Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Red Forbes

Las redes sociales y un sitio web pueden ayudar a sobrevivir a un negocio

Con el contexto que dejó la pandemia del coronavirus se aceleró la importancia de tener presencia en línea. Acá algunos de los aspectos más importantes en ese proceso.

Publicado

on

Marcas

Daniela es una excelente pastelera que tiene un pequeño negocio donde vende sus deliciosas creaciones. Es tan buena, que tiene un número de clientes fieles que no dudan en recomendarla con sus amigos, menciones que ella comparte orgullosamente en la cuenta de Instagram de su emprendimiento. Estas reseñas de clientes, sumadas a otra información sobre su empresa en redes sociales y un sitio web pueden ayudar a que su negocio sobreviva.

La recomendación para hacer crecer un negocio, es comenzar por tener un dominio y una página web que se constituye como la “casa propia” del negocio en internet. De hecho, un sondeo  que realizó GoDaddy en 2020 sobre la presencia digital de MIPYMES demostró que, solo 52,8 % tiene un sitio web para su negocio y 33,5 % no cuenta actualmente con uno, pero tiene la intención de hacerlo.  

Lea también: Cinco estrategias para promover la ciberseguridad en los emprendimientos digitales

Un sitio web permite contar la historia de la marca desde su propia narrativa, espacio, estética y reglas propias. Hace posible visibilizar un catálogo de productos, precios, políticas de entrega y demás información relevante en un solo sitio.  Y, desde allí, permite apalancar las estrategias de marketing en las cuales las redes sociales son complementos indispensables.

Sin embargo, existen aspectos que también deben tomarse en cuenta tales somo la optimización en buscadores (SEO) y herramientas de email marketing que pueden hacer posible traer más tráfico al negocio.

Además de tener un sitio web y promover una marca comercial en las redes sociales, una consideración adicional es agregar una tienda en línea para vender directamente productos y servicios a los clientes. La opción de ofrecer una tienda en línea, con un catálogo de productos y servicios de fácil navegación, diferentes métodos de pago, opciones de envío e incluso envoltorio para regalo, puede simplificar el proceso de venta para los clientes que deseen involucrarse directamente con un negocio.

Y, si la función de email marketing está habilitada, es fácil enviar un email a los clientes registrados para recordarles que tienen productos pendientes por comprar, hay nuevos productos disponibles o que hay una nueva venta o promoción. Esto puede ayudar a generar mayor cercanía con el cliente potencial y fomentar la motivación para concretar la compra.

Lea también: Mitos sobre el ecommerce y la presencia en línea de pymes y emprendimientos

Las compras online se han incrementado significativamente. Según la Cámara de Comercio Electrónico de Colombia (CCCE), las compras online representaron 3 billones de pesos en 2020, 1 billón más que en el mismo periodo de 2019. Además, la CCCE proyecta que, para fines de 2021, las ventas del comercio electrónico tendrán un incremento del 16 %.

Finalmente, es importante poder evaluar el desempeño del negocio además de los likes, las veces que se comparte un post y los comentarios. Es decisivo saber de dónde proviene el tráfico, el tiempo de visita al sitio, las páginas más visitadas, los clics en diferentes secciones, el uso de servicios específicos y una gran variedad de métricas que permiten optimizar la estrategia de la empresa, y permiten tomar decisiones rápidamente para ayudar al éxito de un negocio digital.

En el entorno social actual, donde predominan los teléfonos móviles, una pequeña empresa puede beneficiarse de tener una fuerte presencia en línea que incluya mensajes integrados e imágenes de marca en los canales de redes sociales, en un sitio web empresarial y en otras actividades de marketing digital.

Por: Arturo Lee*
*El autor es Vicepresidente de GoDaddy para Latinoamérica.

Publicidad
Publicidad