Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Social Commerce Vs. e-commerce ¿Existe una puja?

Una aparente revolución comercial que se estaría dando dentro de las redes sociales se ha convertido en objeto de estudio. Tanto así, que se plantea la posibilidad de que tomen una parte del mercado que ahora domina el e-commerce.

Publicado

on

Las redes sociales no fueron concebidas precisamente con fines comerciales, pero sus más recientes desarrollos parecen indicar que esta nueva vertiente está empezando a ganar relevancia dentro de su esquema. Al menos así lo plantea un estudio realizado por el unicornio israelí Rapyd en Colombia, Argentina, Brasil y México.

Y es que debido a los cambios que surgieron tras la pandemia de Covid-19, los servicios financieros virtuales aumentaron su penetración en las economías latinoamericanas y se han convertido en un motor de crecimiento regional. Aunque no se puede decir que tiene el terreno ganado desde ya, si lleva algunas ventajas.

“El e-commerce ha enfrentado diversos retos, entre los cuales se encontró el de desarrollar métodos de pago digitales y ofrecer las formas de pago locales preferidas por los usuarios de forma segura. En este sentido, el social commerce tiene mucho camino ganado y allanado por el e-commerce, y eso explica en parte la rápida penetración que empieza a tener este nuevo canal de venta”, comentó el director senior de Desarrollo Corporativo y Asociaciones de Rapyd, Juan Huezo.

Basta con ver las cifras regionales para hacerse una idea. Mientras que en Brasil y México apenas prefieren compras por social commerce un 22% y 20% de los encuestados respectivamente, para un porcentaje mayor de argentinos y colombianos es igual cualquiera de las dos alternativas. En números, 43% y 40% de los consultados en cada caso destacaron dicha postura.

No obstante, aún hay una preferencia importante del lado del e-commerce para las compras importantes. Los resultados del estudio revelaron que, en el caso de compras de bienes de alto valor, los cuatro países coincidieron en que es mejor hacerlo a través del e-commerce tradicional que por redes sociales.

En dicho apartado, 69% de los mexicanos confesaron decantarse por el e-commerce antes que por redes sociales, seguidos de 68% en Brasil, 62% en Colombia y 55% en Argentina.

Esto demuestra, de alguna manera, que el social commerce se ha posicionado como una herramienta para compras “impulsivas”. Al menos así lo destaca el 66% de los encuestados en Brasil y el 60% tanto en México como en Colombia. En el caso de Argentina, el porcentaje apenas llegó a 44%, aunque se sigue considerando un número alto.

Con esos límites definidos, también está claro para los usuarios cuánto gastar en cada caso. El máximo que los encuestados declararon estar dispuestos a gastar en compras por e-commerce en la región fue de un promedio de US$300 en Brasil y México y US$500 en Colombia. En cuanto a las redes sociales, el monto máximo llega a un promedio de US$160 en Brasil, US$150 en México y US$100 en Colombia. 

Si bien aún le queda mucho terreno por ganar, las cifras del social commerce no tienen un nivel bajo si se comparan con los números actuales del e-commerce. Tanto así, que no es descabellado empezar a catalogarlos como una competencia merecedora de un análisis serio en el corto plazo.

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Publicidad
Publicidad