Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Capital Humano

El impacto de la salud mental en la productividad

De acuerdo con un estudio, 67 % de las personas han sentido mayores niveles de estrés negativo durante la cuarentena. Acá tips para mantenerse enfocado.

Publicado

on

Foto: Pexels

“El futuro se nos adelantó” una frase que nos lleva en pleno a generar la emoción que más paraliza el cerebro, la incertidumbre y con ella todas las complementarias, ansiedad, miedo, tristeza e ira, un cóctel de neurotransmisores que hacen que muchas de las personas que están en confinamiento no se sientan en las mejores condiciones para desempeñar sus labores.

Según un estudio global realizado por Qualtricps y SAP entre marzo y abril de 2020 el impacto emocional del Covid-19 es significativo y requiere de nuestra atención. 75 % de las personas se sienten aisladas socialmente, 67 % perciben incremento en los niveles de estrés negativo, 57 % manifiestan mayor ansiedad y 53 % expresan mayor agotamiento emocional.

Lea también: Cómo activar la creatividad y adaptarse a la nueva normalidad

El escenario actual presenta desafíos nuevos y únicos tanto desde el ser como desde el hacer. Estamos navegando en aguas desconocidas con este virus, por lo que es importante encontrar nuevas formas de trabajar e interactuar, al mismo tiempo que cuidamos nuestra salud mental y nuestro bienestar.

El confinamiento ha puesto al descubierto temas que hace algunos años se abordaban tímidamente y ha puesto en evidencia cómo la salud mental limita o potencia el desempeño de las personas.

Estamos en medio de una situación en la que el nivel de desarrollo que tenga el capital psicológico de los colaboradores será determinante en la productividad de las compañías, el clima laboral que se viva y la adaptación al cambio. Es el momento de revisar si las apuestas que hasta ahora se han hecho en temas de felicidad laboral, bienestar y desarrollo han sido las correctas, para esto podemos ver como se expresan los cuatro componentes del capital psicológico dentro de las dinámicas empresariales.

  • Optimismo inteligente: hacer una atribución positiva sobre el logro o éxito ahora o en el futuro cercano y realizar acciones para que esto sea realidad.
  • Esperanza: perseverancia en las metas y cuando sea necesario adaptar las estrategias, autogestionar el desarrollo de las habilidades para garantizar su logro.
  • Autoeficacia: confianza en las propias capacidades y orientación hacia el aprendizaje sostenido y la mejora continua para estar al nivel de los nuevos retos.
  • Resiliencia: capacidad para superar las adversidades y sobreponerse a periodos de dolor emocional y situaciones difíciles, saliendo fortalecido de éstas.

Lea también: Neuroliderazgo: la clave para sobrevivir al 2020

Es frecuente que al hacer la medición de estos componentes nos encontremos con que hay unos más desarrollados que otros, pero no se desanime, invertir en la salud mental de los colaboradores es una de las mejores decisiones, según la OMS por cada 1 dólar invertido en programas de prevención, se obtiene un retorno de 4 dólares además del fortalecimiento de la marca empleador y la experiencia de cliente interno que generan este tipo de acciones.

Así puede mejorar la productividad y cuidar la salud mental de sus empleados:

Si quiere iniciar con acciones para tener una empresa cerebro amigable puede realizar algunas de las siguientes recomendaciones:

  • Infórmese: una de cada cuatro personas en el mundo tiene algún tipo de afectación en su salud mental, desde temas leves a trastornos mentales complejos.
  • Promueva el desarrollo del capital psicológico: con intervenciones medibles que le permitan ver el avance de sus colaboradores.
  • Genere espacios de apoyo y escucha activa: (encuentros, grupos con expertos, talleres para necesidades puntuales) en esta época la mayoría de las personas se sienten cómodas hablando de cómo se están sintiendo a nivel emocional y valoran las acciones que como empresas realicen por cuidar de ellos.
  • Fortalezca la empatía y la compasión en sus líderes: esto hará que las personas se acerquen y expresen de manera abierta sus necesidades de salud mental, al no sentirse juzgadas.

Lea también: Tres acciones para liderar efectivamente en medio de la crisis

  • Sea consistente: no aborde por una única vez el tema de la salud mental, este requiere ser incorporado como uno de los frentes de mayor importancia en este momento.
  • Elimine los mitos frente a los tratamientos psicológicos y psiquiátricos compartiendo información frente al tema de manera abierta.
  • Incorpore profesionales de apoyo a los que las personas que lo requieran puedan acudir es un beneficio de gran aporte en estos momentos
  • Comparta contenidos que inspiren y promuevan el autocuidado de la salud mental
  • Entrene a sus colaboradores en manejo del estrés negativo, una habilidad emocional básica que puede impactar positivamente en las demás.
  • Cuide de sus líderes, no solo se trata de pedirles que acompañen a sus equipos, sino de generar redes de apoyo en la que entre todos se puedan sentir acompañados y fortalecidos.

Este difícil momento ofrece la oportunidad de avanzar en nuestra comprensión de cómo proporcionar primeros auxilios psicológicos y atención de salud mental centrados en la prevención y salir de esta pandemia con nuevas formas de hacerlo.

La nueva normalidad requiere que las personas desarrollemos habilidades superiores que nos permitan afrontar con agilidad emocional los cambios permanentes. Abordar esta situación cuidando los unos de los otros nos permitirá salir de esta situación como mejores líderes y mejores empresas que aporten a un mejor mundo.

Contacto
LinkedIn: Blanca Mery Sánchez

*La autora es máster en neurociencia aplicada al alto rendimiento y la felicidad y directora de la compañía Mente Sana

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Capital Humano

Las 5 máximas de las empresas innovadoras

Contrario a lo que se cree, la innovación no va ligada a grandes ideas y departamentos creativos. Acá cinco consejos para promoverla en toda la organización.

Publicado

on

Foto: Pexels

Uno de los temas prioritarios de la agenda corporativa de cualquier empresa, y aún más en estos momentos, es la innovación. Sin embargo, nos encontramos con un cuestionamiento importante ¿es la innovación un proceso que debemos implementar, o una cultura corporativa que debemos incentivar?

La creatividad no es un objeto que podamos ir a buscar ni se llega a ella siguiendo un mapa, pero sí estoy convencido de que hay cinco condiciones claves que deben existir para llegar a esta y que nos permitirán resolver nuestro cuestionamiento.

Lea también: Sin innovación no habrá crecimiento

1. No hay idea pequeña:

Aunque suene obvio, la presión por generar nuevas ideas, nos hace olvidar dos aspectos fundamentales. El primero es que la innovación puede venir desde cualquier nivel o área de la empresa, no necesariamente desde los departamentos creativos, de innovación, de Investigación y Desarrollo, de los CEO’s o de los directivos. El segundo es que no todas las ideas deben ser grandes proyectos que requieran una suma elevada de inversión en dinero y tiempo.

Existen proyectos que requieren mucho esfuerzo, pero tienen un bajo impacto, y otros que requieren el mismo nivel de esfuerzo, y tienen un impacto mucho más potente. El llamado es, no sólo a no subestimar una idea ni por su origen ni por su ambición, sino también a incentivar la creatividad en toda la organización.

2. Está bien fallar:

Es normal que, siendo parte de una organización, tengamos miedo al fracaso. Esto en muchas ocasiones hace que “sobrepensemos” la ejecución de una idea por dificultades en su desarrollo y mantenimiento, y terminamos desechando la iniciativa por temor a fallar.

La organización debe generar una cultura abierta en la que los colaboradores sepan que se puede proponer, pues las fallas se toleran. La clave es aprovechar cada bache como una oportunidad para aprender, pues todos los errores llevan aprendizajes consigo. Ninguna idea ha sido 100 % exitosa en su primer intento, y es precisamente allí, en la experiencia que nos deja cada ejercicio, en donde encontraremos la clave para mejorar nuestra idea y llevarla a cabo de la forma correcta.

Lea también: Resiliencia: tiempo de acción en la cuarentena

3. Las mejores ideas de tu empresa, están fuera de tu empresa:

Si tu empresa está en el camino de integrar la innovación, lo más normal es enfocarse en lo que se está construyendo dentro de ella. Sin embargo, este proceso se queda a medio camino si no se tiene en cuenta, y se busca proactivamente, la retroalimentación, no solo de tus clientes, sino de tus aliados y de los actores de tu sector.

Finalmente son quienes más pueden aportarnos sobre lo que pasa en la industria y qué necesidades y oportunidades se están generando todos los días. Mantener procesos de retroalimentación y contacto constante con clientes, aliados, y socios, favorecerá la generación de ideas, que pueden ser desarrolladas por tu empresa, o aún mejor, en equipo con uno o más actores.

4. El éxito depende de la ejecución:

En el 2000, el fundador de Netflix, Reed Hastings, buscó a John Antioco, CEO de Blockbuster para proponerle trabajar juntos en un nuevo modelo de negocio que consistía en el alquiler de vídeos no presenciales. Sin embargo, Antioco rechazó la oferta pues consideró que la idea estaba limitada a un pequeño nicho del mercado.

Quien tuvo la idea de rentar películas a los usuarios, en un principio, fue Blockbuster. Netflix se encargó de adaptarla a la realidad de los años 2000 y ejecutarla. Tener buenas ideas no es suficiente, es necesario llevarlas a la realidad y hacer que las cosas pasen.

Lea también: Guía práctica para la reubicación laboral cuando hacer recortes es inevitable

5. La innovación es un proceso y es una cultura:

Finalmente, la respuesta a nuestro cuestionamiento inicial. Por un lado, la innovación nunca llegará a tu empresa si no existe una cultura de innovación. Las ideas están en todos lados, y si no hay una motivación por parte de la empresa, en la que se anime a las personas a no temerle a proponer, crear e imaginar, las ideas nunca van a llegar.

Pero del mismo modo, deben existir espacios, tiempos y procesos destinados a capturar, pensar y reflexionar alrededor de las propuestas. Aunque los empleados lleguen a ti con una idea exitosa, si no existe una estructura que ayude a organizarlas, priorizarlas, aterrizarlas y enfocarlas alrededor de nuestros principios de negocio, van a seguir siendo eso, ideas que no llegarán a materializarse.

Contacto
LinkedIn: Alexis Langagne
*El autor es director general de Prosegur Seguridad para Latinoamérica Norte.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Capital Humano

Bill Gates recomienda estos 5 libros y algunas series de Netflix para quedarse en casa

El comelibros más rico del mundo tiene sugerencias para aquellos que quieren alejarse de la crisis o quieren entenderla aún mejor.

Publicado

on

Foto: Gatenotes.

Bill Gates acaba de publicar su lista anual de cinco libros para leer este verano, con la esperanza de que algunos de sus favoritos puedan ayudar a los lectores a sobrellevar la pandemia. “La mayoría de mis conversaciones y reuniones en estos días son sobre Covid-19 y cómo podemos detener la marea”, escribió Gates en su sitio web, Gates Notes. Él y su esposa Melinda, han dirigido su fundación para comprometer unos US$300 millones para combatir el coronavirus. “Pero a menudo también me preguntan qué estoy leyendo y viendo”.

Bill Gates y TikTok donan US$20 millones para distribuir la vacuna que surja contra Covid-19

En la biblioteca multimillonario, que ha dicho anteriormente que lee un libro todas las semanas, nada supera el placer de leer. Sus selecciones más recientes incluyen dos memorias: una escrita por una sobreviviente del Holocausto y psicóloga de 92 años, la doctora Edith Eva Eger, y la otra escrita por el ex CEO de Disney Bob Iger, quien reflexiona sobre sus años en el gigante del entretenimiento. Para aquellos que quieran aprender más sobre las pandemias, Gates sugiere el libro del historiador John M. Barry de 2004 sobre la pandemia de gripe de 1918, que ha subido a la lista de los más vendidos en medio de la crisis de Covid-19.

Por primera vez, este ávido lector también compartió sus programas favoritos actuales, para aquellos que buscan comerse nuevas series. Los Gates recientemente han visto la docuserie ‘Pandemia: cómo prevenir un brote’. También han disfrutado de varias series populares, incluyendo ‘A Million Little Things’, ‘This Is Us’ y ‘Ozark’. Incluso, ha recomendado la serie de la BBC de los 70’s, Claudio, que tiene lugar durante el Imperio Romano, según Gates.

Estas son las cinco recomendaciones de lectura de verano de Bill Gates:

The Choice, de la dra. Edith Eva Eger

Eger tenía solo 16 años cuando ella y su familia fueron sacados de su hogar en Hungría y enviados a Auschwitz. Eger sobrevivió y se mudó a los Estados Unidos, donde se convirtió en terapeuta. En el libro, ella realiza su búsqueda para sanar su indescriptible trauma y analiza cómo lidiar con el sufrimiento de todo tipo. “Si estás luchando con algo, esa lucha es real, incluso si crees que tu experiencia es trivial en comparación con la experiencia de alguien que sobrevivió a Auschwitz o alguien cuyo hijo sufre de una enfermedad terrible”, escribe Gates. “Creo que esto es algo especialmente importante a tener en cuenta en este momento, mientras que todos tienen diferentes experiencias con el brote de Covid-19”.

Cloud Atlas, de David Mitchell 

La novela de Mitchell, que sigue a seis personajes diferentes, incluido un editor en Londres en la década de 2000 y un joven músico en la Bélgica de 1930, busca encontrar puntos en común entre las personas a través del tiempo y el espacio. “En cierto modo, lo que las historias tienen en común es tan importante como lo que las hace diferentes”, escribe Gates. “Esta es una gran historia sobre la naturaleza humana y los valores humanos: las cosas que cambian y las que no, durante cientos o incluso miles de años”. (Tom Hanks y Halle Berry protagonizaron la película de 2012 basada en la novela de 2004).

The Ride of a Lifetime, de Bob Iger

De buenas a primeras, Gates dice que no lee muchos libros sobre cómo administrar un negocio. Sin embargo, el libro de Iger es una excepción, que Gates incluso recomendó al CEO de Microsoft, Satya Nadella. Iger lleva a los lectores a través de su viaje como el líder de Disney desde 2006 hasta principios de 2020, durante los años más transformadores de Disney, que incluyen la adquisición del fenómeno del cómic Marvel por US$4.200 millones del gigante del entretenimiento Marvel y su compra de US$4.100 mil millones de Lucasfilm, propietaria de la franquicia Star Wars. “Creo que cualquiera disfrutaría este libro, ya sea que estén buscando ideas de negocios o simplemente quieran una buena lectura de un tipo humilde que subió la escalera corporativa para dirigir con éxito una de las compañías más grandes del mundo”, escribe Gates.

The Great Influenza, de John M. Barry 

Este éxito de ventas de The New York Times de 2004 es la recomendación de Gates para aquellos que quieran entender Covid-19 a través de la lente de la pandemia de gripe de 1918 y aprender algunas lecciones de liderazgo. “Esta vez, tenemos muchas más herramientas a nuestra disposición para crear vacunas y terapias efectivas. Pero la ciencia es aún más lenta de lo que cualquiera de nosotros quisiera, y poner fin a esta pandemia requerirá algo más que una gran ciencia “, escribe Gates. “También requerirá mucha voluntad política, especialmente alentando el distanciamiento social y asegurándose de que los milagros científicos se propaguen tanto como el virus”.

Bill Gates está en el foco de teorías conspirativas sobre el coronavirus

Good Economics for Hard Times, de Abhijit V. Banerjee y Esther Duflo 

En su libro de 2019, los economistas ganadores del Premio Nobel abordan debates sobre políticas en países ricos, incluido Estados Unidos. La pareja se enfrenta a cuestiones como la inmigración, la desigualdad y el comercio desde el punto de vista económico, lo que Gates dice que es comprensible para los lectores que no tienen experiencia en el tema. “Banerjee y Duflo usan datos extensos para alejar y mostrarnos una visión más amplia de estas dinámicas humanas. Su investigación no es ciencia dura, como la química o la física”, escribe Gates. “Pero encontré que la mayor parte es útil y convincente”.

Si lees los 5 mejores libros de verano de Gates y aún tienes el tiempo y el apetito para más de sus recomendaciones, te sugiere que leas algunas de sus sugerencias pasadas: The Headspace Guide to Meditation and Mindfulness de Andy Puddicombe, Moonwalking with Einstein de Joshua Foer, A Gentleman In Moscow de Amor Towles, The Rosie Trilogy de Graeme Simsion, y Hyperbole and a Half: Unfortunate Situations, Flawed Coping Mechanisms, Mayhem, and Other Things That Happened de Allie Brosh.

Si bien es cierto que Gates no es un ávido consumidor de novelas gráficas, recomienda The Best We could Do de Thi Bui, y dos obras del ex ingeniero de la NASA Randall Monroe: What If?: Serious Scientific Answers to Absurd Hypothetical Questions y XKCD Volume 0.

Por: Deniz Çam | Forbes Staff

Seguir Leyendo

Capital Humano

Los centennials llegan a las oficinas: ¿qué hay que saber?

Análisis de qué tienen que hacer las empresas para que los veinteañeros se puedan adaptar a los actuales entornos laborales.

Publicado

on

Los centennials, esa generación que nació cercana al comienzo de siglo, que hoy está sobre los 20 años, es una población de jóvenes que está empezando su vida laboral por lo que, de entrada, las empresas deben prepararse.

Es un desafío. Esta generación sí es realmente nativa digital, contrario a las pasadas, que se han adaptado a las nuevas tecnologías, dice un estudio de Hays conocido por Forbes.

Descarga acá la revista de Forbes de mayo

“La gran diferencia está en quienes fuimos adquiriendo nuevos hábitos digitales y en quienes crecieron con ellos. Señalar la natividad digital como la capacidad para adquirir esos nuevos hábitos es el mayor error que podemos cometer para interpretar a los centennials: la primera generación 100 % nativa digital”, se lee en el informe.

Al encuestar a más de mil líderes de empresas en Brasil, Colombia, Chile y México, los principales retos que tienen con estos nuevos trabajadores radican en comprender qué los motiva profesionalmente. De hecho, más de la mitad aseguró que esa es la principal barrera.

Lea las historias sobre Capital Humano en Forbes

Otro de los elementos que genera preguntas a los líderes es cómo manejar equipos de diferentes generaciones al mismo tiempo y cómo ofrecer la flexibilidad de trabajo.

De otro lado, lo que más les llama la atención y por lo cual creen que es una generación interesante es por el aporte que pueden dar a sus equipos por su familiaridad con la tecnología. El 54 % de los encuestados así lo cree.

“La gran diferencia está en quienes fuimos adquiriendo nuevos hábitos digitales y en quienes crecieron con ellos

Creen que los centennials tienen curiosidad para innovar y aprender, así como una comunicación digital efectiva. De igual manera, tres de cada diez encuestados creen que esta generación tiene un compromiso con lo ambiental y con la equidad de género, y la misma proporción cree que, como cualidad para los negocios, tiene una alta interacción con las tendencias globales.

“Los centennials son parte de una generación que creció con mayor acceso a la información, acostumbrados a recibir respuestas a sus preguntas personalizadas en tiempo real y desde cualquier lugar”, señala el informe de Hays. Por lo que los expertos se preguntan: ¿Cómo no van a sentirse incómodos en culturas en donde la comunicación interna sigue siendo monodireccional, de arriba hacia abajo?

El estudio recalca en que “los centennials más jóvenes ya crecieron con la posibilidad de elegir no el horario, ni el canal, sino los contenidos directamente. Esto implica un cambio muy grande de mentalidad: sentirse dueños de decidir”.

Seguir Leyendo

Capital Humano

Cómo es la seguridad laboral en tiempos de covid-19

Para la OIT, es importante que el Gobierno de Colombia mantenga el diálogo con la sociedad, sindicatos y gremios

Publicado

on

Trabajador

El regreso al trabajo de los trabajadores en construcción, manufacturas y los municipios sin reportar casos de covid-19 han puesto al país, igual que ha pasado en otras partes del mundo, de los protocolos de bioseguridad, las nuevas rutinas y el futuro cercano del trabajo. Así le va a Colombia a la hora de proteger a sus trabajadores.

Adriana Solano, presidente del Consejo Colombiano de Seguridad, destaca que el trabajo conjunto hecho entre empresas, las ARL -que en el caso de trabajadores del sector salud deben proveerles los elementos de seguridad personal para evitar el contagio-, así como de los propios trabajadores al aplicar los protocolos y utilizar correctamente sus elementos de protección “es lo que hace la diferencia que se tiene que dar de una manera sistemática, rigurosa, con un criterio técnico, donde prevalece un valor fundamental que es la salud del trabajador y que son las necesarias para contener un problema que definitivamente es de salud pública y que así debe ser”.

En el país, además, el nuevo virus fue declarado enfermedad laboral para los trabajadores del sector de la salud.

Puede interesarle: Preparados para el teletrabajo sin afectar la operación

Esto significa que “el proceso de calificación desde una incapacidad parcial o total es un proceso mucho más expedito, mucho más rápido y de alguna manera, implica que va a tener una cobertura más inmediata en el tema de prestaciones sociales y económicas”, explica Adriana.

Por su parte, Italo Cardona, representante de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) para Colombia advierte que “en general, la estimación global que la OIT ha hecho y que es pública es que más o menos 4 de cada 10 empleos en sectores de riesgo tienen una exposición importante”.

Sin embargo, hay trabajadores más vulnerables que otros dentro de los mismos sectores de mayor riesgo “las personas que estaban en el sector informal van a tener un impacto mucho mayor en sus ingresos y en todo lo que significa alrededor de los ingresos para su familia, que los que están en empleos formales”, añade.

Recomendado: Tres acciones para liderar efectivamente en medio de la crisis

Esto obliga a los gobiernos de todos los países a tomar medidas especiales también para proteger los ingresos de esos trabajadores más vulnerables y de sus familias. En Colombia, se estima que de los 22 millones de colombianos que conforman la población económicamente activa, solo cerca de nueve millones cotizan sistemáticamente en el sistema de seguridad social.

“En ese sentido, el llamado de la OIT es el de fortalecer el diálogo social entre el Gobierno, las asociaciones sindicales y los gremios para tomar las mejores decisiones que se relacionen con la salud y por su puesto con la reactivación de estos sectores”, destaca Italo, quien también reconoce como positivos los esfuerzos que ha hecho el gobierno colombiano.

Pero los colombianos también debemos tener en cuenta que “en la medida que no haya vacuna, tenemos que asumir la cuarentena porque es un problema de salud pública y es un problema de todos”, concluye Adriana.

Seguir Leyendo

Capital Humano

Cómo activar la creatividad y adaptarse a la nueva normalidad

Tenga en cuenta que la creatividad no es un botón que se enciende sino un músculo que se fortalece con trabajo cotidiano.

Publicado

on

Foto: Pexels

Por: Blanca Mery Sánchez*

Incluso si no se considera una de esas personas ‘creativas’, es probable que su trabajo requiera alguna forma de pensamiento creativo y lo haya hecho por mucho tiempo sin darse cuenta, para la muestra las últimas dos semanas recuerde ¿cuántas veces ha tenido que adaptarse rápida y efectivamente a los cambios?

Allí utilizó el pensamiento creativo gracias a que tenemos dentro de nosotros el órgano más sofisticado del universo, el cerebro, capaz de reinventarse a sí mismo una y otra vez activando sus más de cien mil millones de neuronas para hacer realidad lo que una vez fue solo una idea.

Lea también: Neuroliderazgo: la clave para sobrevivir al 2020

Llegó el momento de desbloquear el potencial creativo que todos tenemos dentro si queremos permanecer vigentes en la nueva normalidad, aprender como activar esta habilidad cambiará su vida y mejorará sus resultados. Pero vale la pena aclarar que la creatividad no es un interruptor que se enciende, sino más bien un musculo que se fortalece y que con un poco de trabajo cotidiano podemos desarrollarlo y tenerlo listo para cuando lo necesitemos.

Solo cuando el cerebro se enfrenta a estímulos que no ha encontrado antes, comienza a reorganizar la percepción y con esto a activar la creatividad. Por eso este momento de inflexión es una gran oportunidad para quienes decidan incrementar su flexibilidad cognitiva o dicho de otro modo su pensamiento creativo.

Para lograr esto lo invito a comenzar con tres acciones:

  • Elija ser un creativo: tal cual, atrás quedaron los viejos patrones de “no soy creativo” vamos a desarrollar esta capacidad desde este momento implementando acciones puntuales con las que avancemos un paso a la vez:
  • Busque contenidos creativos (podcast, artículos, series, documentales, música, artistas, científicos, videos de tecnología…..) y sumérjase mínimo diez minutos cada día de manera intencionada. Cuando estamos rodeados de creatividad esta activa nuevas formas de ver el mundo, amplia nuestras vías neuronales y nos impulsa a ser disruptivos.

Lea también: Tres acciones para liderar efectivamente en medio de la crisis

  • Tenga un partner de creatividad: identifique una persona que quiera acompañarlo en esta aventura, no tiene que ser un genio creativo, solo alguien con quien perseverar en el desarrollo de la competencia y compartir retos.
  • Atrévase: tómese un espacio para la ideación y piense en lo que el mundo, el país, su empresa o usted mismo necesita para ser una versión mejorada y escriba sin filtro las ideas que se le ocurran, en este momento no estamos pensando en la calidad de estas, apenas estamos recableando el cerebro para desbloquear la creatividad.

Soy una gran creyente del potencial que tiene la creatividad para mejorar el mundo, solo falta que muchas más personas liberen el genio creativo que todos llevamos dentro y que con pequeñas y grandes ideas aportemos a la nueva realidad.

Contacto
LinkedIn: Blanca Mery Sánchez

*La autora es máster en neurociencia aplicada al alto rendimiento y la felicidad y directora de la compañía Mente Sana

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado