la demanda, están también en gran parte explicados por los ajustes gubernamentales en varios componentes que deberán revertirse un poco más adelante”.

Monzón añadió que muchos de los subsidios se reglamentaron durante la primera y segunda Emergencia Económica, “con lo cual, muchos de estos decretos se empezarán a revertir en la siguiente parte del año y en 2021. Un ejemplo es la reducción del IVA al sector turístico, que tendrá lugar sólo hasta el 31 de diciembre del presente año”.

Lea también: Nuevo mínimo histórico, Banco de la República reduce las tasas a 2,5%

Para Alejandro Reyes, economista principal de Bbva Research, en Colombia usualmente los meses de mitad de año tienen bajos registros de inflación, incluso en muchas oportunidades registros negativos, “por lo que no creería que esto todavía se constituya como un factor determinante para llevar la inflación anual a terreno negativo (…) la inflación sólo en los 50 logró ubicarse transitoriamente en terreno negativo, no suele ser el caso en economías emergentes como la nuestra”.

Reyes añadió que “por ley hay una indexación importante vía el salario mínimo que tiende a incrementarse por encima de la inflación o de la meta de inflación.  Por ello, es díficil llegar a una deflación, así sea coyuntural y de tan sólo algunos meses, y esta no podría considerarse deflación pues el fenómeno tiene que ser sostenido en el tiempo”.

Los pros y contras del fenómeno 

La experta de Fedesarrollo aseguró que entre los pros está que se reduce el costo de vida, pues las personas van a adquirir bienes y servicios más baratos como está pasando ahora con algunos artículos o servicios.

Sin embargo, explicó que aunque el Dane ha reportado reducción en los precios se debe tener en cuenta que se continúa midiendo “la canasta que teníamos antes del covid-19, es decir, entretenimiento, ropa, electrodomésticos, salidas a restaurantes, cosas que están bajando de precio pero porque la gente debido al confinamiento no las ha podido demandar (…) Es probable que la inflación verdadera sea mayor que la que estamos viendo reportada ahora”.

Para Delgado, lo malo de que esto ocurra es que incluso cuando se agoten los efectos de las medidas del Gobierno si la inflación sigue negativa, “quiere decir que la actividad económica está muy mal e indicaría que hay una desaceleración importante. Nunca es buen síntoma tener alta inflación como tampoco una baja”.

Lea también: ¿Qué pasaría si la inflación se ubicara por debajo del 2% este año?

Por su parte, Monzón de Itaú dijo que la deflación puede ser un escenario muy riesgoso para la economía ya que es un síntoma de un fuerte debilitamiento de la actividad. “Si bien los consumidores observan descensos en los precios, los productores contarían con grandes presiones a la reducción de ingresos, llevándolos incluso a realizar ajustes en su nómina”, añadió.

De acuerdo con Reyes, “son más contras que pros. En principio, si los precios en general van a bajar, la gente comienza a adaptar sus expectativas y terminan prefiriendo no comprar para aprovechar esos mejores precios, ello lleva a que la demanda se contraiga y que se pueda entrar en una recesión que llevaría a más deflación y por esta vía a un ciclo de poca actividad y crecimiento, como el que ha vivido Japón”.

Renglones que seguirían empujando una inflación mensual negativa

Según Reyes de Bbva Research, actualmente hay una serie de productos que no se negocian, muchos de ellos van a enfrentar una demanda débil cuando reinicie su compra y venta, especialmente aquellos que van a tener afectaciones por el distanciamiento social, ello lo que puede ocasionar es que se reduzcan sus precios para motivar la demanda de los mismos. “También esperamos una moderación en los alimentos, por la llegada del ciclo de ofertas al mercado y porque se especuló mucho en el primer semestre con estos precios”, dijo.

Para Monzón, es factible que en los meses siguientes se observen descensos en componentes como diversión, comunicaciones, restaurantes y muebles, “sin embargo, las condiciones inusuales de esta pandemia han hecho que el seguimiento de la inflación sea menos previsible”.

Lea también: La inflación anual de mayo fue menor a la esperada, cayó a 2,85% en medio de la pandemia

Por último, Delgado de Fedesarrollo aseguró que si el Gobierno continúa tomando medidas, los regulados seguirán impulsando la inflación a la baja. “Seguramente el día sin IVA en julio va a tener también un impacto sobre los precios de prendas de vestir y muebles para el hogar como sucedió en junio. Estas medidas que son hexógenas a la actividad económica pueden seguir teniendo impacto en la inflación”, añadió.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado