Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Capital Humano

Hogueras digitales

Es probable que nunca antes la reputación de una figura pública haya estado tan expuesta. Basta un comentario, un titular o un rumor para que las redes sociales estallen y la consuman. El desafío actual es mantener la visibilidad en tiempos de cancelación, linchamientos y boicots.

Publicado

on

Foto: Getty Images.

Por: Santiago Sánchez B.*

Además de un extraordinario universo de datos y relatos, Internet es también un bidón de gasolina. Una chispa es suficiente para encender la interacción de miles de usuarios en las antípodas del pensamiento y atrincherarlos en el debate, la polémica y los trending topics.

Las identidades conectadas son mucho más susceptibles de participar en conversaciones colectivas e involucrarse en movimientos con objetivos e impactos políticos, económicos y sociales. Es rápido, fácil y en muchos casos, al abrigo del anonimato. Esos rasgos han sido determinantes en el surgimiento de fenómenos como la cancelación, los linchamientos y los boicots. Plataformas como Twitter o Facebook han facilitado el derrumbe de los monopolios informativos y de opinión, provocando con ello también nuevas discusiones alrededor de problemáticas como el racismo y la misoginia.

Esa avalancha de indignación ha contribuido a exponer a personas y marcas cuyo proceder resulta cuestionable, y en un sentido más amplio, ha redibujado las vulnerabilidades de la reputación, dejando en evidencia que nadie está exento de ser observado, juzgado -y si la situación conduce a ello- hundido digitalmente. “Es un efecto en masa brutal. Acaba pasando que las personas se unen para tomar una decisión sobre lo que es bueno, malo e inadecuado y el posicionamiento es muy claro: a favor o en contra”, afirma Manuel Armayones, Phd en Psicología e investigador del eHealth Center de la Universitat Oberta de Catalunya.

Sin embargo, lo que parecía ser un tribunal ad hoc reservado para quienes abusan del privilegio en cualquiera de sus formas, se ha normalizado como una dinámica que hoy puede alcanzar por distintos motivos a cualquier figura pública, y para ser más precisos, a cualquier persona, configurando un complejo panorama para la gestión de la reputación en línea, cuyas crisis se caracterizan por tres elementos, según Iván Pino, Socio y director senior del área de digital de LLYC: “El nivel de transparencia es muchísimo mayor, la capacidad de amplificación de la opinión pública hace que la conversación sea más abierta y no tenga límites, y se ha superado la huella del tiempo. Ahora cualquier error pasado siempre está presente en algún link”, explica.

El daño está hecho

Emmanuel Cafferty trabajaba como técnico para la Compañía San Diego Gas & Electric. Mientras esperaba el cambio de luz en un semáforo en la camioneta asignada por su empresa, un hombre desde otro vehículo le gritaba y tomaba fotografías que posteriormente publicó en Twitter etiquetando al empleador del técnico a quien señalaba de haber realizado con su mano izquierda un símbolo supremacista.

A los pocos días, Cafferty -de madre mexicana y sin ninguna vinculación a movimientos racistas- perdió su empleo. Tiempo después su denunciante reconoció que pudo haber sido irresponsable publicar la fotografía y eliminó su cuenta de Twitter. Aunque todavía es posible leer artículos y trinos a favor del afectado, lo cierto es que el suceso dejó una la huella en términos de reputación que no es del todo reversible.

Siga toda la información de economía y finanzas en Forbes Colombia

Para Julia Mariano, Consultora en reputación en línea y derecho al olvido, las afectaciones alcanzan a una persona a nivel económico, profesional y familiar: “publicar algo en internet es cuestión de segundos, borrar sus efectos de la vida de alguien toma mucho tiempo” señala.

Mariano, que ha acompañado víctimas de difamación en Europa y Estados Unidos utilizando instrumentos legales y tácticas de programación, marketing digital y comunicación, explica que existen mecanismos que ofrecen la posibilidad de desvincular a cualquier persona de información que resulte lesiva para su honor, intimidad, imagen y reputación. “A esto se le conoce como derecho al olvido y en el caso de la Unión Europea está amparado por el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)” afirma. Sin embargo, se trata de un complejo trabajo de rastreo y eliminación de URLS (links de contenido), que requiere entre otras, mediar con empresas como Google. “En muchos casos hay que demostrar que es una información errónea o que ha perdido relevancia para la opinión pública” explica Mariano y añade que “a pesar de que es posible eliminar ciertos contenidos, la capacidad de réplica que tiene Internet supone un desafío latente”.

Monstruos, villanos e incompetentes

“Quiero explicar por qué publicamos la pieza de hoy del senador Tom Cotton” dice el último trino que puede leerse en la cuenta de James Bennet, quien fuera responsable de la página editorial de The New York Times hasta junio de 2020, cuando renunció a su cargo luego de las reacciones negativas de varios sectores por haber permitido la publicación de una columna en la que Cotton, un senador republicano, llamaba a utilizar la fuerza militar contra los manifestantes de Black Lives Matters.

Las aclaraciones del periodista fueron insuficientes para calmar a la multitud de usuarios de redes sociales que cuestionaban su idoneidad para la posición editorial. El propio periódico publicó más tarde un artículo en el que dejaba entrever que Bennet era, palabras más palabras menos, un incompetente.

Su historia revela que los linchamientos digitales han dejado de ser una situación exclusiva de monstruos y villanos, y pueden alcanzar a directivos empresariales, líderes políticos y otros perfiles públicos por comportamientos u opiniones que sus audiencias consideren objetables. Sin embargo, no todos parecen estar preparados: “si pudiéramos poner en una escala de cero a diez, diría que estamos todavía en el cinco, siendo optimistas” afirma Ivan Pino de LLYC, aunque reconoce que se está dando un cambio generacional con directivos más acostumbrados a moverse en un entorno digital. Algo que se hizo evidente durante los primeros meses de la pandemia. “Nunca hubo mayor necesidad de liderazgo digital como en el confinamiento y ahí hemos visto, por ejemplo, la figura del Social CEO”.

Lo cierto es que en los tiempos que vivimos, la visibilidad es tan riesgosa como necesaria: “la presencia de los directivos en redes sociales es una ventaja competitiva para las marcas que representan. Muchas veces los mejores Community Manager son los CEO” afirma Jessica Klejman, Asesora de branding personal en digital para lideres empresariales y emprendedores. Esto supone beneficios en términos de credibilidad, cercanía y oportunidad con los públicos de interés. No obstante, aclara Klejman, “es muy importante tener en cuenta la responsabilidad de todo lo que se comunica, esa información pasa a ser de terceros desde el momento en que se da clic en publicar. Ahí hemos abierto la puerta a las crisis y las reacciones” y advierte que es una tarea ardua: “se requieren entre 10 y 12 comentarios positivos para neutralizar uno negativo”.

Reputación “bajo fuego”

Puede ocurrirle a cualquiera. Un alud repentino de notificaciones anunciando críticas, debates y polémica. Su nombre hecho tendencia y una narrativa que emerge de desconocidos. Aunque las crisis de reputación en línea en algunos casos son previsibles, en otros llegan sin tregua ni aviso. Y algo es claro: más que evitarlas, el desafío es aprender a gestionarlas.

¿Cómo proceder cuando la hoguera se ha encendido? Parece obvio, pero dependerá de los hechos. Y habrá que contrastarlos. Si el nombre de una persona está en medio del juicio digital hay que determinar por qué y cuál es su responsabilidad en el asunto. Una vez haya claridad al respecto, Ivan Pino de LLYC sugiere “trasladar esos hechos a las audiencias de forma personal y honesta”.

En algunos casos, el único proceder posible será reconocer y asumir, y en otros, cuando los hechos no correspondan a la realidad, habrá que controvertir y demostrar. En esa etapa de contención, el punto es que cualquier persona que decida sumarse a la conversación tenga acceso a todos los ángulos y discursos. “Hay que crear una contra-narrativa para las que personas encuentren otra explicación, con mucha agilidad y contenidos persuasivos, no con un comunicado con lenguaje jurídico y negando los hechos, sino con una comunicación mucho más humana, transparente y creíble” explica Pino. Después de todo, además del manejo técnico de la comunicación, se trata de hablar con la verdad: “No hay nada que moleste más a los públicos de interés hoy en día que sentirse engañados o que algo no sea auténtico” afirma Klejman.

Ambos coinciden en la necesidad de crear contenidos y relaciones digitales que los respalden y difundan. “Cuando se tiene esa base, es más complicado que un problema de reputación tenga unos efectos tan dañinos o tan perdurables. Hay que cultivar la resiliencia reputacional” señala Pino. Esto hará viable que una vez superada la etapa más aguda de la crisis, puedan llevarse a cabo acciones que contribuyan a la recuperación de la marca personal, entre ellas, modificar, cancelar o desindexar la información negativa que ha surgido.

Para lograrlo, como explica Mariano, será necesario demostrar que dichos contenidos no corresponden a la verdad ni son de interés general. Y aunque se logre, debe siempre tenerse en cuenta que en el universo digital, las polémicas pueden revivir una y otra vez: “nos ha pasado que hay gente que ha hecho todo este trabajo y en una entrevista vuelve a lanzar el tema a la calle” relata.

El riesgo de ser juzgado en internet es latente y en últimas inevitable. Aunque muchas veces los tribunales de social media sean un mecanismo para visibilizar injusticias, transgresiones y arbitrariedades, en otros se trata de una maquinaria implacable que se abalanza sobre personas inocentes. Ahora que un clic implica tanto poder y responsabilidad, también se hace urgente que los usuarios verifiquen, contrasten y evalúen la información que les motiva a opinar sobre terceros. Y si todo eso falla, entonces que exista la misma implicación en rectificar y devolverle la dignidad y el buen nombre a quienes lo perdieron por cuenta de sus juicios.

*El autor es co-fundador de Voice (Es), una start-up española de upskilling que ofrece a equipos corporativos y emprendedores conocimiento aplicable en Innovación, Comunicaciones, Marketing y Transformación Digital. Linkedin: Santiago Sánchez B.

Actualidad

Cómo una latina encontró en el sueño un millonario negocio que crece

Con su empresa Dulces Noches, Michelle Grinberg, Sleepcoach mexicana, ha ayudado a más de 5.000 familias en México, EE.UU. y Latam. Esta es su historia:

Publicado

on

Michelle Grinberg, CEO de Dulces Sueños y especialista de sueño. Foto: Archivo particular.

La Sleepcoach (entrenadora del sueño) Michelle Grinberg es certificada por diversos institutos, comenzó su entrenamiento y capacitación en Los Ángeles, California, posteriormente realizó una certificación como especialista de sueño infantil en diferentes institutos importantes y por el método de Happiest Baby on the Block, actualmente es la directora y creadora del primer instituto de sueño mexicano ISI (Instituto de Sueño Infantil), enfocado en enseñar, capacitar y certificar nuevos especialistas en sueño.

Michelle, tiene un MBA en Texas y es economista, sin embargo, la maternidad la llevó por un camino totalmente diferente, logrando posicionarse como la número uno del tema. CEO de Dulces Noches, una empresa dedicada 100% a mejorar los hábitos de sueño de las familias. A la fecha, Dulces Noches ha ayudado a mas de 5.000 familias en México, Estados Unidos y Latinoamérica, logrando que sus bebes descansen y las familias recobren su tranquilidad.

¿Cuántas horas de descanso profundo son suficientes en las diferentes etapas del ser humano, conoces la calidad de este? Empecemos por mencionar que lo ideal –en un adulto– es dormir entre siete y ocho horas diarias, en el momento en que empezamos a tener una menor cantidad de tiempo es cuándo los desórdenes comienzan a aparecer.

No se pierda: Consejos para que aprenda a potenciar su capacidad de adaptarse a lo nuevo

En la gran mayoría de los casos se observa una mejoría en nuestra salud, humor, apetito y estado de ánimo al resolver cualquier trastorno que se asocie con el sueño, a pesar de esto, ocupa el último lugar en la lista de nuestras prioridades y no le brindamos la atención que requiere.

¿Cuántas horas de descanso profundo son suficientes en las diferentes etapas del ser humano? Foto de Andrea Piacquadio en Pexels.

La especialista del sueño, Grinberg, nos orientó y llevó de la mano para entender este proceso y sus diferentes condiciones. Para ella, el sueño es un tema importante, por sus múltiples beneficios, y tomó mayor relevancia tras el nacimiento de sus cuatro hijos –dos pares de gemelos–, ante esta situación, es fácil imaginar la necesidad que enfrentó por develar los misterios que hay detrás de las palabras “buenas noches”.

“La maravilla es que sí se puede enseñar a dormir e inculcar este hábito, que aporta beneficios tangibles en la motricidad, memoria, lenguaje, desarrollo cognitivo y felicidad de todos los seres humanos”, comenta.

El buen dormir y los negocios

La experta reitera que ocho horas de sueño por noche, pero los ejecutivos rara vez lo cumplen si no duermes lo suficiente, tu salud y las finanzas de tu empresa pueden verse afectadas. Esta situación a la larga repercute en el desempeño, pues los errores son más comunes y pueden costarles dinero a las empresas.

Algunos ejecutivos presumen de dormir poco, pero según ella “casi todos necesitamos de varias horas de descanso”. Si se duerme menos de siete horas, lo más probable es que el cuerpo funcione con una desventaja cognitiva, mientras tu salud y tu negocio pagan el precio.

“Si quieres aumentar tu productividad, duerme bien. La falta de sueño afecta casi todas las actividades cognitivas, estarás menos alerta, reaccionarás pobremente a nueva información y tu memoria fallará. Imagina las implicaciones que esto tiene para tu empresa”, concluye.

Síganos en Google News para la mejor información de negocios, de Colombia y el mundo.

Seguir Leyendo

Capital Humano

Consejos para que aprenda a potenciar su capacidad de adaptarse a lo nuevo

La adaptabilidad hace parte del ADN de los seres humanos, por lo que no debería ser motivo de maypr angustia. La verdadera ventaja competitiva es tener fortaleza emocional. Le contamos cómo puede mejorar en este aspecto.

Publicado

on

Adaptabilidad
Foto: Pexels

En una era de riesgo e inestabilidad la verdadera ventaja competitiva la determina la capacidad de adaptarse a lo incierto, cambiante y rápido. Para algunas personas pensar en cambio equivale a dolor emocional, pero lo que no saben es que la adaptabilidad es una de las cualidades naturales de los seres humanos y que hace parte de nuestro ADN, gracias a ella logramos sobrevivir y prosperar como especie.

Cada día se hace mayor énfasis en las organizaciones en las ‘competencias blandas‘ que tienen mucho más de estratégicas y la pandemia nos ha dado la razón al demostrar que aquellas personas que contaban con una mayor fortaleza emocional son quienes han sobresalido y prosperado a pesar de las dificultades.

Lea también: Dormir bien, el secreto para trabajar mejor

De allí la necesidad de apostar por el desarrollo de la adaptabilidad como vía para propiciar una mentalidad optima que permita el florecimiento de competencias como la flexibilidad cognitiva, el pensamiento estratégico, la resiliencia y por su puesto la creatividad, competencias indispensables para permanecer vigentes en el hoy y sobresalir en el futuro cercano.

Tres formas de incrementar la adaptabilidad

1. Amplíe su estilo de pensamiento:

Emplear técnicas como los seis sombreros para pensar de Edward de Bono en las cuales se evalúa una situación desde diferentes perspectivas asociadas al color de cada sombrero:

  • Sombrero blanco: Centrado en el pensamiento neutral, invita a ver las cosas desde la objetividad, aquí no entran en juego las emociones ni las opiniones, solo los datos, hechos y cifras comprobables.
  • Sombrero rojo: El sombrero de las emociones, cuando lo usamos podemos expresar nuestros sentimientos, liberamos la parte de la intuición. Ayuda a las personas un poco rígidas a liberarse.
  • Sombrero verde: Es el color de la naturaleza que es la madre del pensamiento creativo. Este sombrero se utilizará para generar ideas disruptivas, diferentes, sin límites, es excelente para la ideación.
  • Sombrero negro: Es el color de la cautela y lo desconocido por lo cual se enfoca en identificar peligros, riesgos, problemas, obstáculos. Activa el sentido de alerta sobre todo aquello que nos pueda afectar.
  • Sombrero amarillo: El color de la alegría y por lo tanto del lado optimista de las cosas, las ventajas de una idea, las posibilidades ocultas. Se usa para soñar en el resultado ideal.
  • Sombrero azul: Es el encargado de liderar y su función es gestionar la dinámica enfocando a los participantes para que no se salgan de su rol y así poder obtener los mejores resultados.

Lea también: Inteligencia emocional para emprendedores

2. Asuma retos:

Cree espacio en su vida para afrontar pequeños retos que le permitan expandir su capacidad de ideación y vera como aplicando estos micropasos se va dando cuenta que el cambio es más interesante de lo que parece.

3. Sea un eterno aprendiz:

Identifique un tema que le permita avanzar y destacarse, ya sea que domine un nuevo software, sea más creativo o mejore su condición física, el aprender no solamente le permite tener mayor confianza y seguridad en sus capacidades, sino que expande sus redes neuronales y actualiza su cerebro, lo cual le permitirá tener unas mejores funciones cognitivas para adaptarse.

Abrazar la adaptabilidad puede costar un poco al comienzo, pero una vez usted comienza a trabajar en ella no querrá parar de hacerlo porque vera muchos beneficios en las diferentes áreas de su vida.

Contacto
LinkedIn: Blanca Mery Sánchez

*La autora es máster en neurociencia aplicada al alto rendimiento y la felicidad y directora de la compañía Mente Sana

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Capital Humano

Empleados de United Airlines que aleguen razones religiosas para no vacunarse deberán irse a licencia no remunerada

línea dijo que no permitirá que el personal no vacunado regrese a trabajos de asistente de vuelo y otros roles de cara al cliente hasta que “la pandemia retroceda significativamente”.

Publicado

on

Foto: United Airlines.

Semanas después de que United Airlines presentara un requisito de la vacuna Covid-19 para todo el personal con sede en Estados Unidos, la aerolínea dijo el miércoles que cualquier trabajador que esté exento de las vacunas por razones religiosas o médicas deberá tomar una licencia temporal a partir del próximo mes.

United colocará a los empleados con exenciones religiosas a las vacunas en licencia personal no remunerada el 2 de octubre, según los memorandos de la compañía proporcionados a Forbes por United.

El personal con exenciones médicas se enfrentará a una licencia médica (un portavoz de la empresa le dijo a Forbes que a algunos miembros del personal se les seguirá pagando durante la licencia médica, pero las políticas de compensación varían según los acuerdos de negociación colectiva entre United y los sindicatos).

La aerolínea dijo que no permitirá que el personal no vacunado regrese a trabajos de asistente de vuelo y otros roles de cara al cliente hasta que “la pandemia retroceda significativamente”, pero los técnicos y otro personal operativo que rara vez interactúan con los clientes pueden regresar al trabajo en persona después de la empresa diseña nuevas pruebas y precauciones de seguridad.

United no reveló su tasa de vacunación a Forbes, pero la compañía estimó que el 90% de los pilotos y el 80% de los auxiliares de vuelo estaban vacunados cuando implementó por primera vez su mandato el mes pasado, y dijo en el memorando del miércoles que la mayoría de los empleados que aún no estaban vacunados cuando se anunció el requisito ahora están vacunados.

“Dada la gran cantidad de personas que trabajan y viajan a través de nuestra operación a diario, debemos hacer todo lo posible para garantizar su seguridad”, dijo United en su memorando. “Como dijimos cuando presentamos nuestra política de vacunación, todos están más seguros cuando todos están vacunados”.

A principios de agosto, United ordenó a toda su fuerza laboral estadounidense, que asciende a aproximadamente 67.000, a vacunarse contra el coronavirus: “Los hechos son muy claros: todos están más seguros cuando todos están vacunados”, escribieron los ejecutivos de la compañía.

El requisito de United se estableció para fines de octubre o dentro de las cinco semanas posteriores a la aprobación total de la vacuna Covid-19 por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos, lo que significa que el personal deberá vacunarse a fines de este mes.

Una creciente letanía de otras empresas estadounidenses ha hecho frente al aumento de los casos de Covid-19 y al estancamiento de las tasas de vacunación al exigir que algunos miembros del personal se vacunen, incluidos Google, Disney, CVS Health y Morgan Stanley.

La lista incluye al empleador más grande de Estados Unidos: el personal civil del gobierno federal deberá vacunarse o someterse a pruebas periódicas, dijo el presidente Joe Biden en julio, y el Pentágono exige vacunas para los miembros de las fuerzas armadas.

Otras aerolíneas tienen políticas distintas. Hawaiian Airlines exige vacunas para el personal, Frontier Airlines exige que los trabajadores no vacunados presenten los resultados de las pruebas y Delta Airlines introdujo una regla de vacuna o prueba “mientras que las tasas de casos comunitarios son altas” hace dos semanas, pero algunas aerolíneas, incluida American Airlines, JetBlue Airways, Southwest Airlines y Delta no están exigiendo vacunas directamente, informaron CNN y CNBC el mes pasado. Mientras tanto, Delta aumentará los costos del seguro médico de los empleados no vacunados en US$ 200 por mes a partir de noviembre, una política que, según dijo, “abordaría el riesgo financiero que la decisión de no vacunar está creando para nuestra empresa” y, según se informa, American dejará de ofrecer licencias pandémicas a personal no vacunado.

Seguir Leyendo

Capital Humano

Trabajo híbrido, un esquema inclusivo y con mejores oportunidades: Cisco

El trabajo híbrido seguirá evolucionando. En el futuro 98% de las reuniones que se lleven a cabo van a tener al menos una persona “remota”.

Publicado

on

Es indiscutible que las personas pueden estar trabajando en diferentes partes del mundo y lugares sin estar en una oficina, la pandemia trajo un aprendizaje: cómo la tecnología puede revolucionar el ámbito laboral. ¿Cómo será el futuro?, será un trabajo híbrido,­ —lo virtual y lo presencial —, en el que sin importar el tipo de junta en el futuro al menos o uno varios de sus asistentes no estarán presentes de forma física según Cisco

Bajo su máxima de “el trabajo no es donde estás, es lo que haces”, el gigante tecnológico quiere asegurarse que cualquiera pueda hacer sus actividades de manera efectiva desde donde sea que esté, el nuevo esquema de trabajo donde las videollamadas seguirán siendo la clave, también significa más inclusión y mejores oportunidades laborales.

En entrevista con Forbes Colombia, Jeetu Patel, vicepresidente ejecutivo de Cisco, responsable de colaboración y seguridad, habló desde su experiencia, él tuvo que dejar su país natal (la India) para poder acceder a un trabajo que le da una mayor calidad de vida, emigró a Estados Unidos en 1991.

“Buscamos que cualquiera desde donde sea esté pueda participar en una empresa global. No tienen que salir y dejar su país o su ciudad natal si no quieren, deberían poder acceder a las oportunidades desde cualquier lugar (…) Y creo que si puedes hacer eso con la tecnología, habrás creado el mundo”.

No hay marcha atrás, el trabajo híbrido seguirá evolucionando gracias a las herramientas tecnológicas, existen alrededor de 3 mil millones de colaboradores digitales en el planeta. En el futuro 98% de las reuniones que se lleven a cabo van a tener al menos una persona “remota”, aunque está palabra se quiere eliminar del vocabulario de Cisco, pues todos están en una ubicación de primera clase.

“Lo que nos encantaría hacer es independientemente de la geografía de alguien, la preferencia de idioma, su tipo de personalidad o el nivel socioeconómico, es que pueda participar de manera equitativa en una economía global”.

Algo que destaca Jeetu Patel es que el trabajo hibrído, desde la parte virtual,  no debe entenderse como algo que se sólo se realiza desde casa, la gente puede optar por esto, pero también desde un punto intermedio (conduciendo, en el autobús, una cafetería, la playa, etcétera).

“Hemos tenido una pandemia en la que las personas ni siquiera pueden verse. Y aún así, la economía creció y la gente fue más productiva”.

Otro aspecto que debe cambiar entre la gente es dejar de lado ese sentimiento de culpa de no poder ir a la oficina, el trabajo no se detiene, “deberíamos proporcionar a las personas un nivel de flexibilidad en la forma en que laboran”.

Se está mejorando la experiencia virtual

El gigante de la tecnología no podía quedarse quieto ante la nueva realidad, sigue innovando con su servicio de videoconferencias “Cisco Webex”. Es la primera vez que lo muestro en una entrevista, dice Jeetu mientras saca un masajeador eléctrico, lo prende y comienza a hacer algo de ruido, al instante ese sonido desaparece, aunque sigue encendido, pero su voz se escucha perfectamente.

Han integrado una función que cancela los sonidos de fondo y amplifica la voz humana, “¿qué hicimos ahí? Usamos inteligencia artificial (…) entonces tienes un niño llorando, un perro ladrando, un camión de bomberos, ruido de teclado, todas esas cosas desaparecen. ¿Por qué es tan importante? Bueno, no todo el mundo tiene una oficina adecuada en casa”.

En casi un año Cisco Webex, que compite con Zoom, Microsoft Teams y Google Meet, ha integrado cerca de 1,000 características y tecnología de adquisiciones de empresas, las innovaciones abarcan desde una excelente calidad de video, audio, traducción en tiempo real del inglés a 108 idiomas, transcripción, reconocimiento de gestos, entre otras.

Patel reconoce que hay algunas desventajas de las reuniones virtuales contra las presenciales, una de estas es que la gente puede sentirse distante, que no está involucrada en la conversación, no obstante resalta que con la tecnología buscan superar algunos de estos inconvenientes.

En Cisco sus 75,000 empleados ya están bajo este modelo híbrido, cada uno de sus equipos decide si quiere o no trabajar en las oficinas, “nos aseguraremos de que las políticas no sean dictadas desde arriba”, apunta Jeetu Patel.

Sin duda el Covid-19 vino a acelerar esta transformación dentro de las empresas y aún hay un proceso de gestión de este cambio al trabajo híbrido, pero “se demostró que no es necesario estar juntos para hacer el trabajo y es agradable estarlo de vez en cuando, pero no es necesario”.

Siga las historias de Capital Humano en nuestra sección especializada

Seguir Leyendo

Capital Humano

Comprometidos, hiperconectados y solos, en los rasgos de la generación Z

Una encuesta a 32,000 jóvenes de países en diversos continentes determinó los principales rasgos de la generación Z.

Publicado

on

Se sienten ciudadanos del planeta, creen que lo que hace uno, instituciones y empresas incluidas, repercute en todos, son conscientes de los problemas de la sociedad y de que cada uno debe ayudar a resolverlos y están hiperconectados, pero a la vez se sienten solos. Son la generación Z.

La red global de agencias de publicidad McCann encuestó a 32.000 jóvenes nacidos después del cambio del milenio en 26 países de los cinco continentes y reunió los resultados en “La verdad acerca de la Generación Z”.

Se trata de un completo estudio que cobra un interés adicional por haber sido realizado durante la pandemia de covid-19, que ha hecho aún más evidente que a los humanos nos afecta lo que sucede en cualquier lugar del globo, tal y como piensan los “Z”, dice Josafat Solís, director regional de Estrategia para América Latina y el Caribe en McCann Worldgroup.

Los resultados indican que no hay grandes diferencias por regiones. “Hay mucha consistencia en la generación Z”, subraya Solís en una entrevista en Miami para presentar este informe dirigido a ayudar a las marcas a llegar a estos jóvenes postmillennials.

Marcas y la generación Z

Al respecto menciona que para los “Z” tan importante como el producto o los servicios es lo que las empresas que los fabrican o los proveen hacen o dejan de hacer por lo que a ellos les preocupa, sea el medio ambiente, la diversidad o la sostenibilidad.

“La deuda de las marcas con ellos es cada vez más grande”, señala Solís, de origen nicaragüense, quien advierte del riesgo de quedar “fuera de juego” si no acompañan a los “Z” en sus esfuerzos por hacer del mundo un lugar mejor.

Lea también: Tres acciones de las que no se cansan los millennials y la generación Z

Entre los grandes rasgos de esta generación está el no poseer un gran sentido de pertenencia al lugar y el país donde nacieron y a la vez tener una “conciencia global”.

Un 48% de todos los entrevistados para el informe dijo sentir que no pertenece a un país o cultura determinada. India (un 56% carece de sentimiento de pertenencia) y México y Filipinas (31%) son los dos extremos en este aspecto. En Estados Unidos el porcentaje es el mismo del conjunto (48%).

“Existe conciencia de ser colombiano o argentino pero no está por arriba de sentirse ciudadanos del planeta”.

Josafat Solís, director regional de Estrategia para América Latina y el Caribe en McCann Worldgroup.

Solís precisó que los jóvenes latinoamericanos muestran más apego u orgullo por su cultura. “Existe conciencia de ser colombiano o argentino pero no está por arriba de sentirse ciudadanos del planeta”, indicó.

Conscientes

El “gran foco” de preocupación para la generación Z es que sienten que la sociedad actual está en punto crítico y que el futuro es incierto, pero aun así temen más que las cosas se queden como están a que se produzca un cambio drástico.

A nivel global, un 50% está asustado por la posibilidad de que no se produzcan cambios, pero en Estados Unidos el porcentaje sube a un 66% y en Brasil y Alemania a un 60%.

Solís apunta que más que pesimistas son personas conscientes de los fallos de nuestra sociedad y una amplia mayoría de estos jóvenes (64%) cree que la mejor manera de resolver un problema es juntar a personas que parecen diferentes y piensan diferente.

Piensan así el 81% de los “Z” colombianos, el 75% de los mexicanos, el 70% de los puertorriqueños y de los estadounidenses, el 69% de los argentinos, el 68% de los peruanos, el 66 % de los chilenos, el 65% de los brasileños y el 64% de los españoles.

Es una generación –dice Solís– dispuesta a poner de su parte para que las cosas cambien, no están esperando a que alguien más lo haga por ellos”.

A todo ello se suma que están conectados como ninguna otra generación y reciben un abundante caudal de información en tiempo real, incluyendo, obviamente, noticias falsas.

El 66% se siente solo a menudo, a pesar de estar rodeado de familiares y amigos“.

Soledad de los hiperconectados

Para la mayoría de la generación Z, el principal beneficio de estar en las redes sociales es tener acceso a nuevas ideas. El 50% de los entrevistados respondió así.

Paradójicamente, y esto “impresionó mucho” a los investigadores, según dijo Solís, el 66% se siente solo a menudo, a pesar de estar rodeado de familiares y amigos.

En Brasil y Puerto Rico, sienten la soledad de los hiperconectados un 75% de los jóvenes “Z”.

Un 76% de la muestra global está de acuerdo con que “las conexiones emocionales son hoy más débiles que en el pasado”, pero en Perú, por ejemplo, son nueve de cada diez los que piensan de esa manera.

Cuando se les pregunta por lo que creen que pueden hacer para mejorar su bienestar, un 36% dice que es mejor desengancharse de los otros para centrarse en uno mismo.

El responsable de Estrategia para América Latina y el Caribe recomienda a las marcas que se preocupen de entender cómo se comportan, qué sienten y qué están demandando estos jóvenes que se mueven de “manera compacta” y tienen muy en cuenta las opiniones de “influencers” y las reseñas en internet a la hora de inclinarse por un producto o servicio.

A una marca le exigen calidad u otros atributos a sus productos, como cualquier consumidor. Pero los jóvenes “Z” le dan tanto o más importancia al compromiso de las marcas con la sociedad y a lo que hacen, de “manera creíble”, para que avance, señala Solís.

Publicado por EFE.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado