Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Forbes Women

Las colombianas que lideran los mensajes de las mayores compañías tecnológicas en América Latina

Voces de la disrupción: varias ejecutivas colombianas se han posicionado en la cúspide de las relaciones públicas, al gestionar la reputación de las mayores compañías tecnológicas desde cargos regionales. Sus responsabilidades incluyen mercados como México, Brasil y Argentina.

Publicado

on

Fotos: Especial / Cortesía.

El fundador y CEO de Netflix, Reed Hastings, siempre dice que la cultura laboral de su compañía se basa en construir una elevada densidad de talento, en la que solo tienen cabida quienes tengan rendimientos extraordinarios, con la capacidad de asumir importantes tareas, siendo excepcionalmente creativos y apasionados.

En las compañías tecnológicas, esas que están moviendo el mundo, ha venido sucediendo una ejemplar muestra de meritocracia. Varias mujeres colombianas tienen a su cargo gestionar la reputación de las firmas, incluyendo entre sus responsabilidades a mercados clave a nivel mundial como Brasil y México.

Precisamente en Los Gatos, California (Estados Unidos), donde queda la sede mundial de Netflix, la mayor plataforma de entretenimiento vía streaming, la colombiana Manuela Muñoz, quien hizo carrera en Bogotá en compañías como Copa Airlines, Wingo y Uber, desde hace dos años es la gerente de comunicaciones corporativas de Netflix para América Latina.

“Colombia está en un momento único, tenemos un gran talento”, dice Susana Pabón, quien llegó a Google en 2010, como una de las primeras colaboradoras en Colombia. Como no había oficina, le tocaba trabajar desde cafés. Ella, que por ocho años fue la gerente de comunicaciones de esa compañía para Colombia, Perú, Centroamérica y el Caribe, logró ser ascendida a gerente de comunicaciones corporativas para América Latina.

“Fue un gran reto demostrar que se podía desde Colombia y que no tienes que vivir en Brasil o México para asumir esa responsabilidad”, comenta Pabón al explicar que está basada en Bogotá. “Al comunicar hay que ser sencillos, humildes, auténticos, tener claro cuáles son esos mensajes clave para escuchar al usuario”.

Por mucho tiempo la tarea se enfocaba en qué las audiencias entendieran qué hacía Google, pero más recientemente ha tenido que atender las preocupaciones relacionadas con privacidad, seguridad y desinformación. En esa tarea la acompaña la también colombiana Tatiana Márquez, quien encabeza las comunicaciones de Google para la Región Andina, Centroamérica y el Caribe.

“Se trata de tener en la cabeza los 360 grados de la compañía, cambiando el chip todo el tiempo, porque las audiencias están pensando diferente”, comenta Márquez, quien resalta que el mercado colombiano está llevando una delantera en temas tecnológicos que están contagiando a otros países.

Siga toda al información de tecnología en nuestra sección especializada

Entre tanto, Natalia Díaz vive en Miami y es la gerente senior de comunicaciones para Latinoamérica de la compañía tecnológica más valiosa del mundo: Microsoft.

“Encontrar el método que permita alcanzar un equilibrio y balance en los diferentes aspectos de la comunicación es uno de los retos y oportunidades más grandes que he tenido”, dice Díaz a Forbes. “Acercarse y entender conocimientos con altos niveles de complejidad, es el primer gran y maravilloso desafío. Después de esto, se busca entender cuál es el valor de este proyecto, iniciativa o desarrollo para la compañía y cuál es su impacto en las personas. Y finalmente, la tarea de conectar esto con una agenda mediática tan amplia como la de América Latina, en donde cada país es un mundo distinto”.

Su coequipera Sylvie Duchamp, que es directora senior de comunicaciones para Microsoft Colombia y Centroamérica, resalta que asumir esa responsabilidad ha implicado una curva de aprendizaje intensa en una firma que va desde las herramientas de productividad de uso cotidiano hasta inteligencia artificial o computación cuántica.

“La organización exige, a todos los niveles, tener entrenamiento técnico permanente, y eso es también lo más emocionante: en este mundo no hay zona de confort. La tecnología innova todos los días y no podemos quedarnos atrás”, apunta Duchamp. “Son muchos países con necesidades únicas, con escenarios completamente diferentes y muy ricos en historias y enfoques”.

Siga toda la información de Negocios en nuestra sección especializada

Esta tarea es quizás un poco diferente en el mundo de las startups, como lo muestra Juliana Pulecio, quien desde Bogotá, es la directora global de comunicaciones de Rappi. Hace cinco años ella trabajaba en una startup de origen argentino y desde las ventanas del coworking en el que estaban veían a unos vecinos colombianos que estaban haciendo una aplicación para hacer los domicilios para las tiendas de la esquina. Hoy, que es una compañía de más de US$3.500 millones, se encarga de gestionar la reputación en nueve mercados.

“Es una marca muy visible, no solo por lo que hacemos sino porque nos movemos rápido; es un negocio que crece muchísimo cada día y eso trae retos enormes a la hora de comunicar”, detalla Pulecio. “Acá ningún día es igual a otro y comunicar temas tan diferentes desde restaurantes, entretenimiento, juegos, hasta viajes, además de todo el componente de comunicación corporativa, es un reto enorme todos los días”.

En Uber, una tecnológica insignia de la economía colaborativa, las colombianas Cristina Villarreal y Marta Castro, encabezan las comunicaciones de Uber Eats para América Latina y de Uber para la Región Andina, Centro América y el Caribe, respectivamente.

“Introducir estos conceptos (de economía colaborativa) representa el reto y satisfacción más grande como comunicadora. Gracias a la tecnología hemos podido evolucionar y anticiparnos a lo que el mundo necesita”, acota Villarreal, basada en Ciudad de México. “La esencia de comunicar es transformar y eso ha hecho Uber como líder al revolucionar lo tradicional, introducir al mundo conceptos nuevos de movilidad y ser disruptivo para dar a entender que la innovación va más rápido que la regulación en muchos entornos donde operamos”, añade Castro, quien labora desde Bogotá.

En el lado técnico, Catalina Irurita, quien en Ciudad de México es vicepresidente de Marketing, Comunicación y Relaciones Institucionales de Ericsson, que antes vendía celulares y ahora construye infraestructura de telecomunicaciones, señala que esta transición “tiene implicaciones importantes con el consumidor final que está acostumbrado a ver una marca en sus dispositivos personales. Una de las cosas más difíciles de comunicar es que somos los que habilitan que estos dispositivos funcionen”.

Por cuenta de los desafíos de la pandemia, temas de transformación digital han tomado mayor relevancia recientemente, expresa Carolina Sánchez, quien desde Bogotá es la directora de comunicaciones corporativas de Oracle para Colombia, Ecuador y Centroamérica. “Esto generó que temas que se veían lejanos y en el futuro, como el aprendizaje automático, internet de las cosas e inteligencia artificial, entraran a jugar un rol importante en la agenda mediática”. En ese mismo sentido, Pilar Metzler, quien desde Miami es la líder de Relaciones Públicas y Relación con Analistas de Avaya para Latinoamérica, señala que esta región es “una mezcla de muchos mundos, todos incluidos en una sola región, con una diversidad increíble en muchos aspectos, por lo que hay que estar al tanto de las necesidades, intereses y temas coyunturales de cada uno de estos escenarios para llegar con los mejores enfoques a nuestra audiencia target”.

Diana Osorio, quien desde Bogotá es directora de Comunicaciones de SAP para el Norte de Latinoamérica, considera que constantemente se enfrenta al reto de mostrar casos reales de tecnologías disruptivas que sean una realidad y que logran impactos muy relevantes en los negocios.
“Es cómo lograr cerrar la brecha de falta de conocimiento sobre las herramientas que ya están disponibles y con casos de usos aplicables a organizaciones de diferentes tamaños y de diferentes industrias”.

También es colombiana Alejandra Ramírez, la gerente de comunicaciones para México de Intel, compañía que produce tecnología presente en más del 95 % de las infraestructuras digitales de internet, comunicaciones y gobierno. “Ahora más que nunca, el mundo depende de la tecnología, y aunque la actual contingencia ha servido como catalizador tecnológico y ha obligado a millones de personas y empresas de todo el mundo a adoptarla. Es vital que podamos entender y así mismo aplicar diferentes tipos de tecnologías para atender los problemas más complejos de la sociedad”, dice.


Todas ellas son voces de la disrupción, no solo porque construyen los mensajes que desde sus compañías envían a los latinoamericanos. Tienen claro lo que desde sus posiciones pueden hacer para que la tecnología de punta no solo irrumpa en la vida de las personas, sino también en la evolución de los negocios.

Forbes Women

Presidente de SBS Seguros presidirá la Junta Directiva de Fasecolda

Tras su nombramiento, Martha Lucía Pava expresó: “Es un orgullo el poder representar al sector seguros, evolucionando al ritmo de un país que queremos y que nos necesita cada vez más cercanos, apoyando su crecimiento y su sostenibilidad”.

Publicado

on

Foto: Fasecolda.

La Junta Directiva de la Federación de Aseguradores Colombianos – Fasecolda nombró de manera unánime a Martha Lucía Pava Vélez nueva presidenta y ratificó como vicepresidente a David Colmenares Spence, presidente de Allianz Colombia. Pava Vélez es presidenta de la compañía SBS Seguros.

En 2021, cuando se celebran los 45 años del gremio asegurador, se nombra en esta posición a la quinta mujer que ha asumido esta designación en el gremio.

Tras su nombramiento, Martha Lucía Pava expresó: “Es un orgullo el poder representar al sector seguros, evolucionando al ritmo de un país que queremos y que nos necesita cada vez más cercanos, apoyando su crecimiento y su sostenibilidad”.

Miguel Gómez Martínez, presidente de Fasecolda, agradeció a Javier Suárez, presidente de Seguros Bolívar, quien en los últimos cuatro años asumió la dirección de la Junta de Fasecolda, y celebró la labor de su vicepresidente y su reelección.

“A Javier Suárez le estamos profundamente agradecidos. Durante cuatro años presidió la Junta Directiva del gremio con entereza y lideró de manera exitosa los retos de la industria en estos tiempos tan cambiantes para la economía, el país y el sector asegurador”, señaló Gómez Martínez.

Frente a la nueva directiva, expresó: “Con el liderazgo de nuestra nueva presidenta haremos frente al desafío de seguir transformando el sector asegurador, modernizando sus productos y servicios para contribuir aún más con el desarrollo de Colombia”.

Por su parte, David Colmenares, vicepresidente de la Junta, manifestó: “Celebro la elección de Marta Lucía, estoy seguro de que su conocimiento, liderazgo y actitud impactarán positivamente en el sector asegurador. Trabajaremos por acercar la industria a la sociedad y seguir protegiendo cada vez a más colombianos”.

Seguir Leyendo

Forbes Women

¡Rompamos paradigmas juntos!

Debemos empezar por poner punto final a ideas tan arraigadas como que el azul es para los niños y el rosado para las niñas”

Publicado

on

Lorena Salgado, Corporate Affairs Senior Manager de Belcorp. Foto: Cortesía.

Por: Lorena Salgado*

Qué pensaría si le digo que usted tiene sesgos inconscientes? Puede que automáticamente piense “no, no los tengo” y hasta le ofenda esa afirmación; como también es posible que los reconozca y opine que no está mal tenerlos; o tal vez simplemente me pregunte qué es un sesgo inconsciente.

¿Y si le digo que hay solo un paso entre tener sesgos inconscientes y fomentar la inequidad, porque estos pueden estar cargados de paradigmas, prejuicios, sexismo y mucho más? Posiblemente ahora sí se inquiete un poco y quiera saber más, ya que no le gustaría ser un promotor de la inequidad, ni aunque fuera de manera inconsciente.

Los sesgos inconscientes, también conocidos como sesgos implícitos, son las actitudes y estereotipos profundos que las personas atribuimos inconscientemente a otra persona o grupo de personas; es decir, algo que hacemos en “piloto automático”. Los seres humanos definimos a las personas, animales u objetos según lo que se nos ha enseñado o lo que hemos captado por las percepciones básicas. Esto significa que nos basamos en prejuicios, que son enemigos de la diversidad. Y el mayor peligro es que no tenemos consciencia de lo inconscientes que somos.

Como lo dijo Sylvia Escovar en una columna en noviembre 2020: “necesitamos darnos cuenta de lo que pensamos, de lo que sentimos, de lo que hacemos; necesitamos poder observarnos si queremos elegir una manera diferente de relacionarnos con nosotras y nosotros mismos, con las otras personas y con el mundo. Mientras no nos demos cuenta del origen y de las consecuencias de nuestros comportamientos, sin permitir observarnos, seguiremos repitiendo historias, opresiones, dolores y violencias”.

Por ejemplo, para romper con los paradigmas del rol de la mujer en la sociedad, debemos empezar por poner punto final a ideas tan arraigadas como que el azul es para los niños y el rosado para las niñas, o que los carros son para ellos y las muñecas para ellas; y por supuesto también debemos desterrar frases que utilizamos en nuestro día a día, como “nadie se encarga tan bien de las tareas de la casa como las mujeres” o “las mujeres serían más exitosas si no fueran tan emocionales”.

Siga aquí toda la cobertura de la equidad de género en Forbes Women, nuestra sección especializada

Es muy importante que identifiquemos y busquemos en nuestra cotidianidad los paradigmas que albergamos y trabajemos para eliminarlos de nuestras vidas. Cuando como sociedad eliminamos sesgos inconscientes, abrimos camino para una mayor aceptación de la diversidad, se generan más oportunidades, hay mayor crecimiento económico y mejor productividad.

Hoy, como sociedad debemos asumir un sólido compromiso para hacer efectiva la igualdad sustantiva y permanecer firmes hasta lograr el cambio de paradigmas que rompan con los estereotipos y discriminación. Queremos invitarlos a que se comprometan a romper paradigmas.

*La autora es Corporate Affairs Senior Manager de Belcorp, miembro de la junta directiva de la Cámara de Cosméticos y Aseo de la Andi. Es miembro de Women in Connection (grupo de mujeres líderes que trabaja por la equidad de género, el empoderamiento de la mujer y el bienestar económico y social del país).

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes.

Seguir Leyendo

Forbes Women

En la brecha salarial, nosotras también nos pagamos menos

“Estamos dejando valor sobre la mesa”, dice Isabela Echeverry, directora de Emprendimiento e Innovación de la Cámara de Comercio de Cali.

Publicado

on

Por: Isabela Echeverry*

Datos de la OIT estiman que nosotras las mujeres seguimos ganando aproximadamente un 20% menos que los hombres, pese a tener el mismo, si no mejor, nivel educativo. Para hablar de Colombia, en Valle Impacta 2019 y 2020, el programa de escalamiento empresarial de la Cámara de Comercio de Cali y Fundación Bolívar Davivienda, se encontró que las mujeres se asignan (sí, a ellas mismas) un salario en promedio 16% menor al que perciben los hombres que ocupan la misma posición: ser la CEO y fundadora de la empresa. En términos proporcionales a sus ventas, las mujeres en promedio se pagan al año el 4% del total de sus ventas, mientras que los hombres en promedio se pagan al año el 5% del total de sus ventas.

Queriendo entender el por qué las fundadoras se pagan menos que los fundadores, nos topamos con otro dato que nos dejó perplejos: el costo de oportunidad del fundador. Cuando le preguntamos a los fundadores de Valle Impacta 2019 y 2020 por cuánto dejarían su negocio, las mujeres dejarían su rol de CEO y Fundadora por un salario de once millones novecientos mil pesos ($11.9 millones), mientras que un CEO y Fundador dejaría su negocio sólo si le ofrecen un salario de veintidós millones trescientos mil pesos ($22.3 millones). Su costo de oportunidad es un 50% menor al de los hombres.

Pese a que las mujeres líderes se pagan menos a ellas mismas, los datos arrojados por Valle Impacta evidencian que las empresas con alto potencial lideradas por mujeres son más rentables que las lideradas por hombres. En el caso de Valle Impacta 2020, las empresas lideradas por mujeres reportaron casi el doble de la rentabilidad que las empresas lideradas por hombres (14.2% vs 7.9%).

Además, este programa encontró que el modelo de negocio de empresas de alto potencial lideradas por mujeres es igual de exitoso al de los hombres, y la capacidad de los equipos liderados por mujeres es incluso levemente superior a los equipos liderados por hombres. Estas empresarias, además, generan en promedio 75 empleos y crecen en ventas anualmente en promedio un 24%.

Aunque las mujeres de Valle Impacta tienen un perfil potente y sus empresas son más rentables, el Global Entrepreneurship Monitor 2019 sugiere que en algunos casos estas son menos innovadoras y escalables que las de los hombres. Existen factores culturales que influyen en aproximadamente un 6%. Esto debido a que las mujeres nos caracterizamos por tener una percepción negativa del riesgo, falta de confianza en nuestras capacidades y miedo al fracaso, lo que nos impide apostarle a emprendimientos de alto impacto que implican mayor incertidumbre que los emprendimientos tradicionales.

Sin embargo, muchas estamos rompiendo el molde y liderando con el ejemplo para que otras se eleven y crean en su poder femenino. Mujeres como Catalina Ortiz en el Congreso, América Castiblanco en iNNpulsa, Mabel Torres en MINCIENCIAS movilizan ecosistemas para que existan mejores herramientas de cara al emprendimiento. Mientras que emprendedoras como María Juliana Arango se arriesgan todos los días y se enfrentan a la incertidumbre creciendo empresas -STEM- de alto potencial de crecimiento como INPEL, una empresa que usando soluciones IoT en medición inteligente, optimiza el consumo de los usuarios de energía, da respuesta a la demanda y recarga vehicular eléctrica, garantiza un patrón de consumo homogéneo y reduce las inversiones en infraestructura. Empresarias como ella y miles más son de admirar, quienes a pesar de los obstáculos y sesgos recorren un camino importante en la consolidación de sus empresas de alto impacto, generando valor en el mercado, rentabilidad en la empresa y empleo de calidad para las familias que sostienen.

Por un lado, el esfuerzo por cerrar la brecha se moviliza desde las emprendedoras, las desarrolladoras de ecosistema, con iniciativas como el Club del 30% y con la creación de fondos específicos como el Fondo Mujer Emprende con un capital de 20.000 millones de pesos – enfocado inicialmente en necesidad y subsistencia: aguacate, cacao, café, moda, turismo, entre otros. Pero por el otro, los desarrolladores de ecosistema nos tenemos que alinear, ¿de qué sirve que las María Julianas de Colombia se arriesguen a estudiar carreras STEM, creen empresas de servicios en el sector eléctrico, se endeuden, se certifiquen y que no encuentren eco para escalar más empresas generadoras de empleo como ellas?

Contacto:

Isabela Echeverry*

*La autora es politóloga con énfasis en Relaciones Internacionales de Saint Anselm College en New Hampshire, USA. Magister en Asuntos Internacionales, con un enfoque en Desarrollo Económico y Político del School of International and Public Affairs de Columbia University en Nueva York. Se ha desempeñado en cargos ejecutivos y gerenciales en los sectores público, privado y en entidades sin fines de lucro y actualmente es la directora de Emprendimiento e Innovación de la Cámara de Comercio de Cali. Su propósito superior es promover la estrategia para el crecimiento e innovación del Valle del Cauca.​

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes.

Seguir Leyendo

Forbes Women

Mujeres alzan la mano en el sector cervecero, históricamente dominado por hombres

Samira Fadul, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Bavaria, aparece por primera vez en un medio desde su nombramiento, para hablar con Forbes sobre el largo camino de la equidad de género en la industria cervecera.

Publicado

on

Foto: Cortesía.

Samira Fadul lleva pocos meses como vicepresidente de Asuntos Corporativos de Bavaria, en relevo de Fernando Jaramillo que pasó a ser presidente de la Dimayor. Ella, que venía manejando los asuntos de Gobierno, sabe que todavía queda un largo camino por recorrer en la industria cervecera, que históricamente ha sido dominada por hombres y que ha sido una fuerte impulsora del fútbol, un deporte en el que las mujeres reciben un apoyo menor. Sobre estos temas habla en esta entrevista con Forbes.

¿Cómo garantizan la equidad de género y la diversidad en Bavaria?

Es importante que las empresas apoyemos el desarrollo profesional y personal de las mujeres, y que creemos un ambiente incluyente y diverso que facilite el balance que las mujeres buscamos. Para esto debemos implementar decisiones concretas, que trasciendan el discurso. De Bavaria, destaco las siguientes acciones que hemos trabajado en los últimos años: hemos realizado ajustes en nuestros procesos de selección por ejemplo para que siempre haya mujeres en las ternas; hemos formado en todos nuestros equipos sesgos inconscientes para que tomemos decisiones objetivas; también desarrollamos un programa de coaching para mujeres de alto potencial con el objetivo que puedan crecer en la empresa; y finalmente, como las barreras a veces también son físicas, este año lanzaremos las tres primeras líneas inclusivas de producción del país para que cualquier persona independiente de sus características físicas puedan ocupar estas posiciones.

¿Cuántas mujeres hacen parte de su alta dirección (junta directiva, vicepresidencias y gerencias)?

Históricamente la industria cervecera ha sido reconocida por el liderazgo del género masculino. Es una responsabilidad y un orgullo ser una de las mujeres líderes en una compañía como Bavaria. Desde mi rol, busco compartir con todas las mujeres de la compañía y del país un mensaje de empoderamiento donde creo que es posible cumplir grandes metas y llegar lejos si se trabaja con dedicación. Cuando entré a la compañía, el comité directivo era 100% masculino, hoy hacemos parte de él varias mujeres. Además, hay muchas colegas creciendo y ocupando posiciones que antes eran tradicionalmente cubiertas por hombres. El camino por un entorno incluyente es largo, pero espero que todas las mujeres que trabajan hoy en Bavaria vean que no hay límites, que podemos llegar a donde nos lo propongamos.

¿Sienten internamente barreras aún por avanzar en este camino?

Es un largo el camino el que hemos recorrido en esta materia hasta el momento y hoy podemos decir que no existen barreras dentro de la compañía y estoy orgullosa de ser ejemplo de ello. Bavaria trabaja día a día para ser cada vez más diversa e inclusiva, hemos desarrollado programas que nos permiten generar oportunidades laborales equitativas y además impulsar a través de nuestros programas de coaching a nuestras mujeres colaboradoras. Nuestros principios son claros, nos caracteriza una cultura de meritocracia donde lo que importa es el talento y los grandes sueños, sin importar el género, la nacionalidad o las costumbres.

¿En áreas operativas, como las plantas, han podido evolucionar en términos de equidad?

Totalmente. Contamos con mujeres directoras regionales de ventas y con gerentes de cervecerías que han hecho crecer nuestro negocio. Así mismo, uno de nuestros grandes proyectos de este año es la inauguración de las primeras 3 líneas inclusivas de producción y del país empezando por la cervecería del Valle del Cauca en Yumbo. Estas líneas implementaran un programa enfocado en disminuir con herramientas mecánicas la carga de peso necesaria en sus operaciones dentro de la planta. De este modo permitiremos que cualquier persona grande, pequeña, hombre o mujer que quiera trabajar dentro de la cervecería lo pueda hacer.

Ustedes que históricamente han patrocinado el fútbol ¿cómo ven el rezago del fútbol femenino?

Llevamos 30 años patrocinando el fútbol en Colombia y alineado a eso precisamente con nuestra marca Cerveza Águila anunciamos algunos compromisos con el objeto de contribuir a desarrollar el fútbol femenino en el país. Algo concreto, bajo nuestra plataforma #HinchasCompletos anunciamos la disposición del 50% de nuestros recursos de promoción y activación del fútbol profesional colombiano a la categoría femenina y la conformación de una mesa de trabajo que se encargará de elaborar y supervisar un plan de acción para cumplir nuestro gran objetivo que es impulsar y visibilizar esta categoría.

Seguir Leyendo

Forbes Women

Vicepresidenta propone crear un índice de libertad económica de las mujeres

La propuesta la hizo ante ONU Mujeres, para que internacionalmente se pueda hacer un diagnóstico de la situación real y de las necesidades de las mujeres para plantear soluciones inmediatas. Sería el ‘Índice Internacional de Libertad Económica y Política de las mujeres’.

Publicado

on

Marta Lucía Ramírez, vicepresidenta de Colombia. Foto: Vicepresidencia.

La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, dijo que para enfrentar con mayor certeza y eficacia los efectos que la pandemia ha causado en las mujeres se debería crear un ‘Índice Internacional de Libertad Económica y Política de las mujeres’.

Lo anterior, dijo Ramírez, con el fin de que se permita hacer un diagnóstico de la situación real y de las necesidades de esta población, en aras de plantear soluciones inmediatas.

Siga aquí toda la información de Forbes Women en nuestra sección especializada

La vicepresidenta agregó, al proponer el índice, que “debemos tener la capacidad de mirar de manera mucho más fina, qué tanta es la libertad económica de las mujeres, ya que, a partir de ahí, viene el ejercicio de las otras libertades”.

La iniciativa fue bien acogida por la directora ejecutiva adjunta de ONU Mujeres, Anita Bhatia, quien resaltó que le gusta la idea “de tener un índice donde podemos medir que está pasando con la libertad de las mujeres, entre otros puntos específicos que usted muy bien ha mencionado como el trabajo con mujeres y sus negocios. También es muy importante en los países en donde hay espacio fiscal, para hacer cosas innovadoras como pensar en emitir bonos de género, bonos de igualdad, como lo está haciendo Colombia”.

Lea también: “Quiero reiterar mi invitación a Kamala Harris a trabajar juntas”: Marta Lucía Ramírez

Ramírez aprovechó para decir que se está adelantando la salida al mercado internacional de los bonos de género y añadió la importancia de haber creado el Fondo Mujer Emprende, “un instrumento para el emprendimiento de las mujeres que lo empezamos con 6 millones de dólares y se va a nutrir con recursos del presupuesto nacional, de cooperación y donaciones empresariales que nos permite financiar y aportar a las empresas de mujeres”.

“Estamos ofreciendo a las mujeres capacitación, financiación, asistencia técnica y apoyo en la comercialización de productos. Esperamos tener un millón de mujeres empresarias, 500 mil en el campo y 500 mil en las zonas urbanas. Es un trabajo mancomunado entre el Gobierno Nacional, gobiernos territoriales y el sector privado, para lograr que la política pública aterrice”, concluyó.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado