Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Política

Camino a 2022: Los claroscuros en el futuro de Europa

A falta de una última reunión a mediados de diciembre, el Consejo Europeo no logra ponerse de acuerdo en los temas definitivos para su agenda a corto plazo. Los precios de la energía, la migración y las relaciones exteriores tienen al club de los 27 en vilo, justo cuando su factor de estabilización (Angela Merkel) sale de la escena política tras 16 años. Forbes cubrió su más reciente encuentro.

Publicado

on

El Consejo Europeo se reúne cuatro veces al año, en los meses de marzo, junio, octubre y diciembre. El tercer encuentro suele ser trascendental, pues marca el inicio del año administrativo para la Unión Europea tras las vacaciones de verano.

Esta vez, había sobre la mesa dos temas complejos. Lo primero, el incremento de los precios de la energía en los 27 estados miembros, que se reflejaron en una inflación de 17,4% en el sector para septiembre de 2021. Además, el valor del gas subió 474% en los últimos seis meses, pasando de 20,22 euros por megavatio en abril a 116,02 en octubre, según Intercontinental Exchange Inc (ICE).

También, había que definir estrategias migratorias, sobre todo después de que el presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, abriera nuevas rutas de entrada y exenciones de visado a terceros países, como Irak y otras naciones de Oriente Medio, que están accediendo a territorio europeo desde Lituania, Letonia o Polonia.

Lea también: Gobierno polaco no ve “guerra armada en el horizonte” con Bielorrusia

Precisamente, esta última opacó todos los asuntos, pues la cumbre representó el primer cara a cara entre el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, y el resto de los estados miembros desde que su Tribunal Constitucional decidiera darle prioridad a sus leyes nacionales sobre las europeas.

Unido a ello, es innegable que este encuentro marcará un antes y un después en Europa. Tras 16 años como canciller de Alemania, Angela Merkel abandona la política dejando una huella imborrable dentro del bloque comunitario gracias a sus 107 cumbres del Consejo y su talante conciliador, que evitó más de una crisis.

Forbes estuvo durante los dos días de la cumbre de mandatarios, que tuvo lugar del 21 al 22 de octubre. Todo se desarrolló como un blockbuster digno de Hollywood, pues hubo una protagonista, un villano, un argumento principal y varias subtramas sin concluir, que dejaron todo abierto para una secuela.

La protagonista

“Merkel fue una persona que marcó a Europa. Fue un factor de estabilización que ayudó a los 27 a tomar decisiones con mucha humanidad, y en momentos críticos fue la mujer que intervino para encontrar la solución. Realmente aprecio su actividad y le deseo lo mejor en el futuro”, comentó el primer ministro de Bélgica, Alexander de Croo.

‘Mutti’ o la ‘dama de hierro’ de Alemania se llevó todas las miradas desde su última aparición en la alfombra roja del edificio Justus Lipsus de Bruselas, donde se celebran las reuniones de los 27 jefes de estado. Su inminente salida de la vida política la llevó a comentar que “este ha sido, quizás, mi último Consejo Europeo”, luego de haber participado en 107 de ellos desde 2005.

No por nada sus homólogos se refieren a ella como “un monumento”, según el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. Merkel sobrevivió a muchos de los momentos más complejos de Europa: el desplome financiero de 2008, la crisis migratoria de 2015, el Brexit de 2016 y la pandemia de Covid-19 en 2020.

En estos últimos 20 meses logró un consenso clave que mantuvo el bloque a flote, pues lideró junto al presidente de Francia, Emmanuel Macron, la aprobación del fondo de recuperación de 800.000 millones de euros que se utilizó para hacer frente al impacto del virus.

Ante su importancia en cada uno de esos episodios, Michel aseguró que “una cumbre sin Angela es como Roma sin el Vaticano o París sin la Torre Eiffel”.

El canciller de Austria, Alexander Schallenberg, y el primer ministro de Luxemburgo, Xavier Vettel, la describieron como “un remanso de paz y una maquina de compromiso que dejará un gran hueco en Europa”.

Si bien aún no hay un sucesor definitivo para Merkel, se especula con el ascenso al poder del socialdemócrata Olaf Scholz, luego de que liderara las negociaciones del Partido Verde, el Partido Liberal y el Partido Socialdemócrata de Alemania para integrar la llamada ‘coalición del semáforo’. Su agenda común en aspectos como la transformación ecológica y el abandono del carbón para 2030 hace prever un desenlace satisfactorio.

El villano

El rol antagónico recayó en el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki. Fue el primero en llegar a la cumbre de los 27 y lo hizo pisando fuerte: “no actuaremos bajo la presión del chantaje, estamos listos para el diálogo. No estamos de acuerdo con el alcance cada vez mayor de las competencias europeas, pero queremos hablar para resolver las disputas actuales de común acuerdo”.

Su pronunciamiento fue atípico, pues dejó de lado sus habituales discursos en inglés para hablar en su idioma natal y sin responder ninguna pregunta de los periodistas allí presentes. Se limitó a dejar claro que Polonia no puede aceptar que competencias que no han sido delegadas a la UE en los tratados “sean reguladas por la Comisión Europea (CE) o el tribunal de justicia europeo”.

Cabe resaltar que el rechazo a sus declaraciones fue inmediato. La propia Merkel dijo que hay “un problema de fondo” en toda la UE más allá de esta cuestión, que debería abordarse sobre el modo en que cada Estado miembro “se imagina el proyecto, entre los que piensan en una unión cada vez más estrecha y los que se centran en el Estado nacional”.

Otros jefes de estado como De Croo apuntaron que “si vamos a estar en un club y vamos a aprovechar sus ventajas, tenemos que respetar las reglas”.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, destaco su conversación con Morawiecki en instantes previos a la cumbre, donde le pidió “encontrar una vía constructiva de diálogo que saque a la UE y los estados miembros de esta situación tan compleja”.

Aunque la cumbre concluyó sin un consenso sobre cómo reaccionar a la sentencia del Tribunal Constitucional, las primeras resoluciones llegaron poco después. El pasado 27 de octubre, la CE anunció una multa de 1 millón de euros diarios a Polonia hasta que tomara una “decisión contundente”. La respuesta de Morawiecki llegó al día siguiente, cuando comunicó su compromiso para cerrar “en unos meses” la sala disciplinaria judicial del tribunal.

El único mandatario que apoyó públicamente a Polonia fue el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, quien aseguró que la primacía de la UE no está en el tratado. “Lo que está pasando aquí es que modifican el tratado sin tener autoridad para hacerlo, entonces los polacos tienen razón. Son un buen país y lo están haciendo muy bien, tienen la mejor economía y sus elecciones son justas”.

Se debe recordar que Hungría tuvo sus propios problemas con la Comisión Europea a mitad de año tras promover una ley en la que prohibió “mostrar o promocionar” la homosexualidad o el cambio de género entre menores de edad.

La trama principal: los precios de la energía

La salida de Merkel y las ansias de confrontación de Morawiecki le quitaron peso al punto más importante de la reunión en su primera jornada: la crisis energética. Esto preocupó en gran medida a Sánchez, quien sin duda fue el mandatario más interesado en que saliera adelante dicha discusión.

A su llegada a Bruselas, comentó a Forbes que este asunto puede minar la competitividad de la economía europea desde el consumidor y dentro de la industria. Por ello, solicitó atención especial a las medidas de impulso a las energías renovables y el precio de la luz.

“Hemos solicitado al Consejo y a la Comisión Europea ver de qué manera actuar a nivel europeo en tres aspectos: la formación del precio de la electricidad, que ahora se ve distorsionado por la elevación del precio del gas; la compra conjunta de gas para aumentar el poder de negociación de los estados miembros respecto a terceros países; y vigilar la especulación que se pueda estar produciendo en los mercados de emisión”, dijo.

Hoy en día, Europa importa hasta 90% de su gas natural, comprando a países que se ubican fuera de sus límites territoriales. Su mayor vendedor es Rusia, que exporta hasta 43,4% de las reservas que hoy posee el bloque comunitario, según cifras de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat).

Frente a este tema, la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, dijo en una rueda de prensa a la que Forbes tuvo acceso, que al menos 20 estados miembros ya han tomado o anunciado medidas relacionadas con los precios de energía y electricidad para apoyar a los consumidores.

Esto permitirá evaluar el funcionamiento de los mercados de gas y electricidad a finales de este año, con el objetivo de implementar estrategias que apunten a un futuro más renovable y centrado en energías limpias. Esto teniendo en cuenta que el precio de producción de las mismas “es 50% más barato que hace una década”.

El Consejo Europeo también recordó el compromiso de la UE y sus Estados miembros de seguir aumentando su financiación climática, e hizo un llamado a que otros países desarrollados aumenten “urgentemente” su contribución a la financiación climática colectiva de US$100.000 millones al año hasta 2025.

Subtrama cerrada: el fantasma de la migración

Los desacuerdos entre estados miembros se hicieron más evidentes en este punto, pues al menos doce Estados miembros de la UE (Austria, Bulgaria, Chipre, Chequia, Dinamarca, Estonia, Grecia, Hungría, Lituania, Letonia, Polonia y Eslovaquia) pidieron que la UE financie la construcción de “barreras físicas” para proteger las fronteras.

Sin embargo, von der Leyen hizo hincapié en que “existe un entendimiento entre el Parlamento Europeo y la Comisión sobre no financiar alambradas con púas ni vallas”. Por el contrario, aseguró que este problema debe ser tratado con una alianza entre los países del Mediterráneo que refuerce la cooperación.

El problema es que esta anomalía no solo impacta a los países del Mediterráneo, sino que los bálticos también están involucrados, y ahí vuelve a entrar en escena Polonia. Fiel a su rol antagónico, Morawiecki rebajó la gravedad de la situación, y aseveró que “todo el mundo” está felicitando al país por la forma en que está “lidiando con el cierre de la frontera y con la seguridad”.

Tras conocerse este apéndice, no es de extrañar que la declaración de Von der Leyen reflejara la preocupación que embarga a la mayoría del club de los 27 frente a lo que calificó como un “ataque deliberado” de Bielorrusia, donde se está poniendo en riesgo la vida de migrantes “por razones políticas” enfocadas en ejercer presión sobre la UE.

Al respecto, Merkel indicó que las soluciones planteadas por los líderes europeos estuvieron ligadas a analizar “qué otras sanciones, eventualmente económicas podemos considerar”. A su vez, se refirió a los problemas de Alemania debidos a los “movimientos secundarios”, es decir, a los migrantes “que llegan a ese territorio desde los Estados en primera línea para pedir asilo”.

En su documento de conclusiones tras finalizar la cumbre, los estados miembros subrayaron que no aceptarán “ningún intento de terceros países de instrumentalizar a migrantes con fines políticos”, condenando los ataques en las fronteras y afirmando que “responderán” a ellos.

Dicho texto también incluyó un breve anexo sobre la situación de Afganistán, país en el que una de cada dos personas requiere apoyo humanitario, según comentó von der Leyen. Para brindar apoyo, la mandataria comentó que el bloque envió un paquete de solidaridad de hasta 1.000 millones de euros.

Si bien hubo otros temas en la agenda, como un acuerdo para regular el poder de las empresas tecnológicas, donde Alemania, Francia y Países Bajos buscan mayor capacidad de control, y en donde se apunta a que eliminen contenido ilegal de sus páginas web, los asuntos previamente expuestos amenazan con poner en jaque la estabilidad de la UE.

Una protagonista que se va dejando un legado intachable, la presencia de un villano que aún no ha asestado su último golpe, y las secuelas de un sector golpeado que demanda esfuerzos más profundos para una transición sostenible, desnudaron las carencias de una cumbre que dejó más dudas que certezas sobre el futuro de Europa.

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Política

Petro propone aumentar impuestos a alimentos importados

El senador sugirió que con esta estrategia se fortalecerá la producción local de alimentos.

Publicado

on

Foto: Reuters

El senador Gustavo Petro hizo pública otra de sus propuestas de campaña de cara a las elecciones presidenciales de 2022. Esta, tiene como centro el precio de los alimentos y una sugerencia de que se aumenten los impuestos a los alimentos importados. Según él, para fortalecer la producción nacional.

“Hay que elevar aranceles a las importaciones de bienes que se pueden producir en Colombia con alta intensividad de trabajo en cuatro ramas, producción de alimentos, producción agroalimentaria e industrial, producción de confecciones de textiles y producción de cueros y derivados del cuero“.

Lea también: Federico Gutiérrez propone salario mínimo de un millón de pesos

“Esas cuatro ramas tienen millones de puestos de trabajo en Colombia y si se protegen del comercio internacional en el corto plazo, producirían millones de puestos de trabajo en Colombia”, dijo.

Sin embargo, el líder de la Colombia Humana no dio detalles de cómo, en un posible gobierno suyo, impulsaría a la industria nacional para que tenga la capacidad de producir aquellos alimentos que por defecto no se generan en el territorio nacional.

Seguir Leyendo

Política

Federico Gutiérrez propone salario mínimo de un millón de pesos

El exalcalde de Medellín y precandidato presidencial dijo que esa sería su propuesta en caso de llegar a ganar las elecciones del 2022.

Publicado

on

Federico Gutiérrez
Foto: @FicoGutierrez

Los precandidatos presidenciales empiezan a destapar algunas de sus cartas frente a temas que son coyunturales. Así lo hizo el exalcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, quien propuso que el salario mínimo legal suba a un millón de pesos.

“Nuestra clase trabajadora es el motor de la economía. Madres y padres cabeza de familia se esfuerzan todos los días para brindarles un mejor futuro a sus hijo(a)s. Propongo $ 1 millón de salario mínimo. Crece el país, todos ganamos. Una sociedad con grandeza impulsa a todos“, escribió a través de su cuenta de Twitter.

Lea también: EE. UU. retira oficialmente a las Farc de su lista de grupos terroristas

La propuesta surge en medio del debate nacional sobre el monto del salario mínimo para el 2022. Según el cronograma que está definido por Ley, el Gobierno tiene hasta el próximo 15 de diciembre para definir el alza del salario mínimo, ya sea consensuado con empresarios y trabajadores o por decreto, si no logra llegar a ningún acuerdo.

Actualmente el mínimo está en $ 877.803, por lo que para llegar a esta meta propuesta por Gutiérrez habrá que subir el salario cerca de 12 %.

Seguir Leyendo

Política

Nace la Coalición Centro Esperanza, la propuesta del centro para elecciones de 2022

Sergio Fajardo, Alejandro Gaviria y Humberto De la Calle son algunos de los líderes políticos que hacen parte de la alianza, que elegirá al candidato candidato presidencial del centro en marzo de 2022.

Publicado

on

Coalición Centro Esperanza

Después de varias horas de reuniones, los principales líderes políticos del centro y de la Coalición de la Esperanza anunciaron un acuerdo para las elecciones presidenciales del próximo año. La nueva alianza, dijeron, se llamará Coalición Centro Esperanza.

El anuncio lo hicieron a través de sus redes sociales líderes como Ingrid Betancourt, Humberto De la Calle, Alejandro Gaviria y Sergio Fajardo. “Somos una opción de centro, una opción de cambio responsable. Somos una opción que busca restaurar la posibilidad del diálogo constructivo y respetuoso para que los colombianos vuelvan a confiar en la política y la democracia como herramientas de promoción del bienestar común”, informaron a través de un comunicado oficial.

Lea también: La respuesta de Sura a los Gilinski: la pelea es peleando

El acuerdo lleva el nombre de la alianza que elegirá de manera democrática el candidato que representará al centro. Esta elección se hará a través de una consulta popular el 13 de marzo de 2022.

Algunos de los políticos que hacen parte de la alianza son: el exministro Juan Fernando Cristo, Juan Manuel Galán, el senador Jorge Robledo, el exgobernador de Boyacá Carlos Amaya, y el exgobernador de Antioquia Sergio Fajardo, precandidatos de la Coalición de la Esperanza. Íngrid Betancourt, Humberto De la Calle, Angélica Lozano, Berenice Bedoya, presidenta de la ASI, Jhon Arley Murillo, representante de Colombia Renaciente, y Carlos Fernando Galán. También participó Alejandro Gaviria, quien actualmente lleva más de 600 mil firmas para ser candidato a la Presidencia.

“Somos oposición a este Gobierno que privilegia a los poderosos, que ha abandonado el camino de las reformas, que ha sido incapaz de lograr la reconciliación y frente al cual los colombianos se sienten abandonados”, puntualizaron.

“Desde ya queremos anunciarles que los precandidatos aquí presentes están únicos para darle a Colombia la posibilidad de tener una buena opción en segunda vuelta. Vamos a ganar. Aquí está el presidente de Colombia y aquí está también el inicio de una generación de líderes que va a cambiar la historia del país, sacando a Colombia del drama, de la corrupción, de la violencia que ha venido afectando a la mayoría de los colombianos”, señaló Ingrid Betancourt, quien hizo oficial la alianza.

Los seis precandidatos de la alianza que se disputarán el año entrante el cupo a la presidencia son: Sergio Fajardo, Juan Manuel Galán, Alejandro Gaviria, Jorge Enrique Robledo, Carlos Amaya y Juan Fernando Cristo.

Seguir Leyendo

Política

El ultraderechista Kast y el izquierdista Boric se disputarán la presidencia de Chile en segunda vuelta

La tendencia en la votación ya es considerada irreversible y la segunda vuelta será el 19 de diciembre.

Publicado

on

El abogado ultraderechista José Antonio Kast y el diputado de izquierda Gabriel Boric se disputarán la presidencia de Chile el próximo 19 de diciembre, según los resultados oficiales parciales de la primera vuelta de las elecciones generales de este domingo.

Según las últimas cifras, correspondientes a más del 90% de los votos escrutados, Kast será el ganador de la primera vuelta con 28% de los votos, mientras Boric quedó en segundo lugar con el 25% de los sufragios.

La gran sorpresa de la noche fue el desempeño del liberal Franco Parisi, que sin pisar Chile y con una campaña presidencial completamente virtual, acumuló el 13,4% de los votos, más que las preferencias acumuladas por la senadora DC Yasna Provoste (12,2%) y por el exministro Sebastián Sichel (12%). El último lugar fue para el ultraizquierdista Eduardo Artés (1,4%).

Se trata, pues, de un resultado muy parecido al que las “poco fiables” encuestas llevadas a cabo en el país anticipaban hace más de dos semanas, tras haber fallado en previos pronósticos electorales.

Lea también: Chile abre las urnas e inicia histórica elección presidencial

“La sorpresa mayoritaria fue que Parisi se logra consolidar casi de manera definitiva en el tercer lugar. La otra sorpresa para el establishment político es el empate técnico en el cuarto y quinto lugar entre Provoste y Sichel, ella siendo la expresidenta del Senado y de un partido con larga trayectoria, y él siendo el representante del Ejecutivo en ejercicio”, explicó a Forbes Chile el cientista político y académico de la Universidad Mayor, José Miguel Cabezas.

Es la primera vez desde el regreso de la democracia en 1990 que un presidente de centroderecha o centroizquierda no gobierne al país, y Chile debe ahora escoger entre dos programas de gobierno en las antípodas: uno que impulsa cambios amparado en la Convención Constitucional y otro que no ve necesidad de cambiar y se opone al órgano constituyente.

Kast, de 55 años, promete mano dura contra la delincuencia, orden, crecimiento económico y un Estado eficiente, pero también reivindica la dictadura de Pinochet, quiere hacer una zanja en la frontera para frenar la inmigración, se opone al matrimonio igualitario, al aborto en cualquier circunstancia y propone una política “internacional anti-radicales de izquierda”.

En un discurso celebrando su victoria en la primera vuelta, Kast dijo a sus seguidores que “vamos a trabajar para recuperar el orden, el trabajo y el progreso (…) Nos vamos a liberar de la corrupción, el narcotráfico y el terrorismo, de la violencia y la delincuencia“.

José Antonio Kast. FOTO: EFE

“No queremos ir en la ruta de Venezuela o Cuba. El 19 de diciembre no solo vamos a elegir un presidente, sino que vamos a elegir entre libertad y comunismo“, agregó.

Boric (35), por su parte, quiere cambiar el modelo económico chileno, aumentar el bienestar social, aumentar los impuestos a los más ricos y hacer del país un Estado ecológico. Apoya el matrimonio igualitario y el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo.

“Hoy hemos recibido un mandato y una responsabilidad que es tremenda, liderar un disputa por la democracia, por la inclusión, por la justicia y por el respeto a la dignidad de todos”, expresó el candidato en un discurso a sus seguidores en Santiago.

Gabriel Boric. FOTO: Getty Images

Tras estos resultados, tanto Kast como Boric deberán entrar en conversaciones con los otros candidatos y candidatas para obtener su respaldo, y eventualmente, el de sus seguidores para la segunda vuelta.

El oficialista Sichel, que es menos conservador que Kast y denunció “chantajes” para que se convirtiera “en algo que no soy, en una persona intolerante, de extrema derecha”, adelantó esta noche que “no voy a votar por Gabriel Boric” y dio a entender que está abierto a conversar con Kast, a pesar de que tiene diferencias con él por su programa de gobierno.

Provoste, por su parte, al admitir su derrota hizo referencia a que comenzó a hacer política “en un período muy oscuro en nuestro país, y precisamente ese espíritu fascista es lo que representa la candidatura de José Antonio Kast”.

“No queremos que se repitan esos horrores y dolores”, dijo, “no vamos a repetir eso y no seremos neutros. He felicitado a Gabriel por WhatsApp. Estaremos muy atentos a sus declaraciones en las próximas horas sobre ofrecer estabilidad al país (…) Seremos oposición pero no da lo mismo quién gobierne a esta nación”.

Cabezas, por su parte, sostuvo que “dado el respaldo de Provoste en condicional a Boric, además del descarte y libertad de acción de Sichel a Kast, queda pendiente el resultado de las fuerzas parlamentarias y cómo se van a construir los pesos y contrapesos en el Senado y la Cámara de Diputados”.

Poco después de las declaraciones de Provoste, la presidenta de la Democracia Cristiana, Carmen Frei, dijo que el partido se someterá a una Junta Nacional Extraordinaria para definir si apoyarán a Kast o a Boric.

Por otro lado, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, felicitó a los ganadores y les pidió, “sentidamente … desde el fondo y con mi experiencia como presidente de Chile, que busquen siempre los caminos de la paz y no de la violencia, los caminos de la unidad y no de la división, los caminos del diálogo y no la descalificación, los caminos de la responsabilidad y no del populismo, los caminos de la verdad y no de los engaños, los caminos de la moderación y no de la polarización”.

“Sabemos que Chile necesita cambio, pero cambio por libertad, en paz y con justicia, cambio con responsabilidad y en orden, cambio con voluntad de diálogo, colaboración y búsqueda de acuerdos, porque a pesar de todas nuestras diferencias, nunca debemos olvidar que nos une nuestro amor por Chile“, concluyó Piñera.

Seguir Leyendo

Política

Chile abre las urnas e inicia histórica elección presidencial

En estos comicios los chilenos también votan por consejeros regionales, diputados y senadores.

Publicado

on

Chile inició temprano la que se ha denominado la elección más incierta en sus últimos 31 años. El histórico proceso destaca porque marcaría un cierto cierre de ciclo luego de las violentas manifestaciones sociales que se desencadenaron en 2019 y porque se ha planteado un nuevo escenario político, en el que los favoritos son dos candidatos que no forman parte de los clásicos conglomerados de ese país. Gabriel Boric que va por Apruebo Dignidad, conglomerado del Frente Amplio y el Partido Comunista (izquierda) y José Kast del Frente Social Cristiano (ultraderecha).

Unos 15 millones de electores -en una población de 19 millones- están convocados para ejercer su derecho al voto, voluntario desde 2012. Las urnas estarán abiertas hasta las seis de la tarde (hora local) para votar entre siete candidatos a la presidencia, la totalidad de la Cámara de Diputados y la mitad del Senado, además de consejeros regionales.

Mientras que en Nueva Zelanda y Australia ya se conocían los primeros resultados de los chilenos que votan en el extranjero, donde en ambos países ganó Boric. El presidente saliente, Sebastián Piñera, fue la primera figura pública en ir a votar en un colegio en Las Condes, un barrio acomodado de Santiago. “Todas las opiniones importan. Vengan a votar”, “somos capaces de resolver nuestras diferencias de manera pacífica, a votar”, pidió ante las cámaras.

Hasta el momento, de los candidatos al sillón presidencial, Gabriel Boric, José Kast, Yasna Provoste y Sebastián Sichel ya emitieron su voto. El primero en Punta Arenas (sur de Chile) y el segundo en Paine (ciudad de la Región Metropolitana), Provoste y Vallenar y Sichel en la comuna de Las Condes. Los atres candidatos llamaron a votar y resaltaron la importancia de estos comicios.

Un 50% de indecisos, voto voluntario y restricciones sanitarias por la pandemia, configuran el escenario más incierto desde el retorno a la democracia tras la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). Por otro lado, las encuestas no han acertado en ninguna de las últimas elecciones por lo que es difícil asegurar totalmente algún tipo de resultado. Lo que si estiman muchos analistas es que ningún candidato a La Moneda logrará el 50 % de los votos, lo que haría obligatorio el paso a segunda vuelta.

El nuevo gobierno será de transición

La presidenta de la convención que redacta la nueva Constitución de Chile, la académica indígena Elisa Loncón, afirmó que el nuevo presidente, que se vota en primera vuelta este domingo, “será de transición” y su labor será “facilitar el camino constituyente”.

“Quien se instale hoy día será un Gobierno de transición que en el futuro tendrá que ver cómo implementa la nueva Constitución”, reivindicó Loncón desde un local de votación de la capital.

“Es muy importante quién sea electo hoy o quién pase a segunda vuelta porque tendrá que continuar gobernando en clave constitucional”, expresó.

En 2020, Chile decidió dejar atrás su actual carta magna, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), y encomendó la tarea de redactar una nueva a una asamblea paritaria, con participación indígena y de tendencia progresista.

Implementar las normas de la nueva ley fundamental, en caso de aprobarse en un plebiscito de salida -previsiblemente el año que viene- será uno de los principales retos del próximo mandatario, que sucederá al conservador Sebastián Piñera en marzo de 2022.

Son siete candidatos en total y, según los sondeos, ninguno se impondría en primera vuelta y pasarían al balotaje el 19 de diciembre el diputado izquierdista Gabriel Boric y el ultraderechista José Antonio Kast.

También son una alternativa el exministro y carta del oficialismo, Sebastián Sichel, y la democratacristiana Yasna Provoste, y con menos apoyos, el progresista Marco Enríquez-Ominami; Franco Parisi, un polémico economista que reside en Estados Unidos, y Eduardo Artés, de izquierda radical.

“No da lo mismo quién gane. Necesitamos un presidente que dialogue y asuma la gran responsabilidad de instalar las demandas por los derechos fundamentales de la madre tierra, de las mujeres, y las naciones originarias”, agregó Loncón.

El proceso constituyente se abrió como la vía política para suavizar la crisis social que comenzó en 2019, la más grave en tres décadas, que se extendió durante más de un año con masivas protestas por un modelo socioeconómico más igualitario, feministas y ambientalista.

Algunos expertos apuntan que una eventual victoria del ultraderechista Kast, que se opuso en 2020 a cambiar la carta magna, podría tensionar el proceso constituyente, algo que el mismo candidato ha rechazado en diversas comparecencias.

Más de 15 millones de personas están llamadas a las urnas para elegir al nuevo presidente pero también para renovar parcialmente el Parlamento, un elemento crucial para la gobernabilidad del país.

Se elegirán a todos los diputados (155) para un periodo de 4 años y a 27 de senadores de un total de 50 para un periodo de 8 años.

Uno de los grandes interrogantes es la participación, ya que desde que el voto es voluntario (2012), ninguna elección ha superado el 50 % del padrón excepto el plebiscito por una nueva Constitución de 2020.

DW/EFE

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado