Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Forbes Women

“Revolucionar el sistema de cuidado es la clave para reabrir la economía”: Melinda Gates

“La economía de cuidado se basa en las mujeres”, dijo a Forbes mientras alega que la pandemia ha acelerado la urgencia de crear sistemas de cuidado más equitativos.

Publicado

on

Melinda Gates. Foto: Jason Bell.

La Fundación Bill & Melinda Gates se ha caracterizado por enfrentar desde distintos frentes los problemas más complejos del mundo, por lo que no sorprende el rol que han tomado en la lucha contra la pandemia del Covid-19, a la que han comprometido más de US$300 millones.

“Creo que podemos comenzar reconociendo el hecho de que nuestro sistema de cuidado se ha roto y si vamos a reabrir esta economía, lo que tenemos que hacer muy lentamente y con mucho cuidado, esta es una de las claves para hacerlo”, dijo a Forbes Melinda Gates.

Para Gates, se debe reconocer el hecho de que el 86% de la enfermería que está en primera línea de la contingencia, son mujeres, como lo son el 75% de quienes se dedican a labores de cuidado en Estados Unidos.

Siga la información de equidad de género en nuestra sección Forbes Women

“Los trabajadores de bajos salarios a los que llamamos esenciales, hacen trabajos esenciales: mantener abiertas nuestras tiendas y asegurarnos de que nuestras recetas estén surtidas, y el 62% de ellas son mujeres. Entonces, si desea reabrir la economía, es mejor que se asegure de proteger y mantener a esas mujeres seguras porque son las que se preocupan por todos los demás. Ellas son las principales cuidadoras en casa de los niños pequeños o de los padres ancianos. Y sabemos esto por buenos datos. Por lo tanto, no se podrá reabrir la economía a menos que realmente aborde estos problemas”, expresó Melinda.

La Fundación Bill & Melinda Gates está trabajando con sus aliados para acelerar la acción mundial contra Covid-19, fortalecer las redes de seguridad social de los países de bajos y medianos ingresos y su capacidad para responder al virus, ayudar a garantizar el rápido desarrollo y la disponibilidad generalizada de productos esenciales, incluidos equipo de protección personal, diagnóstico, terapéutica y vacunas.

Además de todos estos esfuerzos vitales, Melinda Gates, quien es presidente de la organización y fundadora de Pivotal Ventures, que ya había estado haciendo un trabajo de gran alcance e innovador en la fundación para apoyar la equidad de género y las mujeres de todo el mundo, comenzaron a pensar en los impactos específicos que la pandemia estaba teniendo en las mujeres, particularmente en el frente de cuidado doméstico.

Y aunque la mayoría de las mujeres ahora trabajan a tiempo completo fuera del hogar, todavía pasan dos veces más horas cuidando a otros, son diez veces más propensas a quedarse en casa con niños enfermos y son tres veces más propensas que los hombres a dejar sus trabajos para cuidarlas. de un miembro de la familia.

Desde que comenzó la pandemia y cerraron las escuelas, el 43% de las madres empleadas en Estados Unidos han dicho que son las principales responsables de proporcionar cuidado de niños, mientras que solo el 7% de los padres empleados dicen lo mismo.

En un artículo de opinión reciente para el Washington Post, Melinda argumenta que para reabrir el país y reconstruir la economía, se necesitará mucho más que pruebas y rastreo de contactos. Para mantener a los estadounidenses enfermos en sus hogares y lograr que los estadounidenses sanos vuelvan al trabajo, necesitaremos un enfoque radicalmente nuevo para el cuidado.

En su artículo de opinión, Melinda presenta soluciones en las que los encargados de la formulación de políticas, los líderes empresariales y los inversores pueden actuar para que el sistema de cuidado roto de Estados Unidos no obstaculice nuestra recuperación y deje atrás a las comunidades vulnerables.

Forbes Women

Películas inspiradas en la jueza Ginsburg serán relanzadas para apoyar derechos de mujeres

Ruth Bader Ginsburg, un ícono liberal y feminista, murió el 18 de septiembre a los 87 años, lo que provocó memoriales improvisados en todo el país y dio un vuelco a las elecciones de noviembre en torno a la batalla política sobre su sucesor en la Corte Suprema.

Publicado

on

Ruth Bader Ginsburg, jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos (Qepd). Foto: EFE

Dos películas sobre la fallecida jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg se volverán a estrenar en cines de Estados Unidos y las ganancias se destinarán a apoyar a grupos de derechos de las mujeres, dijeron los productores.

El documental “RBG”, que consolidó el llamativo estatus de heroína de la cultura pop de Ginsburg, y la película biográfica “On the Basis of Sex”, ambas de 2018, volverán a estrenarse en las salas el viernes y estarán disponibles “on demand”, dijeron el martes Focus Features y Magnolia Pictures.

Las compañías cinematográficas indicaron que donarán las ganancias netas del relanzamiento a la American Civil Liberties Union Foundation en apoyo a su Proyecto sobre Derechos de las Mujeres, que fue cofundado por Ginsburg en 1972.

Lea también: Trump propondrá a una mujer para la Corte Suprema

Ginsburg, un ícono liberal y feminista, murió el viernes a los 87 años, lo que provocó memoriales improvisados en todo el país y dio un vuelco a las elecciones de noviembre en torno a la batalla política sobre su sucesor.

“Estas películas resaltan solo una pequeña parte de su legado a la pantalla, pero su gran impacto en nuestro país va mucho más allá. Esperamos que los espectadores vuelvan a inspirarse por su pasión, su coraje y lo lleven de vuelta al mundo”, dijeron Focus Features y Magnolia Pictures en un comunicado conjunto.

Lea también: Principales ganadores de la reciente edición de los Emmy

“RBG”, que ganó un premio Emmy y estuvo nominado a dos Oscar, aborda el legado legal, la vida personal y los arduos entrenamientos de Ginsburg que le valieron el apodo de Notorious RGB.

“On the Basis of Sex”, protagonizada por Felicity Jones, cuenta la historia de los primeros años de la carrera de Ginsburg y sus luchas personales y legales por la igualdad de derechos.

Reuters

Seguir Leyendo

Forbes Women

A propósito de gobierno corporativo y juntas directivas

Mónica Contreras, expresidenta de PepsiCo en territorio andino y miembro de la junta directiva de Women In Connection, Invest in Bogota, Corficolombiana y Farmatodo explica por qué es importante que las empresas avancen en diversidad e inclusión femenina.

Publicado

on

Foto vía Unsplash

La importancia de los gobiernos corporativos para las empresas es tema relevante que cada día toma mayor interés en la opinión pública. Un buen gobierno corporativo permite a la empresa garantizar una imagen responsable y transparente que aumente la confianza de clientes, inversores y organismos públicos; entendiendo un balance adecuado de poderes, una toma de decisiones que incorpore las expectativas de los diferentes grupos de interés; factores que permiten la sostenibilidad y generación de valor que toda organización busca.

En una publicación reciente realizada por el Centro de Estudios en Gobierno Corporativo del Cesa, analizando empresas colombianas y de la región, ellos muestran los efectos positivos del buen gobierno.

Concluyen que empresas más transparentes en términos de información que entregan al mercado, son mejor valoradas en los mercados latinoamericanos; las juntas directivas generan mayores rendimientos financieros para las empresas por la asesoría y acompañamiento en la toma de decisiones; la mayor participación de las mujeres en posiciones de liderazgo muestra compromiso con la diversidad y fortalecen la relación con los inversionistas; y, finalmente, las prácticas de buen gobierno hacen a las empresas más exigentes con sus equipos directivos.

Lea también: Forbes presenta a las 50 mujeres poderosas de Colombia

Avanzar en un buen gobierno corporativo significa avanzar en diversidad e inclusión femenina, oportunidad en Colombia que requiere ser atendida, entendiendo la baja participación de mujeres en juntas directivas y posiciones de primer nivel actualmente.

Según la OIT, Deloitte y Catalyst, las Juntas Directivas se componen en un 17,5 % de mujeres. Para el caso de América Latina y el Caribe el porcentaje de participación de mujeres en juntas se ubica en el 7,9 %. Colombia se encuentra en el promedio mundial y está mejor posicionada en comparación a la región latina, con participación de mujeres en el 17 %.

Sin embargo, todavía hay un camino largo por recorrer, si se tiene en cuenta que tan solo el 8,6 % de las juntas directivas son presididas por mujeres.

Lea también: Citigroup elige como CEO a Jane Fraser, la primera mujer al frente de un banco de Wall Street

“Contar con mujeres empoderadas, tomadoras de decisiones y administradoras de recursos en las juntas directivas genera valor en las empresas”.

La experiencia internacional demuestra que, al haber un equilibrio de género a la hora de tomar decisiones relevantes y estratégicas en las mesas directivas, las empresas no solo tienen réditos cualitativos sino cuantitativos y de negocio; incluso si la participación de mujeres supera el 30 % se constituye un entorno positivo para la innovación, hay menores niveles de corrupción institucional, mejores políticas de recursos humanos y mayor atención a las necesidades del mercado.

Desde una perspectiva del negocio, las empresas alcanzan entre 8 % y 13 % de incremento en el rendimiento sobre los activos (ROA), un incremento del 4 % sobre los retornos de los flujos de caja y un crecimiento del 8 % en ventas.

Lea también: Tras 8 años al mando, Sylvia Escovar dejará la presidencia de Terpel

Contar con mujeres empoderadas, tomadoras de decisiones y administradoras de recursos en las juntas directivas genera valor en las empresas y gobiernos. Garantizar el balance de género en las empresas se convierte en catalizador para el desarrollo empresarial y social.

Entendiendo las transformaciones sociales, empresariales y gubernamentales que la nueva economía poscovid trae consigo, es momento de acoger e impulsar la mayor representación femenina en altos cargos y juntas directivas, siendo la apuesta correcta que empresa y país requieren en la búsqueda de un mejor gobierno corporativo y la prosperidad colectiva que tanto se requiere en Colombia.

Seguir Leyendo

Forbes Women

Citigroup elige como CEO a Jane Fraser, la primera mujer al frente de un banco de Wall Street

Fraser comenzó su carrera en Goldman Sachs, en el departamento de fusiones y adquisiciones en Londres, y luego trabajó para Asesores Bursátiles en Madrid.

Publicado

on

Foto: Reuters.

Citigroup Inc nombró el jueves a la jefa de su negocio de banca de consumo, Jane Fraser, para suceder a Michael Corbat el año que viene como su directora ejecutiva, convirtiéndose así en la primera mujer en dirigir uno de los grandes bancos de Wall Street.

A nivel mundial, las mujeres siguen siendo la excepción en los altos cargos de la banca. Alison Rose se convirtió en la primera mujer en dirigir un banco británico cuando asumió el cargo en el grupo Natwest el año pasado, mientras que la presidenta ejecutiva del Santander, Ana Botín, es la única mujer al frente de un banco grande de la zona euro.

Desde hace tiempo se ha catalogado a Fraser como una estrella en ascenso en Wall Street, y el año pasado el consejo de Wells Fargo & Co la consideró para ocupar el cargo CEO, aunque posteriormente se decantó por Charles Scharf, exejecutivo de JPMorgan.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes Colombia

Con 16 años de experiencia en el Citi, al que se unió para dirigir la estrategia de clientes en el banco de inversiones, Fraser comenzó su carrera en Goldman Sachs, en el departamento de fusiones y adquisiciones en Londres, y luego trabajó para Asesores Bursátiles en Madrid (España).

“En el momento oportuno, es toda una sorpresa para nosotros. Estratégicamente podría ser un momento oportuno para una transición en el liderazgo de Citi. Los inversores necesitarán saber más de Jane, más pronto que tarde”, dijo la analista de Credit Suisse Susan Roth Katzke en una nota.

Reuters

Seguir Leyendo

Forbes Women

Forbes presenta a las 50 mujeres poderosas de Colombia

Por primera vez, Forbes presenta el listado de mujeres destacadas en diferentes ámbitos de la sociedad.

Publicado

on

Andrés Rodríguez / Forbes colombia

En la edición de septiembre de la revista Forbes Colombia presenta, por primera vez, a las 50 mujeres poderosas del país, un listado mundialmente reconocido que ha hecho Forbes en sesenta países y que tiene como fin resaltar a mujeres en diferentes ámbitos de la sociedad. En la portada están: Claudia López, alcaldesa de Bogotá; Sylvia Escovar, presidenta de Terpel, y Sandra Forero, presidenta del Consejo Gremial.

En el listado se muestran a medio centenar de colombianas que se destacan en los sectores empresariales, artísticos, deportivos, académicos y políticos del país. Muchas de ellas están ocupando cargos en los que tradicionalmente habían estado hombres.

Vea el listado de las 50 mujeres poderosas Colombia 2020

Esta selección la hizo el equipo editorial de Forbes, con asesoría de expertos en diferentes áreas, uso la misma metodología usada por casa matriz de Forbes en Estados Unidos. Se evaluaron distintos criterios de selección. El poder duro: los recursos que administran y gestionan (PIB, ingresos, activos bajo su administración o patrimonio neto); impacto (número de colaboradores, población) y esferas de influencia. De igual manera, el poder dinámico (audiencias, comunidades e influencia creativa). Además, se analiza el poder blando, es decir lo que están haciendo con su influencia en cada uno de los sectores: negocios, medios, tecnología, finanzas, filantropía, política y arte. Para esta edición, los análisis de estas variables finalizaron el 1 de agosto del 2020.

El listado va acompañado de una gran radiografía de la situación de la equidad de la mujer en el país, así como los reveladores resultados de sondeos hechos a 60 líderes empresariales en el país y a 20 emprendedoras sobre las barreras de la inclusión de la mujer. Este es el preludio para el gran foro sobre las mujeres poderosas que presenta Forbes, Bancolombia y Servientrega el próximo 8 de octubre.

Las 50 poderosas

Otros temas de esta edición

LOS CEO GLOBALES DE SIEMENS Y L’ORÉAL HABLAN DEL FUTURO
Roland Busch y Jean-Paul Agon hablaron con Forbes sobre lo que viene para estas distintas industrias en medio de la pandemia.

EL CAMBIO DE LAS OFICINAS
Mientras que el teletrabajo reina por la pandemia, las empresas empiezan a alistar el posible regreso al trabajo cuando el contagio esté controlado. Esto es lo que hay que tener en cuenta.

LA APUESTA DEL BANREPÚBLICA
Los escenarios en los que se mueve el Emisor después de bajar las tasas de interés a máximos históricos. ¿Podrá bajar más? ¿Qué nuevos movimientos puede plantear?

VUELVE LA TENSIÓN CHINA – EE. UU.
A pocos meses de elecciones en Estados Unidos y en medio de la incertidumbre de la pandemia, el presidente Donald Trump arrecia contra China. ¿Cuáles serán los efectos en la economía?

LAS MUJERES Y LAS JUNTAS
Mónica Contreras, expresidenta de Pepsico Colombia, habla sobre la importancia para las empresas tener a mujeres en juntas directivas del país de cara al futuro y a la recuperación económica.

EL DESAFÍO SOCIAL
Martha Elena Delgado, directora de análisis Macroeconómico y Sectorial de Fedesarrollo, señala que en esta coyuntura se requiere una visión amplia e integral para enfrentar la emergencia social que no acabará cuando la pandemia se diluya.

EMPRENDER EN MÉXICO
Plataformas colombianas como la de Rappi afirman que una de sus prioridades es avanzar en el mercado mexicano. Además de su tamaño, qué otros elementos lo hacen atractivo para los nacionales.

EMPRENDEDOR EN SERIE
La historia de Andrés Gutiérrez, cofundador de Tappsi, TPaga y MiMegáfono. Lecciones de sus iniciativas y su último proyecto.

LAS BODAS EN PANDEMIA
En medio de la crisis sanitaria, el mercado de las bodas en Colombia y el mundo se sigue moviendo, eso sí, a pasos más lentos. ¿Para dónde va este renglón de lujo?

Seguir Leyendo

Actualidad

Ser mujer y latina, los retos de la colombiana que busca triunfar en las elecciones locales de Italia

La abogada Mónica Patiño Gómez ha tenido que enfrentarse ha episodios de discriminación en su carrera a las elecciones locales en Toscana, Italia.

Publicado

on

EFE.- Cuando la abogada italo-colombiana Mónica Patiño Gómez decidió dar el salto a la política y presentarse como candidata para las elecciones regionales de la Toscana sabía que tendría que superar muchos obstáculos, pero nunca esperó que se produjera una reacción tan violenta contra ella. Sus delitos: ser mujer y latinoamericana.

“Me esperaba esta reacción por el clima político de odio que hay hacia los inmigrantes, que es muy fuerte últimamente en Italia. Sabía que podía pasar, pero nunca pensé que fuera tan fuerte, con palabras tan violentas”, cuenta a Efe.

Lea también: Las arquitectas latinoamericanas derriban barreras

Se refiere a una cascada de cientos de comentarios racistas y sexistas que inundaron en unas horas las redes sociales tras su anuncio de candidatura en las listas del Partido Democrático (PD, centroizquierda), aunque ella es independiente.

Patiño, de 43 años y residente desde hace 19 en Florencia, donde ejerce su profesión y creó, además, las asociaciones Colombianos en Toscana y Mujeres Migrantes, anunció hace apenas unos días su candidatura al consejo regional de Toscana para los comicios del 20-21 de septiembre.

Le movió su deseo de mejorar las cosas en su ciudad, de acabar con “la degradación del centro urbano, con la falta de respeto por las reglas” y, sobre todo, “acabar con la instrumentalización de la política en materia de inmigración”, con el clima de odio promovido por la derecha.

“Porque hay tantísimos inmigrantes en Florencia que aman esta ciudad, que respetan las reglas, que pagan sus impuestos y se matan a trabajar y que se sienten florentinos… En una ciudad donde se respeten las reglas y se frene la degradación, no podrá haber sitio para el populismo de derechas”, afirmaba en su primer vídeo de campaña.

Casada con un florentino y con un hijo de tres años y medio, Patiño no quiere hacerse la víctima ni darse a conocer por haber sido objeto de ataques, pero está convencida de que “una mujer no tiene que soportar ofensas por su condición de mujer o por su origen”, dice a Efe.

Lea también: Cómo es ser mujer y empresaria en Colombia durante la crisis mundial

“No podemos seguir tolerando esto y debemos cambiar la sociedad. Me rehúso a que ocurra esto en cualquier contexto”, afirma.

Le cuesta repetir los insultos que recibió y que ya han sido borrados: “Me duele tener visibilidad por algo como esto y no por mis ideas y proyectos”, pero dan una idea de lo sucedido. “De todo tipo menos políticos”, dice. Desde “¿Quién eres tú para decirnos lo que tenemos que hacer?”, “Lárgate a tu país” o “Vete a la autopista, que te espero para pasarte por encima con el auto”.

También “por qué no te alías con Cicciolina” o “con quién te has liado para presentarte a las elecciones”, entre otros ataques sexistas. “Cosas muy dolorosas”, recuerda, y lamenta que lo que más le sorprendió al principio fue “la resignación de la gente decente, el silencio”.

Después todo cambió: “Me sentí apoyada, hubo muchas reacciones de amor y de solidaridad. Italia no es un país racista, es víctima de una política que busca siempre a un enemigo. La derecha basa su campaña electoral en la desinformación. Como izquierda tenemos que combatir esta situación”, señala.

Desde su llegada a Italia hace casi dos décadas, “por amor”, decidió aprovechar su profesión de letrada para ayudar a los inmigrantes latinoamericanos y a las mujeres migrantes en sus trámites burocráticos y otros problemas para integrarse.

“Y pensé, no puedo seguir haciéndolo así”, y por ello creó la asociación de Mujeres Migrantes.

Lea también: Kamala Harris, la mujer que inyecta energía a la campaña de Joe Biden

“Vi que se repetía mucho un patrón entre las mujeres. Llegan a Italia, a veces por amor, y dejan sus estudios, o no convalidan sus títulos, se entregan totalmente a una persona y al final están en una situación de indefensión, no tienen poder económico, no tienen voz ni voto”, afirma.

Por ello, su asociación las anima a trabajar en su autoestima, homologar sus títulos si los tienen, integrarse, aprender el idioma e ir creciendo, empoderándose”, y también interviene en casos de trata.

“Tenemos que cambiar la sociedad, y por eso decidí entrar en política, para tratar de incidir en las decisiones del país. La política es la manera de hacerlo a mayor escala, con mayor impacto”, subraya.

Se opone con fuerza al discurso de que “la izquierda arruinó este país porque dejó que llegaran los inmigrantes”. “La derecha ha conseguido hacer calar un discurso sobre la inmigración que es una verdad a medias, de que estamos invadidos, que recibimos a todos”.

“Hay que explicar que Italia, como país de la UE, forma parte del Convenio de Dublín, que rige las normas sobre el derecho de asilo, y precisamente cuando la Liga estaba en el Gobierno Italia no apoyó la reforma de este sistema”, señala. 

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado