Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Emprendedores

NotCo, la startup chilena que está revolucionando la producción alimentaria

La foodtech alimentaria chilena NotCo comenzó hace apenas cinco años a crear alimentos basados en plantas, para reducir el impacto ambiental de la industria basada en animales. a su CEO, Matías Muchnick, no le basta con haber fundado un negocio multimillonario que ya se ha expandido a siete países del hemisferio: quiere que la empresa sea el ‘Intel’ de los alimentos, el chip que mueva en el futuro la industria alimentaria global.

Publicado

on

NotCo, fundada en Chile en 2016, elabora mayonesa, leche, helados y hamburguesas con base en plantas, y es la súper estrella de las startups chilenas. Sin embargo, para Matías Muchnick, su CEO, el mayor valor de la empresa no radica en sus productos, que por lo menos en Chile han atrapado a los consumidores -su hamburguesa hecha con plantas tiene el 5 % de todo el mercado de hamburguesas del país-, sino en Giuseppe, el algoritmo que usan para desarrollarlos.

NotCo “no es una nueva marca, no es un nuevo producto, es una tecnología que te permita hacer las cosas extremadamente mejor que como se venían haciendo”, dice Muchnick en entrevista con Forbes, donde confirma que ya tiene acercamientos de empresas que quieren producir alimentos basados en plantas utilizando a Giuseppe.

Lea también: Chazki, la app de delivery peruana que llega a Colombia

“Sí, es una posibilidad, lo estamos hablando”, confirma el ejecutivo, de 32 años de edad. “Hay varias compañías que se nos han acercado para producir con Giuseppe, con nuestra tecnología y con nuestra gente”.

La historia de NotCo fue noticia internacional en 2019 cuando se supo que Bezos Expeditions, la empresa de capital de riesgos del hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, invirtió en ella. Desde entonces, la foodtech se convirtió en la empresa chilena que más inversión extranjera ha atraído en la historia con unos US$120 millones en capital tanto de Bezos como de otras firmas vinculadas a Silicon Valley.

NotCo fue fundada en 2016 por Muchnick; el doctor en Computación Karim Pichara (ahora jefe de Tecnología), y el doctor en Biotecnología Pablo Zamora (ahora asesor científico), quienes trabajaban en un antiguo laboratorio farmacéutico financiado por familiares y amigos.

La empresa partió de la premisa de sacar al animal de la ecuación alimentaria y producir de manera sostenible alimentos deliciosos, de consumo masivo, que repliquen o mejoren lo que a millones de personas les fascina sobre las proteínas animales.

Esta preocupación, dice el CEO, viene de su incursión en la industria alimentaria en 2012 con una empresa de alimentos veganos, donde tomó más conciencia sobre la sostenibilidad de los alimentos en un mundo en donde la población no para de crecer.

Lea también: El silencioso ascenso de Tpaga que le podría llevar a ser un futuro unicornio colombiano

“El mundo se está cayendo a pedazos y lo estamos viendo en vivo y en directo…el denominador común de todos los males ambientales conocidos por el hombre vienen del proceso que decidimos para generar la nutrición para esta población”, afirma Muchnick.

“Hoy día el animal farming pasa a ser el principal factor del cambio climático. Deforestación, uso de agua, uso de tierra, contaminación de los océanos, pérdidas de especies, deforestación del Amazonas, emisiones de CO2. ¿Adivina quién es el number one? Es la industria de alimentos”, explica.

De hecho, esta industria -incluyendo la agricultura, el uso de suelos y bosques, la cría de animales y su alimentación, el procesamiento de alimentos, refrigeración, transporte y empaques- es responsable de una cuarta parte (26 %) de las emisiones de gases de invernadero que contribuyen al cambio climático, según el centro de datos Our World in Data de la Universidad de Oxford.

Según Muchnick, esa urgencia por desarrollar rápidamente una producción sostenible está en la empresa desde sus comienzos y “si uno no está con urgencia en NotCo, está en el lugar equivocado”. “Para nosotros siempre la solución tenía que venir de un cambio y un cambio rápido. Las revoluciones no se hacen en un periodo extenso, se hacen en periodos cortos”, dice el ejecutivo. “Nosotros siempre estábamos convencidos de que la única manera de ser revolucionarios en la industria era inventar una tecnología nueva”.

El motor del rápido cambio del que habla el CEO fue desarrollado por Pichara y se llama Giuseppe, la tecnología en el corazón de NotCo recién patentada el pasado mes de marzo en Estados Unidos.

Lea también: ‘Es difícil decirle que no a Warren Buffet’: David Vélez, CEO de Nubank

Giuseppe es un algoritmo que permite a NotCo concebir, desarrollar, probar y llevar a las góndolas de los supermercados un producto basado en plantas en un máximo de cuatro meses, según Muchnick. El algoritmo analiza la estructura molecular de los alimentos de origen animal (leche, mayonesa, carne) y busca en su base de datos qué plantas contienen moléculas similares.

Por ejemplo, la leche, el coco y la piña comparten unas moléculas llamadas “lactonas”, que le dan al lácteo ese gusto cremoso que tanto gusta. Giuseppe pronostica cómo deberían mezclarse las moléculas de coco y piña y en qué cantidades para producir una bebida similar o mejor que la leche. La NotMilk, por ejemplo, está elaborada con repollo y piña que le agrega sabor y olor; guisantes que aportan proteínas y fibra de achicoria para mejorar la digestión. La NotMayo está elaborada con vinagre de uva, garbanzos, aceite de canola y semillas de mostaza.

“El producto que sale ya en la segunda semana de pruebas es mejor que el primero”, asegura el CEO, acelerando dramáticamente el desarrollo de los alimentos. El algoritmo, además, le ha permitido a la compañía entrar a la misma vez en múltiples categorías de alimentos: mayonesa, leche, helados y hamburguesas.

En la industria tradicional, dice, ese proceso de investigación y desarrollo de alimentos toma un mínimo de 18 meses. A Impossible Foods, de Estados Unidos, por ejemplo, desarrollar su popular Impossible Burger le tomó cinco años

NotCo, por otra parte, no fabrica los alimentos que crea, sino que una vez que tienen la fórmula final busca proveedores globales de ingredientes, cada proveedor contribuye una parte de la receta “para que nadie tenga la fórmula por sí sola, se la mandan a la planta y la planta lo escala con ingredientes simples”, explica el ejecutivo.

Lea también: Los postes inteligentes colombianos que alumbrarán playas de El Salvador

Desprenderse de la fabricación “nos permite tener menos complejidad operativa, enfocar todos nuestros recursos en lo que realmente genera valor: la tecnología, la ciencia y la gente de investigación y desarrollo”, dice Muchnick.

El ejecutivo sostiene que su manera de producir alimentos deliciosos basados en plantas para consumo masivo, no solo para veganos, es el camino que la industria alimentaria en general debe seguir para alcanzar la sostenibilidad y que Giuseppe es ese ‘chip’ de Intel que liderará la revolución.

“No hay otra compañía en la que me guste pensar más que en Intel. Viste que Intel es un microchip para todos los procesadores, y nosotros decimos, bueno, tenemos una tecnología muy parecida a Intel, pero de los alimentos. ¿Por qué no hacer productos que le permitan al resto cambiar hacia la manera en que nosotros estamos diciendo que la industria tiene que ir?”, dice el ejecutivo.

Si bien la “revolución” apenas se está gestando, hay indicios de que NotCo podría convertirse en un hito realmente importante en la industria alimentaria.

En cinco años la empresa ha logrado recaudar 120 millones de dólares en financiamiento, expertos la han valorado en unos US$300 millones y Muchnick, quien no confirmó en cuanto está valorada porque es confidencial, afirma que su valor llegará a los US$1.000 millones en el último trimestre este año, convirtiéndose en la primera startup “unicornio” chilena.

Lea también: Cómo una joven convirtió a la fallida Vimeo en una empresa de miles de millones de dólares

“Cruzando los dedos, creo que el camino de NotCo, efectivamente, y los niveles de crecimiento que hemos ido teniendo hablan de una compañía con un potencial de one billion este año. La verdad que creemos que en último quarter de este año vamos a lograrlo y créeme que cuando lo logremos, sí lo vamos a decir”, dice Muchnick.

NotCo ya vende sus productos en Chile, Argentina, Brasil, Estados Unidos y Colombia, y durante 2021 desembarcarán en Perú, México y Canadá.

Publicidad
Publicidad