Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

¿Qué pasaría si el Banco de la República vuelve a subir las tasas?

Con una inflación que supera la meta del Emisor, analistas apuntan a que la tendencia al alza seguirá incluso hasta 2022.

Publicado

on

Con una inflación superando las expectativas de los analistas y un buen ritmo de recuperación de la economía, la posibilidad de que el Banco de la República vuelva a subir las tasas de interés es cada vez más alta e, incluso, miembros de la junta ya han dado algunas pistas en ese sentido. Pero, ¿qué efectos puede traer una subida de tasas?

Por un lado, cabe recordar, que el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) informó hace unas semanas que el Índice de Precios del Consumidor (IPC) tuvo un incremento mensual de 0,42% en agosto y del año corrido del año en 4,4%, por encima de las metas del Emisor.

Lea también: Por alimentos y restaurantes, inflación a agosto va en 4,44%

Una buena parte de esos resultados tienen que ver con los efecto de la reactivación, dinámica que también se ha visto en otros países. De acuerdo con el Dane, el grupo de alimentos y bebidas ha aportado en buena parte ese incremento en el dato mensual y en el año corrido, con una contribución de 0,18 puntos porcentuales (pps) y de 1,8 pps, respectivamente.

Como detalla un informe del equipo de investigaciones de Bancolombia, “luego de la corrección que experimentaron al levantarse el paro nacional y los bloqueos, las cotizaciones de estos productos completaron dos meses de avance. La transmisión de la depreciación y los altos precios de algunos insumos agroindustriales a nivel global fueron factores que llevaron a que el cambio mensual de este grupo superase nuestra estimación en 15 pbs“.

A ese escenario se le suma un buen comportamiento de la economía en los últimos reportes oficiales. Según el Dane, en el segundo trimestre del año se vio un repunte de 17,6% y en el primer semestre del año se vieron algunas señales que acercan el PIB a niveles prepandemia.

“Lo que hemos dicho desde el Banco es que las presiones inflacionarias nos lleven a acercarnos a un ciclo de aumento de la tasa de politica; sin embargo, trataremos que ese aumento sea gradual”

Bibiana taboada, codirectora del banrep

Como lo han manifestado en varias ocasiones el Banco de la República, incluso en su presentación del informe de política monetaria, la decisión de dejar las tasas bajas desde que comenzó la pandemia tiene como fin impulsar el consumo y la reactivación económica.

No obstante, las señales que ha dado la reactivación puede acelerar una decisión del banco central para subir otra vez las tasas. De hecho, en un evento en la Universidad EAFIT, Bibiana Taboada, codirectora del Banco de la República, manifestó que “lo que hemos dicho desde el Banco es que las presiones inflacionarias nos lleven a acercarnos a un ciclo de aumento de la tasa de política; sin embargo, trataremos que ese aumento sea gradual para mantener el estímulo monetario que la economía requiere”.

¿Qué se viene?

Con la posibilidad de que el próximo 30 de septiembre el Banco de la República empiece un incremento gradual de las tasas, la pregunta que queda es qué efectos puede traer ese alza en los consumidores.

Para dimensionarlo cabe recordar que la tarea constitucional del Emisor es mantener una estabilidad en la inflación y que con esta se pueda mantener el empleo y el ritmo de la economía.

De igual manera, si la junta directiva del Banco de la República decide subir las tasas de interés, eso quiere decir que los créditos que pida el país o los consumidores podrían ser más caros, pero eso no se verá reflejado de manera inmediata, según analistas.

Como explica José Ignacio López, director ejecutivo de investigaciones económicas de Corficolombiana, “hay un proceso de transmisión de las tasas porque la que fija el Banrep es de un día para otro y eso va teniendo un efecto paulatino”.

En ese sentido, López detalla que las tasas que fija el Emisor son unas a las que los bancos tienen acceso a liquidez y en la medida en la que van subiendo, los bancos van ofreciendo nuevos créditos con esos nuevos valores. “Más allá de los seis meses se pueden empezar a sentir los efectos”, agrega López.

Ahora bien, según un informe reciente de Davivienda Corredores, el mercado está a la expectativa de si ese ajuste será gradual o si será mucho más agresivo.

Y en otro análisis que hizo Corficolombiana, proyectan que el “Banco de la República empezará a aumentar la tasa de interés de intervención a partir de la reunión de septiembre, de manera que al cierre de 2021 estaría en 2,5%”.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Publicidad
Publicidad