Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Forbes Women

A propósito de gobierno corporativo y juntas directivas

Mónica Contreras, expresidenta de PepsiCo en territorio andino y miembro de la junta directiva de Women In Connection, Invest in Bogota, Corficolombiana y Farmatodo explica por qué es importante que las empresas avancen en diversidad e inclusión femenina.

Publicado

on

Foto vía Unsplash

La importancia de los gobiernos corporativos para las empresas es tema relevante que cada día toma mayor interés en la opinión pública. Un buen gobierno corporativo permite a la empresa garantizar una imagen responsable y transparente que aumente la confianza de clientes, inversores y organismos públicos; entendiendo un balance adecuado de poderes, una toma de decisiones que incorpore las expectativas de los diferentes grupos de interés; factores que permiten la sostenibilidad y generación de valor que toda organización busca.

En una publicación reciente realizada por el Centro de Estudios en Gobierno Corporativo del Cesa, analizando empresas colombianas y de la región, ellos muestran los efectos positivos del buen gobierno.

Concluyen que empresas más transparentes en términos de información que entregan al mercado, son mejor valoradas en los mercados latinoamericanos; las juntas directivas generan mayores rendimientos financieros para las empresas por la asesoría y acompañamiento en la toma de decisiones; la mayor participación de las mujeres en posiciones de liderazgo muestra compromiso con la diversidad y fortalecen la relación con los inversionistas; y, finalmente, las prácticas de buen gobierno hacen a las empresas más exigentes con sus equipos directivos.

Lea también: Forbes presenta a las 50 mujeres poderosas de Colombia

Avanzar en un buen gobierno corporativo significa avanzar en diversidad e inclusión femenina, oportunidad en Colombia que requiere ser atendida, entendiendo la baja participación de mujeres en juntas directivas y posiciones de primer nivel actualmente.

Según la OIT, Deloitte y Catalyst, las Juntas Directivas se componen en un 17,5 % de mujeres. Para el caso de América Latina y el Caribe el porcentaje de participación de mujeres en juntas se ubica en el 7,9 %. Colombia se encuentra en el promedio mundial y está mejor posicionada en comparación a la región latina, con participación de mujeres en el 17 %.

Sin embargo, todavía hay un camino largo por recorrer, si se tiene en cuenta que tan solo el 8,6 % de las juntas directivas son presididas por mujeres.

Lea también: Citigroup elige como CEO a Jane Fraser, la primera mujer al frente de un banco de Wall Street

“Contar con mujeres empoderadas, tomadoras de decisiones y administradoras de recursos en las juntas directivas genera valor en las empresas”.

La experiencia internacional demuestra que, al haber un equilibrio de género a la hora de tomar decisiones relevantes y estratégicas en las mesas directivas, las empresas no solo tienen réditos cualitativos sino cuantitativos y de negocio; incluso si la participación de mujeres supera el 30 % se constituye un entorno positivo para la innovación, hay menores niveles de corrupción institucional, mejores políticas de recursos humanos y mayor atención a las necesidades del mercado.

Desde una perspectiva del negocio, las empresas alcanzan entre 8 % y 13 % de incremento en el rendimiento sobre los activos (ROA), un incremento del 4 % sobre los retornos de los flujos de caja y un crecimiento del 8 % en ventas.

Lea también: Tras 8 años al mando, Sylvia Escovar dejará la presidencia de Terpel

Contar con mujeres empoderadas, tomadoras de decisiones y administradoras de recursos en las juntas directivas genera valor en las empresas y gobiernos. Garantizar el balance de género en las empresas se convierte en catalizador para el desarrollo empresarial y social.

Entendiendo las transformaciones sociales, empresariales y gubernamentales que la nueva economía poscovid trae consigo, es momento de acoger e impulsar la mayor representación femenina en altos cargos y juntas directivas, siendo la apuesta correcta que empresa y país requieren en la búsqueda de un mejor gobierno corporativo y la prosperidad colectiva que tanto se requiere en Colombia.

Publicidad
Publicidad