Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Emprendedores

La teoría de Steve Jobs sobre lo que separa a los grandes líderes del resto

El corolario del libro sobre el cofundador de Apple subraya: “Sea responsable de cada dependencia posible, especialmente las que marcan la mayor diferencia en su éxito”.

Publicado

on

Steve Jobs tenía una teoría simple y dura sobre lo que separa a los grandes líderes del resto y esto es lo que revela a detalle una historia del próximo libro de John Rossman, “Think Like Amazon”.

Se sabe que Jobs esperaba mucho de sí mismo y también de los demás. Y más allá de eso esperaba mucho más aún de las personas en roles de liderazgo.

Lea también: La regla del silencio incómodo que adoptan mentes brillantes como Jeff Bezos, Elon Musk y Tim Cook

En una review del libro publicada por Inc., el creador de Apple contó una breve historia a los empleados y les dijo que si no se vaciaba la basura de su oficina, naturalmente exigiría una explicación al conserje. “Bueno, se cambió la cerradura de la puerta”, el conserje pudo responder razonablemente. “Y no pude obtener una llave”.

La respuesta del conserje fue razonable, una excusa comprensible. El conserje no puede hacer su trabajo sin una llave. Como conserje, se le permite tener excusas.

“Cuando eres el conserje, las razones importan”, dijo Jobs a sus vicepresidentes en aquella oportunidad. “En algún lugar entre el conserje y el CEO, las razones dejan de importar.

“En otras palabras, ‘(continúa Jobs,)” cuando el empleado se convierte en vicepresidente, debe anular todas las excusas para el fracaso. Un vicepresidente es responsable de cualquier error que ocurra, y no importa lo que diga”.

Rossman llama a abrazar ese nivel de responsabilidad “ser dueño de sus dependencias”: asumir la responsabilidad absoluta de cada dependencia posible bajo su competencia.

Lea también: ‘Los empleos bien pagos y de por vida son un concepto obsoleto’: Robert Kiyosaki

Liderazgo sin excusas

¿Necesita piezas para completar un pedido y el envío de su proveedor llega tarde? Debería haberse asegurado de que los compromisos fueran claros. Debería haber establecido contingencias. El envío tardío puede ser culpa del vendedor… pero asegurarse de tener las piezas críticas a mano es su responsabilidad.

Pero las personas exitosas no confían totalmente en los demás. Las personas exitosas ponen contingencias en su lugar. Las personas exitosas disparan para lo mejor y planean para lo peor. Establecen expectativas claras, y se comunican mucho.

Ellos siguen, guían y entrenan. Lideran y trabajan a través de otros… pero aceptan la responsabilidad final. ¿Por qué? Porque lo único que saben que pueden controlar son ellos mismos. Actúan como si el éxito o el fracaso estuvieran totalmente bajo su control. Si tienen éxito, lo causaron. Si fallan, lo causaron.

Rossman especifica sobre Jobs: “No desperdicie ninguna energía mental esperando, o preocupándose, por lo que podría suceder. Esfuércese por hacer y asegurarse de que las cosas sucedan. Ser proactivo.

“Sea responsable de cada dependencia posible, especialmente las que marcan la mayor diferencia en su éxito”.

Como diría Jobs, “las razones dejan de importar”.

Emprendedores

Chazki, la app de delivery peruana que llega a Colombia

La startup prevé iniciar operaciones en Bogotá y Medellín a finales de julio. Su nuevo accionista, el grupo Falabella, será su principal aliado.

Publicado

on

Hace seis años, cuando Chazki, una startup de mensajería para empresas, comenzó a operar en Lima, puede que ni se imaginara la posibilidad de estar entre los emprendimientos peruanos voceados a convertirse en un unicornio. Sin embargo, lograr una valorización de más de mil millones de dólares para Gonzalo Begazo, CEO y fundador de la empresa, hoy es más que un deseo entusiasta. 

“Esperamos que Chazki se convierta en el primer unicornio peruano”, afirma el ejecutivo quien, antes de poner en marcha a Chazki, trabajó por más de diez años en tecnológicas como Google y Microsoft. Con operaciones en 25 ciudades en Perú, Chile, Argentina y México, la startup experimentó un crecimiento exponencial durante el 2020, apalancado por la expansión de las compras en línea y la necesidad de envíos de última milla durante el confinamiento obligatorio por la COVID-19 en la región.

Así, el primer año de la pandemia, Chazki aumentó sus ventas en 600%, lo que la llevó a duplicar su ritmo de crecimiento anual promedio. Fue un despegue “parejo” en los cuatro países en los que están presentes, el cual se fortalecería con la llegada a Colombia, dice Begazo. De acuerdo con el ejecutivo, la firma estima pasar de los 10 millones de envíos del año pasado a 35 millones en 2021.

Arribo a Colombia

Que hayan decidido aterrizar este año en Colombia no es casual. El CEO de Chazki reconoce que se han preparado para ello “con respeto”. Es que Colombia, para Begazo, no solo es un mercado con competencia, sino también pionero en conceptos de logística moderna en la región, en particular aquella asociada a aplicativos de delivery, basados en modelos de economía colaborativa.

El respeto que tenemos por Colombia lo ejemplificamos por el hecho que hemos decidido entrar ahora. Tradicionalmente, para los emprendedores peruanos, Colombia, por su cercanía, es el segundo país al que arriban. En nuestro caso, estamos entrando cuando somos una empresa mucho más madura”, sostiene el ejecutivo- Begazo comenta que las métricas alcanzadas en toda su operación en la región –98% de las entregas realizadas con éxito por sobre un 90% de la industria– les dan la seguridad necesaria para aterrizar en este nuevo e importante mercado sudamericano. 

En efecto, según cuenta, el plan es posicionarse en la entrega de envíos en menos de 24 horas (por ventanas horarias y exprés), toda vez que Chazki hoy logra hacerlo con el 94% de la mensajería en los mercados donde opera, anota Begazo. En Colombia, el 60% de los paquetes llega a manos de sus dueños en ese plazo y, la mayoría, en 72 horas, compara.

Además, al posicionarse en el mercado como operador logístico, la startup busca diferenciarse de los aplicativos de delivery conocidos como “agregadores”, lo que garantiza a retailers y supermercados acceso directo a información customizada sobre los pedidos de sus clientes. Según explica, es un asunto sensible que está creando una relación de “amor-odio” en el sector, no solo porque los repartidores acceden a datos valiosos, como tipo y frecuencia de compra, sino por la competencia que comienza a vislumbrarse, explica.

“En Estados Unidos le llaman ‘frenemies’ (amigos-enemigos, en inglés), porque algunos agregadores tienen sus propios almacenes oscuros, donde tienen sus productos de supermercados. Entonces, el supermercado dice ‘estoy vendiendo a través de ti esta botella de aceite y tú también la estás vendiendo al consumidor final’. Entonces, empiezan a tener una relación de competencia”, precisa Begazo.

“Nosotros no tenemos el modelo de agregadores, llámese agregadores a Rappi, Pedidos Ya o Glovo. No vendemos nada. Solo somos distribuidores”, sostiene y cuenta que en Perú y Chile distribuyen bajo ese modelo los pedidos de Fazil, app de delivery de las tiendas del grupo Falabella (Falabella, Tottus y Sodimac).

La meta ya está trazada. De acuerdo con Begazo, prevén comenzar a operar en Colombia el próximo 28 de Julio, fecha en la que se conmemora el Bicentenario de la declaración de la Independencia del Perú, que será asimismo el día que asuma el Gobierno electo. La diversificación de mercados también ayuda a la empresa a sortear los vaivenes políticos, dice Begazo sobre la incertidumbre que por estos días vive su país a raíz de la demora en los resultados electorales de la segunda vuelta presidencial.

“Esperamos entrar a Bogotá y luego a Medellín. Estamos evaluando entrar a la misma vez en ambas. El objetivo que tenemos es izar la bandera el 28 de Julio para celebrar el Bicentenario del Perú (…) y celebrar el Bicentenario como empresarios peruanos que somos”, afirma. 

En el 2020, la flota de Chazki creció de manera proporcional al negocio, dice Begazo. Hoy el 50% está compuesto de banners, 40% de motos y 10% de otro tipo de vehículos. Además, están analizando la conversión total a motores eléctricos, anuncia. 

Las oportunidades

La estrategia de Chazki sintoniza con las tendencias del mercado latinoamericano, que la pandemia por COVID-19 pondera. Para empezar, el comercio electrónico creció 66,7% en la región el año pasado respecto al 2019, según Euromonitor International. En Colombia, las ventas online aumentaron 53%, promoviendo la diversificación de las categorías preferidas (incluyendo alimentos y cuidado del hogar, además de tecnología) y segmentos (de jóvenes de 30 y 40 años a generaciones mayores), explica Paula Goñi, analista senior de la consultora.

Pero si algo abrió campo a Chazki es el rol protagónico que los supermercados han adquirido en el negocio online. En Chile –donde la startup inició operaciones el año pasado– las ventas vía e-commerce en el canal moderno pasaron de 1% a 6% del total, explica Diego Gizzi, líder de Consumer Intelligence para Cono Sur en NielsenIQ. En Argentina –donde Chazki aterrizó en 2016– y en Perú el despegue fue de 5%, agrega. En Colombia, representó el 6,6% de mayo del año pasado a mayo último, según la consultora. Ese dinamismo hizo del delivery una necesidad y redefinió la función de los proveedores de ese servicio. En palabras de Gizzi, los volvió los “especialistas en logística” de sus clientes y, con ello, sus “fuentes de información”.

Esta última función adquiere especial interés en un contexto de desaceleración del consumo, que hizo del ahorro una prioridad. “El consumidor quiere ahorrar y saber dónde pone su centavo. El shopper no es el mismo desde hace un año a la fecha”, acota Gizzi y dice que si hay una manera en que las app de delivery puede empujar el carrito de compras es a través de la personalización, apoyándose en el Big Data Analitycs. De allí la aparición de otra tendencia en boga: las alianzas.

Los socios detrás

Las alianzas son esenciales en la estrategia de Chazki. “Sabemos que en ningún caso empezamos a operar si no tenemos algún partner con nosotros”, dice y recuerda que en la región operan para Amazon y Mercado Libre, entre otros clientes. Al respecto, repara que 60% son grandes corporaciones, mientras que 40% son pequeñas y medianas empresas.

En Colombia, el aliado inicial de la startup será el holding Falabella, que en abril pasado se convirtió en su socio minoritario, tras participar de una ronda de inversión junto al fondo mexicano Talipot Holding e inversionistas de Perú, Colombia y Estados Unidos. En dicha ronda, Chazki levantó US$7 millones.

La multilatina no será una socia más. En efecto, de acuerdo a sus estados financieros, en el 2020 las ventas vía comercio electrónico del grupo crecieron 24%, sumando 30 millones de órdenes entregadas, valorizadas en US$3.300 millones. En dichos resultados pesó el incremento de las ventas online de las tiendas por departamento Falabella y la cadena de mejoramiento del hogar Sodimac, que en ambos casos se dispararon 49% y 10%, respectivamente, según informa el grupo a los inversionistas. Ambas cadenas operan en Colombia.

En todo caso, aterrizar con socios “seguros” no debería dejar de ser la opción para Chazki, el nombre que los incas usaban para referirse a los mensajeros o informantes que atravesaban a pie el imperio (que, por cierto, se extendió hasta el sur de Colombia). Mucho menos cuando la startup decida entrar a Centroamérica y Brasil, que según revela Begazo, son los próximos blancos de la firma. Quizá entonces –o quizá antes– la startup peruana llegue a su fabulosa última milla, la de convertirse en unicornio.

Para Begazo, ese sería un logro simbólico. “Estamos trabajando muy fuerte para que esto suceda. Un unicornio en el contexto de lo que está sucediendo en el Perú sería el mejor ejemplo de que tenemos las bases dadas para que un grupo de personas empiece una empresa de cero y (…) mostrar al mercado que el Perú ha generado las condiciones para que esto suceda”, concluye.

Seguir Leyendo

Emprendedores

Cómo dos hermanos están cambiando la moda masculina con ropa de algodón orgánico

Hace 8 años, Felipe y Sebastián Falla crearon Whitman, una empresa textil que utiliza algodones orgánicos y poliéster reciclado para la creación de sus diseños. Hoy tienen cinco tiendas y planean abrir operaciones en México, Perú y Chile. Esta es su historia.

Publicado

on

Apasionados por el diseño, la música y el arte, dos hermanos crearon hace un poco más de ocho años una marca que busca ajustar los parámetros de la moda masculino y competir con los grandes del país. Ya no solo suman cinco tiendas, tras su más reciente en dos centros comerciales en Bogotá, sino además van por más en un plan que compone el posible ingreso a mercados como Ciudad de México, Santiago, Quito y Lima.

Se trata de Whitman, una empresa textil y de moda creada en 2013 por Felipe y Sebastián Falla, que busca ahora irrumpir en la moda tradicional. Su concepto plantea propuestas con materia prima reciclada, en la que se usan algodones orgánicos y regenerados, así poliéster reciclado para el desarrollo de sus chaquetas.

“Desde muy jóvenes hemos sentido mucha curiosidad por el arte y la música que son dos grandes fuentes de inspiración para el universo que hemos creado alrededor de la marca”, cuenta a Forbes Felipe, cofundador de Whitman. “Yo hacía parte del mundo publicitario trabajando en campañas para diferentes marcas nacionales e internacionales, Sebastián que es nuestro director creativo estaba viviendo en Buenos Aires estudiando gastronomía, que es otra de sus grandes pasiones”.

Lea también: #Las30DeForbes | Bohio Playa

Inspirados en desarrollar una marca textil, los dos abandonaron sus trabajos para dedicarse a la empresa. Así, lograron empezar de cero y poco a poco plantear una estrategia omnicanal, que ha estado enmarcada en un fuerte impulso al e-commerce y a su ecosistema digital.

“En el 2020 facturamos casi un 30% online”, dice Felipe, quien recalca que ya se realizó una inyección de capital que asciende a los US$192.000 ($700 millones) para su plan de expansión, “que abarca la apertura de nuevas tiendas ubicadas en los centros comerciales Fontanar (Chia) y Parque Colina (Bogotá).

En medio de la pandemia, y una crisis económica sin precedentes que vivió no solo Colombia, sino también el mundo, Whitman alcanzó ventas al cierre del año pasado de casi US$1.5 millones ($5.500 millones). De hecho, este año proyectan incrementar esta cifra en más de 30%.

“Somos una marca colombiana diseñando para un mercado masculino exigente y universal. En la región hay ciudades con mucho potencial y mercado, estamos evaluando Ciudad de México, Santiago, Quito, Lima”, confirma el cofundador. Por ahora no hay fechas de apertura en estos nuevos destinos, pero se estiman que ya a 2025 completarán tres ciudades en Latinoamérica.

Siga toda la información de negocios en Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Emprendedores

La fintech mexicana Clip levanta US$$250 millones y alcanza el hito de unicornio

La compañía fintech fundada por Adolfo Babatz, Clip, recibirá esta inversión de los fondos SoftBank y Viking Global Investors LP, superando finalmente la barrera de valuación de los 1,000 mdd.

Publicado

on

La empresa de tecnología financiera Clip, fundada por el emprendedor Adolfo Babatz, logró cerrar una nueva ronda de inversión por 250 millones de dólares (mdd) que le permitió convertirse, finalmente, en un nuevo unicornio mexicano.

¨Estamos muy contentos de ser partners de dos inversionistas de clase mundial como son SoftBank y Viking, logrando este hito tan importante para una compañía mexicana. De cara al futuro estos recursos nos permitirán seguir creciendo de manera agresiva y continuar construyendo nuestra plataforma operativa”, advirtió Adolfo Babatz, CEO de Clip.

Al día de hoy, la compañía fintech, especializada en medios de pago y fundada en 2012, aglutina a poco más de 600 colaboradores distribuidos entre México, Estados Unidos y Buenos Aires que están dedicados a la generación de opciones que van desde dispositivos para poder recibir cobros de manera sencilla y de forma física hasta soluciones digitales.

Apenas a mediados del año pasado, Clip anunció precisamente el lanzamiento de su servicio de pagos a distancia, con el cual facilitó el que los negocios que cuentan con su plataforma pudieran recibir pagos sin la necesidad de tener cualquier tipo de contacto con sus clientes.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

De acuerdo con estimaciones propias, previo a este nuevo levantamiento obtenido, la startup tricolor había logrado conseguir ya poco más de 153 mdd para forjar su crecimiento, siendo una de las compañías que mayor avance había tenido en el país en este terreno.

Algunos de los fondos locales e internacionales que han apoyado a la compañía a lo largo de su historia son, por ejemplo, Dalus Capital, 500 Startups, General Atlantic, Ribbit Capital, Goldman Sachs Group y Alta Ventures.

¨Clip nos inspira todos los días, no sólo en su crecimiento en el mercado, sino en todos los espectros de una empresa, desde su cultura interna hasta el impacto que tiene en su industria. Hoy vemos el resultado de este trabajo en habilitar a más personas a tener acceso a su red de servicios¨, dijo Santiago Zavala, Partner de 500 Startups, a Forbes México.

Entre los objetivos que tendría la empresa a raíz de este levantamiento estaría, entre otras cosas, el fortalecimiento de su crecimiento, apoyándose para ello en la contratación de más talento, un tema que la firma de base tecnológica vislumbraría como crucial para seguir avanzando.

Vale la pena destacar que, durante los últimos meses, el ecosistema de emprendimiento mexicano despegó con la aparición de diferentes empresas unicornio, dentro de las cuales se encuentran Kavak, quien superó la barrera de los 1,000 mdd en octubre del año pasado, Bitso, que concretó este hito en mayo, y GBM, quien dio este paso apenas la semana anterior.

Seguir Leyendo

Emprendedores

El silencioso ascenso de Tpaga que le podría llevar a ser un futuro unicornio colombiano

El ‘boom’ de las billeteras digitales tocó la puerta de la fintech colombiana que se acerca al millón de usuarios. Además de los pagos digitales, renta su infraestructura digital a terceros y permite invertir en un fondo de inversión colectiva. Su CEO Andrés Gutiérrez expresa que el mercado “está virgen aún”.

Publicado

on

Andrés Gutiérrez, cofundador y CEO de Tpaga. Foto: Andrés Rodríguez / Forbes.

En la mitad de la plaza de mercado La Perseverancia en el centro de Bogotá, se observa por encima de sacos de papas y canastos de verduras, un código QR y un letrero que dice ‘Paga con tu celular, usa Tpaga’.

Esa es una muestra de la insistencia de esta fintech colombiana de llegar a lugares donde antes solo se conocía el efectivo, para hacer y recibir pagos digitales. A Andrés Gutiérrez y Juan Salcedo, que la cofundaron en 2017 después de haber vendido Tappsi, su anterior compañía que era una plataforma de taxis, les tomó dos años alcanzar los primeros 100.000 usuarios. Pero ahora, luego del acelerador provocado por la pandemia del Covid-19, se acercan a su primer millón.

“La pandemia a nivel de usuarios creo que los obligo a buscar la forma de pagar facturas, hacer recargas de celular, transferir dinero a otras personas sin salir de su casa. Y como para la gran mayoría de colombianos el acceso a internet es a través de los celulares, encontraron en aplicaciones como Tpaga la alternativa a esto”, explicó a Forbes el CEO de Tpaga Andrés Gutiérrez. “Como ciertas oficinas de banco estuvieron cerradas, vieron que podrían abrir una cuenta para recibir subsidios, aportes de su empresa o recibir una remesa”.

No suena loco decir que Tpaga podría ser un futuro unicornio, que es como se llama a las empresas privadas que alcanzan una valoración de US$1.000 millones, título que en Colombia solo tiene Rappi. En su reporte Big Ideas Report 2021, el fondo ARK Invest estima que dependiendo de la región, las billeteras digitales pueden ser valoradas entre US$250 y US$1.900 por usuario.

El argumento que hacen es que las billeteras digitales tienen el camino libre para sumar más servicios financieros de los que ofrecen, pero además podrían traducirse en oportunidades de venta en actividades más allá de los servicios financieros.

Frente a este escenario, Gutiérrez no se apresura a revisar un estatus de “unicornio”, pero reconoce que las billeteras están jugando un rol protagónico y los fondos de inversión están valorando el alcance que puede tener.

“El objetivo es crear una empresa en Colombia, generar empleo, mejorar la calidad de los usuarios a través de la tecnología como lo hicimos en Tappsi”, apunta Gutiérrez. “Una billetera puede no solo ofrecer servicios de pagos, sino servicios de corretaje, créditos y hasta ofrecer servicios de comercio electrónico con el conocimiento que llegan a tener sobre los hábitos de compra de los usuarios y los medios de pago integrados”.

A este punto, Tpaga ha superado los 700.000 usuarios y con el fugaz crecimiento de los últimos meses ha tenido que lidiar con fallas en el servicio, tras unas dos o tres caídas generales de la aplicación .

“Todas las pruebas de infraestructura que hacemos de cargas a servidores nunca reemplaza tener miles de usuarios entrando y escogiendo el mismo pago a la vez. Lo bonito es que al tener este reto pedimos ayuda a nuestras redes de apoyo e inversionistas, como Endeavor y YCombinator, que nos dieron una mano enorme”, sostiene Gutiérrez. “Hablarlo con otros emprendedores y expertos que han escalado empresas antes, nos guio en cómo reforzar cada frente de trabajo, desde mercadeo para trabajar la retención de usuarios hasta a nivel tecnológico y de servicio al cliente para dar un soporte siete días a la semana”.

En 2020 pasaron de transar 3.000 millones de pesos colombianos al mes, a más de 10.000 millones de pesos. Tiktok los escogió como la forma de pago a creadores de contenido, comercios se apresuraron a ofrecer pagos sin contacto en sus almacenes, gobiernos se dieron cuenta que podían transferir subsidios a los celulares de las personas y el equipo de TPaga, sumaba nuevas integraciones para comprar pines a servicios como Netflix y Spotify, y ampliaba los puntos de retiro en efectivo, llegando a 15.000 puntos en 875 municipios.

Sin embargo, en medio de este auge han surgido varios competidores. Cuando TPaga salió al mercado, no había más de dos billeteras digitales. Ahora hay más de diez, incluyendo a titanes como Rappipay de Rapi, Movii, Mercado Pago de Mercado Libre, Daviplata y Nequi. Tanto así, que la Banca de Oportunidades reportó que durante la pandemia, las billeteras digitales han llegado a más de 25 millones de usuarios, es decir, a la mitad de la población colombiana.

“Si miramos la penetración de mercado y el porcentaje de pagos que se hacen desde el celular frente al efectivo, el mercado está virgen aún”, expresa Gutiérrez. “El mercado de las billeteras en Colombia pude llegar a ser de 900.000 millones de dólares”.

Tpaga tiene un as bajo la manga que no es tan visible. Se dio cuenta que las conexiones que había hecho al sistema financiero y a los sistemas de pago estaban siendo subutilizados. Así que decidió abrir su API (interfaz de programación de aplicación) para permitir a terceros operar sus billeteras sobre su infraestructura, lo que se denomina “open banking” y que la hace “fintech as a service”. El servicio es tan apetecido que Puntored ha decidido entrar a competir en este segmento.

Cabe resaltar que desde su billetera, Tpaga permite además invertir en el fondo de inversión colectiva Accival Vista de Acciones y Valores.

“La forma que llegamos aquí nunca fue mirando hacia atrás para ver que están haciendo los competidores, sino mirando hacia adelante, pensando en lo que falta hacer para enamorar a los usuarios”, concreta Gutiérrez.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Seguir Leyendo

Editors' Picks

‘Es difícil decirle que no a Warren Buffet’: David Vélez, CEO de Nubank

El colombiano David Vélez, cofundador y CEO de Nubank dijo en entrevista con Forbes que recibir una inyección de capital del legendario inversionista Warren Buffet es “una gran validación” para América Latina.

Publicado

on

David Vélez, cofundador y CEO de Nubank. Foto: Nubank / Forbes.

A Warren Buffet, que se le conoce como el Oráculo de Omaha por su legendaria trayectoria como inversionista, le sonó poner US$500 millones a través de su firma Berkshire Hathaway en Nubank, el neobanco cofundado por el colombiano David Vélez -que funge como su CEO-, para completar una ronda de inversión en Serie G de US$1.150 millones.

“Es una validación gigantesca, para Nubank y para América Latina, es uno de los inversionistas más exitosos en la historia, especialmente en bancos, invirtió de Bank of America, en JP Morgan, si hay alguien que sabe de bancos es Warren Buffet. Verlo invertir en Brasil, Colombia y México, es una validación gigantesca”, dijo Vélez a Forbes Colombia en una entrevista vía videollamada.

Vélez explicó que la decisión de extender la ronda de inversión de US$400 millones que había sido anunciada en enero se dio tanto por el interés de un nuevo tipo de inversionistas como por la permanente oportunidad de acelerar el crecimiento.

“Estamos tratando de jugar de distintas posiciones, trayendo inversionistas que traigan un conocimiento distinto a nuestro equipo. El hecho de que era Warren Buffet, es difícil decirle que no a Warren Buffet”, sostiene Vélez, al tiempo que argumenta por qué dio acceso a un grupo de inversionistas locales de Brasil en otro acuerdo adicional de US$250 millones. “Casi no teníamos inversionistas locales, así que esto fue más reactivo, viendo la oportunidad de sumar gente excelente”.

Con estos fondos frescos, Nubank introducirá nuevas soluciones a su cartera de servicios financieros, para mantener el ritmo de crecimiento en términos de penetración de mercado, a la expansión internacional de la compañía además de atraer talento global.

En Colombia, Vélez observa un interés “mucho mejor” de lo que esperaba, con una lista de espera de más de 300.000 personas para obtener la tarjeta de crédito, lo que les ha producido una “especificad local” y “dificultades en el trabajo”, aunque apunta que con la fase beta que ha culminado miles de personas la recibieron y que en los próximos meses se acelerará la entrega. “No queremos sacrificar la confianza, queremos lanzar un producto excelente”.

En México, donde ha pasado más de un año desde el lanzamiento de la firma, celebra que ya sean el segundo mayor emisor de tarjetas de crédito por mes.

Nubank ha traspasado la barrera de los 40 millones de clientes, mientras su valuación ha ascendido a US$30.000 millones, lo que lo mantiene como el neobanco con la mayor valoración privada del mundo.

A medida que escala, la fintech se ha preocupado por atraer talento que sepa surfear en olas más altas. Por ello ha refrescado hace poco su liderazgo ejecutivo con experimentados nombres en posiciones clave: un antiguo ejecutivo de Nike y la NBA, Antonio Nuñez, es el nuevo CMO y un ex líder de ingeniería en Amazon y Booking, Matt Swann, es el nuevo CTO.

Para David Vélez este ajedrez de talento “es una decisión súper difícil para la que no hay una receta perfecta porque cuando una empresa crece tan rápido, uno ve que una persona es la adecuada pero dentro de seis meses la respuesta es no. Es una pregunta super clave que hay que hacer. Pero cuando traemos gente que ha trabajado en empresas que tienen cinco veces el tamaño de Nubank, ellos tienen capacidades en las que saben que es lo que viene para la compañía”.

Uno de los factores que toma en cuenta es cuánto tiempo un ejecutivo pasa enfocado en la táctica y en la estrategia. “Gracias a que hemos reforzado nuestro equipo, la traída de ejecutivos como ellos me permite más enfocarme en lo estratégico”, anota Vélez.

A la dirección de la empresa, fundada en 2013 en Brasil por Vélez junto a la brasileña Cristina Junqueira y al estadounidense Edward Wible, se han acoplado recientemente Renee Mauldin, como directora de Personas, con trayectoria en Google, Twitter y Uber; Youseff Lahrech, director de Operaciones es ingeniero de MIT y ex-capital One; Jag Duggal, director de Producto, ex-Google y ex-Facebook; Henrique Fragelli, director de Riesgo, antes de unirse a Nubank fue director de HSBC en Londres; Guilherme Lago, director de Finanzas, cuenta en su experiencia pasos por Credit Suisse, la consultora McKinsey y por el fondo global Advent, y Victor Olivier, vicepresidente de Operaciones es economista e ingeniero de computación formado en la Universidad de Duke.

Aunque se ha estado rumorando de una posible salida a bolsa de Nubank en Estados Unidos, la realidad es que la compañía dice seguir interesada en mantenerse como privada, aclarando que “eso sucederá en algún momento”.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado