Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Con la pérdida del grado de inversión, ¿qué tan golpeada queda Colombia en la región?

Aspectos como la independencia de sus instituciones económicas y el mantenimiento de perspectiva estable por parte de Standard and Poor’s generan confianza en que la economía colombiana puede recuperarse.

Publicado

on

Inversión

La decisión de la calificadora Standard and Poor’s de retirar el grado de inversión del país no solo encendió las alarmas en torno al estado de las finanzas públicas de la nación, sino que llevó a dirigir la mirada a economías regionales que han pasado por situaciones similares en años anteriores y que, a día de hoy, continúan en apuros. No obstante, una de las pocas certezas que hay actualmente es que Colombia no queda tan mal parada en comparación con otros actores latinoamericanos.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que la pérdida en cuestión se dio solo en una de las tres calificadoras que analizan las economías globales, por lo que Colombia aún mantiene su grado de inversión en Fitch Ratings y Moody’s. Esto hace que la decisión de Standard and Poor’s sea “el primer escalón que hemos descendido, pero no algo definitivo”, según comentó a Forbes el director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía.

Usualmente hay algunos fondos que, para mantener sus inversiones, dicen que el país debería tener dos de las tres agencias, mientras que muy pocos piden los tres, entonces el país no ha perdido plenamente el grado de inversión. Obviamente es un campanazo de alerta ante la fragilidad de las finanzas publicas, pero no se ha dado pérdida completa”, afirmó.

Lea también: ¿Es grave que S&P le haya quitado el grado de inversión a Colombia?

Para mantener los grados de inversión que aún conserva el país, aspectos como la discusión de la nueva reforma tributaria serían vitales, sobre todo si se logra un acuerdo político en torno a ella que alivie las tensiones que dieron origen al paro nacional, que ya cumple dos semanas.

“El gobierno, después de la crisis que estamos viviendo, va a hacer una propuesta de reforma tributaria muy en la línea de lo que propuso el sector empresarial. Básicamente revertir los beneficios tributarios que otorgaron hace dos años, un impuesto al patrimonio más estable y una retención en la fuente para viviendas de 15%. Cosas donde hay relativo acuerdo y que quedaran más en la línea del nuevo ministro de Hacienda”, dijo a Forbes el excodirector del Banco de la República, José Antonio Ocampo.

Teniendo en cuenta los aspectos mencionados anteriormente, tanto Mejía como Ocampo ratificaron que Colombia no es similar a otros países de la región que ya perdieron grado de inversión y que, en algunos casos, han sido catalogados como default.

Panorama en otras naciones

En esa perspectiva se encuentran países como Venezuela, cuya crisis económica está cerca de cumplir una década y que ha provocado una sensación de inviabilidad en las tres calificadoras de riesgo, que en caso de Moody’s ha sido razón suficiente para otorgarle una nota de C, equivalente a una economía en default.

Por otro lado, la economía argentina está cerca de cumplir 20 años desde que se desencadenó la fuerte crisis económica de 2001, que no solo llevó al país a perder el grado de inversión, sino que dio lugar a una fuga de capitales que dio lugar al conjunto de medidas conocido popularmente como ‘Corralito’, que limitó la libre disposición de dinero en efectivo, cuentas corrientes y cajas de ahorro.

Desde entonces, la recesión económica se ha prolongado hasta la fecha, viéndose agravada por la pandemia de Covid-19, que sumada a los desafíos de liquidez que ya arrastraba desde hace varios años, provocó que las calificadoras de riesgo la registraran como CA en el caso de Moody’s, B+ en Standard and Poor’s y CCC en Fitch Ratings.

Lea también: Presidente de Argentina impulsa denuncia por presunto fraude en préstamo de FMI al país

Naciones como Ecuador y Bolivia atravesaron hace año y medio por un panorama similar al de las protestas del paro nacional en Colombia. En el primer caso, fueron provocadas por las medidas económicas del presidente Lenín Moreno, que incluían la liberación del presio del diesel y la gasolina extra. En el segundo, el descontento social se desencadenó por el presunto fraude electoral en la primera vuelta presidencial de octubre de 2019, que daba como ganador al expresidente Evo Morales.

Cabe resaltar que estas no han sido las principales causas de que, en ambos casos, los países recibieran calificaciones de B- en Standard and Poor’s. Dicha determinación se debió principalmente a los riesgos de liquidez y sostenibilidad de la deuda ecuatoriana, así como al continuo déficit fiscal y deterioro de las reservas internacionales bolivianas.

Otro país que tiene una situación similar es Brasil, que desde enero de 2018 se mantiene tres niveles por debajo del grado de inversión en calificadoras como Standard and Poor’s y Fitch Ratings, debido principalmente a la caída del PIB como consecuencia de la crisis generada por el Covid-19 y la tensión política del país en torno a las reformas estructurales para hacer frente a la pandemia.

¿Nos podemos comparar?

Como se mencionó anteriormente, la respuesta es no. Para Mejía, buena parte de los problemas de estos países son desajustes macroeconómicos de largo aliento, cómo en el caso de Brasil, pues tienen problemas relacionados con instituciones económicas menos sólidas, sobre todo por las dudas que se generan en torno a la independencia de las autoridades monetarias y cambiarias. “Se han usado mecanismos como financiamiento y emisión directa del Banco Central al Estado, que han generado desbalances”, añadió.

El directivo también destacó que Colombia tiene instituciones económicas “muy sólidas que van a darle un manejo adecuado a esa ortodoxia fiscal y monetaria que nos han diferenciado de estos países que han sufrido enormes problemas en materia de estabilidad macroeconómica”.

Por otro lado, el analista internacional de la Universidad del Rosario, Mauricio Jaramillo Jassir, explicó a Forbes que Colombia no se puede comparar con países que han tenido una trayectoria de inestabilidad política, de cambios drásticos en sus marcos legales respecto a la inversión extranjera y de sus reglas de juego, como es el caso de Venezuela, Bolivia y Ecuador.

Lea también: La difícil herencia económica del próximo presidente de Ecuador

Al mismo tiempo, comentó que la tradición de Colombia desde la década de los 90 ha sido muy conservadora en materia inflacionaria y monetaria, así como en la independencia del Banco Central, sobre todo desde 1991. Por estas razones, consideró que la baja de calificación por parte de Standard and Poor’s es injusta, pues “hay una sobre reacción de la agencia y un error de cálculo al no saber leer el momento, porque una cosa es que se haya retrasado una reforma fiscal y otra cosa es que Colombia haya abandonado su conservatismo”.

El experto también destacó que hay una mala señal frente al hecho de que los mercados no tienen ninguna paciencia respecto a ciertas transiciones que ocurren hoy en todo el mundo. “Es muy difícil que eso no pase en otras partes, y me parece que estas calificaciones deberían obedecer a procesos más largos, y en Colombia esto no es un proceso largo. Simplemente es una explosión social que está ocurriendo, pero que no va a cambiar las reglas de la inversión extranjera drásticamente y no implica que la economía vaya a colapsar“, detalló.

Crónica de una pérdida anunciada

Para el director de análisis y estrategia de Casa de Bolsa, Juan David Ballén, uno de los factores clave en este análisis es que lo que sucedió ayer ya estaba descontado. Un primer indicador de ello fue el comportamiento del dólar, cuyo cierre fue de $3.718,80, cifra muy inferior a los $3.850 a los que llegó al inicio de las manifestaciones el pasado 28 de abril.

A su vez, el comportamiento del dólar en los últimos tres meses se ha venido debilitando frente a varias monedas latinoamericanas, como Brasil y México, y también ha perdido valor frente al euro, el dólar australiano, la corona suiza o la corona sueca. Justo al inicio de la semana, el dólar se puso debajo de 90 puntos en el índice DXY, que agrupa las grandes divisas a nivel mundial, con una caída de 0,45%.

Lea también: Dólar continúa al alza tras pérdida de grado de inversión: cerró en $3.718,80

Otro detalle a tener en cuenta es que, si bien Standard and Poor’s bajo la calificación del país a BB+, mantuvo la perspectiva estable. Ballén señaló a Forbes que esta decisión demuestra confianza en que la economía colombiana se va a recuperar y en que se van a hacer los ajustes clave en dos o tres años, plazo que coincide con las elecciones presidenciales de 2022.

No obstante, Mejía recalcó que la rapidez a la hora de recuperar el grado de inversión va a depender de que tan profundas sean las reformas que el país haga en materia fiscal, del aumento en la competitividad y rendimiento, y de que tan rápido se recupera a economía. Si el país logra pasar reforma tributaria, y si se toman decisiones que alivien el problema de orden publico para el panorama actual, podría darse en corto tiempo.

Aún así, subrayó que todavía es difícil saberlo a ciencia cierta. “Puede pasar que se haga la reforma, se profundice el crecimiento económico y a la vuelta de unos años recuperemos grado de inversión, pero puede pasar que no hagamos reformas, el crecimiento no aumente y permanezcamos por largo tiempo sin grado de inversión“, concluyó.

Economía y Finanzas

Recaudo de impuestos subió 21,4% en noviembre: Dian

Según la Dian, el país ya va superando las metas que se fijó de recaudo, situación que está explicada por el buen comportamiento de la economía.

Publicado

on

Luego de un año difícil en materia de recaudo de impuestos, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) ha dado buenas noticias sobre los ingresos tributarios que le entran al país.

Según el último reporte de la Dian, el recaudo de impuestos ha crecido 21,4% a noviembre si se compara con el mismo periodo del año anterior, con $18,1 billones de pesos, favorecido por el mayor pago de impuestos sobre las ventas, la renta y los asociados al comercio exterior.

Lea también: Recaudo de impuestos en Colombia llegaría a $160 billones en 2021

De acuerdo con las cifras oficiales, el recaudo bruto de impuestos en noviembre de 2020 fue de $14,91 billones. Y ese monto significó un cumplimiento de la meta del 108,3%.

Entre enero y noviembre, el recaudo acumuló un crecimiento de 17,5% a $160,2 billones, frente al del año previo, con lo que registró un cumplimiento de la meta del 104,7% para el periodo.

Cabe recordar que el país ha dado buenos resultados en el crecimiento de la economía, lo que podría impactar de manera positiva el recaudo de impuestos. De hecho, recientemente el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, dijo que los ingresos tributarios serían en $9 billones superiores a la meta que se fijó para este año, que es de $151 billones.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Nueve regiones de Colombia tienen potencial de inversión en infraestructura por $35 billones

Un estudio de KPMG reconoció posibilidades de inversión con más de 144 proyectos en Antioquia, Valle del Cauca, Atlántico, Caldas, Cundinamarca, Bolívar, Meta, Magdalena y Santander.

Publicado

on

Colombia, como otros países del mundo, tiene una gran apuesta para impulsar la infraestructura y la construcción para la reactivación económica y ya hay proyectos por al menos $35 billones que podrían potenciar eso.

Eso dice un informe que hizo KPMG en alianza con el Programa de Prosperidad Británico para Colombia de la Embajada del Reino Unido en Colombia, con el fin de hacer una radiografía de los principales proyectos en los que inversionistas extranjeros le pueden apostar en Colombia.

De acuerdo con este informe, el país tiene al menos 144 proyectos de infraestructura en 9 departamentos que podrían valer unos $35 billones para los próximos años.

Lea también: Adjudican billonario contrato de infraestructura en Colombia

De esos proyectos, apunta el documento, 70 son de transporte, 35 de desarrollo urbano, 24 de infraestructura social y 15 relacionados con saneamiento, agua y energía.

Como explicó Mario Peláez, Gerente Senior de Proyectos de Infraestructura de KPMG en Colombia, este informe busca darle herramientas e información a unos posibles inversionistas sobre el panorama de Colombia en esa materia y hay unos contextos positivos para el país en ese sentido.

Por ejemplo, el informe cita que Colombia es uno de los países que trabaja en procurar un mejor ecosistema de inversión en las Asociaciones Público Privada (APP). “El Banco Mundial publicó la evaluación Procuring Infrastructure Public-Private Partnerships 2020 que mide las condiciones de los 140 países para el desarrollo de proyectos bajo el esquema de APP. Colombia ocupa el número dos en todo el mundo después de Australia en la evaluación de los problemas regulatorios específicos cuando se trata de propuestas no solicitadas de APP“, dice el documento.

Lea también: En 2021 se adjudicarán $32,6 billones en proyectos de infraestructura

Para Peláez, “en la actual coyuntura, el desarrollo de infraestructura es clave por dos razones: primero, porque aporta a la economía a través de inversiones de capital y generación de empleo, jalonando el crecimiento en un momento de crisis. Y segundo, porque una vez está en servicio, ayuda a mejorar la competitividad del país, reduciendo costos logísticos y eficiencia en la operación de transporte. Por donde se le mire, la infraestructura es una excelente inversión, y un mecanismo de recuperación de la economía por su naturaleza anticíclico”, apunta.

Y es que la inversión en infraestructura en Colombia ha tenido un importante repunte en los últimos años y se ven, además, posibilidades atractivas para los inversionistas como las vías de quinta generación.

“En los últimos 10 años, la inversión extranjera se ha duplicado y solo en el sector de infraestructura ha crecido más de seis veces. Al convertirse en una política de Estado, y con la estabilidad macroeconómica y política, la infraestructura es una de las grandes áreas de oportunidad en Colombia”, resalta el documento.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

¿Por qué en internet está de moda la palabra escasez?

De acuerdo con un informe y las búsquedas en Google, los usuarios están preocupados por la falta de materias primas, de dinero, de talento humano y hasta de estímulo.

Publicado

on

Comercio exterior

Si bien en Colombia y en el mundo el repunte de la economía ha dado buenas noticias durante este 2021, hay una crisis paralela que ha estado preocupando a las colombianos: la de la escasez.

Aunque hay vientos de optimismo con una expectativa de crecimiento de la economía de alrededor del 9% o 10%, un informe de la empresa de consultoría SINNETIC y las búsquedas en Google diceN que la palabra “escasez” es tendencia en las conversaciones en redes sociales y en internet.

Lea también:‘Black Friday’ en EE. UU. se prolongará todo noviembre por escasez de inventarios

La empresa de consultoría, que utilizó tecnología de machine learning y análisis de datos para llegar a la conclusión, también encontró que el 13% de las conversaciones en internet en Colombia son alrededor de la escasez de recursos naturales, seguido de la económica (11%) y de materias primas (4,6% para el caso de materiales de construcción).

Según explica SINNETIC, en el análisis que hicieron les llamó la atención que, igualmente, los portales de noticias en el mundo han elevado el uso de esta palabra en los últimos cuatro meses del 2021 en diferentes contextos: las redes sociales, los blogs y los comentarios de expertos que también revelan comportamientos similares.

Gabriel Contreras, CEO SINNETIC, señala que “estamos afrontando diferentes fenómenos de escasez, lo que a su vez determinará las decisiones de consumo de la sociedad, impactará en los precios de bienes y los costos de producción. Pero a través de la analítica de datos se puede gestionar inteligentemente la escasez para evitar que las empresas se alejen del consumidor y además puedan ahorrar costos”.

Además de lo que encontró la firma de consultoría, Forbes Colombia revisó el comportamiento de las búsquedas en Google Trends y encontró que las consultas de la palabra “escasez” han aumentado desde octubre de este año, con un pico en la última semana de noviembre.

Lea también: Crisis de las commodities: ¿El mundo está en jaque?

De igual manera, si se revisa en comportamiento de otras búsquedas relacionadas como crisis de contenedores, también se ve una tendencia al alza en los últimos dos meses.

Búsqueda realizada el 6 de diciembre de 2021.

Y si se mira en detalle, en el informe que hizo la firma también encontraron alrededor de qué temas se relacionaba la palabra escasez:

  • Escasez de recursos ambientales: agua, recursos limitados (conversaciones 13%).
  • Escasez de dinero: en economía doméstica el fenómeno de inflación y devaluación de las monedas ha elevado los precios al consumidor (conversaciones 11%).
  • Escasez de materia prima: chatarra para construir acero, lo que frena la construcción y eleva los precios de la vivienda (4,6% de conversación); escasez de vidrio para crear botellas, frenando las líneas de distribución de cerveza y evitando que los tenderos se abastezcan (conversaciones 3,4%); problemas en fábricas de China han limitado la producción de textiles (0,2%); químicos usados en farmacia y agronegocios (1,2%).
  • Escasez de talento: poco talento en tecnologías de información y telecomunicaciones (2,3%); poco talento calificado en general (3,6%) y baja cantidad de profesionales bilingües (4,2%).
  • Escasez de estímulo: pocos jefes motivadores (4,3%); pocas compañías que recompensen emocionalmente a sus colaboradores (2,1%); pocos entornos laborales retadores (5,2% de conversación).
  • Escasez de oportunidades: alto costo de la educación (3,4%); y pocas becas (3,2%).
  • Escasez de mercado: pocos clientes (4,3%); y pocos proveedores (2,1%).

Lea también: ¿Hasta cuándo va a durar la crisis de contenedores en el mundo?

¿Por qué escasez?

Además de las pistas que mostró SINNETIC y las búsquedas en Google Trends, la preocupación alrededor de la escasez se ha disparado en los últimos meses debido a la crisis de contenedores que hay en algunos centros de comercio clave para el mundo, que ha encarecido los precios de producción y por ende de los productos que compran los consumidores.

Para el caso de Colombia y como lo ha contado Forbes, ese es uno de los motivos detrás del incremento de los precios de algunos productos, lo que ha impactado industrias como la de la construcción o de la tecnología.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Criptomonedas

Bitcoin: tres claves para entender por qué bajó su precio y evitar el pánico

Este fin de semana se observó una importante baja en los valores del Bitcoin y otros criptomonedas. Expertos consultados por Forbes Argentina explican las razones y señalan que “son movimientos normales”.

Publicado

on

Los listados de las principales exchanges de criptomonedas se pusieron en rojo durante la madrugada del sábado en Argentina. Si bien todas las cripto tuvieron caídas abruptas, Bitcoin se llevó todas las miradas ya que tocó un piso de US$ 42 mil dólares cuando hace pocos días rondó los US$ 69 mil . 

En las últimas horas, su valor se recuperó un poco y al cierre de esta nota se ubica cerca de los US$ 48 mil. De todas formas, BitBitcoin estima que en total el mercado de las criptomonedas perdió 300 mil millones de dólares y son varias las razones que explican el por qué. 

Lea también: La Fed de EE.UU. estaría por demoler las criptomonedas: ¿es momento de vender?

Por un lado, la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) se está achicando luego de un proceso de un extenso proceso de emisión de dinero. “La FED se está reduciendo, y esto debería crear una corrección en los activos de riesgo, de los cuales bitcoin es parte”, escribió el popular inversionista estadounidense Louis Navellier. Y agregó al respecto: “Cuanto más se reduce la Fed, más volatilidad deberíamos ver tanto en las acciones como en los bonos. Y sí, también en bitcoins”.

Consultado por Forbes Argentina, el autor y divulgador argentino especialista en tecnología y sociedad, Joan Cwaik, indicó que “la volatilidad es normal y sucede en los mercados tradicionales también”. “No hay que mirar lo que está pasando hoy, sino lo que pasó en un periodo de tiempo más amplio. Por esta toma de ganancias de hoy no podemos decir que el Bitcoin es una mala inversión”, continuó el especialista. 

Algo similar explica Martín Eduardo Género, investigador sobre blockchains en Clave Bursatil, espacio dedicado a la difusión y educación financiera. “Yo no me sorprendo para nada. Es un movimiento normal del mercado que tiene altas y bajas. Uno no puede sacar una foto de un movimiento que es una película”, afirma.

El apalancamiento: otro motivo de la baja

Por fuera de las decisiones de la FED, otra razón que dan los expertos para la baja del valor de las criptomonedas es el apalancamiento. “Hace poco tiempo empezaron a funcionar los futuros de Bitcoin y eso hace que aumente el apalancamiento. Esto significa que los inversores compran con deuda en vez de capital propio. Y eso genera que cuando hay una volatilidad muy grande tengan que salir a cerrar porque corren el riesgo de perder todo. Todo eso hace que los porcentajes de baja sean más grandes”, explica Género. 

Cwaik también reflexiona sobre este asunto y asegura que “la corrección que estamos viendo es por una inmensa codicia por parte de los inversores retail y un apalancamiento excesivo de todo el mercado”. “Creo que todo es un tema de perspectiva. También vemos un nivel de pánico en estos días de vender porque no entienden los fundamentos que están detrás de cripto”, señala el autor del libro El dilema humano: Del Homo sapiens al Homo tech.

La variable Ómicrom 

La nueva variable de Covid 19 llamada Ómicrom también generó pánico en los mercados internacionales. Debido a esto, se generó un fenómeno llamado “fly to quality” en el cual los capitales, frente a una incertidumbre, venden sus activos de riesgo y pasan a otros de resguardo como los bonos del tesoro de Estados Unidos. 

“Hasta que no haya más definiciones al respecto, hay miedos o incertidumbres y muchos están a la espera de lo que va a ocurrir. Las cripto son activos de riesgo y en ese contexto tiene súper sentido que se dispare una venta de cripto”, comenta quien trabaja en Clave Bursatil. 

Para concluir, Cwaik comenta que este es un buen momento para “seguir aprendiendo y tomar lecciones”. “En 2011 Bitcoin cayó de 0,70 a 0,1 centavos de dólares. Y en  2017, de 20 mil dólares a 3200 dólares, es decir un 88%. No es la primera vez que pasa algo así y cada situación nos tiene que ayudar a aprender sobre el funcionamiento de esta tecnología”, finaliza.

Seguir Leyendo

Criptomonedas

Cuál es el mejor momento para comprar criptomonedas y ganar dinero

Nadie tiene la bola de cristal, pero indicadores de la plataforma Alternative.me permiten augurar movimientos del mercado. Y, en algunos casos, no hay que ser un experto para saber leerlos. Así funciona esta herramienta.

Publicado

on

Si estás adentrándote en el mundo de las criptomonedas y todavía no te sientes cien por ciento seguro, esta herramienta será de mucho valor. Invertir en estos activos digitales no deja de ser una apuesta. Algunas apuestas están mejor argumentadas, y otras no tanto. Si eres un arduo lector sobre el mundo de las cripto, tokens y NFT, probablemente tengas razones sólidas para hacer tus jugadas. En cambio, si eres del tipo ‘lobbista’ te dejas llevar por las sensaciones del mercado.

Lo cierto es que nadie tiene la bola de cristal. Y no hay una única receta para ganar plata con esta nueva forma de invertir. Hay impulsivos que ganaron mucho dinero por poner varios dólares en un ‘Play to Earn’ -sin mucho análisis previo- y hay inversores ‘conscientes’ que hicieron jugadas nefastas. Sí, eso también sucede.

Lea también: La Fed de EE.UU. estaría por demoler las criptomonedas: ¿es momento de vender?

Más allá del tipo de inversor que seas, esta plataforma puede ser una herramienta más que te ayude a decidir si es momento de entrar o salir. 

Alternative.me es un sitio norteamericano que religiosamente, todos los días, analiza emociones y sentimientos del mercado respecto al mundo cripto y lo convierte en un número simple: el índice de miedo y codicia para Bitcoin y otras criptomonedas grandes.

¿Por qué medir el miedo y la codicia?

Según explica en su web el sitio especializado, el comportamiento del mercado de criptomonedas es muy emotivo. La gente tiende a volverse codiciosa cuando el mercado está subiendo, lo que resulta en FOMO (Miedo a perderse la subida). A su vez, la gente suele vender sus monedas en una reacción irracional al ver números rojos.

Índice de codicia y miedo a las criptomonedas a lo largo del tiempo.

 “Con nuestro Índice de Miedo y Codicia, intentamos salvarlo de sus propias reacciones emocionales exageradas”, aseguran. 

Hay dos suposiciones simples:

  • El miedo extremo puede ser una señal de que los inversores están demasiado preocupados. Esa podría ser una oportunidad de compra .
  • Cuando los inversores se vuelven demasiado codiciosos , eso significa que el mercado debe realizar una corrección .

Lo que hace el sitio es analizar el sentimiento actual del mercado de Bitcoin y compactar los números en un simple medidor de 0 a 100. Cero significa “Miedo Extremo”, mientras que 100 significa “Codicia Extrema”. Consulte a continuación para obtener más información sobre nuestras fuentes de datos.

Fuentes de datos

Los datos se obtienen a partir de cinco fuentes. Cada punto de datos se valora igual que el día anterior para visualizar un progreso significativo en el cambio de sentimiento del mercado criptográfico. Por ahora, el índice actual es solo para bitcoin. Los diferentes factores que se incluyen en el índice son:

Volatilidad. Se mide la volatilidad actual y máximas reducciones de bitcoin y se comparan con los valores medios correspondientes de los últimos 30 y 90 días. Un aumento inusual de la volatilidad es una señal de un mercado atemorizado.

Momento / volumen del mercado. Además, se mide el volumen actual y el impulso del mercado (nuevamente en comparación con los valores promedio de los últimos 30/90 días) y se juntan esos dos valores. Generalmente, cuando se dan altos volúmenes de compra en un mercado positivo a diario, la conclusión es que el mercado actúa demasiado codicioso / demasiado alcista.

Redes sociales. A través de un análisis de Twitter, se recopilan y cuentan publicaciones en varios hashtags para cada moneda (públicamente, mostramos solo los de Bitcoin) y se verifica qué tan rápido y cuántas interacciones reciben en ciertos períodos de tiempo). Una tasa de interacción alta inusual da como resultado un mayor interés público en la moneda y, según el sitio, eso corresponde a un comportamiento de mercado codicioso.

Encuestas. A través de encuestas semanales con una participación promedio de entre 2 y 3 mil personas, obtienen una imagen del sentimiento de un grupo de inversores en criptografía. 

Dominio. El dominio de una moneda se asemeja a la cuota de capitalización de mercado de todo el mercado criptográfico. Especialmente para Bitcoin, creemos que un aumento en el dominio de la criptomoneda se debe al temor (y, por lo tanto, a una reducción) de inversiones en monedas alternativas demasiado especulativas, ya que Bitcoin se está convirtiendo cada vez más en el refugio seguro de las criptomonedas. Por otro lado, cuando el dominio de Bitcoin se reduce, las personas se vuelven más codiciosas al invertir en monedas alternativas más arriesgadas, soñando con su oportunidad en la próxima gran corrida alcista. 

Tendencias. Se extraen datos de Google Trends para varias consultas de búsqueda relacionadas con Bitcoin y se analizan esos números, especialmente el cambio en los volúmenes de búsqueda, así como otras búsquedas populares actualmente recomendadas.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado