Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Red Forbes

Cómo convertir a Latinoamérica en un superpoder

¿Qué hace falta para convertir a la región en una superpotencia? Un grupo de relevantes figuras del arte y la tecnología se reunieron para hablar del tema. Estos fueron los resultados.

Publicado

on

El 15 de febrero de 2021 tuve la oportunidad de participar en mi primera conversación en Club House titulada “Cómo convertir Latinoamérica en un superpoder”, creada y moderada por Freddy Vega y Christian Van Der Henst, los fundadores de Platzi.

El objetivo del cuarto: abrir la discusión para proponer ideas para cambiar Latinoamérica y posicionarlo como una potencial mundial. Las reglas eran simples: las propuestas tenían que ser accionables y ejecutables, es decir, no podían ser subjetivas como “acabar con la corrupción”. En otras palabras se tenía que enfocar la conversación en el cómo y no tanto en el qué.

Lea también: Diez consejos prácticos que me hubiese gustado recibir antes de emprender

El cuarto que empezó teniendo cerca de 100 asistentes en sus primeros minutos de apertura, terminó atrayendo a más de 600 personas que duraron más de dos horas conectadas oyendo a los diferentes ponentes. Empezaron hablando Freddy y Christian, y luego de un rato abrieron el salón para que diferentes personas subieran al escenario virtual a exponer sus ideas.

Para sorpresa de todos, terminaron subiendo al escenario grandes figuras del emprendimiento y el arte en Latinoamérica: Pamela Valdes Esteva, CEO y cofundadora de Beek.io, Jonathan Lewy, fundador de Grin, Sofia Macias, autora de Pequeño Cerdo Capitalista, Mario Valle Reyes, inversionista de capital de riesgo, Fira, la reconocida artista digital, Brian Requarth, emprendedor serial y autor best seller, Daniel Bilbao, cofundador de Truora y Alexander Torrenegra, fundador de Torre y shark de Latam.

Freddy y Christian tocaron un tema muy importante para abrir la conversación, la educación como pilar fundamental para el progreso de la región. En repetidas ocasiones he tenido la fortuna de conversar con Freddy a profundidad sobre este tema y su postura es muy interesante. En Latinoamérica existe un miedo muy grande y es no poder lograr cosas. Nuestra mentalidad es una mentalidad de escasez, por el contexto político y social que nos ha tocado vivir. Y por esta razón, muchas personas creen todavía que progresar realmente en la vida no es posible acá y toca migrar del continente.

Una versión de lo que comúnmente es el sueño americano. En palabras de Freddy “esto va a dejar de pasar debido a las opciones de trabajo remoto que ahora se están abriendo y el incremento de calidad de vida en las capitales latinas”. A medida que las personas puedan ser contratadas por empresas extranjeras, ganen en monedas más fuertes que las locales y vivan con el costo de vida que siempre han tenido, van a experimentar un progreso más grande que el que tendrían afuera. Por esta razón, con le trabajo remoto, lo que se va a ver es la antimigración de latinos hacia afuera. Y con esta antimigración, la región se va a volver cada vez más competitiva”. La competitividad es la base del progreso de cualquier región del mundo.  

El tema central de los fundadores de Platzi es hay que invertir en educación. Pero no en educación tradicional necesariamente, sino en las nuevas formas de educación que ahora son posibles con el internet. Freddy menciona que hay dos categorías grandes de educación: la que requiere de laboratorios y presencia física y la que no.

Lea también: Haz que tu celular trabaje para ti, no contra a ti

Las profesiones como la medicina, la física, la química y ciencias básicas se necesitan todavía de presencia física y ahí es donde el modelo universitario tradicional cobra importancia. Sobre todo, en carreras en las cuales tener una acreditación oficial, es lo más importante para generar tranquilidad en la sociedad, como la medicina o la psicología. Sin embargo, en la gran mayoría de carreras no se necesita una presencia física. El derecho, la economía, administración, ingeniería entre otras, todas se pueden cursar sin necesitar estar presencialmente. Esto hace, que una gran parte de la población pueda beneficiarse de la educación virtual, en plataformas como Platzi y demás edtech.

Por ende, las edtech como Platzi son un pilar importante del futuro de la región, pues democratizan el acceso a educación que antes estaba monopolizado por las grandes instituciones educativas y que excluían a una gran parte de la población. El planteamiento central de Freddy: “uno puede aprender a aprender sin una Universidad formal”. Hoy en día aprender a aprender se puede lograr fácilmente con los recursos que nos entrega el internet y a una fracción del costo.

A partir de esa apertura, que en esta recapitulación estoy complementando con notas que tengo de conversaciones anteriores con Platzi, se generó una discusión muy interesante. Les dejo a continuación una recapitulación de las ideas principales expuestas ese día para que las conozcan sacadas de un thread escrito por Freddy en Twitter. Como Club House no deja grabaciones de estas conversaciones me parece importante que alguien plasme para siempre una memoria de lo que se dijo ese día, que sin duda me parece valioso para la evolución de nuestro gran continente.

Las ideas para lograrlo:

  • Legalizar las drogas y así acabar con los carteles.
  • Enseñar y aprender programación desde la escuela.
  • Dejar de “platanizar” ideas y tratar de generar las innovaciones desde acá.
  • @JonathanLewy – Enseñar curiosidad. Los latinos tenemos que poder experimentar más y ser más curiosos con lo que está pasando afuera del mundo.  

Lea también: Startups para la prosperidad en Latinoamérica en 2021

  • @sofimaciasl – No temer a “me robarán mi idea”.
  • Sergio: Enseñar inteligencia emocional.
  • @bilbeny – No querer siempre “quedar bien”. Una tendencia que tenemos los latinos. No decimos las cosas directas como son por siempre querer quedar bien.
  • @IngridMarketing – Explicar cómo funciona la ciencia.
  • @juliantorresgo – Más servicio militar (este fue polémico).
  • @KomalDadlani – Recordar que el talento es el mismo sin importar la cuna.
  • @torrenegra – Fomentar la competencia en la región, como ocurre en Asia, donde las grandes potencias siempre pelean por ser la primera.
  • Daniel Bilbao – equidad de género y más oportunidades para las mujeres.

Otras ideas comunes fueron: Internet mínimo garantizado, menos (o cero) impuestos a startups nuevas. Siempre sin quitar de prioridad los problema grandes: crimen derivado de la ilegalidad de las drogas, corrupción y desigualdad.

Contacto:
LinkedIn: Julián Torres*
Twitter: @juliantorresgo
*El autor es administrador de empresas de la Universidad de los Andes. Es cofundador de Fitpal y Ontop, una plataforma que le permite a las empresas contratar globalmente de forma legal y rápida.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Red Forbes

Tecnologías digitales, el motor para el desarrollo de bonos verdes

La integración de tecnologías digitales y sostenibilidad constituyen una gran oportunidad estratégica en el sector financiero y en otras industrias. Le contamos por qué.

Publicado

on

Las tecnologías digitales, así como la sostenibilidad, son hoy prioridades estratégicas para las empresas. Aunque estas estrategias son vistas usualmente por separado, la unión entre ellas crea una integración poderosa en oportunidades, fijación y cumplimiento de las metas de sostenibilidad, la eficiencia y el desarrollo de nuevos negocios.

El sector financiero que ha sido de los más innovadores y activos para el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible, tiene una oportunidad transcendental para aprovechar estas nuevas tecnologías y alinearlas con sus metas de sostenibilidad. Un caso donde la tecnología y sostenibilidad juegan un rol esencial es en el desarrollo del mercado de los bonos verdes.

Lea también: Acciones ‘vs’ bonos: 5 claves a vigilar esta semana en los mercados

¿Qué son los bonos verdes y para qué sirven?

Los bonos verdes son títulos de deuda emitidos por un gobierno o una empresa, donde los recursos captados de la emisión deben ser utilizados exclusivamente en proyectos verdes. Estos proyectos que son clasificados por distintas taxonomías (incluyendo la taxonomía europea o china) incluyen proyectos de energía renovable, eficiencia energética, transporte, preservación de especies entre otros proyectos ambientales.

La transparencia, medición del impacto y manejo de recursos son esenciales en este mercado que se basan en los Principios de Bonos Verdes, desarrollados por ICMA y en el cual fijan las pautas de transparencia, reporte y validación.

Estos títulos normalmente cuentan con una segunda verificación y deben reportar no solo la utilización de recursos financieros en proyectos sino un reporte de medición de impacto, permitiéndole a los inversionistas de estos títulos validar que sus recursos han sido utilizados de manera correcta y que están generando el impacto deseado.

El desarrollo del mercado de bonos verdes en Colombia ha comenzado a tener un crecimiento interesante, impulsado por emisiones de los principales bancos del país (Bancolombia, Davivienda, Banco de Bogotá) así como instituciones como Bancoldex que han asumido un rol de liderazgo en estas emisiones. Sin embargo, el mercado todavía es pequeño, la demanda muy alta y nuestras metas de neutralidad de carbono ambiciosas, por lo que se requieren importantes inversiones y recursos.

Esto nos plantea un desafío para impulsar con más fuerza este mercado, obtener el capital que permita a las empresas y al país cumplir con las metas de desarrollo, lograr minimizar el riesgo de transición climático y permitir que más inversionistas puedan acceder a estos títulos.

Lea también: Bolsa de Valores de Colombia logra récord en emisiones de bonos

Tecnologías digitales y su rol en el desarrollo del mercado de bonos verdes

La utilización de las tecnologías digitales emergentes puede mejorar la eficiencia, la toma de decisiones y aumentar la competencia de las organizaciones.  Un ejemplo es blockchain, que puede tener un impacto en la estructuración, distribución, transferencia, pago y liquidación de bonos verdes, al simplificar procesos complejos, contar con verificación y mantenimiento de registros. De la misma manera, blockchain permite la reducción de tiempos, riesgos operativos, intermediarios, y costos, mediante la utilización de contratos inteligentes.

Según el informe ‘Blockchain: Gateway for sustainability linked bonds, del HSBC y Sustainable Digital Finance, la tecnología blockchain permitiría un ahorro potencial de 10 veces los costos de emisión de bonos, logrando que proyectos y compañías de todos los tamaños puedan emitir estos títulos, creando oportunidades a un portafolio amplio de proyectos verdes y sostenibles. Aunque este concepto suene futurista, El Banco Mundial, Banco Santander, BBVA/Mapfre entre otras instituciones globales han logrado emitir bonos verdes y tradicionales utilizando 100 % esta tecnología.

Por otro lado, integrando blockchain con otras tecnologías como el Internet de las Cosas (por ejemplo: sensores), Big data e Inteligencia Artificial (machine learning y/o natural language procesing) se logra aumentar la transparencia y credibilidad de los bonos verdes, al permitir monitorear en tiempo real la evolución de cada proyecto, validar y verificar la utilización de los recursos y el impacto que estos títulos están generando.

¿Cómo cambia blockchain la forma en la que se negocian los bonos verdes?

El uso del blockchain también genera beneficios de liquidez al minimizar los montos de negociación permitiendo ampliar significativamente el espectro de inversionistas. Por medio de la “tokenización” que permite fraccionar el monto de inversión de un bono, que normalmente es alto, se conseguiría que personas naturales interesadas puedan invertir según sus capacidades económicas y que una persona con un monto por ejemplo de 100.000 pesos pueda comprar un bono verde, con lo cual se logra que más actores entren al juego y que, en consecuencia, más ahorros y dinero se canalicen en el mercado.

Así mismo, se conseguiría democratizar los actores que pueden emitir estos títulos, captar mayores recursos e impulsar el cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad para proyectos de distintos tamaños. Los proyectos pequeños y medianos podrían salir al mercado de valores mediante titularizaciones, o un ‘pool’ agregado de proyectos, que contarían con credibilidad, menores costos de emisión, automatización y transparencia gracias a la utilización de estas tecnologías.

En conclusión, la integración de tecnologías digitales y sostenibilidad constituyen una gran oportunidad estratégica en el sector financiero y en otras industrias. La fusión de estas dos tendencias permitirá impulsar los proyectos de carácter medioambiental, mitigar el riesgo de transición climática, apoyar el desarrollo del mercado de bonos verdes, contar con mayores participantes en emisión e inversión y canalizar mayores recursos para el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible y una economía baja en carbono.

Por: Carlos Arcila Barrera*
*El autor es profesor de finanzas de la Facutad de Administración de la Universidad de Los Andes, investigador Asociado del Centro Finanzas Sostenibles de la Uniandes y Chief Investment Officer – Sigma Advanced Capital Management.

Seguir Leyendo

Red Forbes

Tecnología que ayuda alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio

Las empresas tecnológicas también pueden ser respuesta a los retos que se han fijado en el planeta. Le contamos cómo.

Publicado

on

Desde Septiembre de 2000 los líderes de los países que conforman la ONU, se plantearon los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) donde pusieron en el radar los retos más relevantes para la humanidad con objetivos bien definidos y metas concretas. 20 años han pasado y en efecto se han generado avances importantes en cada uno de los objetivos propuestos, a pesar de esto aún nos queda un largo camino por recorrer.

Hoy más que nunca, somos concientes de que cualquier actividad del ser humano tiene un impacto importante sobre el planeta. En un mundo hiperconectado y de alta escalabilidad, existen soluciones tecnológicas que están acelerando el cumplimiento de dichos objetivos.

Lea también: Diez consejos prácticos que me hubiese gustado recibir antes de emprender

En el mundo vivimos 7.000 millones de personas y una de las industrias más importantes para nuestra supervivencia es la de la producción de alimentos. De acuerdo con el último informe de la FAO en promedio en el mundo se pierden por descomposición el 14 % de toda la producción mundial de alimentos. Si lográramos reducir este desperdicio podríamos mejorar los indicadores de erradicación del hambre, los cuales componen el ODM #1.

El porcentaje de alimentos restante llega a las personas a través de una cadena de procesamiento, almacenamiento y logística en la cual se garantiza su calidad para el consumo, algunos alimentos como carnes, lácteos, frutas, vegetales entre otros requieren un adecuado manejo de la cadena de frío, la cual utiliza equipos complementarios para garantizar su calidad y cuando no se realiza adecuadamente, se genera un impacto directo a la salud de las personas que los consumen.

El mismo estudio de la FAO, indica que al año se documentan alrededor de 135 millones de casos de intoxicación, de los cuales cerca de 450.000 resultan en muerte; y esto son solo los casos documentados. Mejorar estos procesos podría impactar significativamente el ODM #4 y ODM #5 reducir la mortalidad infantil y mejorar la salud de las personas.

Afortunadamente en la actualidad tecnologías como IoT, computación en la nube, analítica de datos y la combinación de hardware y software, permiten crear soluciones que apoyan a las empresas en una adecuada trazabilidad de la cadena de frío, sin importar en cuál parte del proceso se encuentre el producto.

Lea también: Cómo convertir a Latinoamérica en un superpoder

Aquí es donde iMometrics, una empresa colombiana fundada en 2016 por Felipe Calad y Andrés Aristizábal, quiere hacer la diferencia impactando positivamente a todos los actores involucrados en estos procesos, ya que han creado una solución tecnológica integral que combinada con un excelente servicio, están ayudando a cientos de empresas del sector alimentos a incrementar su productividad y a ser mucho más eficientes y competitivas en Colombia, próximamente Perú y Latinoamérica.

Actualmente las empresas que utilizan la tecnología iMometrics reportan enormes beneficios particularmente en la cantidad de toneladas de productos que hoy ya no se pierden, o en el impacto en la reducción de mermas de producto, en la eficiencia alcanzada en los procesos de trazabilidad del producto, los procesos de calidad y auditorías por parte de las entidades del gobierno encargadas de la vigilancia de la calidad de los productos, inclusive importantes reducciones en los costos de las pólizas de seguros todo riesgo que ahora cuentan con una tecnología aliada para minimizar los riesgos de pérdida de productos por fallas en los equipos o dificultades en la operación.

Por otro lado y no menos importante, según el informe realizado por la comisión de energía de los Estados Unidos en 2018, se estima que en el mundo existen cerca de 1,6 Billones de equipos HVAC, para refrigeración y congelación que requieren cerca de 2.000TW/h para soportar su operación (esta cantidad de energía equivale a 2,5 veces la energía de toda África), energía que conlleva una emisión estimada de 1.163 Millones de toneladas de CO2 que también impactan el ODM #7 la sostenibilidad del medio ambiente.

La situación podría ser más compleja cuando se proyectan los números al año 2050 donde se estima que seremos 10.000 millones de personas, y se estima en el mismo informe que se requerirán cerca de 6.200TW/h solo para brindar energía eléctrica para sostener la operación de los equipos HVAC que apoyarán la conservación de los alimentos a lo largo de la cadena de frío requerida para llevarlos desde las plantas de producción hasta la mesa de los consumidores.

Lea también: Haz que tu celular trabaje para ti, no contra a ti

Por esta misma razón iMometrics consciente del enorme impacto que genera la cadena de frío en el consumo y la demanda energética del planeta, desarrolló varios algoritmos de analítica con los cuales se están logrando ahorros entre el 10 % y el 35 % del consumo energético requeridos para soportar la operación de estos equipos.

Inclusive este incremento en la eficiencia al reducir la necesidad de energía y por ende sus costos en la operación de las empresas de alimentos, genera mayor competitividad y la posibilidad de reducir los costos de los alimentos sin sacrificar los márgenes de utilidad de las empresas.

iMometrics es una de las empresas que nace y crece como parte del sólido ecosistema de innovación colombiano, ha sido apoyada por Apps.Co del Mintic, por Aldea programa de Innpulsa y actualmente hace parte de Grupo Invertrónica, quien invirtió en iMometrics en 2019, desde entonces ha generando un crecimiento de 3X en 2020 y para 2021 tiene proyectado un crecimiento 10X.

Con su tecnología 100 % desarrollada en Colombia pretende transformar el mundo y apoyar el propósito de todos los países en alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, generando mayor bienestar y mejores condiciones para todos.

Contacto:
LinkedIn: Julián Torres*
Twitter: @juliantorresgo
*El autor es administrador de empresas de la Universidad de los Andes. Es cofundador de Fitpal y Ontop, una plataforma que le permite a las empresas contratar globalmente de forma legal y rápida.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Red Forbes

Transformar con equidad en la comunicación

Elizabeth Melo, presidenta de la Anda, escribe en Forbes sobre cómo los anunciantes han adquirido estándares de equidad de género.

Publicado

on

Con la evolución de la sociedad, los roles de hombres y mujeres han cambiado. Cada vez las organizaciones y gremios estamos más conscientes de la importancia de fomentar acciones para la búsqueda de la equidad, la responsabilidad y la ética en la comunicación.

Cada tarea que realiza la mujer, en el hogar o en el trabajo, son fundamentales en un entorno integral donde todos nos sentimos identificados. Esta nueva comunicación busca enaltecer el valor femenino y abrir campos donde mujeres y hombres sean iguales, y así ellos puedan sentirse orgullosos de hacer parte de labores antes concebidas solo para ellas.

Las marcas también tienen responsabilidad, esta renovada ola de comunicación las invita a generar espacios donde todos somos protagonistas por igual. La audiencia es un veedor, y, por ende, ser inclusivos y responsables con sus contenidos es una práctica rentable.

En línea con esto y con la convicción del poder transformador de la publicidad, inspirados en la guía sobre la representación de hombres y mujeres en la publicidad de la WFA (Federación Mundial de Anunciantes), en la Anda, elaboramos una guía propia, que recoge la intención de nuestras empresas de contribuir al cambio, promoviendo una comunicación comercial responsable.

La guía para una adecuada representación de género en la comunicación comercial, construida con el apoyo técnico de ONU Mujeres, es también una herramienta para quienes conforman el ecosistema del mercadeo en Colombia y propone cinco compromisos necesarios para promover la igualdad de género en los anuncios, campañas y otras actividades de comunicación comercial:

La comunicación comercial no denigrará, discriminará, ridiculizará ni se burlará de las personas, en especial por razón de su género, orientación sexual, nacionalidad, origen étnico o racial, religión, edad, discapacidad, o por no cumplir con los supuestos estereotipos de género. El humor podrá ser utilizado en la comunicación comercial de forma positiva, que no humille o menoscabe a nadie.

La comunicación comercial no debe representar a las personas de una manera que cause ofensas generalizadas, hostilidad, menosprecio o abuso.

Los estereotipos de género podrán usarse siempre y cuando no atenten contra la dignidad de las personas, sean denigrantes o avalen una relación de subordinación de las mujeres frente a los hombres u objetualicen a las mujeres.

La Anda promoverá que sus afiliados adopten esta guía y compartan las mejores prácticas, haciendo uso del mecanismo.

Como cabeza de una agremiación que reúne a marcas responsables y con propósito, considero que este es un gran punto de partida para la transformación social que estamos buscando.

Es necesario que esta guía sea normalizada e interiorizada en el ecosistema del mercadeo y la comunicación en el país. Qué tal si dejamos de pensar en el género, el lugar, el negocio o cualquier condición; y con nuestro alcance ¿empezamos a construir una sociedad equitativa con prácticas de comunicación responsables e inclusivas?

Las mujeres debemos inspirar. Nuestro rol en la sociedad, la publicidad y la comunicación, es también el de ser una fuerza transformadora que genera iniciativas con los que todos nos sentimos identificados y valorados, es necesario seguir trabajando, aún queda mucho por mejorar y camino por recorrer.

*Presidente Ejecutiva Asociación Nacional de Anunciantes (Anda) y miembro de Women in Connection (Un grupo de mujeres líderes que trabaja por la equidad de género, el empoderamiento de la mujer y el bienestar económico y social del país).

Seguir Leyendo

Red Forbes

El problema de los gurús del passive investing

El ‘gurú de las inversiones pasivas’ busca ganar adeptos con estrategias en donde se opera poco y se tienen objetivos de largo plazo. ¿Qué hay detrás?

Publicado

on

Dentro de la proliferación de los gurús financieros ha surgido una nueva variante que suele pasar desapercibida. Se trata del gurú de las inversiones pasivaspassive investing.

Este personaje se percibe a sí mismo como más inteligente y menos ingenuo que sus pares. Su discurso parte de una serie de principios bastante razonables. El más importante de ellos es la idea de que, en contextos de mercados eficientes, las oportunidades de beneficios extraordinarios son tremendamente escasas y están fuera del alcance de las personas del común.

Lea también: Esta es la evidencia de que el dinero compra la felicidad

En otras palabras, ellos adoptan, muy correctamente a mi parecer, la idea de que con poca frecuencia hay billetes de 100 dólares tirados en la calle y los pocos que suelen llegarlo a estar son rápidamente tomados por alguien. Por tanto, desincentivan la idea de seguir estrategias de inversión activa—active investing—donde se persiguen oportunidades de rentabilidad de corto plazo permanentemente.

Este gurú, en cambio, recomienda seguir estrategias pasivas, donde se opera poco y se tienen objetivos de largo plazo. Usualmente, eso quiere decir concentrar las inversiones en productos que replican el comportamiento promedio del mercado.  Un ejemplo de esta clase de productos, y quizá el preferido por este tipo de gurú, es el SPY, un fondo que cotiza en bolsa (i.e. un ETF) que replica la composición del S&P 500, un índice compuesto por las 500 empresas más grandes del mercado de valores de EE. UU.

Así, la recomendación de este gurú es sencilla: invertir tanto y tan pronto como se pueda en el SPY u otro índice con atributos similares. Con esto se estaría teniendo un portafolio diversificado que “representa” el mercado entero, y puesto que el mercado en el largo plazo “siempre” sube, siempre se ganará.

A pesar de la correcta lógica de su argumento, la recomendación del gurú de las inversiones pasivas tiene tres grandes problemas (y algunos cuantos más de los que no hablaré en esta columna).

Primero, tiene un excesivo optimismo con respecto al desempeño de largo plazo del mercado, particularmente, del mercado estadounidense. Y aunque no es del todo falso que el mercado suele subir en el largo plazo (véase el gráfico 1), tal como John Maynard Keynes famosamente dijo, en el largo plazo todos estaremos muertos.

Lea también: Lo que hay detrás del milagro económico del Eje Cafetero

Gráfico 1. Índice S&P 500. 1940-2021
Fuente: Macrotrends

Es decir, que el S&P 500 haya subido desde mediados del siglo XX no me sirve de mucho si ha bajado en el marco de los 30 años en el que la vida productiva de alguien tiene lugar. En otras palabras, el patrón de ascenso del mercado es solo relevante si coincide con el ciclo de vida de uno como inversionista.

Esto es importante porque, de hecho, el mercado puede estar en descenso sistemático por décadas. Un ejemplo claro de esto es el mercado japonés desde comienzos de los 90s (véase gráfico 2). Si alguien, al comienzo de su vida productiva, invirtió en el Nikkei 225 (el índice de la bolsa de valores japonesa), hoy, al acercarse su retiro, sus rendimientos nominales serían negativos. Si a esto se le suma la inflación y las comisiones que se han acumulado por décadas, esta persona seguramente habría estado bastante mejor guardando su dinero debajo del colchón.

Gráfico 2. Índice Nikkei 225. 1970-2021
Fuente: Wikipedia

Lea también: El socialismo detrás de los gurús financieros

El caso japonés es extremo, pero este tipo de estancamientos del mercado entero no son atípicos. El mercado americano mismo estuvo estancado desde mediados de los 60’s hasta comienzos de los 90’s y el mercado colombiano ha estado en algo equivalente por los últimos 10 años.

Segundo, estos gurús olvidan que la esencia de un portafolio bien diversificado no es el número de activos que lo componen, sino la independencia del desempeño entre ellos. Es decir, un portafolio verdaderamente diversificado es uno con una exposición variada a sectores, regiones, y monedas. Y aunque fondos como el SPY son particularmente globales, sus flujos de ingresos están bastante concentrados en el sector tecnológico, en mercados desarrollados, y en denominación en dólares. Esto lo hace especialmente frágil a choques agregados, en particular, a aquellos que impactan a la economía estadounidense.

Finalmente, los rendimientos relativos de las estrategias pasivas, como la indexación, han de reducirse con la adopción de esta práctica. Para observar esto, imagínense un caso extremo donde todas las personas tienen su portafolio enteramente compuesto por productos indexados (por el SPY, por ejemplo). En este caso, nada de la información relevante respecto al desempeño de los activos se traduciría en diferenciales en los precios.

Esto ilustra cómo la indexación lleva a ignorar los elementos fundamentales de la valoración de los activos. Por ello, la progresiva adopción de estos métodos genera un comportamiento crecientemente errático del mercado agregado y abre las puertas para que oportunidades de rentabilidad extraordinaria estén disponibles para los inversores activos.

En conclusión, tal como es ingenuo creer que se le puede ganar al mercado fácilmente, también es ingenuo creer que se pueden tener rendimientos significativos a un costo minúsculo y sin ningún tipo de riesgo. En ese sentido, aunque el gurú de las inversiones pasivas no vende la ilusión de la riqueza inmediata, sí vende la ilusión de la riqueza segura con poco esfuerzo y conocimiento, la cual, de cierta forma, también es una versión de la quimera del dinero fácil.

Seguir Leyendo

Red Forbes

¿Y si les pagan a los hinchas?

Después de un año, y sin saberse por cuanto tiempo más estaremos así, yo me pregunto, ¿es una locura que exista una nueva valoración del hincha?

Publicado

on

Lo que ha mantenido al deporte a flote a pesar del frenón en seco y el parón total que tuvo hace un año, y en este nuevo mundo que se mantiene cubierto con una mascarilla y con una prueba como salvoconducto, es los hinchas. Ellos, nosotros, los que prendemos los televisores sin importar la hora ni el día, los que pagamos suscripciones así sea para ver (de forma masoquista) a nuestro equipo perder; quienes consumimos todas las redes sociales de forma asidua, quienes compramos el merchandising online para seguir a nuestros ídolos y demostrar nuestros colores, aunque sea desde la tranquilidad (y la soledad) del sofá. Esos fanáticos que se inscriben a torneos de deportes electrónicos para sentir la emoción de ganar de alguna manera, aunque sea virtual; los que marcan una cifra en un análisis de alcance digital y que permiten tener a los patrocinadores aún vivos. Son esa cuarta pared, aquel muro invisible e imaginario; concepto muy usado para referirse a los espectadores en un teatro, frente a una pantalla de televisión, o ante una película de cine, aquella red a través de la cual la audiencia ve la actuación de los personajes.

Cuando el fútbol regresó a los estadios del mundo fueron múltiples las estrategias de los distintos equipos para conseguir el “regreso” de los hinchas a los estadios. Empezaron en la Bundesliga con hinchas de cartón y digitales. Era conmovedor ver las escenas de los jugadores bajándose de los buses y en el pasillo hacia los camerinos saludar a través de unas pantallas a los seguidores que desde sus casas tenían el privilegio de apoyar a sus ídolos. Las marcas aprovecharon estas nuevas interacciones para apropiarse de estos espacios; gradas patrocinadas, activaciones digitales con interacciones presenciales, experiencias virtuales tratando de simular la emoción de un escenario lleno donde el intercambio de pasión, emoción y energía es el combustible mismo del deporte. Los hinchas nunca se fueron, no pararon, nunca se rindieron.

Lea también: Colombia: sin brújula

En pasados días fue emocionante sentir durante cinco días la emoción, el ruido y la vida de los 30.000 seguidores que colmaron las gradas del Australian Open en Melbourne, pues las autoridades permitieron (por un corto tiempo antes de las nuevas restricciones) que los escenarios pudieran tener una ocupación del 50% diaria. El deporte se vio como solíamos conocerlo, se sintió como estábamos acostumbrados, con una cierta normalidad que cada vez recordamos menos. El Raymond James Stadium de la ciudad de Tampa que albergó el LV Super Bowl tuvo la menor asistencia de la historia de este evento, hubo únicamente 22.000 espectadores, para un total de 25.000 asistentes, incluyendo al staff organizador. Fue una fiesta total gracias a las miles de butacas que fueron ocupadas con hinchas de cartón… por momentos los telespectadores alcanzamos a sentirnos como antes, en lo que podríamos titular como “Espectáculos en tiempos de Covid”.

Para los mismos deportistas jugar con las gradas vacías es perder el alma del juego, el fuego que los hace ser mejores, que los empuja, es no tener ese monstruo de mil cabezas que buscan desafiar, y encantar, cada semana. “Voy a ser honesto. Jugar en estadios vacíos es aburrido, en mi opinión. Respeto todos los protocolos y por supuesto que la salud es lo primero, pero no me gusta. Lo hago porque por encima de todo amo el fútbol, mi pasión es el fútbol. Juego por mi familia, por mis hijos, por mis amigos, por mis fans, pero no me gusta jugar así. Es muy difícil”, así lo reconoció Cristiano Ronaldo recientemente cuando fue consultado sobre este tema, Y añadió: “Me gusta escuchar a la gente gritar y que hagan ‘ssiuuuuuuhhhh’. Ver como en todo el mundo la gente y otros jugadores hacen el grito me motiva. Espero que en 2021 las normas cambien y podamos ver los estadios llenos de público porque la pasión sin aficionados no es nada”. Por ahora esta realidad no se ve en un futuro muy cercano.

Lea también: Win Sports compensará a suscriptores digitales por fallas durante la final

Y obviamente los grandes eventos deportivos sin ‘Fan Zones’, sin activaciones, sin ventas de merchandising en cada esquina ni vasos de cerveza en cada kiosco se convierten en gigantes de cemento vacíos y tristes. Entonces después de un año, y sin saberse por cuanto tiempo más estaremos así, yo me pregunto, ¿es una locura que exista una nueva valoración del hincha? ¿Una nueva estructuración en la que en vez de que los seguidores tengan que pagar precios desorbitados por ir a los estadios, los clubes les paguen a algunos por su fidelidad? ¿Los recompensen por darle vida al club y sentido a los patrocinadores? ¿Por llenar de contenido las redes y estar activos las 24 horas? ¿Les otorguen un beneficio por darles sentido y razón de ser a las instituciones? ¿Por motivar y darles propósito a los jugadores? Las reglas del juego pueden cambiar para siempre.

Carolina Jaramillo Seligmann | Twitter: @carosports | Instagram: @scoresportsmkt

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado