Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Estas son las carreras del futuro que dejó la pandemia

Cada dos segundos, alguien sube su CV a internet. Nueve carreras concentran al 51% de los egresados universitarios y 15 perfiles crecieron en demanda por la pandemia. En este panorama, ¿cómo elegir la mejor carrera y al mejor talento del mercado?

Publicado

on

En el pasado, se pensaba que terminar una carrera te ofrecía la preparación suficiente para los siguientes 10 o 20 años; pero las cosas han cambiado, ya que la competencia es enorme. Cada segundo, dos personas crean su perfil en LinkedIn, una tasa de crecimiento que le ha permitido a esta red social profesional llegar a los 750 millones de usuarios globales y rebasar los 15 millones en México.

“Las empresas sabían que, en el futuro, necesitarían modificar procesos, estrategias y las habilidades que buscarían en sus colaboradores, pero con la pandemia eso dejó de ser algo deseable para convertirse en una necesidad inmediata. Tuvieron que moverse rápido para que sus negocios siguieran funcionando. Ese proceso de cambio no era nuevo, pero tomó una velocidad completamente distinta con la emergencia sanitaria. Cambios que iban a tomar años tuvieron que implementarse en semanas”, señala Ramiro Luz, director de Soluciones de Talento para LinkedIn Hispanoamérica.

Lea también: Home office: El 67% de las empresas adoptó tecnología para el teletrabajo

En este panorama, los perfiles que han dado mayor soporte y atención a la población han crecido mucho en demanda; también destacan ciertas carreras universitarias que, posiblemente, tendrán mejores oportunidades en los próximos años.

Datos del estudio “Empleos en auge”, de LinkedIn, arrojan datos importantes al comparar el periodo abril-octubre de 2019 versus 2020: se requirieron 91% más profesionales médicos especializados; el sector enfermería tuvo una tasa de crecimiento del 171%, y los especialistas en salud mental fueron altamente requeridos.

Los servicios creativos, como la redacción, crecieron 95%, pues muchas empresas buscaron generar más contenido en línea; los puestos en marketing digital aumentaron 61%. Por otro lado, las vacantes en el sector tecnológico aumentaron 57% interanual, ya que la mayoría de las compañías tuvieron que trasladar sus servicios y procesos al mundo online y garantizar un plan de teletrabajo eficaz.

Los cargos adecuados para los profesionales del comercio electrónico, desde especialistas en logística hasta marketing online, aumentaron 58% interanual; asimismo, se generó un aumento de 58% en los puestos de atención al cliente.

Por último, el sector de datos y análisis creció 68%, por lo que se considera una categoría inmune a la pandemia este 2021.

Cursos online

En opinión de Ramiro Luz, la pandemia también aceleró el proceso educativo y la oferta de conocimiento disponible en internet, poniendo al alcance de millones de internautas cursos de rápida absorción para poder destacar en los procesos de selección.

Esta reconversión en línea fue constatada por datos de Coursera que, entre abril y julio de 2020, cuadruplicó su número de usuarios. Además, de acuerdo con datos del Foro Económico Mundial, los empleadores que ofrecen oportunidades de aprendizaje en línea a sus trabajadores se quintuplicaron y se multiplicó por nueve la matrícula de los alumnos que acceden a recursos en línea a través de programas gubernamentales.

Carreras favoritas

Si bien la pandemia sacudió el mercado laboral y modificó la manera de aprender en los últimos 16 meses, también existen carreras que tienen un profundo arraigo en nuestro país. El estudio anual “Compara carreras”, del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) revela que, aun cuando el mercado laboral es más competitivo, las carreras más populares en nuestro país no han cambiado en los años recientes.

“En los últimos cinco o seis años, no han cambiado las tres carreras más populares en México, aunque sí hemos detectado un cambio importante en dos áreas: El número de personas que estudian carreras relacionadas con la docencia ha caído en picada, mientras que hubo un crecimiento muy grande en las ingenierías. De hecho, México es uno de los países que más egresados tiene en Ingeniería cada año”, advierte Pablo Clark, investigador del Imco.

Lea también: Datos de empleo en EE.UU. llevan a caída en Wall Street

Desde la perspectiva del especialista, dar información más completa del mercado laboral y las oportunidades de desarrollo que ofrece a los jóvenes (más allá de las que pueden obtener si eligen carrera con base en tradiciones familiares o preconcepciones de otro tipo) puede cambiar su decisión y abrirles un abanico mucho más amplio que les dé una mayor satisfacción personal, profesional y económica.

Incluso, el especialista señala que conviene destacar las habilidades del futuro, más allá del concepto “carreras del futuro”, pues, desde hace algunos años, las empresas se están dando cuenta de la relevancia de contratar colaboradores con base en sus habilidades personales (muchas de ellas, habilidades blandas), más que a partir de un título o ciertas credenciales.

“El mercado laboral está buscando trabajadores que puedan adaptarse a los cambios, que no tengan un perfil fijo, sino que estén listos para enfrentarse a un mundo que cambia a la velocidad vertiginosa propia de la tecnología”, asevera.

Joaquín Guerra, vicerrector académico y de Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey, coincide con esa opinión e indica que la pandemia trajo consigo una revolución educativa que no sólo catalizó un cambio que se venía dando de forma gradual, sino que representó una gran oportunidad de revitalización.

“La educación a distancia fue un aspecto de la solución, pero es sólo una pequeña parte. La pandemia nos está permitiendo entender que podemos hacer del proceso de enseñanza-aprendizaje algo más rico, productivo, fuerte, con mejores experiencias y desde cualquier lugar con el apoyo de la tecnología. Tuvimos que pensar en nuevas formas de evaluar, de implementar nuevos instrumentos y recursos; se generó una especie de beneficio no planeado, que ha significado un gran esfuerzo de instituciones, profesores, alumnos y padres de familia”, afirma.

En su opinión, el reto es garantizar que, independientemente de la tecnología que surja, se eduque a ciudadanos que sean capaces de enfrentar y resolver problemas que hoy no existen, pues es tan importante educarlos en conocimientos, como en herramientas y habilidades que les permitan prosperar en ambientes de alta incertidumbre.

Y quizá habría que generalizar esa meta hacia toda la población económicamente activa, a todo trabajador y a cada persona que persiga el éxito académico, profesional y empresarial. Los especialistas consultados coinciden: La capacitación y la actualización han dejado de ser optativas. Vivimos un momento histórico, y es el tiempo oportuno para crecer. Como reza un proverbio chino: “El mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años; el segundo mejor momento es ahora”.

Por María Guadalupe Sandoval Meza en Forbes México

Publicidad
Publicidad