Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

El plan del sector vivienda para salir de los escombros de la crisis

2020 será el peor año de la economía colombiana en los últimos tiempos, pero también se espera que sea el año histórico de ventas de vivienda de interés social (VIS) y de leve recuperación de las no VIS. ¿Cómo logra este renglón la inmunidad a la pandemia?

Publicado

on

Los titulares están llenos de la estrepitosa caída que tendrá la economía nacional este año, -5,5% según Minhacienda, a causa de las acciones derivadas para contener la propagación del coronavirus que desde que llegó al país en marzo ha dejado su huella en diversos indicadores que terminarán 2020 con deterioros históricos. Pese a ello, en medio de los escombros también hay sobrevivientes a la crisis, un caso: la venta de viviendas de interés social (VIS).

El año pasado las ventas de VIS en Colombia superaron la comercialización de 120.000 unidades, convirtiéndose de esta manera en el mejor año de la historia del país en dicho indicador que logró romper el techo de las 100.000 ventas VIS en 2018 (109.000), según cifras de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) citadas por Minvivienda. Aunque este panorama estaba pavimentando un 2020 prometedor, llegó la pandemia y las expectativas se pausaron, sin embargo, la nueva realidad las reactivó y se espera otro récord.

En entrevista con Forbes, Jonathan Malagón, ministro de Vivienda, resaltó que este año se prevén ventas que rondarían las 130.000 VIS, “lo equivalente a hablar de una ciudad del tamaño de Valledupar”. Mientras tanto, para las no VIS se espera que las cifras agregadas de la comercialización estén entre 55.000 y 60.000, tras periodos complejos para este renglón.

Lea también: Colombia anota otro récord, vendió cerca de 14.000 viviendas VIS en octubre

¿Son muchas o pocas?, el ministro explicó que el histórico anual no VIS está entre 50.000 y 70.000, sin embargo, destacó que el resultado que se espera para el último trimestre, cerca de 6.000 al mes, ya es un ritmo de recuperación que de mantenerse así durante un año “llegaríamos a niveles más altos del promedio histórico”.

En otras palabras, para 2021 desde la cartera de Vivienda están estimando superar las 70.000 ventas en no VIS y comercializar entre 130.000 y 140.000 en las VIS, esperando superar las 200.000 unidades “lo cual significaría la recuperación plena en no VIS y récord histórico en VIS”, dijo Malagón. Por su parte, Camacol estima que el otro año se venderán más de 195.000 viviendas (VIS y no VIS) en el país, de estas el 74,3% serán VIS (145.000).

Una vez conocido este panorama, es clave entender por qué sería un buen año para las ventas de vivienda en medio de la crisis. Según le explicó a Forbes, Wilson Tovar, gerente de Investigaciones Económicas de Acciones y Valores, en el país continúa habiendo un déficit habitacional alto, “el cualitativo puede superar el millón de personas que todavía no tiene casa y hay más de 6,5 millones de hogares que viven en alquiler. Es decir, aún hay un mercado importante que podría estar interesado en comprar vivienda y podría aprovechar los actuales apoyos para ser propietario”.

En palabras de Sergio Segura, analista de renta variable en Casa de Bolsa, los subsidios anunciados por el Gobierno han sido relevantes para que las personas no pierdan el interés a comprar vivienda y se impulsen a hacerlo aún en medio de esta coyuntura. Con ello, “se esperaría que los proyectos nuevos de construcción de vivienda tuviesen una recuperación en la demanda y por lo tanto sus ventas mejoren impulsando la creación de nuevos empleos y los demás sectores económicos”.

Segura añadió que la caída en las tasas de interés, aunque es un mecanismo que se demora en ser transmitido a los usuarios y dado que los bancos las bajarían de manera muy paulatina por la coyuntura o dependiendo del cliente les darían una tasa más baja, es un factor para tener en cuenta.

Lea también: Davivienda ofrecerá créditos de vivienda y de vehículo en 5 minutos

Por su parte, Malagón resaltó la recuperación de la confianza de los consumidores en lo referente a la disposición a comprar vivienda la cual, entre otras cosas, estaría siendo respaldada por el paquete de 200.000 subsidios que anunció el Gobierno para la reactivación del sector a mediados de año que estarán vigentes hasta 2022 o hasta agotar existencias. Además, debido a que el Ejecutivo esté siendo el garante (fiador) para créditos de vivienda a través del Fondo Nacional de Garantías (FNG).

Sobre lo anterior, destacó que en septiembre (últimos datos publicados al cierre de esta edición), la confianza del consumidor siguió recuperándose y en este, la disposición a comprar vivienda es la que más se restablece si se compara con la de vehículos y bienes durables. Así las cosas, en abril la disposición a comprar vivienda fue de -62,3% mientras que en el noveno mes del año fue de -17,2%, lo que representa una mejora de 45,1 puntos porcentuales (pps). Mientras tanto, la de bienes durables y vehículos ha mejorado en 25,8 y 13,7 pps, respectivamente en los meses de referencia.

Volviendo la mirada un poco hacia el segmento no VIS y su lenta recuperación, vale mencionar que en este renglón hay más de 10.000 unidades en inventario que se han venido acumulando en los últimos años. Sobre esto, hay quienes aseguran que lo subsidios para este segmento se van a ir a la desacumulación del inventario, sobre lo cual Malagón dijo que si ello sucediera quedaría el 90% del programa para dinamizar nueva oferta.

En este punto el experto de Acciones y Valores aseguró que, si bien los inventarios son altos y el desempleo también por la coyuntura, los constructores son conscientes del conjunto de situaciones que no han dado dinamismo a las no VIS en los últimos años. Por ello, algunos han bajado sus precios y ofrecen buenos planes a los usuarios, lo que puede ser otro impulso para comprar vivienda aún en esta crisis.

Lea también: Un vistazo a lo que podría ser el nuevo concepto de vivienda post-covid

“Cuando se van desacumulando esos inventarios, los constructores vuelven a ser sujetos de crédito y eso va a desembocar en mayor iniciación y mayor lanzamiento de proyectos que es lo que nosotros necesitamos para mover el PIB y el empleo”, aseguró el jefe de la cartera de Vivienda.

Y el repunte del PIB constructor, ¿para cuándo?

Hasta el momento se han mencionado algunas de las bondades de la pandemia en el sector de vivienda, con el repunte de las ventas de VIS y una leve recuperación en las no VIS, sin embargo, como lo mencionó Malagón, se necesita también mover el PIB, indicador que vería profundas caídas este año, tanto en el general del sector construcción como en el desagregado de edificaciones.

De acuerdo con cálculos de Fedesarrollo, presentados en un evento de Camacol, en un escenario pesimista en el que la economía colombiana caiga -7,9% el sector de la construcción se contraería al -16,7%, mientras que el de edificaciones lo haría en -21,2%. Desde una visión más optimista, el PIB nacional caería a -5% y con este, el de construcción sería -13,3% y el de edificaciones, -18,1%.

Segura, de Casa de Bolsa resaltó que aunque las ventas de VIS generan empleo y dinamismo, como tal el motor importante que mueve la construcción es la no VIS. Explicó que, si esta no se mueve, la cual tiene mayor complejidad de insumos, mayor diferencia por el valor de los materiales y por cuenta de los acabados, “no se vería una dinámica completa de la recuperación de la economía. Por eso se está apostando a los subsidios no VIS, para ayudar a dinamizar este renglón y a la actividad económica en general”.

Lea también: Gobierno destinará $3,9 billones para los 100 mil subsidios de vivienda no VIS

Sobre este punto, Malagón explicó que “lo más valioso del sector de construcción es ciertamente lo que deja hacia atrás. Este se encuentra relacionado con 34 de los 68 subsectores industriales a los que les ayuda con compra de insumos”.

Para 2021, este renglón se recuperaría tal como se prevé lo haga la economía nacional de la que se espera un rebote de 6,6% de acuerdo con datos de Ministerio de Hacienda. En un primer escenario planteado por Fedesarrollo la economía crecería 4,4% el otro año, de lograrse ello, el PIB de la construcción y el de edificaciones sería de 6%, cada uno, prevé el centro de pensamiento.

Según Sandra Forero, presidenta de Camacol, entre las propuestas para generar mejores condiciones en el sector está, desde la oferta de proyectos de vivienda y no residenciales, “incorporar suelo urbanizable de acuerdo con las prioridades y prospectiva de desarrollo urbano y necesidades de vivienda, establecer un modelo de gerencia proyectos urbanísticos estratégicos de gran escala; promover la inversión en infraestructura urbana y equipamientos; impulsar proyectos de vivienda exclusivos para renta y fortalecer la construcción de obra pública de edificaciones institucionales”.

La directiva del gremio de los constructores añadió que, con ello, la meta para el periodo 2020-2022 será generar 300.000 nuevos puestos de trabajo directos y 420.000 indirectos en la cadena de valor, construir 500.000 viviendas formales y 12 millones de metros cuadrados en proyectos no residenciales.

En términos de empleo el jefe de la cartera de Vivienda resaltó que, aunque este año se cerrará con 900.000 empleos (niveles de ocupación promedio del sector), esperan que se llegue a los 1,3 millones próximamente. Malagón agregó que por “cada 210.000 trabajadores se reduce en un punto la tasa de desempleo”.

En otros temas, el ministro resaltó que se espera que este mes esté listo todo el complejo normativo para que entre en vigor la hipoteca inversa en Colombia, tras haberse anunciado meses atrás. Además de dinamizar las no VIS, entre los retos del sector está ampliar la oferta de mano de obra no calificada a más mujeres para que la recuperación de empleos y económica sea más equitativa.

Economía y Finanzas

‘El Gobierno no tiene la capacidad técnica para devolver el IVA a todos los pobres’

Así lo dijo la Red de Trabajo Fiscal este viernes al entregar su propuesta de reforma tributaria en la que mencionó no estar de acuerdo con gravar toda la canasta familiar con IVA por los efectos negativos que trae a la población más pobre del país.

Publicado

on

Foto vía Unsplash

Este viernes, la Red de Trabajo Fiscal (compuesta por ocho centros de pensamiento), puso sobre la mesa su propuesta de reforma tributaria en la que mencionan nueve acciones de trabajo. Entre ellas está que no se extienda el IVA a toda la canasta familiar -compuesta por alimentos, vivienda, salud, educación, transporte y otros- por el impacto negativo que ello tiene en la población más pobre.

A lo anterior agregaron que: “el Gobierno ha demostrado que no tiene la capacidad técnica de hacer una devolución efectiva del IVA que llegue a toda la población pobre”. Pese a que la pandemia aceleró la puesta en marcha del mecanismo de la compensación del IVA, a los hogares más vulnerables, para la Red dicha devolución no está llegando al total de la población pobre del país, razón por la que no se debe ampliar el tributo a toda la canasta familiar.

Lea también: Por no tener IVA en la leche, huevos y carnes, el país dejó de recibir $5,9 billones en 2019

Es que antes de entrar en otros detalles, vale mencionar que hoy en día, la canasta familiar en Colombia cuenta con distintas cargas impositivas, unos tienen el 19% del IVA, otros el 5% y otros son excluidos de este tributo. Si se eliminaran estos diferenciales con el fin de universalizar el porcentaje gravado, ayudaría a aumentar el recaudo del país, pero tendría impactos en la población de bajos ingresos a menos de que se mejore la focalización mediante la cual se devuelve el IVA.

Para la Red de Trabajo Fiscal, actualmente, el sistema de devolución del IVA solo incluye a cierta población priorizada dentro de Colombia Mayor y Familias en Acción, que representa 1 millón de hogares. “Estos programas dejan por fuera a la población más pobre -aproximadamente 60%- en la medida que, según datos del Dane, los hogares en situación de pobreza extrema representan cerca de 4 millones, mientras que los que se encuentran situación de pobreza ascienden a 13 millones”, agregó el grupo de centros de pensamiento.

Lea también: Reforma tributaria sería indispensable para sacar a más colombianos de la pobreza

La Red agregó que en lugar de gravar toda la canasta familiar, el Gobierno tiene otras alternativas para compensar el recaudo como la creación de una sobretasa que se calcule con base en los gastos de consumo de la canasta familiar de los hogares más favorecidos (gastos estipulados por el Dane), y que se cobre a través de la declaración del impuesto sobre la renta.

Otro de los temas propuestos es: crear un impuesto a las bebidas azucaradas -iniciativa que, similar a gravar toda la canasta familiar, ha intentado pasarse en el Congreso en distintas ocasiones y no se ha logrado-. También proponen crear más impuestos verdes; mayor fiscalidad internacional; poner impuestos a la economía digital; robustecer la cultura tributaria en los colegios y universidades, entre otros.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Duque espera que aumento del mínimo cuide el empleo y la reactivación en 2021

El presidente, Iván Duque, dijo que en la negociación del salario mínimo los debates son bienvenidos, pero “necesitamos entender la condición de una pandemia y la urgente necesidad de que el año 2021 se traduzca en mayor crecimiento, mayores puestos de trabajo y mayores oportunidades”.

Publicado

on

Iván Duque
Iván Duque, presidente de Colombia. Foto: Presidencia

El jefe de Estado, Iván Duque, se refirió este viernes a la negociación del salario mínimo de 2021. En otras palabras, aseguró que se debe tener en cuenta la situación ocasionada por la pandemia y la necesidad de generar mayor crecimiento y mayores puestos de trabajo.

Las palabras de Duque llegan ad portas de que arranque la discusión del mínimo que regirá a partir del 1°. de enero de 2021. En los dos años que ha estado al mando, el presidente ha subido el mínimo en 6%.

En esta ocasión, debido a la magnitud de la caída económica esperada (-6,8% según Minhacienda), la baja productividad e inflación, expertos han pedido que en la negociación se tenga en cuenta la coyuntura actual y que no se haga un aumento extraordinario porque podría afectar la creación de empleos (al ser más caro contratar formalmente), e incluso la recuperación. Mientras tanto, los sindicatos dicen que debe subir casi 14% para darle más recursos a la gente e impulsar la economía.

Lea también: Centrales obreras pedirán que salario mínimo básico suba a $1 millón en 2021

Duque aseguró que “en el marco de la Comisión de Concertación, consideramos que los debates son bienvenidos y que también necesitamos entender la condición de una pandemia y la urgente necesidad de que el año 2021 se traduzca en mayor crecimiento, mayores puestos de trabajo y mayores oportunidades”.

El mandatario dijo, durante su intervención en un evento virtual de Fenalco que, su gobierno siempre ha procurado la concertación en materia salarial. “Este ha sido un Gobierno que ha actuado siempre con prudencia. El llamado a la prudencia no es un llamado que se le pueda hacer a este Gobierno”, resaltó Duque. Sobre esto, vale mencionar que Fenalco ha sido uno de los gremios que pide prudencia en la discusión.

Duque añadió que “hemos procurado la concertación siempre en materias salariales. Y lo hemos hecho no solamente sustentados en los indicadores base, sino también pensando en que no se pueden afectar los desarrollos de nuevos puestos de trabajo”.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Por segundo mes, Banrep mantuvo las tasas de interés en 1,75%

El gerente del Emisor, Juan José Echavarría, informó que la decisión se tomó de manera unánime por los miembros de la Junta Directiva.

Publicado

on

Juan José Echavarría
Juan José Echavarría, gerente del Banco de la República. Foto: Banrep

Juan José Echavarría, gerente del Emisor, informó tras la reunión de este viernes que la Junta Directiva decidió de manera unánime mantener estables las tasas de interés en el histórico 1,75%, por segundo mes consecutivo.

En septiembre el Banco Central completó siete meses seguidos de bajar las tasas de interés, llevándolas desde el 4,25% en marzo a 1,75% en el noveno mes del año. En otras palabras, su recorte ha sido de 250 puntos básicos desde que llegó la pandemia al país. Este año ya no habría más recortes, se espera que, de ocurrir, sea en 2021 a mediados de año o finales.

De acuerdo con el gerente la decisión anunciada se tomó teniendo en cuenta teniendo en cuenta el desempeño de la inflación, el crecimiento económico, el mercado laboral, entre otros.

Lea también: Hasta finales de 2021 el Banrep volvería a tocar las tasas de interés

Los puntos tenidos en cuenta

  • La inflación de octubre se situó en 1,75% y las expectativas para el 2021-2023 están ancladas alrededor del 3%.
  • Los indicadores de crecimiento económico más recientes confirman el ritmo previsto de recuperación de la actividad y se espera que esta evolución continúe en el 2021.
  • Aunque el mercado laboral continúa mejorando, refleja severos problemas de carácter estructural.
  • La cartera de crédito y las tasas de interés siguen respondiendo a los estímulos de política monetaria.
  • Las condiciones financieras externas se mantienen favorables para la financiación de la economía colombiana. 
Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Fenalco dice que se debe retomar discusión de flexibilización laboral, que ‘permita abaratar costos’

El presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Jaime Alberto Cabal, aseguró que se debe tener mucha prudencia con el incremento del salario mínimo de 2021.

Publicado

on

El presidente de la Federación Nacional de Comerciantes ( Fenalco), Jaime Alberto Cabal, le pidió este viernes al presidente Iván Duque, en la Asamblea Anual del gremio, que se retome la iniciativa de flexibilización laboral para el próximo año.

Cabal resaltó las medidas que se han tomando en la pandemia, así como las buenas intensiones del Gobierno Nacional para continuar con la reactivación económica segura. No obstante, en sus peticiones, el líder gremial explicó que una de las preocupaciones es el desempleo, por lo que será fundamental el debate del salario mínimo.

Lea también: Para Anif, el salario mínimo de 2021 no debe subir más de $26.334

“Tenemos una enorme preocupación por el desempleo, creemos que es fundamental que pensemos en los desempleados. Y en ese sentido consideramos que el 2021 será muy importante tener mucha prudencia con el incremento del salario mínimo”, dijo.

Cabal agregó que “un salario mínimo desmedido o que no sea responsable, no será un salario que contribuya a recuperar los empleos perdidos”.

En esa misma línea, destacó que “el próximo año será propicio para retomar nuestra iniciativa de la flexibilización laboral, que permita abaratar costos y flexibilizar la contratación para que aumente el empleo”.

Las peticiones del presidente de Fenalco se dan con el objetivo de agilizar la recuperación económica del país, así como aumentar la competitividad de las empresas. De hecho, en un segundo punto aclaró que todas estas medidas deben trabajarse bajo un aumento de la seguridad ciudadana, que ayude a retomar la confianza de los comerciantes.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

¿El Banrep imprimiría billetes en exceso si el nuevo gerente viene del Gobierno?

Se avecina la elección del gerente del Banco de la República y en el listado está el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla. Forbes consultó a exministros y académicos para saber cuáles serían las implicaciones de ello, además, conocer las tareas que debe asumir el nuevo directivo.

Publicado

on

Producción de billetes / Foto: Banco de la República
Foto: Banrep

Este viernes la Junta Directiva del Banco de la República realiza su penúltima reunión del año, acercándose cada vez más el momento en el que dará a conocer quién será ‘el elegido’, el que ocupará la silla que dejará el actual gerente, Juan José Echavarría, uno de los cargos más apetecidos por los expertos del sector. Vale decir que se tiene hasta el encuentro de diciembre para anunciarlo, pero podría suceder hoy.

El listado de los candidatos postulados al cargo es amplio. Han sonado nombres como Leonardo Villar, miembro principal del directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington, también están codirectores del Banco Central como Ana Fernanda Maiguashca, Carolina Soto y Roberto Steiner; Hernando Vargas, gerente técnico del Emisor, Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda, entre otros.

Pese a que la incertidumbre sobre el tema sigue, pues hay quienes dicen que Carrasquilla desistió de la carrera y otros dicen que continúa, la discusión en este artículo aprovecha el momento coyuntural para intentar definir con expertos qué implicaciones traería al Banco Central que un ministro de Hacienda salte directamente a gerenciar la entidad donde se fija la meta de inflación y se toman decisiones de política monetaria y cambiaria. ¿Se imprimirían billetes en exceso para apoyar al Gobierno? ¿Independencia en peligro?

Lea también: ¿Quién llegará al Banrep? Estos son los nombres que están sonando

Antes de exponer la visión de los expertos consultados por Forbes, vale mencionar unos datos relacionados a la gerencia. Quien sea elegido este año será el cuarto gerente que ha tenido la entidad desde 1991 cuando se determinó su carácter independiente a través de la Constitución. Iniciará su primer periodo de cuatro años en 2021 y podrá ser reelegido dos periodos más hasta completar 12 años en el puesto.

Pese a que sería la primera vez que un ministro de Hacienda saltaría directo al Emisor desde 1991, no sería la primera vez que esto ocurre en la historia del Banco. Félix Salazar Jaramillo, ministro de Hacienda de Pedro Nel Ospina entre 1922 y 1923 pasó a la gerencia del Emisor entre 1924 y 1927.

Información compartida por el economista Freddy Castro, indica que “el 54% de los codirectores nombrados después de la Constitución de 1991, previamente se había desempeñado en un cargo directivo del Gobierno Nacional. Pese a esa situación, la Junta ha tomado decisiones con criterios técnicos”. En complemento, 14 de 26 codirectores, tuvieron como empleo inmediatamente anterior un cargo directivo en el Gobierno, resaltó.

Lea también: Proponen prender la impresora de billetes para salvar firmas colombianas

Y la máquina de imprimir billetes, ¿qué?

Entre las inquietudes que ha desatado la posible llegada de un ministro de Hacienda (en este caso Carrasquilla) a la gerencia del Banco de la República está si la entidad perdería independencia, si sería más heterodoxa en sus medidas para apoyar al Ejecutivo y por ende, pondría a funcionar en exceso la impresora de billetes para financiar al Gobierno. ¿Qué opinan los expertos?

Para el exministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, si “no ha pedido que impriman como ministro, ¿porqué lo haría como gerente? Carrasquilla es más banquero central que todos los que hay en el Banrep hoy, técnicos y directores. Por eso es que lo deben escoger. Porque no consiguen uno mejor para el cargo”.

En palabras de Lucía Montoya, docente de la facultad de Economía del Externado, “creo que aunque la opinión del gerente tiene un gran peso en las decisiones de la Junta, no es tan poderosa como para logar el voto de todos los codirectores para ese financiamiento. Hay que recordar que esa decisión requiere el voto afirmativo de toda la Junta”.

Lea también: Recuperación de la economía se empezaría a ver en 2022: equipo técnico del Banrep

Coincidiendo con lo anterior, Óscar Iván Zuluaga, exministro de Hacienda, mencionó que las operaciones de crédito del Banco al Gobierno requieren el voto unánime de la Junta. “Ahora se puede emitir comprando dólares a la tesorería de la Nación para aumentar las reservas tal y como se ha hecho en muchas oportunidades. El prestigio del Banco y la Junta es un muro de contención frente a medidas populistas”.

Los pros y contras

Aunque las respuestas variarán dependiendo desde la percepción de quien las dé, hay unos que expresan que las consecuencias no serían tan graves como se pintan. ¿Cuáles son los pros y contras si el ‘salto’ se llegase a dar?

Montoya, profesora del Externado, comentó que entre lo negativo estaría que “los lazos de fidelidad y simpatía que los exfuncionarios profesan respecto al Gobierno del que hicieron parte, puede crear en el público la idea de que un gerente que acaba de salir del Ejecutivo puede presionar decisiones que busquen más el logro de los objetivos del Gobierno que los del Emisor (…) lo cual sería fatal para el éxito de sus políticas”. 

Ahora bien, la docente asegura que entre los pros que tendría la llegada directa de un ministro de Hacienda a la gerencia del Banrep está que “conoce profundamente el tema fiscal y todos los temas que son del resorte del Banco, por haber hecho parte de la Junta durante su Ministerio. Carrasquilla tiene, además, la experiencia de haber sido funcionario del Banco”.

Lea también: Hasta finales de 2021 el Banrep volvería a tocar las tasas de interés

Al preguntarle al exministro de Hacienda, Echeverry, sobre los pros y contras de ello, resaltó que “cuando sea gerente del Banrep, ya no será ministro. Las personas piensan cómo los puestos. Una vez se siente en el puesto de Banrep, asumirá esa responsabilidad en seriedad, dignidad y sentido de propósito. Será un gerente serio y prudente enfrentado al ministro de turno. Siempre será así con gente seria y de carácter. Carrasquilla es una persona seria y con carácter”.

Sin comprometerse con una posición específica, Carlos Sepúlveda, decano de Economía de la Universidad del Rosario mencionó que “si algo es destacable en Colombia es la fortaleza de su Banco Central y la institucionalidad que está detrás de la política monetaria. Eso empieza por la solidez de una junta directiva independiente que estoy seguro que va a realizar un proceso riguroso y va a encontrar una persona idónea para llevar su tarea con independencia”.

Lea también: Colombia usaría la línea de crédito flexible del FMI para atender la crisis

Desde la visión del exministro de Hacienda, Zuluaga, “el gerente del Banco es nombrado por la Junta Directiva que actúa de manera independiente y autónoma. Lo más importante es la capacidad y trayectoria del candidato y su compromiso para preservar la independencia del Banco. El Emisor no actúa a favor o en contra de un Gobierno: sus decisiones están orientadas a preservar la estabilidad económica”.

Las tareas

Para Montoya, del Externado, las tareas son claras: “el tema grueso para el Gerente y la Junta tiene que ver con la estabilidad del sistema financiero. Las perspectivas de baja inflación permiten una política de apoyo a la reactivación económica como la seguida hasta ahora, con bajas tasas y amplia oferta de liquidez, sin temor a un brote inflacionario”.

Zuluaga, el exministro de Hacienda, es conciso: “lo más importante es preservar la independencia del Banco y garantizar la estabilidad económica y financiera de la economía colombiana en medio de esta profunda crisis ocasionada por la pandemia”.

Lea también: Hay espacio para usar cualquier instrumento que ayude a la economía: codirector del Banrep

En línea con lo dicho hasta ahora, el exministro de Hacienda, Echeverry, dice: debe “responder por la estabilidad de largo plazo del peso, de los precios, de la economía y el empleo”.

Según el decano de Economía del Rosario, Sepúlveda, “su principal tarea es la de mantener la legitimidad de la institución y continuar con el liderazgo de una política monetaria, sólida, seria e independientes”.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado