Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Emprendedores

El ‘Robinhood colombiano’ que permite comprar y vender acciones en la bolsa local

El mercado bursátil de Colombia está viviendo un salto con el inicio de operaciones de Trii, la plataforma que surgió de la unión de varios emprendedores y la comisionista de bolsa Acciones y Valores. Este año aspira a llegar a 50.000 usuarios.

Publicado

on

Luis Felipe Aparicio, gerente comercial de Acciones y Valores y Esteban Peñaloza, CEO de Trii. Foto: Diana Rey Melo / Forbes.

 ¡Suena la campana!, es la notificación que Trii les manda sagradamente a los usuarios de su aplicación móvil a las 9:30 de la mañana en los días hábiles. Esa plataforma, que hasta hace poco un mes estaba en una versión beta de prueba, ahora está recibiendo a miles de usuarios que ya están negociando acciones de compañías como Ecopetrol, Promigas, Grupo Aval, Bancolombia y Corficolombiana.

 A las 4 de la tarde, se cierra el mercado y ya los usuarios no pueden comprar ni vender acciones, pero les queda un tablero que les muestra su portafolio y todas las acciones que pueden comprar. La experiencia, que antes obligatoriamente correspondía a un papeleo burocrático con una firma comisionista de bolsa, ahora es tan fácil como usar una red social.

“Cuando empezamos a armar el proyecto, mucha gente nos decía que no se podía”, le dijo a Forbes el CEO y cofundador de Trii Esteban Peñaloza, quien luego de trabajar en los mercados financieros, lleva más de tres años pedaleando esta idea que finalmente está dando a luz. “Para una fintech integrarse con instituciones financieras, es un reto gigante. Hacer que la vinculación sea simple y a la vez cumplir con todo lo que exige la regulación han sido unas de las principales tareas”.

Cofundada junto al COO Carlos Guayara y el CTO Luis Patt en Bogotá, las operaciones de la Trii iniciaron con una ronda pre-semilla de US$300.000 de la que no participaron inversionistas institucionales. Pero desde su concepción, emerge el más claro ejemplo de ‘fintechgración’ al tumbar las barreras que puedan existir entre startups y entidades tradicionales, al haber tocado la puerta de la firma comisionista de bolsa Acciones y Valores, que existe desde 1959 y que tiene algo que a cualquier startup le quedaría muy difícil conseguir: los avales regulatorios para intermediar la negociación de acciones.

“Trii tenía una visión de poder llegar a la venta minorista, lo que nos hizo sentido porque teníamos esa visión compartida”, explica el gerente comercial de Acciones y Valores Luis Felipe Aparicio. “Hemos tenido retos como que los tiempos de una ‘fintech’ no son los mismos de una entidad como la nuestra, pero eso lo fuimos solventando. Ahora, el reto más grande es que esto en realidad tenga la penetración que queremos que tenga”.

Los expertos recomiendan que antes de invertir en la bolsa, los usuarios deben informarse bien sobre lo que harán. Esta es la primera vez en la historia que cualquier colombiano se puede vincular desde una aplicación móvil a un servicio de ruteo de inversión que, si bien cobra una comisión por cada transacción, no exige un paquete mínimo de acciones, lo que permite invertir desde cualquier monto.

No es la primera vez que Acciones y Valores muestra su capacidad de aliarse con una ‘fintech’ porque desde hace dos años permite invertir en un Fondo de Inversión Colectiva desde la billetera digital de TPaga. Estos ejercicios de innovación abierta tanto con Trii como con TPaga hace que otras firmas similares a Acciones y Valores que aún le tienen miedo a la transformación digital, se vean como obsoletas.

“Tenemos un concepto de arquitectura abierta para interactuar con el ecosistema digital”, sostiene Aparicio. “Toda la visión con Trii ha sido pensar en una experiencia súper completa para el usuario final, en el que hay una plataforma tecnológica, pero el ruteo se hace a través de una comisionista de bolsa, cumpliendo toda la regulación a cabalidad”.

Con un equipo base de 13 personas, Trii podría no solo democratizar el mercado bursátil sino también encontrar el éxito que ha hecho grandes a compañías como Robinhood en Estados Unidos y Easynvest, adquirida por Nubank, en Brasil.

El declive de inversionistas en la Bolsa de Valores de Colombia y los altos costos de las operaciones, inspiraron a los cofundadores de Trii a incentivar el aumento del número de inversionistas con un mecanismo de vinculación digital que facilitara todo.

“En temas de educación hay un camino bastante largo”, recalca el CEO de Trii. “Hemos visto que la gente tiene más idea de lo que uno cree. Por eso esperamos que esto tenga acogida, buscando terminar el año con unos 50.000 usuarios en la plataforma y procesando unas 2.000 transacciones diarias”.

Emprendedores

Foodology obtiene US$15 millones en ronda encabezada por a16z y Base Partners

La cadena colombiana de cocinas ocultas se está consolidando el mayor grupo de restaurantes virtuales de América Latina. Sus cofundadores Daniela Izquierdo y Juan Guillermo Azuero detallaron a Forbes cómo lo han logrado.

Publicado

on

Juan Guillermo Azuero y Daniela Izquierdo, cofundadores de Foodology. Foto: Diana Rey Melo / Forbes.

Foodology, la cadena de restaurantes virtuales y cocinas ocultas cofundada por los colombianos Daniela Izquierdo y Juan Guillermo Azuero, ha levantado US$15 millones en una ronda de inversión en Serie A, que eleva el total recaudado desde sus orígenes a más de US$20 millones.

Esta nueva inyección de capital ha sido liderada Andreessen Horowitz (a16z) y Base Partners, con la participación de ángeles inversionistas como el presidente de Instacart, Nilam Ganenthiran; el CEO de Kavak, Carlos García; el CEO de Ualá, Pierpaolo Barbieri; el ex presidente de Burger King, Dick Boyce, y el CEO de Merama, Sujay Tyle.

Inversionistas previos como Kayyak Ventures y Jaguar Ventures también hicieron parte de la ronda.

“Cuando a alguien le toca invertir miles de millones para montar un nuevo restaurante, con todo lo que implica, se puede quebrar por cualquier razón”, dijo en una entrevista con Forbes la cofundadora de Foodology Daniela Izquierdo. “Al ser los nuestros restaurantes virtuales, podemos montar y desmontar quitando ese riesgo de la industria”.

El riesgo asociado a posicionar un nuevo restaurante lo reducen al no tener que gastar en adecuaciones para recibir clientes y aprovechando la escalabilidad que otorgan las plataformas digitales para llegar a un gran número de usuarios, operando desde cocinas ocultas.

“A medida que el mercado de Latinoamérica adopta cada vez más plataformas y servicios digitales, existe una gran oportunidad para que las nuevas empresas definan el papel que la tecnología jugará en la transformación de cada sector de consumo”, expresó a través de un comunicado Jeff Jordan, socio gerente de Andreessen Horowitz.

“Foodology está haciendo precisamente eso para el sector foodtech de Latinoamérica. Estamos muy contentos de asociarnos con Daniela, Juan y el equipo de Foodology mientras escalan rápidamente a nuevos y diversos mercados en toda la región”, complementó Jordan.

Desde Colombia, la compañía se ha expandido a México y pretende entrar en los mercados de Brasil y Perú. 

“Nos consideramos un laboratorio de marcas”, comentó el cofundador de Foodology, Juan Guillermo Azuero. “Nosotros queremos que el consumidor se enamore y tenga una conexión emocional con cada marca. Por eso hay un proceso de creación basado en datos y en testeo”.

Ellos, que se conocieron estudiando el MBA de Harvard, han encontrado un balance de opiniones en el que Daniela se responsabiliza de las operaciones y Juan Guillermo del crecimiento y el marketing.

Algunas de las siete marcas que han puesto en marcha son Brunch & Much, de desayunos; Avocalia, de ensaladas y The Crunch, de pizza.

En sus inicios, Daniela y Juan, se ganaron con esta idea de negocio la New Venture Competition de la escuela de negocios de la Universidad de Harvard.

A cada ciudad a donde llegan instalan un centro de producción donde se hacen el 70% de los procesos de cocina. En estos espacios se producen toneladas de arroz y se prepara la granola. Todo eso se va a las cocinas ocultas donde se hace el 30% del proceso restante, con lo que ganan agilidad para hacer las entregas.

Aunque comparten cocina, cada restaurante tiene vida propia en plataformas de domicilios como Rappi, Didi Food y iFood, así como en Whatsapp, donde reciben pedidos directos. Así han completado más de 1 millón de órdenes en 26 cocinas ocultas, que equivalen a como si hubieran construido 125 restaurantes. Para los próximos 12 meses aspiran a alcanzar 70 locaciones.

A las cocinas que tienen en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena y Bucaramanga, se han unido las de Ciudad de México, donde han registrado crecimientos por encima del 80% mes a mes. Han empezado a ganar fuerza en Monterrey (México) y en Lima (Perú), mientras que en ciudades más pequeñas como Ibagué y Pereira, han desarrollado franquicias digitales con las que no se encargan directamente de la operación, pero obtienen ingresos adicionales.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Seguir Leyendo

Emprendedores

El ‘bot’ que desarrollaron en Pereira que le está dando la vuelta al mundo

Dailybot es una startup que no registra pérdidas y que llamó la atención de Y Combinator, la mejor aceleradora de startups del mundo. Tienen clientes en todos los continentes, confirmó a Forbes su fundador y CEO Mauricio Morales.

Publicado

on

Como si fuera una mina de oro, en una pequeña fábrica de software para terceros de Pereira, una ciudad en el Eje Cafetero de Colombia, descubrieron que un kit de herramientas digitales internas que habían desarrollado para su propia empresa, son útiles para otras miles de empresas.

La fábrica de software quedó atrás porque ese kit de herramientas se convirtió en Dailybot, una firma tecnológica con vida propia, que tiene un ‘bot’ que contribuye a la colaboración entre los equipos de trabajo y que fue admitida en la más reciente selección de Y Combinator, la mejor aceleradora de startups del mundo, que invierte US$125.000 a cambio del 7% de las compañías.

“Nosotros teníamos equipos distribuidos en varias partes y el chat se volvió el sistema central de la empresa”, recuerda sobre aquella fábrica de software Mauricio Morales, fundador y CEO de Daily Bot. “En enero de 2020 decidimos hacer el spin-off y coincidió con la pandemia, muchos equipos se fueron a trabajar remoto, necesitando herramientas como la nuestra y ayudamos a muchos negocios en esa adopción”.

Dailybot tiene integraciones con Slack, Microsoft Teams, Google Chat, Discord y Telegram. Con cientos de funcionalidades, se puede instalar gratuitamente para crear reportes automáticos, desplegar metricas, formularios o encuestas, automatizar dinámicas para motivar los equipos y hasta para fijar cuentas regresivas o recordatorios.

“Estamos creciendo a dos dígitos mes a mes”, comenta Morales, quien cofundó la compañía junto a Sergio Flórez, el CTO. A Y Combinator habían aplicado sin éxito en dos ocasiones, pero a la tercera tenían métricas de crecimiento y un robusto enfoque en el producto.

Su modelo ‘freemium’ consiste en que cuando el ‘bot’ se vuelve viral y bastante usado dentro de una misma organización, entonces esas empresas tienen que entrar a pagar una suscripción.

Así han atraído 600 compañías con 9.000 usuarios pagos, entre más de 40.000 usuarios activos cada mes para un total de 8.000 compañías que han incluido a Dailybot en sus operaciones del día a día. Esperan facturar este año US$380.000 bajo la escasa sombrilla de la rentabilidad.

“Tenemos un enfoque de buscar capital estratégico”, agrega Morales, quien se ha dado el lujo de rechazar ofertas de algunos inversionistas y que a la vez ya ha sumado como ángeles inversionistas a product managers de Airbnb, Apple y Google.

Dailybot le está dando la vuelta al mundo con clientes en Australia, Japón, Indonesia, México, Brasil y Colombia.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Seguir Leyendo

Emprendedores

En un mundo de teleconsultas, Doc-Doc recibió US$500.000 para su hospital virtual

Los fundadores de DocDoc comentaron a Forbes que sus usuarios pueden acceder a un médico especialista en minutos.

Publicado

on

Catalina Gutiérrez, Laura Gutiérrez, Gabriel Castillo y Agustín Vásquez, cofundadores de DocDoc. Foto: DocDoc.

Más de 30.000 usuarios en diferentes países han hecho más de 70.000 teleconsultas en Doc-Doc, un hospital virtual fundado en Bogotá que está catalizando la apertura que ha dejado la pandemia para las consultas digitales en el sector salud.

En su ronda de inversión semilla consiguieron US$500.000 de inversionistas como Startup Health, 500Startups y Seedstars, de la mano de algunos de los cofundadores de Rappi, que participaron como ángeles inversionistas.

“Para los profesionales que se quedaron sin trabajo en medio de la pandemia, esto fue una oportunidad para seguir atendiendo a sus pacientes y tener su propio consultorio virtual”, comentó el cofundador y CEO de Doc-Doc Gabriel Castillo. “Considero que doc-doc es una solución económica para quienes trabajan en el sector y esto también es un aporte a la transformación positiva que buscamos llevar adelante dentro del sistema. Sin embargo  lo mejor es lo que se viene de cara al futuro”.

Aunque la aplicación se puede descargar desde cualquier país de habla hispana, su mayor impulso ha estado en los mercados de México, Chile y en la atención de latinoamericanos que viven en los Estados Unidos.

En tres años de operaciones, pasaron de tener 20 médicos generales a más de 100 profesionales en 25 especialidades distintas como dermatología, pediatría, ginecología, nutrición y recientemente dentro de su portafolio incluyeron  veterinaria con el objetivo de poder dar también atención a las mascotas de los usuarios.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Otra de las apuestas fuertes de doc-doc en medio de la pandemia fue el área de  psicología. Una práctica médica que tuvo una gran acogida dentro de su comunidad gracias a que la telemedicina permitió quitar los estigmas que muchas veces se tiene sobre ella.

“Aunque se han reactivado poco a poco las consultas presenciales, aprendimos que la telemedicina es fundamental para transformar el sistema de salud y ayudar a miles de latinos que no tienen acceso a medicina especializada, cómoda, e incluso más práctica dependiendo de la situación de cada paciente”, agregó.

Además están ofreciendo planes empresariales que han atraído clientes como Casamotor, Ludesa, Mensajeros Urbanos, Adeco, Enfoque Constructores, Autos 93, Productos Arquitectónicos y  El Colombiano.

De acuerdo con el informe de “El Panorama de la Salud: Latinoamérica y el Caribe 2020”, en la región hay un promedio de dos médicos por cada 1.000 habitantes, y la mayoría de los países se encuentran por debajo de la media de los estados de la OCDE que es de 3,5 médicos.  

Gabriel Castillo aseguró que esperan poder enfrentar esta ausencia de personal médico por habitante y otros problemas haciendo un buen uso de las tecnologías y resaltó el hecho de que la Asociación Americana de Medicina aseguró que el 75% de los motivos de consulta pueden atenderse de forma remota.

Su objetivo para fin de año es poder llegar a firmar contrato con más de 30 empresas con el objetivo de apoyarlas en su estrategia de bienestar y permitir ahorrarles costos en sus servicios de salud. De esta manera, esperan llegar a afiliar a más de 5000 empleados, ser el hospital virtual más grande de América Latina y poder tener 400 nuevos médicos registrados en su plataforma.

“Además ya estamos proyectando ampliar nuestra cobertura en portugués y abrirnos al mercado brasileño para el siguiente año”, concretó Castillo.

Seguir Leyendo

Emprendedores

Hunty consigue US$2 millones para guiar a sus usuarios a encontrar empleo

Tienen un programa en el que las personas pagan el servicio de acompañamiento cuando empiecen a trabajar. Su CEO Sebatián Caro explicó a Forbes en qué invertirán estos nuevos fondos.

Publicado

on

Francisco Camacho, CTO; Valentina Smith, COO; Sebastian Caro, CEO y Santiago Lafaurie, CPO. Foto: Hunty.

Hunty, que tiene una plataforma con un programa de acompañamiento para que personas desempleadas puedan ubicarse en una trabajo, consiguió US$2 millones en una ronda de inversión semilla.

El programa de esta compañía fundada en Bogotá se enfoca en habilidades blandas, hoja de vida, mejoramiento del perfil de LinkedIn, casos de negocio, role plays y simulacros de entrevista para preparar panoramas reales de cada uno de los procesos de selección.

Este dinero lo destinarán a “ayudar a 16.000 personas a conseguir empleo para diciembre de 2022, seguir creciendo 50% mensual durante el siguiente año, expandir la operación a México y escalar las ventas mensuales a 1 millón”, dijo a Forbes su cofundador y CEO Sebastián Caro, quien previamente fundó otras compañías tecnológicos.

En el equipo de 65 personas están los cofundadores Valentina Smith, Francisco Camacho y Santiago Lafaurie, quienes registraron un promedio de crecimiento mensual de 75% y dicen haber ubicado más de 500 personas en 330 empresas nacionales e internacionales.

Con empresas como Cabify, Rappi, La Haus y Habi, han estrechado alianzas para enviarles los perfiles de los candidatos inscritos al programa que se acomoden sus requisitos.

“Para mayo de 2022, queremos ayudar a más de 1000 personas por mes a conseguir el trabajo que sueñan”, agregó Caro.

De la inyección de capital participaron QED a través de su fondo de Latam Fontes, FJ labs, Venture friends, Kalei Ventures, Matterscale, Newtopia, Latitud, y algunos fundadores de startups como Rappi, La Haus, Elenas, Nuvocargo, Lambda y Ubits.

La plataforma cuenta 104 mentores de empleabilidad que generan ingresos adicionales trabajando en sus tiempos libres al tiempo que ayudan a otras personas a conseguir empleo.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Seguir Leyendo

Emprendedores

Pomelo obtiene US$35 millones para que con su infraestructura ‘cualquier empresa’ se vuelva fintech

Gastón Irigoyen dijo a Forbes que esta fintech asume el proceso que va desde el registro hasta la entrega de tarjetas débito y crédito en las puertas de sus casas.

Publicado

on

Cofundadores de Pomelo Hernán Corral, Gastón Irigoyen y Juan Fantoni. Foto: Pomelo.

Pomelo, una plataforma con sede en Argentina, que ofrece soluciones API para que cualquier empresa que adquiera usuarios digitales pueda emitir tarjetas de débito y crédito, ha obtenido US$35 millones en una ronda de inversión Serie A, tan solo seis meses después de una ronda semilla de US$9 millones.

Para Gastón Irigoyen, quien antes fue CEO del neobanco argentino Naranja X y que cofundó esta firma junto a Hernán Corral y Juan Fantoni, en América Latina la infraestructura de servicios financieros es obsoleta y fragmentada.

“Cada país tiene su regulación, sus particularidades y, sobre todo, los proveedores tradicionales ofrecen tecnología anticuada a precios ridículos. La mayoría de las fintech y sus equipos técnicos están frustrados con el status quo y no pueden escalar sus negocios a la velocidad que quisieran por la falta de soluciones regionales”, dijo Irigoyen. “Queremos que expandirse por América Latina sea tan fácil como hacerlo por Europa, es decir ayudamos a nuestros clientes a lanzar su fintech y expandirse regionalmente en un corto periodo de tiempo, sin tener que preocuparse por la regulación, negociar decenas de contratos y hacer múltiples integraciones”.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Para ello, Pomelo asume el proceso que va desde el registro de los nuevos usuarios hasta la entrega de tarjetas en las puertas de sus casas, asumiendo la capa regulatoria para que sus clientes aceleren los lanzamientos y enfoquen sus recursos en mejorar su propuesta de valor en el mercado. Irigoyen cuenta que esto ya lo están haciendo en Argentina, México y Brasil, y que a futuro quieren hacerlo en Colombia.

La inyección de capital ha sido liderada por Tiger Global y contó con la participación de fondos de inversión de capital de riesgo como monashees, Index Ventures, Insight, QED, SciFi, Greyhound, Box Group y Latitud, como así también de fundadores de Affirm, Checkout, N26, Plaid and Ramp, entre otras compañías tecnológicas.

En la visión de Nikhil Sachdev, director ejecutivo de Insight Partners, esta ronda de inversión “fue muy competida por la combinación de un gran equipo, la oportunidad de mercado y su propuesta de valor diferenciada. Estamos muy agradecidos de haber hecho una inversión significativa en Pomelo”.

Construir una fintech en América Latina normalmente lleva entre 12 y 18 meses, requiere millones de dólares de inversión y equipos dedicados para desarrollar integraciones con proveedores locales.

Además, lanzar en nuevos mercados implica repetir el mismo proceso en cada país. Este es un problema que los fundadores de Pomelo sufrieron en primera persona cuando construyeron Mercado Pago y Naranja X, así que ahora están enfocados en resolverlo mediante una nueva infraestructura regional de pagos.

“Tras haber participado en la construcción y crecimiento de varias fintech en el pasado, es evidente que el equipo de Pomelo entiende que productos se necesitan en el mercado. Han formado un equipo muy talentoso que proviene de las mejores empresas de la región y tienen la misión de transformar el mercado. Estamos seguros que, en un corto periodo de tiempo, la validación de los clientes consolidará a Pomelo como uno de los jugadores más relevantes en Brasil”, expresó Caio Bolognesi, Socio de monashees.

Estos fondos frescos también serán usados para contratar a 150 personas que aceleren el desarrollo de producto y de negocio. La empresa ya es reconocida por su marca empleadora, habiendo contratado a más de 100 especialistas fintech en menos de seis meses, incluyendo a Bruno Martucci y Raymundo Guerrero, que previamente lanzaron las tarjetas de Mercado Pago en Brasil y México, como así también a Andrés Tossounian y Juan Jose Behrend, provenientes de N26 y dLocal respectivamente.

Pomelo sostiene que toda empresa será una fintech y aún más en América Latina donde la penetración de smartphones es altísima pero aproximadamente el 40% de la población aún no tiene acceso a servicios financieros. “Empresas dedicadas al retail, delivery, movilidad, agro y turismo están lanzando servicios financieros para mejorar su propuesta de valor al consumidor y generar nuevas fuentes de ingreso”, argumentó John Paz, COO & gerente general de Pomelo Brasil, quien trabajó en Boston Consulting Group y lideró la operación de Lime en América Latina.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado