Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Empresas

¡Jaque instantáneo! La historia secreta de cómo el Grupo Gilinski está a punto de hacerse a Nutresa

El Grupo Gilinski está a punto de hacerse con una de las joyas de la corona del GEA y todo con una sola movida. Así fue el complejo ajedrez que puso en vilo el enroque empresarial más cerrado de Colombia.

Publicado

on

Gonzalo Alberto Pérez, Jorge Mario Velásquez, Gabriel Gilinski y Jaime Gilinski
De izquierda a derecha: Gonzalo Pérez, presidente de Grupo Sura; Jorge Mario Velásquez, presidente de Grupo Argos; Gabriel y Jaime Gilinski, líderes de Nugil, la firma que busca la OPA por el Grupo Nutresa. Fotos: Archivos / Pool.

¿Cómo se dieron cuenta los Gilinski del talón de aquiles del Grupo Empresarial Antioqueño y con solo una jugada lograron poner en jaque al mayor conglomerado industrial del país?

Esa es la pregunta que muchos analistas se deben estar haciendo ahora mismo por cuenta de la que ya es la oferta empresarial más relevante en la historia reciente de Colombia: la que busca hacerse al máximo de 62,62% de las acciones del Grupo Nutresa.

La crónica es apasionante y está ya escrita en los anales de la historia empresarial colombiana.

Todo empieza con dos hechos de mercado.

Primero, los activos empresariales colombianos sufrieron una pérdida rotunda de precio por cuenta de la devaluación de la moneda colombiana que empezó desde mucho antes de la pandemia y que se agudizó después de la llegada del covid-19. Segundo, los precios de las acciones colombianas se han mantenido prácticamente congelados durante varios años.

La suma de estos dos factores fue el inicio de la tormenta perfecta para el GEA.

Vamos por partes. En 2014 se inició un proceso de devaluación de la moneda colombiana que llevó el dólar de los $1.800 a alrededor de $3.300 en 2015. Esta fue una devaluación de entrada de más del 80%, producto de la caída estrepitosa en los precios del petróleo y la consecuente menor oferta de divisas en el mercado local.

Luego hubo que sumarle el mayor precio del dólar que se concretó cuando la pandemia tocó a la puerta. En ese momento, a comienzos de 2020 la divisa se disparó más allá inclusive de los $4.000 y aunque hubo momentos de corrección hacia los $3.500, en las más recientes jornadas de 2021 volvió cerca de los $3.900. Así las cosas, la devaluación del peso entre 2012 y 2021 ha sido del 117%. Eso abarató considerablemente los precios de los activos locales en dólares. Colombia está de ganga para los inversionistas internacionales.

El impacto en Nutresa

Miremos la realidad en el caso específico del Grupo Nutresa: en octubre de 2012, hace casi 10 años, la acción se encontraba en un valor cercano a los 21.660 pesos. En esa época el dólar se encontraba muy cerca de los $1.800. Esto nos muestra, primero, que en pesos, el Grupo Nutresa, a pesar de todo el crecimiento que ha tenido, sigue valiendo hoy lo mismo que hace una década. Es decir, los accionistas no han visto una valorización en su activo. Probablemente esta situación se deba también por el hecho mismo del enroque empresarial que lleva a Nutresa a ser dueña de una entidad financiera y de seguros (Sura) y otra de construcción (Argos). A pocos accionistas del sector de alimentos les interesaba participar de esta clase de entramado accionario.

Lo otro que nos pone en evidencia la realidad del mercado es que las 460 millones de acciones en circulación de Nutresa pasaron en los últimos 10 años de valer US$5.533 millones a solo US$2.545 millones. Eso por la drástica devaluación del peso.

Esta mezcla de situaciones resultaba atractiva para cualquier inversionista con capacidad de apalancamiento en dólares y con la astucia suficiente para encontrar el punto de entrada a la inexpugnable fortaleza accionaria que habían construido los paisas.

Aquí es donde viene la sorpresa mayor para quienes no vieron venir esta pelota con curva que es la oferta de los Gilinski.

La movida secreta

En este contexto es que los Gilinski piensan que es posible una movida sorpresiva con Nutresa. Pero se necesitaba de mucho estudio para encontrar el talón de Aquiles del Grupo Empresarial Antioqueño. Y lo lograron gracias a dos detalles clave. Primero la mayoría accionaria del GEA en Nutresa hace rato, casi desde el 2000 ya no era superior al 50% y ese factor, que significaba una fisura en el tejido accionario ideado por los antioqueño, o no lo descubrieron o no les pareció relevante.

Hoy, lo que hay en poder de Sura y Argos alcanza al 45% de las acciones del conglomerado de alimentos. Esa no es la mayoría absoluta que los blinda de cualquier oferta. En consecuencia, no podrían bloquear ninguna propuesta, inclusive si decidieran una estrategia en bloque, cosa que las autoridades les reclamarían de manera inmediata. Nutresa era el lado flaco del enroque antioqueño.

El otro aspecto es el que más sorpresa causa y que se constituye hoy en todo un “seguro contra accidentes” a favor de los Gilinski. Resulta que por tener Nutresa más del 10 por ciento de su participación en el Grupo Sura, cualquiera que aspire a tener la posesión de la compañía de alimentos, debe pedir autorización a la Superintendencia Financiera porque Sura es una entidad que tiene la mayor participación accionaria en una entidad financiera, el Bancolombia, y en una aseguradora, Suramericana.
Los Gilinski hicieron esa solicitud ante las autoridades hace más de un año y les fue aprobada. El proceso no fue traumático, pues los Gilinski ya han estado en el sistema financiero a lo largo de más de 30 años, lo que facilitó la entrega de información a las autoridades.

Este aval bloquea la llegada de cualquier otro gran actor inversionista, porque ese proceso puede durar hasta un año, lo que le quitaría oportunidad a toda nueva oferta. Por eso es que no se espera que alguna multinacional de alimentos como Nestlé o Mondelez llegue.

El otro paso adelante que dieron los Gilinski fue solicitar ante la Superintendencia de Industria y Comercio analizar si se configuraba un monopolio al unir eventualmente sus inversiones en Yupi y Nutresa. Ese concepto ya fue emitido y señala que no hay ningún problema para una eventual adquisición de Nutresa por parte de los Gilinski.

El viernes pasado se supo sobre la autorización de la Superintendencia Financiera para que se dé la Oferta Pública de Adquisición con las condiciones expuestas por los Gilinski: US$7,71 y van por una participación accionaria de entre el 50,1% y el 62,62%. Si se da la máxima adquisición esto equivaldría a unos US$2.200 millones, 40% más de valor frente a la capitalización de mercado actual. En pesos, se trataría de una oferta de $8,7 billones.

A pesar de que muchos consideraron una locura esta movida de los Gilinski, el tiempo les está empezando a dar la razón. Habrá que ver qué hacen desde el Grupo Empresarial Antioqueño y cómo se cerrará esta partida que está resultando de campeonato.

Las posibles respuestas

La estrategia más sensata para el GEA parece ser la de aceptar la oferta por Nutresa, pero con el compromiso de los Gilinski de no ir ni por Argos ni por Sura.

La otra opción es defender sus intereses accionarios y presentar una contraoferta. Esto resultaría muy costoso porque sería necesario conseguir los más de US$2.300 millones que se necesitan para ir más allá del dinero que ya está sobre la mesa.

Pero si adoptan esta estrategia, la cosa podría salir mucho más cara. Resulta que los Gilinski ya tienen autorización -como se mencionó atrás- para ir por Sura.

Así que si el GEA decide defender sus intereses y hace contraoferta por Nutresa, al siguiente día, los Gilinski podría hacer otra OPA por Sura o inclusive por Argos.

Si se tienen en cuenta las capitalizaciones de mercado de estas compañías, el GEA ya no solo tendría que conseguir los US$2.300 millones para defender Nutresa sino los más de US$5.000 millones adicionales para mantener sus posiciones en las otras dos grandes holdings del conglomerado.

Todo indica que al encontrar el talón de Aquiles, Nutresa, los Gilinski convirtieron al enroque empresarial en el peor enemigo del GEA.

Esta semana iniciarán las conversaciones entre todos los involucrados y se empezará a dilucidar cuál será el futuro del principal conglomerado industrial y financiero de Colombia.

Empresas

Distrito de Barranquilla recupera la mayoría accionaria sobre Triple A

La administración contará con el 65% de la participación, mientras que el 35% estará en manos de privados.

Publicado

on

Triple A

La Alcaldía de Barranquilla y la Sociedad de Activos Especiales (SAE) dieron a conocer este viernes el documento que hace oficial que el Distrito asume como socio mayoritario de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado Triple A.

De acuerdo con el anuncio realizado por el Alcalde Jaime Pumarejo, la Administración logró la recuperación de la empresa, sin comprometer su presupuesto y sin generar garantías bancarias para su compra.

Lea también: Ministra de las TIC alborota el avispero con planes de cambiar reglas del espectro

“Recuperamos la Triple A para los barranquilleros y buscamos que el patrimonio sea mayoritariamente público. Que sea una empresa que crezca y se fortalezca, que sea un orgullo de los barranquilleros, generando utilidades sociales que nos ayuden a generar una ciudad que puede hacer grandes proyectos”, destacó Pumarejo.

El mandatario local indicó que el resultado se da después de varios meses de trabajo de la mano de Alumbrado Público de Barranquilla (APBAQ), una empresa que garantizará las utilidades futuras, mientras que el Distrito pagará paulatinamente la inversión.

En el evento también participó el presidente de la República Iván Duque, quién señaló que, con esta nueva apuesta, lo que se busca es que la Triple A vuelva a ser un ejemplo de gestión para la ciudad y el país. “Que esta sea la Triple A del futuro acorde con una ciudad que hoy se presenta ante los ojos del mundo que es digna de admirar y que muestra por qué es polo de desarrollo en Colombia”, destacó Duque.

“Pasamos de tener 566.000 millones a 789.000 millones en ingresos durante la administración de la SAE. Le pido que vuelva esta empresa, la empresa de servicios públicos más grande de la costa y que sea un patrimonio para los barranquilleros“, afirmó el Director de la SAE, Andrés Ávila.

Seguir Leyendo

Empresas

Cafarcol espera crecer 53% en ventas este año

La compañía se especializó en soluciones de empaque para medicamentos y ya exporta a 15 países.

Publicado

on

Julián Hurtado CEO de Cafarcol

Julián Hurtado,  actual CEO de CFC (Cafarcol), recuerda cómo llegó a convertirse en accionista de la compañía que hoy es una de las tres nominadas al Premio Colombiano a la Calidad para la Exportación 2021.

“Llegamos en 2011 y lo que dijimos es ‘compramos el 51%’ y luego el otro accionista en dos años tiene un tiempo suficiente de salida”, comentó.

Cafarcol nació hace 45 años bajo el nombre “Cauchos Farmacéuticos de Colombia”. Eran tres personas que había estado en la industria y se había dedicado a producir tapones farmacéuticos: esos dispositivos que se utilizan, por ejemplo, para sellar los recipientes de las vacunas y donde luego entra la aguja para llenar la jeringa antes de aplicar a cualquier persona.

La compañía quiere abrir su propio centro de distribución en el exterior y ganar más mercados en Europa y Estados Unidos.

Si bien el negocio fue muy exitoso en su momento, los accionistas de entonces no habían invertido en modernización de los bienes de capital y por esa razón se hacía necesario un cambio estratégico. Eso fue lo que llegaron a hacer los nuevos accionistas en 2011.

Empezaron a viajar por las distintas ferias farmacéuticas en Europa, África y Estados Unidos.

“Entonces advertí que esa era una industria muy competida. Nosotros hacíamos 10 millones de unidades y las compañías grandes en este juego producen 10.000 millones de unidades al año”, comentó Hurtado.

Entonces empezaron un proceso de diversificación y fortalecimiento del portafolio que los llevó también a ofrecen envases de vidrio y empaques para otras industrias como alimentos, bebidas y cosméticos.

“Nos hemos metido, por ejemplo, en tapas para los envases de duraznos, las twist-off, y nos volvimos importadores para Colombia de tapas plásticas”, explicó.

La compañía tiene hoy una visión más integral de su negocio: “no vendemos una sola cosa. Vendemos soluciones de empaque: integraciones entre tapa, tapón, frasco y agarre. Respondemos por todo: tenemos ingenieros químicos farmacéuticos e ingenieros de empaque entre nuestro equipo de trabajo”.

A partir de la llegada en 2013 de los socios que compraron la otra parte de la compañía a los fundadores decidieron iniciar un programa de planeación estratégica y según cuenta, hoy se han cumplido entre 93 a 94 % de los objetivos planteados.

Los registros de crecimiento, según Hurtado, son prueba del éxito de haber administrado la compañía bajo una perspectiva de mediano y largo plazo. “El año pasado, en pandemia, crecimos 32%; este año, 53% y nuestro presupuesto para 2022 es un crecimiento de 58%”, comentó.

Esto también ha ido de la mano con un plan de inversión importante en bienes de capital para fortalecer su planta de producción. “Iniciamos en con 1.600 metros en nuestra fábrica, hace tres años ya eran 3.600 y hoy contamos con 12.000 metros cuadrados”, comentó.

Actualmente tienen distribución en ciudades clave como Bogotá, Barranquilla, Cali, Medellín y Armenia. En el frente externo se han apalancado con la presencia en ferias internacionales para lograr mercado en 15 países donde ya tienen 53 clientes. Esto les ha permitido crecer 40% anual en exportaciones.

“Esperamos el próximo año -dijo el ejecutivo- empezar la internacionalización escogiendo un país para establecer un sitio de distribución”.

En 2018 iniciaron el proyecto Houston con el que buscaban construir toda la infraestructura necesaria para satisfacer a sus clientes y alcanzar un mayor mercado con sus productos en el exterior. Se espera que el proceso esté concluido este o el próximo mes.

“Lo que pretendemos es empezar con las certificaciones y para ello tenemos espacios completamente dotados. Nos montamos a hacer empaques primarios para industria farmacéutica con la norma ISO 15378. Buscamos también certificarnos con la FDA y conseguir un registro para exportar a Estados Unidos y el EMA (Europa Medicines Agency) para exportaciones a Europa”, explicó.

Otro de los frentes en los que han trabajado duro es en la incursión en la industria 4.0 a través de automatización de procesos con tecnologías como robótica.

“Dentro de nuestra planeación estratégica y en toda la construcción del proyecto Houston con la construcción de la plataforma y el lanzamiento del cohete en octubre de 2023, esperamos estar con un stand en CPHI, la feria internacional farmacéutica a la que van todos los que fabrican farmacéuticos, empaques, materias primas, equipos de laboratorio o maquinaria. Queremos llegar siendo una compañía de talla mundial que pueda entrar en los mercados y si logramos obtener el premio nos daría un sello adicional a todo lo que hemos hecho”, finalizó.


Conviera a Forbes Colombia en su fuente permanente de información

Seguir Leyendo

Empresas

El millonario fondo de inversión gringo que busca artistas en Colombia y Latinoamérica

A través de una alianza con una firma colombiana, el fondo estadounidense Catch Point busca fichar a artistas consagrados para administrar sus derechos y regalías.

Publicado

on

Richard Conlon de Catch Point y Camila Saravia de M3 Music

A la izquierda Richard Conlon, socio y fundador de Catchpoin, y a la derecha Camila Saravia, CEO de M3 Music en Colombia. Ambas firmas están buscando artistas en Colombia y la región para sumarlos a su catálogo de derechos de autor y regalías.

El negocio de los derechos de autor y las regalías está adquiriendo dimensiones importantes de un tiempo para acá. Por ejemplo, a comienzos de 2021 se conoció el anuncio de Shakira que firmó un acuerdo para venderles todos los derechos de sus canciones al fondo Hipgnosis, por una millonaria suma que no fue revelada.

Pues ahora la ola por la música colombiana y latina sigue en boga, pues otro de estos fondos está buscando fichar artistas de la región para administrar los derechos y regalías.

Se trata del fondo Catch Point Rights Partners que firmó una alianza con la firma de representación de artistas M3 Music, con el objetivo de iniciar la búsqueda de artistas consolidados que entren en este novedoso negocio.

Actualmente Catch Point administra los derechos de artistas famosos como Avril Lavigne, Sheryl Crow, Avicii, entre cientos de creadores de música a lo largo del mundo. De acuerdo con la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) actualmente el valor de los activos en propiedad del fondo alcanza un valor de US$51,4 millones.

Por su parte, M3 Music tiene en su catálogo a artistas como Bomba Stereo, Santiago Cruz, Vicente Garcia y Diamante Eléctrico.

Según Richard Conlon, cofundador y socio de Catch Point, el modelo de negocio de la música ha sufrido una transformación profunda gracias a los beneficios que ofrece la digitalización lo que ha permitido la llegada de nuevos inversionistas que están impulsando la industria.

“Hace unos 20 años, los productos financieros entraron a la industria musical. Una de las razones por la que esto pasó es porque antes de la era digital, esta industria estaba basada en la estimación y en suposiciones, suposiciones formadas, de personas expertas. Pero con la llegada de lo digital pudimos saber muchas cosas que pasaban con el negocio: supimos exactamente cuántas personas estaban pagando, cuántas estaban escuchando música en India o en Japón”, comentó en diálogo con Forbes.

De esta manera, el negocio pasó de las ‘estimaciones’ de los expertos a los hechos que arrojaban los datos. Eso es terreno abonado para los inversionistas que toman decisiones fundados en información veraz.

Nos movimos hacia un entendimiento real de lo que está sonando y lo que la gente está usando. Esto agregó mucha más racionalidad al negocio y esto atrajo a inversionistas externos”, explicó.

En un primer momento aparecieron fondos de pensiones y aseguradoras invirtiendo en esta clase de iniciativas y luego del éxito que lograron en materia de rentabilidad, la industria empezó a atraer inversionistas de fondos de capital.

“La razón por la que se atraen inversionistas externos es porque el negocio se ha vuelto más explicable. Los datos son relativamente accesibles. No necesitas confiar en un tercero.

Además, es una inversión que no tiene correlación con las bolsas de valores y mientras que la economía puede estar mal, estas inversiones pueden ir bien”, comentó.

La otra parte positiva de la digitalización es que hay más actores en juego: no solo desde una perspectiva de la inversión sino también de los usuarios que ahora juegan un rol protagónico en la programación de música a lo largo del mundo. Antes, era impensable un nivel de democratización en las tendencias de esta industria, porque los listados estaban manejados por unos pocos.

Además el link entre inversionistas y artistas está generando muchas dinámicas positivas. “Tienes más dinero llegando a la industria y más gente teniendo participaciones en el negocio. Esto implica que hay más gente defendiendo los marcos regulatorios que protejan a los creativos y a favor de los derechos de autor. De otra manera, cualquier persona dice: ‘mi inversión estará en riesgo’”. 

Otra de las tendencias en la industria es que se están rompiendo las barreras porque los costos de grabación son más bajos. “Para nosotros que estamos concentrados en oportunidades en los mercados indie y medio de la música esto ha permitido ofrecer condiciones contractuales a los artistas emergentes que eran impensables hace 10 años, inclusive hace 5 años”.

Catch Point está fondeada por inversionistas de capital privado y su enfoque es global. Aunque tienen artistas en Estados Unidos, también han incorporado a su portafolio artistas de muchas partes del mundo y están buscando esas oportunidades a lo largo del planeta. Eso es lo que explica que hayan puesto sus ojos en Colombia y Latinoamérica.

Según Camila Saravia, CEO de M3, la firma local que firmó esta alianza, “Latinoamérica es una región culturalmente muy rica y estamos tratando de tener los contactos correctos en cada territorio. Latinoamérica tiene mucha música y mucho catálogo para iniciar las adquisiciones”.

Con esta alianza, explica Saravia, se está abriendo una puerta para que llegue una inyección de capital al mercado latino. “Eso hace falta. Es muy importante para el desarrollo de la industria y de los negocios y para los artistas, las disqueras o las editoras es una forma de recibir capital y crecer”.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente permanente de información

Seguir Leyendo

Empresas

Advierten sobre noticia falsa: no hay OPA de Argos

La noticia que se ha conocido sobre una supuesta OPA por Grupo Argos, que habría aprobado la Superfinanciera, no es cierta.

Publicado

on

No, la Superintendencia Financiera no ha confirmado ninguna solicitud de autorización de Oferta Pública de Adquisición (OPA) por Grupo Argos, como lo han informado algunos medios de comunicación este jueves.

La noticia surge en medio de un convulsionado panorama de negocios en Colombia, luego de que esta semana el Grupo Gilinski presentó una OPA por una participación importante en el Grupo Sura, que implica un valor por accion de 8,01 dólares.

Lea también: Grupo Argos le responde a los Gilinski y dice estar preocupado por solicitud de OPA

Esta se suma a la ya presentada por Nutresa también por parte de los Gilinski, ambas compañías parte del Grupo Empresarial Antioqueño (GEA).

La familia Gilinski, que regista un patrimonio de US$3.800 millones, según Forbes, busca quedarse con un mínimo de acciones de Nutresa equivalente al 50,1% y un máximo de 62,6%. Su oferta es atractiva para todos los accionistas, incluso el GEA, pues plantea un precio de compra por cada título de 7.71 dólares.

Seguir Leyendo

Empresas

Thales ya ha producido más de dos millones de pasaportes biométricos para Colombia

La compañía de origen francés espera crecimientos del 20% anuales para las próximas tres vigencias.

Publicado

on

Nadia González vicepresidente para América Latina de Thales

Colombia ya cuenta con más de dos millones de pasaportes biométricos producidos por la firma francesa Thales.

Así lo explicó la vicepresidente para América Latina y Country Director de Thales en México, Nadia González, durante el desarrollo de su participación en Expodefensa 2021 que se tuvo lugar en Bogotá.

De acuerdo con González esto ha permitido incrementar los niveles de seguridad y eficiencia en los procesos migratorios para los ciudadanos de Colombia en cualquier parte del mundo.

El pasaporte biométrico o de chip utiliza tecnología para almacenar todos los datos de entradas y salidas de los países por parte de cualquier ciudadano.

La ejecutiva se mostró optimista acerca del futuro de la compañía en el país donde la firma opera desde hace 30 años.

“Actualmente, Colombia es la tercera operación de la región después de Brasil y México”, explicó.

Nadia González es vicepresidente para América Latina de Thales
Nadia González es vicepresidente para América Latina de Thales

Según las cuentas de González, Thales deberá crecer en facturación 20% anual durante las próximas 3 vigencias. De acuerdo con las cifras de la Cámara de Comercio, el año pasado Thales facturó en Colombia cerca de $90.000 millones.

La firma está especializada en tecnologías de identificación digital, aeroespaciales, de ciberseguridad, de defensa y de transporte.

Actualmente, Thales provee a diferentes sectores. En el caso de la banca entrega tarjetas tanto a banca tradicional como Bancolombia y Banco Falabella, y a fintechs como Nubank y Rappi.

Igualmente ofrece tecnología token para las redes de pagos de Redeban y Bancolombia.

En el sector defensa, fue la encargada de modernizar cuatro fragatas de la Armada Nacional.

Según González, las expectativas de crecimiento están fundadas en el buen ritmo que está presentando Colombia en sus industrias tecnológicas y de seguridad.

Aún así, González considera que el país debe avanzar en materia de cobertura con infraestructura en zonas remotas, porque en las áreas urbanas, el país cuenta con buen servicio.

“Hemos tenido unos niveles importantes de inversión en los últimos años y vamos a mantener esa inversión en los próximo años”, explicó.

Destacó el caso del talento colombiano, porque para ella los desarrolladores locales tienen enormes capacidades y por eso ahora mismo la compañía inclusive está exportando soluciones desde Colombia. Es el caso de una solución de biometría que se está aplicando en Brasil y en el desarrollo de la misma, más de la mitad de los ingenieros que intervinieron tenían origen colombiano.

La ejecutiva destacó lo que viene pasando en los sectores de banca y telecomunicaciones que han tenido un desarrollo muy dinámico en América Latina en los últimos años y eso se evidencia en la clase de servicios que se vienen implementando para los usuarios y en la cantidad de actores que están irrumpiendo en estas industrias en la región.

Thales sirve desde Colombia a toda la región Andina, Centro América y el Caribe. Esto muestra la apuesta que está haciendo la firma ahora mismo por el país.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente permanente de información

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado