Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Emprendedores

La ropa se pondrá más cara para Navidad

Los empresarios de la confección advierten sobre bajo stock para Navidad y aumento de precios en materias primas.

Publicado

on

Los compradores de prendas de vestir van a sentir un alza generalizada de precios, tal y como lo vienen evidenciando muchos sectores. La razón: los problemas que registra la cadena de abastecimiento mundial que reduce la oferta y golpea los precios de las materias primas.

Así lo vienen evidenciando los empresarios del sector de confecciones que se quejan porque definitivamente traer materias primas de China y otros orígenes a nivel mundial está siendo muy difícil.

José Luis Villamil Gerente de Kott Risk, compañía que fabrica prendas de vestir para venta mayorista, explicó que el impacto hoy se siente en el costo de los fletes y la demora para que lleguen los insumos. “Está resultando muy costoso traer las cosas de importación. Un container se demoraba 45 días en agua ahora se demora de 80 a 90 días,eso es el doble del tiempo”, explicó.

Esto significa que los procesos de producción de prensa se atrasaron y el mercado interno, para reemplazar las importaciones, todavía no es suficiente para responder a una demanda mayor. 

“La compra se nos afectó. Ahora compras metro de tela que ha subido 70% frente a lo que comprábamos normalmente”, dijo el empresario.

Esto significa inevitablemente que los precios al usuario final deben subir.

Carlos  Martínez, gerente de Cannabis Jeans, también da testimonio de lo difícil que está resultando producir ropa ahora mismo en Colombia.

“La materia prima se nos subió -el algodón y el nylon- y también están más caros los fletes. Esto llevó a un aumento del 20% en los costos. Por ejemplo, la tela pasó de $11.000 a $15.000 el metro lo que significa que al final del día en una prenda el incremento se puede reflejar en casi 10%”, dijo.

Según él, las demoras logísticas son el problema, porque “los contenedores no llegaron a tiempo. Producir ropa es un ciclo de mes y medio y con estas demoras nos quedó muy difícil producir. Va a haber escasez de ropa al público en esta temporada”, explicó.

Martínez es reconocido por elaborar prendas de vestir con cáñamo, materia prima derivada de la planta de cannabis. Esta empresa fue pionera en la elaboración de esta clase de prendas y por eso el empresario explicó que es necesario que el país siga avanzando en su proceso de legalización del uso de esta materia prima en actividades industriales como la confección y los textiles.

Por su parte, Villamil de Kott Risk explicó que su compañía empezó hace 13 años con la idea de ofrecer ropa de buena calidad a bajos precios. 

“Entonces empezamos a diseñar y a fabricar desde cero en Colombia. Mi esposa se empapaba de la moda europea de todas las pasarelas y empezaba a traer esa información y plantarla acá”, comentó.

Esta compañía hoy es líder en la distribución mayorista y provee a comercios en todas partes del país.

Durante la pandemia, enfrentaron enormes dificultades y aunque accedieron a algunos beneficios estatales, tuvieron que acudir a la fabricación de tapabocas, para mantenerse en actividad y no despedir empleados.

Por su parte, Martínez de Cannabis Jeans explicó que sí tuvo que sacar personal y que la pandemia significó un duro golpe para su compañía. “Llevo haciendo ropa 33 años. Arrancamos con la marca hace 25 años. Sabíamos que la fibra del cáñamo del tallo de la marihuana servía para hacer textiles. Nos enamoramos de este producto”, explicó.

Martínez señaló que el país, con una devaluación tan alta y con la calidad de los productores colombianos podría convertirse en un exportador de ropa para la región, reemplazando los productos chinos.

“2022 es una oportunidad de oro para la industria de la moda. Estoy feliz. Ojalá el gobierno entienda que estamos en la mitad de una región muy grande en Latinoamérica: estamos entre Centro América y Suramérica. Colombia se puede convertir en una ‘China chiquita’ para empezar a exportar a la región. Colombia tiene una ventaja sobre China: sabemos hacer ropa de calidad y tenemos una tradición industrial muy fuerte. La devaluación nos hace ser más atractivos para la exportación”, finalizó.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente permanente de información

Articulos relacionados

Articulos relacionados

Publicidad
Publicidad