Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Hasta finales de 2021 el Banrep volvería a tocar las tasas de interés

En la reunión de este viernes el Emisor dejaría estables las tasas en el histórico 1,75% y volvería a modificarlas (subirlas) en el último trimestre del próximo año donde la inflación podría estar cercana al 3% y el crecimiento económico en positivo.

Publicado

on

Junta Banrep
Junta directiva del Banco de la República. Foto: Banrep

Tras haber completado siete meses de continuas bajas en las tasas de interés, para apoyar el impulso de la economía en una de sus peores crisis recientes por el coronavirus, el Banco de la República pausaría desde octubre los ajustes en esta materia y volvería a hacer cambios en un año donde decidiría subirlas a 2%.

Pese a la caída de la economía en agosto (-10,6%), que mostró un retroceso frente a la recuperación que se venía viendo tras el profundo descenso de abril (-20,2%), el dato del octavo mes del año no pesaría en la decisión del Banco este viernes, puesto que ya el mercado tiene cifras de septiembre y octubre que reflejan mejoras, dijeron expertos a Forbes.

Sobre este punto Camilo Pérez, gerente de investigaciones económicas del Banco de Bogotá, explicó que la proyección que tienen para septiembre es una caída de -6,5% -que sería el mejor dato desde abril-, “con este escenario mejorando, o no siendo tan malo como pudo ser en abril, y una inflación todavía por debajo del rango meta, consideramos que la entidad va a mantener estable las tasas”, por lo menos hasta dentro de un año.

Lea también: Banrep continuó la baja de tasas, las dejó en el histórico 1,75%

Según Alejandro Reyes, economista principal de Bbva, entre los datos que serán relevantes para la decisión del Emisor, de cortes más positivos, están los “de actividad del consumo de diferentes indicadores de alta frecuencia, la confianza de industriales y comerciantes, el resultado del mercado laboral de agosto, conocida en septiembre luego de la reunión, las ventas de vehículos y viviendas que repuntan”.

Pese al repunte de la inflación en septiembre, Reyes considera que las tasas de interés quedarán estables por lo menos hasta el segundo trimestre de 2021 “conforme la economía comienza a normalizarse y la inflación converge a su meta”.

Desde la visión de Felipe Campos, director de investigaciones de Alianza Valores, “el único elemento a favor de una reducción es que el banco, yo no creo que tenga más de dos o tres reuniones para hacer más bajas porque ya después de noviembre y diciembre la inflación se comienza a subir más y lo va a continuar haciendo todo el próximo semestre. Si va a reducir tasas, creería que esta reunión o la próxima son las últimas ventanas que hay para lograrlo”.

Lea también: Hay espacio para usar cualquier instrumento que ayude a la economía: codirector del Banrep

Para Campos, por los mensajes que ha dado el Emisor y los rebotes que se ha presentado en inflación recientemente “uno pensaría que ya el banco terminó. Este ha dicho que es flexible pero piensa que la tasa podría ser ya la definitiva (…) Creo que puede haber una subida o dos el próximo año, yo veo un rebote de inflación importante el próximo año no solo en Colombia, sino en el mundo”.

En línea con lo expuesto por Pérez y Campos, el conjunto de analistas económicos consultados en la Encuesta Mensual de Expectativas del Banco de la República espera que la tasa de intervención del Emisor se mantenga inalterada (1,75%) hasta el 31 de octubre de 2021, fecha en la que subiría al 2% y el 31 de diciembre del otro año habría otro ajusta para ubicarla en 2,25%.

Economía y Finanzas

Yellen pide al Congreso más apoyo fiscal para evitar recesión “más dolorosa”

Janet Yellen, candidata a ser la próxima secretaria del Tesoro de EE.UU., reconoció que un estímulo de gran magnitud añadirá problemas a la creciente deuda del país, pero “lo más inteligente que podemos hacer es ir a lo grande”.

Publicado

on

Janet Yellen, nominada por el presidente electo Joe Biden para ser la próxima secretaria del Tesoro.

Janet Yellen, nominada por el presidente electo Joe Biden para ser la próxima secretaria del Tesoro, pidió este martes al Congreso un gran estímulo fiscal para “evitar el riesgo de una recesión más larga y dolorosa” en Estados Unidos, en medio de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

“Los economistas no siempre están de acuerdo, pero creo que hay un consenso ahora: Sin una acción mayor, nos arriesgamos a una recesión más larga y dolorosa, y cicatrices a largo plazo en la economía más adelante”, señaló Yellen en su audiencia virtual ante el Comité de Finanzas del Senado.

Biden ha desvelado un ambicioso plan de estímulo fiscal de 1,9 billones de dólares, que incluye nuevas transferencias directas para los ciudadanos, partidas para reforzar el subsidio federal por desempleo y fondos adicionales para la distribución de las vacunas.

Lea también: Dólar terminó con ganancias el martes, se acercó a los $3.500

En su intervención, Yellen reconoció que un estímulo de esta magnitud añadirá problemas a la creciente “carga de deuda” del país.

“Pero ahora mismo, con tipos de interés a niveles históricamente bajos, lo más inteligente que podemos hacer es ir a lo grande. A largo plazo, creemos que los beneficios superan los costes, especialmente si nos preocupamos de ayudar a la gente que ha estado sufriendo por un largo periodo de tiempo”, recalcó.

Yellen, de ser confirmada en el cargo, sería la primer mujer al frente del Departamento del Tesoro en la historia de EE.UU. y, además, el la primera persona en haber ocupado también la silla de presidenta de la Reserva Federal (Fed), cargo que desempeñó entre 2014 y 2018. 

EFE

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Dólar terminó con ganancias el martes, se acercó a los $3.500

Los precios del crudo se ubicaban por encima de US$52 el barril por mayor optimismo ante estímulos gubernamentales y porque la demanda superó las preocupaciones sobre los nuevos confinamientos. Mercados están a la expectativa del cambio político en EE. UU.

Publicado

on

Foto vía Unsplash

Este martes el dólar cerró a $3.491,65 lo que representó un alza de $24,85 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM) vigente para hoy que se ubica en $3.466,80. Sin embargo, su precio promedio durante el día fue: $3.483,38.

En la mañana de hoy la mayoría de las monedas de América Latina subían por la caída del dólar antes de un discurso de Janet Yellen, candidata de Joe Biden para dirigir el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, en el que habló sobre el aumento del gasto fiscal en la mayor economía mundial.

Yellen instó a los legisladores a “actuar a lo grande” con su próximo paquete de ayuda para el coronavirus, agregando que los beneficios superan los costos de una mayor carga de deuda. Dijo que dijo que su tarea como jefa del Tesoro será ayudar a los estadounidenses a soportar los últimos meses de la pandemia de coronavirus y reconstruir la economía “para que cree más prosperidad a más personas y garantice que los trabajadores puedan competir en una economía global cada vez más competitiva”.

Siga toda la información de economía y finanzas en Forbes Colombia

Por su parte, los precios del petróleo subían en la jornada de hoy, ya que el optimismo porque los estímulos gubernamentales acabarán por impulsar el crecimiento económico mundial y la demanda superó las preocupaciones de que los nuevos confinamientos por la pandemia están enfriando el consumo de combustible.

Hacia la 1:40 de la tarde los precios del Brent, referencia internacional para Colombia, subían 2,06% a US$55,88 el barril, mientras que el WTI ganaba 1,01% a US$52,89 el barril.

Con información de Reuters

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

En 9 meses de 2020, hogares perdieron más de lo que Gobierno espera recaudar en tributaria

Según Anif, entre marzo y noviembre del año pasado, el ingreso laboral perdido asciende a $29,6 billones, cifra superior a los $20 billones que tiene como meta recaudar el Gobierno con una nueva tributaria.

Publicado

on

Foto: Getty Images

El cierre de la actividad productiva en Colombia por la pandemia del coronavirus ha tenido serias secuelas en materia de empleo, lo cual se ha reflejado en la caída del ingreso laboral de los hogares colombianos, según el más reciente comentario económico de Anif.

Para el centro de estudios económicos, el ingreso laboral perdido acumulado entre marzo y noviembre asciende a los $29,6 billones, es decir cerca de 2.8% del PIB, un promedio de $3,3 billones por mes. Esta cifra es superior a los $20 billones que tiene como meta recaudar el Gobierno Nacional en una próxima reforma tributaria, discusión que podría ser aplazada dada la falta de control de la pandemia, nuevas cuarentenas, entre otras medidas.

Lea también: ¿Cuarentenas afectarían discusión de la tributaria en el primer semestre?

En línea con lo anterior, solo para noviembre, Anif estima que la pérdida de ingresos sumó $1,67 billones, similar a la cifra del mes anterior ($1,64 billones).

Lea también: Reforma pensional, entre las ocho sugerencias para que el país sea competitivo

Según el informe, lo anterior se debe, en gran medida, a la destrucción de una parte significativa de los empleos, consecuencia del cese de operaciones de gran parte del aparato productivo durante varios meses. “En efecto, frente al año 2019, en el año 2020 (marzo-noviembre) se registraron cerca de tres millones menos de ocupados; solo en noviembre esa cifra fue de 1,6 millones”.

Anif resaltó que “a pesar de que la caída en los ingresos laborales ha venido disminuyendo, como consecuencia de la lenta reapertura de la economía, esta tendencia es frágil”. Pese a que esperan un buen cierre de año en diciembre por su tradicional dinamismo, las cuarentenas en distintas ciudades podrían frenar la recuperación del empleo de manera radical.

El centro de estudios económicos estima que la tasa de desempleo promedio para todo 2020 se ubique entre el 15,5% y 16%. En línea con ello, hizo un llamado para que las medidas implementadas tanto por el gobierno nacional como por los gobiernos locales se hagan con el objetivo de estar “un paso adelante (…) las cuarentenas no tienen beneficios claros, pero sí impactos económicos significativos y duraderos”.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

2021, ¿otro año histórico en ventas de vivienda en Colombia?

Estimaciones de Camacol apuntan a que este año será aún mejor que el ya histórico 2020 en ventas de vivienda. Se prevé vender cerca de 210.000 unidades este año, 7% más que el año pasado, resaltó el gremio de los constructores.

Publicado

on

Foto: Minvivienda

Según datos del sistema de información de Camacol, Coordenada Urbana, durante el año pasado la comercialización de vivienda nueva llegó a 194.802 unidades, lo que representó $37,2 billones en inversiones de los hogares en Colombia. Dichos niveles, representan máximos históricos en medio de uno de los años más difíciles para la economía nacional por el coronavirus.

Tras un buen 2020, el gremio de los constructores espera que en 2021 se mantenga dicha dinámica en la comercialización. “Se esperan ventas por 209.000 unidades de vivienda, es decir un 7% más que en 2020. Asimismo, se espera que se inicie la construcción de 149.700 viviendas, que el PIB del sector crezca en 8,6% y que se creen 150.000 nuevos puestos de trabajo”, resaltó Sandra Forero, líder gremial.

Lea también: Colombia cerró 2020 como el mejor año de la historia en ventas de vivienda

Respecto a los resultados de 2020, Forero aseguró que estos “evidencian los atributos sociales y económicos de la vivienda, y muestran el gran esfuerzo del Gobierno Nacional poniendo en marcha una política pública de reactivación en un sector esencial para mover el 14% del empleo y el 54% del aparato productivo de país”.

De otro lado, resaltó “el fortalecimiento del programa de vivienda social Mi Casa Ya, y los incentivos para el segmento medio a través del FRECH No VIS, fueron palancas fundamentales para hacer de la inversión en vivienda nueva un gran instrumento contra-cíclico”.

Por último, de acuerdo con Forero, para lograr los objetivos trazados en 2021 se debe garantizar la disponibilidad de subsidios para la vivienda social, ya que en el que el volumen de ejecución de cupos se duplicará frente a lo previsto; también instó a seguir impulsando acciones que den celeridad a los trámites en la gestión de suelo y en los procedimientos inherentes a la comercialización y entrega de las viviendas.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

¿Cuarentenas afectarían discusión de la tributaria en el primer semestre?

La falta de control de la pandemia, nuevas cuarentenas y demora en la vacunación podría volver a aplazar la discusión que para muchos expertos, no da espera, aumentar los ingresos de la Nación en $20 billones -según la meta del Gobierno-.

Publicado

on

Foto: Diana Rey/Forbes Colombia

En 2020 se hablaba de que el 2021, además de ser un año de transición hacia la recuperación tras la crisis derivada del coronavirus, sería el momento de pasar un conjunto de reformas en el Congreso, entre las que se ha hablado de la urgencia de una tributaria. Sin embargo, la falta de control de la pandemia, nuevas cuarentenas y demora en la vacunación podría volver a aplazar la discusión que para muchos no da espera.

Recientemente, el exministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo en un evento de Skandia que “el 2021 no será el año de las ‘megarreformas’, esas tendrán que esperar al nuevo gobierno”. Agregó que este año no será el del ajuste fiscal y que “hay que ver si se va a sembrar la semilla para que el ajuste sea en 2022”, además, indicó que otra de las cosas que dificultará pasar las reformas son las elecciones que se avecinan el próximo año.

Lea también: Sin tributaria, deuda pública colombiana se acercaría al 80% del PIB en 10 años

En palabras del exministro, la recuperación económica del país este año dependerá en gran medida del inicio y alcance del programa de vacunación contra el coronavirus. “Este año no va a haber un boom económico. Tampoco vamos a tener un crecimiento en el que la economía rebote vigorosamente y estaremos más cerca de un crecimiento del PIB del 4%, que del 5% como planteó el Gobierno”.

Respecto a si el país aguantaría un año más sin discutir, y aprobar, reformas como la tributaria, Martha Elena Delgado, directora de análisis macro y sectorial de Fedesarrollo, fue enfática al decir que no, no solo porque es algo que están esperando las calificadoras de riesgo este año, sino porque “hay que llevar la discusión un poco más allá y es que hay un hueco fiscal que toca rellenar sí o sí, de algún lado hay que conseguir mayores ingresos para pagar deudas y seguir gastando”. Dejar las reformas estructurales para 2022 “sería agrandar el problema”, añadió.

Cabe recordar que el Gobierno Nacional ha dicho que espera presentar en los próximos meses una reforma fiscal que le permita incrementar los ingresos en 2 puntos del PIB al país ($20 billones), cifra que para los expertos luce históricamente alta y difícil de cumplir en medio de un año preelectoral. Pese a ello, se ha mencionado que una de las maneras más fácil de aumentar los ingresos sería vía IVA y revisando exenciones tributarias, factores impopulares de cara a un 2022 electoral.

Lea también: Reforma tributaria sería indispensable para sacar a más colombianos de la pobreza

Desde la perspectiva de Alejandro Reyes, economista principal de Bbva, “el no trámite de la reforma tributaria, nos podría acercar más a la revisión de la calificación soberana y con ello el encarecimiento del endeudamiento, tanto público como privado, lo cual no es conveniente en un momento en que se requieren los recursos para reactivar la economía. Creo que es aún prematuro discutir si se aplazan qué pueda ocurrir. En nuestro escenario la economía tendrá un buen crecimiento en 2021 y con ello seguramente habrá espacio para discutir algunas de esas reformas estructurales que se requieren”.

Según Munir Jalil, economista jefe de BTG Pactual para la región andina, la consecuencia más inmediata de no pasar una reforma tributaria será la pérdida del grado de inversión. “El país necesita mostrarle a la comunidad internacional su estrategia para estabilizar el déficit (fiscal) y las razones deuda-PIB y parte de ello radica en conseguir nuevos ingresos”.

Por último, respecto a qué tan oportuno sería declarar una nueva emergencia económica -periodo de 30 días calendario en el que el Gobierno Nacional puede sacar decretos con fuerza de ley sin pasar por el Congreso-, los expertos de Bbva y BTG Pactual coincidieron en que es temprano aún para revisar dicha decisión, pero es una que no se puede descartar en caso de requerirse.

Lea también: Ocde recomienda a Colombia reforma tributaria y salario mínimo diferenciado

Para Jalil, “dependiendo de la evolución y saturación que tenga el sistema de salud, se podría hacer necesario orientar nuevos recursos hacia el mismo y ofrecer nuevos programas de ayuda, con lo que la declaración de emergencia podría servir para agilizar la toma de esas decisiones”.

Por su parte, Reyes indicó que algunos de los programas del Gobierno para enfrentar la pandemia siguen vigentes y se han convertido en ley, por lo que seguramente tendrá herramientas para enfrentar la ralentización de la actividad.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado