Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Red Forbes

El fracaso invisible de todo empresario

El sueño por ser el número uno y ganarlo todo lleva al empresario a perder lo más valioso, aquello por lo que inició su sueño. El fracaso es invisible y acá las razones.

Publicado

on

En el mundo empresarial existe el mito de que el CEO debe dedicar la mayoría de su tiempo al trabajo, de siempre mostrar un alto rendimiento dentro de sus empresas sacrificando el valor de su tiempo, su familia, su salud y la posibilidad de disfrutar su bienestar. El ejecutivo solo-orientado-a-resultados debe sensibilizarse, actualizar su esquema de prioridades, y permitirse una vida equilibrada y en plenitud.

Todos los empresarios comenzamos con un sueño. Una alta producción de dopamina con los primeros objetivos cumplidos y la distribución de endorfina en el interior derivada de aprobaciones menores pero constantes en la idea central del negocio, constatan que el camino de emprender y el de tomar al toro por los cuernos es el correcto. 

Lea también: Paso 1 para construir tu branding personal: diseñar el estilo de vida que quieres

Lógico y calculador, pero a su vez arriesgado y creativo. El empresario comienza a fantasear con el auto deportivo y la casa maravillosa que disfrutaría con su esposa e hijos. Siempre motivado y enfocado, paciente pero perseverante. Al inicio, la pasión lo muestra determinado ante sus familiares y amigos que comienzan a especular sobre su futuro y qué esperar del mismo. 

Un empresario nunca olvida a su primer cliente, tampoco su primer contrato firmado y mucho menos al cierre de una ventajosa alianza pues para lograrlo le requirió un esfuerzo y empeño a tope. Sin embargo, cada desvelada, cada sábado en la oficina o libro de negocio adquirido lo justifica asociándolo al camino a la cima. 

Con cada éxito, el CEO comenzará a experimentar la necesidad de lograr más, cae preso de la adaptación hedónica. “Cada récord de venta debe mejorarse, expandamos el mercado y actualicemos por completo nuestra oferta competitiva año con año”, se le escucha decir enérgico al empresario que ya puede medir su éxito por la cantidad de dígitos en sus cuentas bancarias. Sin embargo, esto podría ser el principio del fin pues el empresario empezará una carrera a toda velocidad, sin frenos, por cada vez lograr más.

Esta situación atrapará “al jefe” y no le ofrecerá una salida sensata. La operación le robará su energía y será celosa de sus horas y minutos. Sus pensamientos estarán solo en el escalamiento del negocio y su enfoque en mantenerlo adaptado al mercado. El tiempo se convierte en el recurso más valioso pero escasea. Socios, accionistas, aliados estratégicos, directores, gerentes, representantes de bancos y hasta periodistas se alimentan de los espacios libres de la agenda. El empresario se asfixia pero con una ligera sonrisa advierte que el camino a dominar su industria está comenzando. 

Las matemáticas y los negocios tienen en común la exactitud de sus enseñanzas. A mayor (x), menor (y), y a menor (y) mayor (z), dictaría una función que aprendimos en la preparatoria. A mayor tiempo en la empresa, menor atención en tí y en tu familia. Y a menor atención en tí y en tu familia, mayor desapego a lo importante

Lea también: Cómo la gente más exitosa del mundo construye su branding personal

Al tomar decisiones, el empresario suele olvidar el sueño inicial con el que empezó su travesía. Abandona e intercambia sus ideales en integridad y familia por los indicadores y la acumulación de ceros a la derecha. Ver crecer a sus hijos, estar junto a su familia y tener tiempo para uno es realmente el mayor triunfo que un empresario puede obtener en esta vida. Mientras todos corren como gallina sin cabeza en busca de dinero, se pierden de lo que en verdad importa.

Sin embargo, existe una salida. Si el empresario comienza a edificar el “aquí y el ahora” y aprende a soltar, delegar y detectar lo que es importante en el negocio, se termina consiguiendo aún mejores resultados empresariales pero ahora de la mano de quiénes son parte del sueño inicial.

Quiero hacer una invitación para que las prioridades de un empresario tomen un nuevo rol, crecer y escalar una empresa es importante, pero sentirse pleno es fundamental. En mis siguientes publicaciones iré detallando uno a uno los hacks y herramientas útiles para darle escalabilidad a tu negocio, pero poniendo tu vida como prioridad, de forma que puedas convertirte en un verdadero CRACK, tener resultados extremos pero también vivir tu vida intensamente, disfrutando al máximo.

Por: Oso Trava*
Instagram: @Osotrava
*El autor es emprendedor serial y especialista en crecimiento, productividad y propósito. En la última década ha fundado numerosas empresas de alto impacto y asesorado a cientos de empresarios a nivel internacional.  Su podcast, Cracks, es uno de los podcasts de negocios en español más escuchados del mundo.

Capital Humano

¿Cómo pasar de dar buena impresión a ser un profesional impresionante?

¿Qué tipo de ego es el que ha construido como profesional? ¿Cómo esto puede marcar su carrera? Le contamos y damos herramientas para que pueda gestionare ste aspecto de su personalidad.

Publicado

on

Al comienzo de la vida profesional la preparación técnica ha de consolidarse con la práctica y con la ampliación y  profundización en lo estudiado. Suele haber  también  inseguridad en lo personal por lo que –con frecuencia- se tiende a  disimular ante los demás las  incompetencias o lagunas y demostrar la propia valía,  generando una tensión mayor o menor según el clima en el que se tenga la suerte de trabajar y el estilo de dirección de los líderes de la organización.

Pero esta situación no acaba con la obtención de mayor experiencia y éxito laboral, pues si no entrenamos y crecemos con un ego saludable, el resultado puede ser aún más tensionante.  Un “ego casposo” se jacta más o menos sutilmente de los  éxitos que ha tenido y que le confirman lo valioso que es;  un “ego anoréxico” no cree en sí y se repliega porque ha sufrido – sin encajarlos-, algunos fracasos. El ego anoréxico y el ego casposo tienen  baja tolerancia a los fracasos. Ambos egos relacionan directamente lo que tienen o lo que hacen con lo que son y eso es el mayor error que puede tener una persona en su vida personal y profesional.

Lea también: Estos son los perfiles laborales más demandados y mejor pagados en 2021

El ego casposo desarrolla actitudes de exigencia hacia los demás, con escasa empatía,  suele ser impositivo, acusa y genera poca confianza porque tampoco confía y tiende a ser perfeccionista cueste lo que cueste, en su salud y bienestar y en la de los demás. El ego anoréxico suele tomar un rol de víctima, espera que desde fuera le arreglen los temas y su actitud suele ser de queja, y culpa y critica a los demás o al entorno cuando no tiene los resultados.

Fuente: Elenco de herramientas de cartas del Global Program for human Resilience del libro ‘¡Aquí mando yo! Un espectacular viaje de la Resiliencia a la ilusión’.
Fuente: Elenco de herramientas de cartas del Global Program for human Resilience del libro ‘¡Aquí mando yo! Un espectacular viaje de la Resiliencia a la ilusión’.

La clave para ser impresionante está en desarrollar un ego saludable. Un ego con una base ancha que da equilibrio y a la vez que sólida, porque nace del autoconocimiento y de la aceptación de uno mismo. ¡Soy perfecto en mi imperfección! por lo que es capaz de reconocer sus puntos fuertes y dar gracias por ellos y ponerlos al servicio de y con la misma naturalidad acoge su vulnerabilidad y reconoce sus puntos débiles que trabaja de forma consciente para mejorarlos, aprendiendo de cada error, y lo hace  con paciencia, serenidad y compasión hacia sí mismo.  Soy arquitecto de mi cerebro así que, ¡aquí mando yo! y por tanto soy responsable de mi vida y de mis resultados -dice el ego saludable-.

Esta seguridad en uno mismo no necesita demostrar nada a nadie. Responde de sus actos y asume con sencillez tanto los éxitos como los fracasos con una actitud abierta y humilde. Se permite fracasar;  y en lugar de juzgar, criticar o  imponer, escucha, empatiza, reconoce el valor de los otros,  pide lo que necesita, y hace propuestas para mejorar las situaciones y  salir adelante, partiendo de la aceptación de sí mismo y de la realidad que le rodea.

Estas actitudes permiten moverse y mostrarse con libertad, generan confianza en el entorno. Son personas que cuando están al inicio de su actividad da gusto acompañarlas porque se dejan decir y tienen una actitud abierta y cuando son maduras en la tarea  y tienen personas a cargo saben enseñar a otros sin humillar, con una mirada apreciativa y agradecida hacia los demás. ¡Tienen poderío e influencia! Son ¡profesionales impresionantes!

Lea también: La fórmula ¡ehh! que convierte a un equipo sencillo en uno de alto rendimiento

Esta confianza y sano amor por uno mismo que acepta la propia vulnerabilidad y la de los demás genera confianza  en los otros y esta es la base para construir relaciones laborales saludables y crear climas psicológicos seguros donde la libertad para hablar y expresarse favorecen el aprendizaje continuado de todos y la superación de cualquier crisis o adversidad.

No es buenismo, son actitudes necesarias para -no solo hacer el trabajo y obtener resultados-, sino para ser personas que facilitan un engranaje productivo y sostenible en la organización porque fluyen y hacen fluir a los demás colaborando en generar un ambiente humano, saludable, resiliente y creativo que obtienen resultados para la empresa y para su propia vida. Howard Gardner, neurocientífico, profesor en Harvard y autor de la teoría de las inteligencias múltiples, señala que para ser un buen profesional es necesario ser buena persona.

Contacto:
Web:Reyes Rite*
*La autora es directora ejecutiva de la Consultora del Desarrollo del talento humano Integrando Excelencia y Presidenta de Iryde.  En la última década ha seguido el proceso de transformación y desarrollo de la resiliencia personal y organizacional aplicando la metodología GPR © con cientos de empresas y altos ejecutivos en Europa y Latinoamérica. Autora del libro ¡Aquí Mando yo! Un espectacular viaje de la Resiliencia a la Ilusión  ha recibido distinguidos premios y reconocimientos por su aportación profesional en el ámbito empresarial como la Medalla Europea aql Mérito en el Trabajo otorgada por la AEDEEC.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Capital Humano

Los mandalas: una herramienta práctica para cuidar de tu salud mental

Andrea Agudelo, fundadora de ‘Mandalas para el alma’ explica cómo estos ayudan a combatir el estrés, la ansiedad y a mantener un estado mental positivo.

Publicado

on

Probablemente se te han atravesado un par de mandalas y los has visto sin saber que pueden tener una gran utilidad para tu vida, específicamente para cuidar de tu salud mental y para desarrollar tu inteligencia emocional. Sobre todo en estos momentos donde el Covid-19 sigue acechando y el encierro se vuelve intenso nuevamente, necesitamos ser conscientes de lo importante que es tener herramientas para combatir el estrés, la ansiedad, los nervios y mantener un estado mental positivo.

Me encanta brindarles herramientas prácticas y fáciles de utilizar para que cuidar de tu salud mental en casa sea sencillo. Para entender mejor cómo utilizar los mandalas, la meditación y otros recursos de bienestar, conversé con Andrea Agudelo, la fundadora de Mandalas para el Alma y una figura de inspiración que, a través de las redes sociales y de los movimientos que lidera, nos motiva a cuidarnos, a conectarnos de manera más directa con nosotros mismos y aprender a manejar situaciones con las que seguramente nos encontraremos en la vida de manera asertiva.

Lea también: El ejercicio, el salvavidas para su salud mental en tiempos de Covid-19

En este video podran encontrar mi conversación con Andrea, invité también a Daniela Carvajalino, mi hermana y cofundadora de The Biz Nation porque me interesa sobre manera darle un foco de emprendimiento a esta conversación.

Puntos clave sobre los mandalas:

  • Se pueden utilizar como una forma de meditación activa.
  • Ayudan a practicar la concentración.
  • Pueden llenarse utilizando cualquier color.
  • Hay miles de estilos, se supone que sean diferentes e incluso infinitos. 
  • Son representaciones de nosotros mismos y de lo que estamos viviendo.
  • Te desconectas del mundo para conectarte contigo.
  • Te permite drenar ciertas emociones para sanar momentos tristes y difíciles.
  • Te permiten darle rienda suelta a tu creatividad.
  • Son una buena manera de entrenar tu inteligencia emocional.

Tal como lo menciona Andrea en el video, diseñó una herramienta espectacular que podemos utilizar para conectarnos con nosotros mismos, reflexionar y meditar activamente. Esa herramienta podrán encontrarla gratuitamente AQUÍ

Es de mucho valor para emprendedores, profesionales, estudiantes, padres de familia, realmente para todos, sobre todo porque somos todos los que en estos momentos estamos viviendo en condiciones anormales, encerrados,  propensos a afectar nuestra salud mental.  Descarga esta herramienta, úsala con conciencia y descubre muchas más del trabajo maravilloso de Andrea en www.andreaagudelo.com.

Lea también: El impacto de la salud mental en la productividad

Un recordatorio final para todos mis emprendedores

El emprendedor hace a el emprendimiento y no hay emprendimiento sin emprendedores. Hacer pausas, dedicarnos tiempo, cuidarnos , no es premio, es una necesidad, que de hecho nos hace muy productivos. Seamos conscientes de que es importante aprender a dejar nuestras emociones para que no nos manejen a nosotros, además de ser clave para nuestro bienestar, es clave para tomar mejores decisiones de negocio y de vida.

Contacto
LinkedIn: Karen Carvajalino
Twitter: @LasCarvajalino

*La autora es cofundadora The Biz Nation, una plataforma de educación virtual enfocada en emprendimiento, tecnología y habilidades para los trabajos del futuro. 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Lo que se espera del sistema financiero en Colombia

Para el segundo semestre de 2021 las entidades vigiladas deberán permitir retirar en su red de cajeros el monto máximo diario establecido por la entidad en una sola operación.

Publicado

on

Jorge Castaño, superintendente financiero de Colombia. Foto: Superfinanciera.

La pandemia por Covid-19 aceleró transformaciones previstas para los próximos años, como la digitalización de la banca. Aunque el escenario ha sido retador, el sistema financiero puso a prueba su resiliencia y solidez cimentadas desde la regulación y la supervisión, lo que ha facilitado esta reconstrucción enmarcada en la confianza.

Los objetivos de inclusión financiera y el aumento en el uso de canales digitales, en particular de apps, proyectados para tres años, se alcanzaron en el segundo trimestre de 2020. Los ajustes a los sistemas de información, los procesos de apoyo a los deudores y la distribución de subsidios a los más vulnerables y a las empresas afectadas se hicieron rápidamente.

Al tiempo, los delincuentes informáticos aumentaron el número de ataques para apoderarse de los datos de los usuarios y acceder a sus productos financieros o suplantarlos con vinculación digital en empresas de servicios.

Lea también: 7 de cada 10 operaciones del sistema financiero ya se hacen por canales virtuales

Para enfrentar a la ciberdelincuencia es fundamental la acción articulada de las entidades, los ciudadanos y las autoridades dentro de las responsabilidades de cada uno para identificar los riesgos y adoptar los controles y las mejores prácticas.

Desde la Superintendencia impartimos instrucciones a las entidades vigiladas para fortalecer sus estándares de ciberseguridad con la identificación de los clientes a través de factores biométricos, avanzando hacia la adopción de sistemas de biometría comportamental de los clientes y la portabilidad financiera.

Hoy, las entidades deben contar con mecanismos fuertes de autenticación (biometría más un segundo factor en operaciones no presentes, OTP con un segundo factor de autenticación, certificados de firma digital, etc) para la actualización de los datos en la notificación de operaciones y la realización de aquellas con mayor exposición al riesgo de fraude o suplantación.

Lea también: Conozca el top 5 de los bancos que más ganaron y perdieron a febrero

Las entidades del sistema financiero también deben establecer los procedimientos, controles y medidas para notificar al cliente la inscripción de pagos por parte de terceros con cargo a sus cuentas o tarjetas de crédito.

Para el segundo semestre de 2021 las entidades vigiladas deberán contar con mecanismos que permitan reversar automáticamente los retiros realizados en cajeros cuando el dinero no haya sido entregado por mal funcionamiento del mismo y deberán permitir retirar en su red de cajeros electrónicos el monto máximo diario establecido por la entidad en una sola operación.

En pagos no presenciales con tarjeta de crédito, además de la validación del número, la fecha de vencimiento y el código de verificación estático, se deberán tener mecanismos adicionales como autorización del consumidor financiero desde la app, CVV dinámico, tokenización y 3DSecure, entre otros.

Lea también: Soyyo, la fintech que crearon varios bancos para solucionar el lío de la identidad digital

Con el Sarlaft 4.0 fortalecimos el control de lavado de activos e incentivamos la inclusión financiera, facilitando el conocimiento de los clientes mediante el uso de canales digitales y la información de diferentes fuentes.

Un fortalecimiento balanceado de este ecosistema va más allá de la regulación y requiere del papel activo del ciudadano, quien debe salvaguardar su información evitando dar datos que posibilitan los delitos financieros. Así, se completa la estructura sobre la que se edifica el futuro del sistema financiero.

Contacto:
LinkedIn: Jorge Castaño*
*El autor es superintendente financiero de Colombia.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Red Forbes

Regulación lenta para fintech rápidas

Mientras la innovación fintech en Colombia corre, los marcos legales que regulan su actividad gatean, desincentivando así el emprendimiento, la innovación y la inclusión financiera.

Publicado

on

Foto: Unsplash

Hace 10 años pedir un crédito en Colombia era una pequeña travesía. Madrugar, coger un bus, hacer una fila, esperar que abriera la oficina, tomar un turno, tomar un tinto, esperar un poco más y sortear los papeleos, daba lugar a una experiencia lenta, desgastante e inflexible, resumida en una afirmación tan común como frustrante: “perdí la mañana en el banco”. 

Con el paso del tiempo, y la aparición de tecnologías disruptivas e innovadoras en el sector financiero, ese escenario ha venido cambiando. En el país hoy es posible abrir una cuenta bancaria, hacer transferencias, hacer inversiones, recibir asesoría, y por supuesto, pedir un crédito, sin necesidad de salir de casa, gastar dinero y perder en el proceso tanto el tiempo como la paciencia. 

Lea también: Una banca a la medida: ¿pero de quién?

Sin embargo, las compañías fintech que lideran esta carrera de digitalización de los servicios financieros enfrentan un gran problema: hay un desfase entre la velocidad a la que avanza la innovación y la velocidad con la que se legisla y se regula, ocasionando choques, desconexiones y distanciamiento entre estas compañías y los entes reguladores. 

Mientras el ecosistema fintech se expande, avanza y opera pensando en el futuro, la Superintendencia Financiera y la Superintendencia de Industria y Comercio siguen en deuda en su capacidad de interpretar estos nuevos modelos de negocio, que deben convivir con un marco legal anticuado y propenso a frenar la innovación en servicios financieros en lugar de promoverla.

Es cierto que en el país ha habido avances en regulación para iniciativas de crowdfunding y criptoactivos, que existe la figura del sandbox regulatorio y que el Proyecto de Ley 197 de 2020, que actualmente cursa en el Congreso de la República, plantea aproximaciones novedosas y acertadas para la innovación en servicios y productos financieros en Colombia.

Pero hasta que ese proyecto sea sancionado, y las interpretaciones se adapten a los nuevos modelos de negocio, los vacíos legislativos y normativos van a persistir, dando lugar a zonas grises que impiden dar pasos más grandes y contundentes en materia de emprendimiento, innovación e inclusión financiera.

Un ejemplo claro es el del cobro por el uso de plataformas tecnológicas, cuya interpretación sigue siendo incongruente y poco adecuada. En lugar de entender la tecnología como un elemento complementario a la solicitud de crédito, que representa un valor agregado para la experiencia del usuario, en algunos casos se entiende como un cobro relacionado a los intereses, cuando en la práctica se trata de cosas totalmente distintas.

Lea también: El usuario infiel: la nueva lealtad en el sistema financiero

Esa imposibilidad de cobrar por el uso de una plataforma tecnológica tiene al menos dos consecuencias demoledoras. Por un lado, es una zancadilla al desarrollo de productos y servicios financieros digitales, lo cual desincentiva la actividad de las compañías fintech, que son jugadores fundamentales en términos de emprendimiento e innovación en el sistema financiero colombiano.

Y por otro, pone en duda la capacidad de los entes reguladores de adaptarse al cambio, lo cual es preocupante teniendo en cuenta el ritmo al que avanzan distintos sectores, que pretenden crear mejores experiencias para los usuarios a través del uso de aplicaciones y otras plataformas tecnológicas.

En ese sentido, seguir entendiendo la regulación de la banca a partir de las dinámicas de las entidades financieras tradicionales, y no de las fintech disruptivas, es como seguir pensando la movilidad en el contexto de las busetas, las telecomunicaciones desde el teléfono fijo o el turismo exclusivamente desde los hoteles. Todos ellos se están transformando. Y la regulación debe seguirles el ritmo.

Contacto:
LinkedIn: Tarek El Sherif
*El autor es cofundador y CEO de Zinobe, fintech colombiana enfocada en impulsar la inclusión financiera en el país, ampliando el acceso a servicios financieros 100 % digitales.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Red Forbes

Los 5 errores más comunes de los emprendedores en etapa temprana

Ningún emprendedor, por exitoso que sea, puede decir que construyó su compañía sin haber errado. Acá cinco aspectos a tener en cuenta para evitar que una startup muera.

Publicado

on

Cometer errores en un emprendimiento es lo único casi seguro a parte de la muerte. Ningún emprendedor, por exitoso que sea, puede decir que construyó su compañía sin haber errado, no una vez sino muchas veces. Comenzar un negocio nunca es fácil. Hay demasiadas cosas para pensar en simultáneo y muchas decisiones por tomar, casi siempre bajo presión de tiempo y recursos, que pueden hacer que tomemos el camino equivocado.

Aunque no hay una receta mágica para alcanzar el éxito y salir adelante y los errores y fracasos son inevitables y necesarios en el camino de un emprendedor, he identificado 5 errores que, si no son corregidos de la manera correcta, con seguridad llevan a que el startup muera.

Lea también: El buen hábito de recibir feedback

1. Tomarse mucho tiempo en lanzar

Un gran numero de emprendedores se quedan en la etapa de ideación, planeación y construcción y posponen en lanzamiento de su producto o servicio para “cuando esté listo y presentable”. Reid Hoffman, fundador de Linkedin dice que, si no estás avergonzado de tu primera versión, lanzaste muy tarde. Idear, planear y construir no sirve de nada si no va acompañado de feedback real de los clientes finales. Para tener feedback de clientes reales, hay que lanzar. Lo que sea que tengas, por pequeño o básico que se vea, lánzalo de inmediato y comienza a medir la reacción de los clientes.

2. No hablar con sus clientes

El lema insignia de Y Combinator es precisamente “Construye algo que la gente quiera”. Esto implica que los fundadores son los primeros que tienen que estar en la calle hablando con sus usuarios y recolectando información. Y esto no significa hablar con clientes potenciales y preguntarles si les gusta la idea, porque la mayoría de gente no sabe lo que quiere hasta que le toca sacrificar algo, sea dinero, tiempo o datos. Así que hablar con clientes solo sirve cuando ya son clientes, es decir, ya existe algún tipo de transacción entre ambas partes. Cuando esto sucede, el feedback es crudo y duro, pero es real. Y aunque muchos no lo vean así, esto es oro puro, si se logra traducir en desarrollo y mejoras de producto a partir de esto.

3. Contratar muy rápido

Algunos fundadores creen firmemente que, contratando decenas de personas, una vez logran tener un capital pre semilla o semilla, les va a solucionar sus problemas de Product to market fit (Fit de producto mercado). La verdad es que uno no puede subcontratar el aspecto más importante de la compañía, que es conocer a su cliente y buscar soluciones a problemas reales en el mercado. Entiendan esto, ningún empleado que contraten les va a solucionar los problemas fundamentales de su startups. Los únicos responsables de eso son los equipo fudadores.

Simplemente, un empleado no va a estar igual de motivado al fundador a encontrar la solución, de lo contrario, sería un fundador. Por ende, contratar personas muy rápido puede incrementar la quema de capital de la compañía a niveles descontrolados y ponerla en apuros de caja muy rápido sin haber logrado progreso alguno. Manejar más personas se vuelve también un trabajo muy complejo que le puede quitar al equipo fundador la mayoría de su tiempo, el cual debería estar invertido en solucionar los temas más cruciales de la compañía. El consejo es, mantener la empresa lo más pequeña posible hasta lograr real tracción y crecimiento (22 %-46 % mensual durante al menos 3 meses). 

4. Construir algo que sus primeros inversionistas quieran

Cuando uno recibe su primer cheque, no importa si es de amigos y familia, de un ángel inversionista o un fondo, existe la tentación grande de querer complacer a ese inversionista de inmediato y hacerle caso en todos lo que nos dice. Cuando uno construye lo que el inversionista quiere, con seguridad va a fracasar, porque el inversionista no está en el campo de batalla con ustedes y no sabe realmente lo que se siente estar ahí. Tampoco tiene contacto directo con el cliente, entonces, su visión de lo que hacemos está totalmente tergiversada por la realidad que el percibe de nuestras presentaciones y lo que puede ver por encima.

Lea también: El secreto detrás del levantamiento de capital

Esto no quiere decir que no sea importante tener mentores y consejeros. Por supuesto su expertise es muy valioso, sin embargo, no hay que tomar todo lo que dicen de forma tan literal y ejecutar al pie de la letra. Un emprendedor exitoso, muestra resultados, pide consejos, toma los que le hagan sentido y ejecuta según su propio feeling.

5. Pasar más tiempo levantado capital que trabajando en sus compañías

Levantar capital puede ser un proceso supremamente emocionante y lleno de adrenalina. Como fundador, les puedo decir que no hay mejor droga que estar en una reunión con un inversionista y lograr convencerlo de que firme un cheque para invertir. Si bien el capital es importante, el capital no es lo que va a solucionar el problema fundamental de una compañía, que es construir algo que la gente ame.

Encontrar el Produc to market fit debería ser la prioridad, y cualquier fundador que pase más tiempo buscando capital que logrando esto, puede estar poniéndolo todo en riesgo. Hay cientos de miles de historias de startups que levantan millones de dólares y aún así fracasan en el intento. ¿Qué les dice eso del dinero? No es lo único para que un startup salga adelante. Lo que tienen en común los startups que han logrado cosas increíbles es que cuentan con equipos fundadores que se metieron de cabeza a entender realmente lo que la gente quería, lograron entregarles valor, y con eso fueron muy exitosos levantando capital, no al revés.

Contacto:
LinkedIn: Julián Torres*
Twitter: @juliantorresgo
*El autor es administrador de empresas de la Universidad de los Andes. Es cofundador de Fitpal y Ontop, una plataforma que le permite a las empresas contratar globalmente de forma legal y rápida.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado