Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Red Forbes

La gente no compra productos, compra mejores versiones de sí mismos

El teorema del sánduche, ¿cómo hacer que su comunicación sea atractiva y logre negocios reales? Julián Torres, cofundador de Fitpal y TOP le cuenta.

Publicado

on

Foto: Pexels

Recientemente participé en un Platzi Live en el cual tenía que contarles a los asistentes sobre un experimento que hubiese tenido resultados sobresalientes en alguno de mis startups. El experimento que expuse causó una reacción inesperada y recibí más de 50 correos en la semana siguiente, preguntándome más sobre dicha estrategia que concebimos con Santiago Aparicio, mi socio, hace más de tres años en Fitpal.

Su nombre: El teorema del sánduche.

Su origen: el almuerzo que pedimos esa lluviosa tarde planeando la estrategia para poder hacer de las ventas B2B el nuevo foco de la empresa.

Lea también: Los 3 principios clave de cualquier gran iniciativa

Su premisa principal: las ventas tienen que ver muy poco con qué tan inteligente o calculador se es, nuestra capacidad de hacer presupuestos o construir pipelines, y más con cómo nos comportamos con los demás y las acciones que decidimos tomar para influenciar su percepción del mundo.

Lo mismo aplica para varios aspectos de la vida, inversiones, relaciones y salud. Para llegar a los resultados que queremos no importa que tanto calculemos, prospectemos, analicemos o nos documentemos, lo importante es las acciones que tomamos cuando efectivamente decidimos ejecutar y lo alineadas que estén con las necesidades de nuestra contraparte.

Un punto importante que encontramos: la gente odia sentir que le están vendiendo.

El teorema del sánduche está basado en el hecho de que para cerrar una venta o convencer a alguien de algo, no debemos enfocarnos en lo que nosotros queremos, sino en lo que la otra persona necesita oír. La mayoría de gente no cierra ventas y logra lo que quiere, no por falta de capacidad o inteligencia, sino por la incapacidad de reconocer y actuar sobre lo que la otra persona está pensando; qué los motiva, mueve y empuja a reaccionar. Nuestra capacidad de hacer sentir a la otra persona importante, determina el resultado del ejercicio.

Con Santiago estábamos tratando de descifrar un acertijo: ¿Cómo hacemos para que las personas respondan más a nuestros mensajes de LinkedIn y conseguir reuniones que resulten en cierres?

Lea también: Trabajar desde cualquier lugar del mundo: el glamour y la realidad del trabajo remoto

Nadie nos ponía atención. Llevábamos semanas escribiéndole a nuestros clientes ideales, cuyo perfil habíamos diagramado en un canvas perfectamente hecho a la mejor manera de la academia de negocios, y de los 249 mensajes que habíamos mandado, solo habíamos recibido respuesta de 3. Una tasa de conversión del 1,2 %.

Frustrados por estos resultados, miramos el delicioso sánduche de Subway que nos estábamos comiendo y llegamos a una extraña epifanía: el sánduche es de las comidas más populares del mundo, junto a la hamburguesa, por una sencilla razón: Está construido por capas, una después de la otra de forma elegante, simple y que al morder genera una sensación de bienestar increíble mientras uno atraviesa diferentes capas de sabor. Y es esta sensación de descubrir estas capas una a una, la que nos atrae tanto a este tipo de comida.  

¿Qué pasa si hacemos lo mismo con nuestros emails y nuestros mensajes de LinkedIn? ¿Qué pasa si dejamos de embutirle calentado a las personas con nuestros mensajes, y les presentamos un elegante sánduche?

En promedio, los mensajes de prospección de LinkedIn tienen 613 caracteres y 9 líneas. El Lead Generating Agent (la persona haciendo la aproximación) escribe un saludo robotizado, se presenta formalmente, describe lo que hace su compañía y procede a contar lo que quieren de nosotros. Léanlo bien: lo que ellos quieren, contrario a lo que la otra parte quiere y necesita oír.  

En un mundo donde el email promedio pasa 6 segundos sin leer, y tenemos interrupciones constantes en nuestra vida, al ver un mensaje de 9 líneas en las cuales no tenemos ningún estimulo en las primeras 3, aquel mensaje tiene pocas probabilidades de sobrevivir porque no despierta ningún interés en su receptor.

Lea también: Remote-first vs Remote-friendly ¿Cuál es la diferencia?

Así que decidimos hacer un experimento y mandar mensajes sánduche, con una estructura diseñada para estimular, intrigar y querer más, lo que Subway hace perfectamente con su producto. La fórmula mágica es:

  1. Longitud:  Así como un sánduche no puede ser de 1 metro y pesar 3 kilos porque se vuelve pesado, burdo e incomible, el mensaje no puede pasar de los 240 caracteres, es decir, tiene que ser igual de largo a un Tweet.
  2. El pan de arriba es fundamental, le da la textura y marca esa primera sensación al morder. Siempre empezar con el nombre y no equivocarse. En palabras de Dale Carnegie, el nombre de una persona es la palabra más dulce que jamás oirán. Empiecen con un saludo casual y amigable, nada muy formal seguido de su primer nombre. Y justo después, encuentren algo genuino por lo cual felicitar, realizar un cumplido o emparejarse emocionalmente con esa persona. Por ejemplo: felicitaciones por X o Y, admiro lo que estás haciendo en Z o vi tu publicación de la semana pasada.
  3. El centro es donde está la sustancia y el placer: para algunos es jamón y queso, para otro atún o verduras – En esta sección asegúrate de incluir algo que sea lo suficientemente atractivo para la persona y que resulte irresistible de responder pero que tenga tu intención y objetivo detrás. Por ejemplo: Tengo una propuesta que te puede servir para alcanzar el objetivo de este mes de tu compañía o quiero ayudarte de forma gratuita revisar la optimización de tu página.
  4. El pan de abajo es el que da cierre al morder y encapsula el resto de sabores. No deja escapar ninguna salsa. En esta sección es fundamental conseguir abrir otra forma de comunicación con la persona. Por favor ¡no manden links para agendar reuniones de una vez! Suelen ser ofensivos. Algo más sutil como por favor regálame tu WhatsApp para poder agendar una llamada funciona mucho mejor. 

Lea también: Cómo capitalizar la oportunidad del trabajo remoto en esta pandemia

De los 100 mensajes que mandamos en la semana siguiente, 80 respondieron y 20 de ellos resultaron en negocios. ¿Qué había cambiado?

  • Le hicimos fácil a las personas leer nuestro mensaje, ¡no les pusimos trabajo extra!
  • Estimulamos la producción de dopamina en su cerebro, al hacerlos sentir bien sobre algo en su vida. Y acá no se vale la lambonería. Tiene que ser genuino.
  • Abrimos un canal de comunicación directo donde podemos conocernos y hablar con menos formalidad.

Un ejemplo de un mensaje empleando el teorema del sánduche es el siguiente:

Hola Andrés,

Me parece muy valioso lo que estás haciendo en (nombre empresa). Tengo una propuesta para hacerte, a qué numero te puedo llamar para contarte más?

Caracteres: 133. No me crean nada, salgan y lo prueba y me comparten sus resultados.

Contacto:
LinkedIn: Julián Torres*
Twitter: @juliantorresgo
*El autor es administrador de empresas de la Universidad de los Andes. Es cofundador de Fitpal y TOP, una plataforma que le permite a las empresas contratar globalmente de forma legal y rápida.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Red Forbes

La sofisticación empresarial también tiene cara de startup

La pandemia simplemente les abrió el camino a nuevas oportunidades para transformar el estatus quo, tarea que pueden hacer con más agilidad (y con menos plata) que su competencia corporativa.

Publicado

on

Innovación

Por: Isabela Echeverry*

A propósito del día del emprendimiento que se celebra el 16 de abril, nos tomamos un momento para celebrar a los emprendedores que hoy en día posicionan al Valle del Cauca. Hoy reconocemos a aquellos que gracias a su empuje, resiliencia y creatividad ayudan a diversificar y sofisticar el tejido empresarial y a posicionarnos como líder nacional en el ranking de sofisticación y diversificación económica del Consejo Privado de Competitividad 2020-2021.

La foto de los 95 emprendedores destacados que han hecho parte de alguna de las versiones de ValleE o Valle Impacta se ve así: la mayoría son hombres (71%), sus caras revelan unos 40 años, el 57% de ellos fue a la universidad, un 30% llegó a hacer la maestría, y siempre está el petit comité del doctorado (2%). Pero lo que hace que se destaquen es el desempeño superior en sus indicadores económicos entre el 2014 y 2018, pues mientras el PIB de la región en este periodo creció 33%, según el DANE, algunas de las compañías demostraron crecer en ventas 133%, en su utilidad neta 160% y generar en promedio 52 empleos de manera constante. Y no hay que olvidar que el CONPES 4011 cita que la generación de empleo de calidad (no auto empleo) es la clave en la generación de riqueza y del fomento al emprendimiento en Colombia.

Ahora, entre las startups y scaleups destacadas resaltan las tecnologías 4.0 como los sistemas de administración y optimización empresarial, el big data, el internet de las cosas y la realidad virtual. Estas compañías son STP Networks (e-commerce y apps para la transformación digital), Grupo BIT (big data para retail), Inpel (IoT para optimizar consumo de energía), Kerberus Ingeniería y Wekall (sistemas para administrar la omnicanalidad), Image Arts (economía naranja vía productos de realidad virtual), Omnicon (software para optimización de plantas industriales en USA, Corea, Turquía y 30+ países). Estas empresas tienen la capacidad de escalar sus soluciones a nivel global y generar innovaciones en grandes empresas del Valle del Cauca.

En Cali están 2 de los mejores hospitales de América Latina según América Economía. De la mano de ese crecimiento han surgido empresas de servicios para la industria como Tiqal, que con su software Daruma optimiza procesos clínicos para entregar seguridad al paciente, o empresas como Lynks Ingeniería que nacieron como una IoT que monitorea y optimiza el recurso hídrico en el Agro y pasaron a identificar una necesidad latente en el monitoreo de cadenas de frío, por ejemplo, la cadena de las vacunas COVID-19. Emprendimientos como TDX que se ha enfocado en el nicho de telemedicina (radiología), Pródigos que con su APP acompaña a los abuelitos y ancianos, y Progressus que lleva sus servicios de psicología a la comunidad hispanoparlante en Estados Unidos a través de plataformas virtuales.

Siga todas las historias de emprendedores en la sección especializada de Forbes Forbes

Así como existen multinacionales que dinamizan los sectores belleza y cuidado personal del Valle del Cauca, los emprendedores que innovan en este sector no se quedan atrás. Empresas como Laboratorios LSant, Botanique, Naturesse y Klaxen están creando productos más responsables y conectados con esta nueva realidad en el mundo de la nutrición, cuidado personal y desinfección. Mientras que los emprendedores en el competido mundo de los alimentos surgen, no para competir con los grandes, sino para resolver necesidades del mercado de una manera im-pe-ca-ble. Pacífico Snacks hoy en día exporta el 100% de su producción a las tiendas Trader Joe’s en USA y Más Brownie sigue conquistando los corazones de los colombianos llegando a través de Pricesmart mientras que se prepara para lanzar productos al mercado californiano.

Finalmente, en el inexplorado mundo de lo ambiental, el Valle del Cauca está fortaleciendo un tejido emprendedor que incorpora startups y scaleups en diferentes verticales de la sostenibilidad: economía circular, energías limpias, turismo y conservación. En el mundo de la moda, Della Terra y Vitality Sportswear se destacan por usar materiales reciclados mientras que Mobius, Novatio y Greendipity innovan en la forma de entregar energías renovables. En el difícil mundo del reciclaje y la economía circular, Terrarum, REVA, Ecobot y Ricol dan ejemplo demostrando cómo desarrollar modelos de negocio innovadores a partir de la basura.

La lista se queda corta ya que una y otra vez estos emprendedores demuestran que son imparables. La pandemia simplemente les abrió el camino a nuevas oportunidades para transformar el estatus quo, tarea que pueden hacer con más agilidad (y con menos plata) que su competencia corporativa. Este 16 de abril recuerden agradecer a su red de emprendedores, muchas veces son los héroes invisibles que no sólo sostienen familias,  sino que además es gracias a ellos que nosotros podemos percibir el valor de productos y servicios cada vez más sofisticados. Y si quiere ir un poco más allá, porque el COVID le movió el piso y lo dejó cuestionándose sobre el legado de su vida, lo invito a convertirse en mentor de un emprendedor. Todas las redes locales están conectadas a través de las cámaras de comercio, universidades, aceleradoras o incubadoras. Acérquese a una de ellas y se sorprenderá de todo lo que puede aportar – y aprender en el proceso de acompañar a un futuro gran empresario de la región.

Contacto:

Isabela Echeverry*

*La autora es politóloga con énfasis en Relaciones Internacionales de Saint Anselm College en New Hampshire, USA. Magister en Asuntos Internacionales, con un enfoque en Desarrollo Económico y Político del School of International and Public Affairs de Columbia University en Nueva York. Se ha desempeñado en cargos ejecutivos y gerenciales en los sectores público, privado y en entidades sin fines de lucro y actualmente es la directora de Emprendimiento e Innovación de la Cámara de Comercio de Cali. Su propósito superior es promover la estrategia para el crecimiento e innovación del Valle del Cauca.​

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes.

Seguir Leyendo

Red Forbes

El emprendedor mínimo viable

Así como los productos, los emprendedores también se construyen y evolucionan hasta convertirse en empresarios y líderes. ¿Cómo saber si va por ese camino? Le contamos.

Publicado

on

En el emprendimiento hablamos todo el tiempo de producto mínimo viable y de rápida experimentación y aprendizaje. Y la realidad es que no solo se trata de producto, de hecho los emprendedores cumplimos esas mismas características cuando iniciamos en la carrera de crear una empresa: somos un proyecto de empresario, un experimento, un empresario en evolución y nosotros, si nos entendiéramos como un producto, somos el resultado de miles de experimentos, experiencias, conocimientos y relaciones que vamos adquiriendo en el camino.

El concepto de producto mínimo viable, es un concepto muy utilizado y conocido en el ecosistema, pues todos los emprendedores sabemos que cuando construimos un producto tenemos que mejorarlo con el tiempo y ser recursivos en la creación de la primera versión. De hecho, el primer producto no debe tomar mucho tiempo ni muchos recursos, pero debe lograr resolver un problema que tienen nuestros usuarios y que es un problema que atiende un gran mercado.

Lea también: Alternativas de inversión en startups de alto crecimiento

Lo mismo debería suceder con los emprendedores y de hecho, estudiandolos y trabajando dia a dia junto a ellos, creo que los grandes casos de éxito cumplen con esto, son una primera versión de emprendedores al iniciar y con el tiempo evolucionan hacia convertirse en grandes empresarios y líderes.

Así como Facebook no empezó el día uno con el producto que hoy todos conocemos y usamos, ningún emprendedor exitoso inició el camino del emprendimiento siendo esa versión que hoy en día conocemos y admiramos. Ha sido un producto construido por muchos años. Si somos recursivos construyendo nuestra primera versión de producto, deberíamos serlo también con nuestra primera versión como futuros empresarios.

Las características de un emprendedor mínimo viable

Antes de desglosar algunas de las características que considero fundamentales en los emprendedores, creo que es muy importante desmitificar lo que muchos afirman sobre los emprendedores al decir que somos únicos y heroicos. En realidad no lo somos, nadie nos debe nada y aunque se podría decir que tenemos personalidades diferentes, no podemos seguir afirmando que los emprendedores somos los visionarios del mundo, simplemente estamos en una industria en crecimiento y por ende con grandes oportunidades de crecer y evolucionar.

Creo que es cierto que podemos tener algunas diferencias al compararlo con otras profesiones, pues somos más rebeldes, apasionados y determinados por lo que hacemos, pero en muchas otras profesiones las personas también pueden serlo, así que esto no nos hace únicos y especiales.

“Un emprendedor mínimo viable inicia siendo inexperto e ignorante en un gran mercado, pero su labor para evolucionar se centra en aprender de cero y construir conocimiento”.

Felipe Santamaría

Para entender al ADN emprendedor me gusta pensar en un emprendedor mínimo viable como un carro que inicia en un punto y recorre un camino para convertirse en un gran empresario. Si lo entendemos como un carro, todo emprendedor mínimo viable comparte unas características que hacen que el carro funcione y recorra dicho camino, empezando por lo que yo llamo el motor central, que es la alineación entre la pasión, el pensamiento enfocado en el crecimiento y la capacidad de ejecución.

Lea también: Ángeles inversionistas en Colombia

Estos tres puntos parecen ser tres características cliché y bastante lógicas, pero con el tiempo he podido identificar que aunque muchos hablan de esto, pocos entienden lo que significa. Por ejemplo, cada vez que evaluamos un equipo para nuestros programas en Rockstart, todos hablan sobre la pasión que tienen por lo que hacen, sin embargo yo creo que más allá de tener amor por lo que se hace, un emprendedor mínimo viable tiene una obsesión por crear algo enorme y no necesariamente es quien se levanta pensando en cómo cambiar el mundo. Y por esto, ese deseo de construir por sí solo no funciona, necesita de ejecución y pensamiento en grande, pues solo así es que se pueden construir grandes empresas con grandes líderes.

Las ventajas de ser inexperto, pequeño y no tener presupuesto

Es evidente que cada vez más los emprendimientos son quienes revolucionan las grandes industrias y las empresas con mayor experiencia y presupuesto son quienes se quedan atrás. Hoy hay muchos ejemplos de esto, desde Airbnb o hasta un caso más reciente y cercano al contexto latinoamericano, Nubank. Esto se debe a que los emprendedores al tener menor experiencia tienen menos sesgos y son mucho más ágiles, lo que les permite evolucionar y crecer sus empresas de una manera más rápida.

En Colombia hoy existen varios ejemplos de esto como lo son Rappi, Merqueo y Tappsi, los tres casos en industrias tradicionales con empresas que han dominado el mercado por muchos años. Para muchos podría sonar ilógico y si devolviéramos el tiempo nadie creería que tres equipos emprendedores que iniciaron con pequeñas empresas podrían ganarse un mercado tan competido como estos.

Sin embargo, ejemplos como estos tres evidencian que en cierta medida la falta de experiencia resulta ser una gran ventaja al innovar, pues en definitiva se pierden muchos miedos y esto beneficia al emprendedor, pues se tiene mayor confianza y optimismo al enfrentarse a un gran problema.

Ahora, la inexperiencia al principio es una gran ventaja, pero con el tiempo es algo que se pierde y el emprendedor debe continuar su camino de aprendizaje. Claro, en el camino todos nos estrellamos, pero entre más camino se ha avanzado es más difícil dejarlo. Por esto, un emprendedor mínimo viable inicia siendo inexperto e ignorante en un gran mercado, pero su labor para evolucionar se centra en aprender de cero y construir conocimiento para encontrar soluciones eficientes y recursivas.

Lea también: La hora de las empresas tecnológicas

Capital relacional

Así como los emprendedores construimos nuestros productos y nuestra forma de liderar el mercado, un componente esencial para la evolución hacia ser grandes empresarios son las relaciones. Comúnmente cuando se habla de las relaciones suele haber un gran malentendido, pues en el ecosistema se ha vendido el tema del networking y los eventos como un must para emprender y aunque algo tiene de cierto, la realidad es que de los eventos y del networking solo queden algunos contactos, no relaciones.

Para ser aún más explícito, siempre me gusta poner un ejemplo, todos podemos tener un celular o un Linkedin lleno de contactos, pero la métrica real no debería ser cuántos contactos tenemos, sino cuántos de ellos hoy nos contestan un mensaje. Probablemente quienes nos contestan un mensaje cuando los necesitamos, es con quienes hemos construido una relación. Es así de sencillo, todos los emprendedores necesitamos rodearnos de personas y emprendedores que puedan sumarle valor a nuestras empresas, pero que esto suceda debemos esforzarnos en crear relaciones, no en intercambiar contactos.

En todos los programas de Rockstart  siempre surge una iniciativa de intercambiar contactos entre todas las empresas, algo que a simple vista pareciera ser una gran oportunidad. Lo que no es tan lógico es que el intercambio de números, correos y nombres no funciona y en realidad no hay nada más valioso que poder tener una relación con un mentor o un inversionista que nos pueda ayudar en el camino, pero si constantemente compartimos nuestros contactos, estaremos debilitando las relaciones creadas previamente. De hecho, hay un dicho muy popular que dice que si los emprendedores queremos inversión debemos ir a pedir consejos, de eso se tratan las relaciones, no solo de transacciones.

Esto sucede para todos los actores, desde los inversionistas hasta los mismos corporativos para negocios B2B. Un emprendedor mínimo viable necesita enfocar parte de su tiempo en construir relaciones y para esto es que las aceleradoras funcionan mejor, pues cualquier emprendedor que pase por un programa con buenos mentores, al final debería haber logrado construir una buena relación con sus mentores.

Ahora, este es un tema que no se trata únicamente de eventos, he conocido emprendedores que como KPI se ponen el número de eventos a los que asisten mensualmente, pero cuando queremos construir una gran empresa necesitamos tiempo, y por esto deberíamos optimizar nuestras agendas y pensar únicamente en los espacios que nos generarán valor real.

Lea también: Transparencia: la clave para tener equipos altamente motivados

Por último, los grandes casos en el emprendimiento no se construyen de la noche a la mañana, pasamos por diferentes equipos, muchas veces por diferentes cofundadores y en realidad solo la experimentación en el tiempo es la que nos permite construir grandes empresas. Pero de nuevo, la experimentación no solo se reduce a nuestro producto, la experimentación aplica en cada área, experimentar para ser mejores líderes, experimentar para tener mejores relaciones, experimentar para construir mejores empresas y experimentar para ser mejores empresarios.

Al respecto de este tema llevo más de 14 meses desarrollando un nuevo proyecto, la publicación de un libro dirigido a emprendedores y al ecosistema de emprendimiento en general. Este libro se llama ‘Emprendedor mínimo viable‘ y está enfocado 100 % en las características y habilidades a desarrollar por los emprendedores en esta ruta de aprendizaje que se llama emprender. En parte lo he basado en mi experiencia cómo emprendedor, y cómo director de una aceleradora internacional en la cual hemos evaluado más de 4.000 emprendimientos y hemos acelerado 70, invirtiendo en 40 startups que hoy hacen parte del portafolio de Rockstart Latam.

Contacto:
LinkedIn: Felipe Santamaría
*El autor es Cofundador y Managing Director Rockstart Latam, la aceleradora internacional de startups más grande en Colombia. Ha sido emprendedor, mentor e inversionista en múltiples emprendimientos de la región. 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Red Forbes

Terapify, la revolución en atención psicológica para América Latina

El emprendimiento mexicano que sueña con cambiar la vida de millones de personas alrededor del mundo y terminar con el estigma relacionado a la salud mental.

Publicado

on

Según la Organización Mundial de la Salud, los trastornos mentales afectan a 1 de cada 4 personas en el mundo. Sin embargo, hasta hoy no le hemos dado la relevancia que merece, ya que la depresión sigue siendo una de las principales causas de discapacidad en el mundo, y el suicidio la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años.

En este contexto aparece Terapify, un eHealth enfocado en cambiar la experiencia y el acceso a servicios de terapia psicológica a través de la tecnología.

Lea también: Fallas de CEO: Freddy Vega, el CEO de Platzi, cuenta su primer error emprendiendo

Fundado por Daniel y Eduardo Vélez, Terapify es una plataforma de terapia psicológica en línea enfocada en el mercado de habla hispana que conecta de forma fácil y segura a psicólogos de confianza con pacientes alrededor del mundo.

Daniel, en su adolescencia padeció problemas de salud mental y cuando decidió salir a buscar ayuda se dio cuenta que no era fácil,vivió tratos impersonales, procesos deficientes y falta de privacidad en su información. De esa forma asimiló que así como él, millones de personas en Latinoamérica viven estos mismos problemas a diario, y por eso decidió fundar Terapify, para hacer la terapia segura y accesible para todo el mundo con ayuda de la tecnología.

En Terapify, por un lado, los psicoterapeutas tienen la oportunidad de crecer su base de pacientes sin verse limitados por el lugar en el que residen, y por el otro lado, las personas que buscan recuperar la estabilidad emocional que necesitan para su vida diaria pueden tomar sus citas por videollamada desde donde estén de forma segura y a precios accesibles.

En la actualidad, personas hispanohablantes residentes en más de 45 países ya toman terapia de forma recurrente en Terapify, y aunque hoy, todos los psicoterapeutas disponibles en su sitio web son mexicanos, Terapify tiene planes de comenzar a trabajar con profesionales de la salud mental de Colombia, Argentina, Perú, y Chile en los próximos meses.

Lea también: Cómo convertir a Latinoamérica en un superpoder

Terapify está creciendo a pasos agigantados y no va a parar pues han construido un producto que resuelve un problema real y cuentan con el respaldo de algunos de los fondos de inversión más importantes del mundo que anteriormente han invertido en compañías como Airbnb, Canva, Ginger y Rappi, por mencionar algunas.

Por último te dejo con esta pregunta para reflexionar: ¿Estás dándole a tu salud mental la importancia que merece?

Contacto:
LinkedIn: Daniel Bilbao
Twitter: @ddbilbao
*El autor es fundador y CEO de la empresa Truora, que tiene como objetivo combatir el fraude en Latinoamérica. Trabajó en la banca de inversión en Wall Street, es consejero y miembro de juntas directivas de varias ‘startups’ y hace angel investing.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Forbes Women

¡Rompamos paradigmas juntos!

Debemos empezar por poner punto final a ideas tan arraigadas como que el azul es para los niños y el rosado para las niñas”

Publicado

on

Lorena Salgado, Corporate Affairs Senior Manager de Belcorp. Foto: Cortesía.

Por: Lorena Salgado*

Qué pensaría si le digo que usted tiene sesgos inconscientes? Puede que automáticamente piense “no, no los tengo” y hasta le ofenda esa afirmación; como también es posible que los reconozca y opine que no está mal tenerlos; o tal vez simplemente me pregunte qué es un sesgo inconsciente.

¿Y si le digo que hay solo un paso entre tener sesgos inconscientes y fomentar la inequidad, porque estos pueden estar cargados de paradigmas, prejuicios, sexismo y mucho más? Posiblemente ahora sí se inquiete un poco y quiera saber más, ya que no le gustaría ser un promotor de la inequidad, ni aunque fuera de manera inconsciente.

Los sesgos inconscientes, también conocidos como sesgos implícitos, son las actitudes y estereotipos profundos que las personas atribuimos inconscientemente a otra persona o grupo de personas; es decir, algo que hacemos en “piloto automático”. Los seres humanos definimos a las personas, animales u objetos según lo que se nos ha enseñado o lo que hemos captado por las percepciones básicas. Esto significa que nos basamos en prejuicios, que son enemigos de la diversidad. Y el mayor peligro es que no tenemos consciencia de lo inconscientes que somos.

Como lo dijo Sylvia Escovar en una columna en noviembre 2020: “necesitamos darnos cuenta de lo que pensamos, de lo que sentimos, de lo que hacemos; necesitamos poder observarnos si queremos elegir una manera diferente de relacionarnos con nosotras y nosotros mismos, con las otras personas y con el mundo. Mientras no nos demos cuenta del origen y de las consecuencias de nuestros comportamientos, sin permitir observarnos, seguiremos repitiendo historias, opresiones, dolores y violencias”.

Por ejemplo, para romper con los paradigmas del rol de la mujer en la sociedad, debemos empezar por poner punto final a ideas tan arraigadas como que el azul es para los niños y el rosado para las niñas, o que los carros son para ellos y las muñecas para ellas; y por supuesto también debemos desterrar frases que utilizamos en nuestro día a día, como “nadie se encarga tan bien de las tareas de la casa como las mujeres” o “las mujeres serían más exitosas si no fueran tan emocionales”.

Siga aquí toda la cobertura de la equidad de género en Forbes Women, nuestra sección especializada

Es muy importante que identifiquemos y busquemos en nuestra cotidianidad los paradigmas que albergamos y trabajemos para eliminarlos de nuestras vidas. Cuando como sociedad eliminamos sesgos inconscientes, abrimos camino para una mayor aceptación de la diversidad, se generan más oportunidades, hay mayor crecimiento económico y mejor productividad.

Hoy, como sociedad debemos asumir un sólido compromiso para hacer efectiva la igualdad sustantiva y permanecer firmes hasta lograr el cambio de paradigmas que rompan con los estereotipos y discriminación. Queremos invitarlos a que se comprometan a romper paradigmas.

*La autora es Corporate Affairs Senior Manager de Belcorp, miembro de la junta directiva de la Cámara de Cosméticos y Aseo de la Andi. Es miembro de Women in Connection (grupo de mujeres líderes que trabaja por la equidad de género, el empoderamiento de la mujer y el bienestar económico y social del país).

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes.

Seguir Leyendo

Red Forbes

Meditación para no meditadores

Meditar tiene un poder químico en el cerebro que se refleja en la productividad y la felicidad. Acá una guía para principiantes sobre cómo empezar a hacerlo.

Publicado

on

Hoy estoy cumpliendo 456 días consecutivos meditando. Es la mayor racha y el mejor récord que he realizado en la vida. Hace 456 días, hice un juramento muy importante en mi vida durante una de las crisis mentales más grandes que he vivido: meditaría todos los días, sin importar lo que pasase, por el resto de mi vida. Es un compromiso bastante serio, sin embargo, la meditación es un hábito que me sacó de las profundidades más oscuras y aterradoras de las enfermedades mentales.

Todo emprendedor pasa por diferentes etapas mentales durante su largo y duro camino. Hay semanas en las cuales uno cree que es el rey del mundo, el mejor profesional que ha caminado la tierra, y que está muy cerca de “sacarla del estadio”. Hay otras semanas, por otro lado, en las cuales uno no tiene fe y certeza de nada, se ve a si mismo como el peor emprendedor del mundo y nada de lo que previamente se ha hecho, tiene algún sentido o propósito.

Lea también: El buen hábito de recibir feedback

Estos son los dos estados más comunes. En el medio, hay estrés, ansiedad, que en niveles normales no tienen ningún problema. Sin embargo, la vida da muchas vueltas, y en ocasiones, estos niveles de estrés y ansiedad se pueden disparar descontroladamente. Eso fue lo que me pasó a mi en 2020 y tuve que pasar por un proceso bastante extenso para salir de esa situación. No por quitarle mérito a la psiquiatría y la psicología, porque me ayudaron sin duda mucho, el hábito poderoso que realmente me sirvió de una forma poderosa y rápida fue la meditación. Comenzar a meditar fue como tener un antídoto instantáneo a varias aflicciones de ansiedad que me habían perseguido por muchos años y que ahora se exacerbaban con la crisis que estaba llevando.

Fue increíble ver como un hábito diario de sentarme 10-20 minutos observando mi mente y respirando lentamente, fue rápidamente transformando la química de mi cerebro y sacándome de un estado de total oscuridad, miedo y negatividad, a un estado de aceptación, paz y eventualmente felicidad. Sí, así como lo leen. Llevo 456 días feliz.

Eso no significa que siempre esté emocionado, en paz y riéndome. Todavía tengo episodios de estrés, tristeza y toda la gama de emociones normales en un ser humano. Sin embargo, las vivo diferente, y percibo la realidad desde otro ángulo. La felicidad no es no tener problemas. Es tenerlos y aún así seguir viviendo y viendo la vida con un lente sereno, aceptador y optimista, sabiendo que todo está en constante cambio.

Quiero compartir con ustedes una guía rápida de cómo iniciarse en la meditación, sin tener que profundizar tanto en temas de nueva era, budismo o dogmas filosóficos. Este es un acercamiento práctico a un hábito ancestral que científicamente está comprobado hace maravillas por el cerebro y la conciencia.

Lea también: Este sistema de ordenar carpetas y documentos les va a cambiar la vida

Cómo meditar para principiantes

Lo primero que debemos tener en cuenta es que meditar no quiere decir dejar la mente en blanco. Esto es falso. Es imposible dejar la mente en blanco. La mente piensa, esa es su labor. Y los pensamientos son como un rio interminable que no deja de fluir. El objetivo de la meditación es pararse al lado del río y verlo fluir, sin dejarse arrastrar por la corriente.

Es un ejercicio de observación y aceptación, mas que de defensa y prevención. Más adelante, en otro artículo, les daré la explicación científica de por qué respirar y enfocar la mente de esta forma tiene tantos beneficios a nivel fisiológico, pero no me crean nada. Experiméntenlo.

  • Encuentren un lugar cómodo para sentarse con los pies reposando sobre el piso (en una silla), o sentados directamente en el piso con una pierna delante de la otra (sin cruzarse directamente)
  • Asegúrense de tener la columna recta como una flecha, pero sin forzarlo. La postura es un reflejo de la intención y nuestra voluntad.
  • Miren directamente hacia adelante, con un enfoque suave, recibiendo todo lo que ven a su alrededor, sin juzgar, sin filtrar o enfocarse en nada. Tomen tres respiraciones profundas inhalando por la nariz y exhalando por la boca. Que se oigan claramente.
  • Después, cierren suavemente los ojos, y comiencen a percibir cómo se siente su cuerpo hoy. ¿Se sienten tensos? ¿relajados? ¿llenos de pensamientos? ¿activos? Lo que sea que sientan, déjelo ser.

Lea también: Transparencia: la clave para tener equipos altamente motivados

  • Hagan un escaneo rápido desde la coronilla de su cabeza, hasta los dedos de los pies, simplemente para conectarse con su cuerpo y registrar como se sienten.
  • Hagan esto, inhalando por la nariz, y exhalando por la nariz, de forma natural y sin forzar nada.
  • Posteriormente, centren su atención suavemente en la inhalación y la exhalación. Su ritmo, frecuencia, intensidad y el lugar donde lo sienten en el cuerpo. Sigan con la atención en la respiración por 3 min o 5 min, o 10 min dependiendo de la duración que quieran tener en esta meditación. Si vienen pensamientos, obsérvenlos, déjenlos ir y vuelvan a la respiración. Repitan este proceso una y otra vez sin juzgarse si tienen muchos pensamientos. Es normal, es su mente. Maravíllense ante lo increíble que es tener cerebro y tener pensamientos.
  • Después de esos minutos, dejen a la mente ser libre 2 minutos. Si quiere pensar, que piense. Que haga lo que quiera. Quiten el foco de la respiración.
  • Por último vuelvan a tomar conciencia del cuerpo, de como se sienten sin abrir los ojos. Fíjense en qué sonidos, olores perciben en su ambiente.
  • Abran los ojos lentamente, y agradézcanle a su cuerpo por haberse dado este espacio.

Contacto:
LinkedIn: Julián Torres*
Twitter: @juliantorresgo
*El autor es administrador de empresas de la Universidad de los Andes. Es cofundador de Fitpal y Ontop, una plataforma que le permite a las empresas contratar globalmente de forma legal y rápida.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado