Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Emprendedores

Addi capta US$200 millones y llevará su ‘compra ahora, paga después’ a México

Santiago Suárez, CEO y cofundador de Addi, expuso a Forbes la ruta de crecimiento que atrajo al fondo soberano de Singapur y a Softbank, que ingresan a la fintech colombiana que opera también en Brasil.

Publicado

on

De izquierda a derecha: Daniel Vallejo, presidente de Addi; Elmer Ortega, CTO, CTO de Addi y Santiago Suárez, CEO, de Addi. Foto: Addi.

Santiago Suárez, caleño, dejó atrás las certezas que le entregaba una carrera que había evolucionado entre Silicon Valley y Wall Street, después de haber estudiado becado en Yale, para jugársela desde Bogotá en 2018, cuando cofundó Addi, una financiera digital que da la posibilidad de pagar compras en comercios con créditos de cuotas mensuales.

Aunque en ese momento salir a convencer los primeros comercios de que agregaran esta modalidad de pago era agotador, más de 1.000 tiendas de Colombia y Brasil le han abierto un camino que será más amplio ahora que GIC, el fondo soberano de Singapur, está abanderando una ronda de inversión de US$80 millones en Serie C, que se complementa con US$125 millones en deuda, que la deja en una valuación de más de US$700 millones.

Softbank, a través de su Latin American Fund se ha juntado en esta ronda con inversionistas previos como Andreessen Horowitz, GGV, Greycroft, Monashees Capital  y el Opportunity Fund de Union Square Ventures.

Los fondos obtenidos en 2021 ascienden a más de US$340 millones. La deuda se compone de US$100 millones otorgados por Goldman Sachs y US$25 millones por parte de Architect Capital.

“Los jóvenes en particular buscan cada vez buscan una alternativa diferente para comprar sin tanta complejidad y tanto control”, expuso Suárez, CEO de Addi, en entrevista con Forbes. “A los comercios les da mucho más cercanía con los clientes que otros medios de pago tradicionales”.

Elmer Ortega, Daniel Vallejo y Santiago Suárez, cofundadores de Addi. Foto: Forbes.

Daniel Vallejo, un exconsultor de McKinsey que funge como presidente y Elmer Ortega, un extrader que encabeza el equipo de tecnología como CTO, son los cofundadores de Addi, que a menos de un año de establecer su otra sede principal en Sao Paulo, ha cumplido la meta que Brasil sea más del 10% de su negocio y proyectan que a mediados del 2022 sea más de la mitad del negocio por facturación.

Es relevante la llegada del GIC, porque cabe recordar que ha sido el mayor impulsor de Affirm, una fintech estadounidense que cotiza en Nasdaq con una valoración de US$27.000 millones, jalonando el auge del ‘compra ahora, paga después’ (BNPL, por sus siglas en inglés), lo que sugiere que dominan este modelo.

Esa podría ser una de las cartas a favor de Addi en México, donde ya ofrecen créditos de este tipo Kueski, Aplazo, Nelo y Zip y a donde tienen previsto expandirse en 2022.

“Llevamos haciendo esto un buen rato”, apunta Suárez. “Arrancamos con préstamos a largo plazo, lo que nos permitió desarrollar tecnologías de fraude, de riesgo de crédito y estamos muy enfocados en acercar a los clientes y a los comercios”.

Fueron complicados los momentos que experimentaron en los inicios de la pandemia, cuando llegaron a perder el 99% de sus ingresos mientras se reducía el consumo y debían entregar alivios a sus acreedores.

Ese vértigo los incentivó a moverse más al comercio electrónico, lo que derivó en un botón de pago que puede integrar cualquier comercio que tenga su tienda en línea con la plataforma de VTEX o la de Nuvemshop y a poner en marcha un piloto de pagos rápidos ‘compras a un clic’ que extenderán a todos los comercios en los próximos meses.

Nike, Puma, Apple, Claro, Arturo Calle y Mario Hernández, son algunos de los comercios que tienen el botón de pago de Addi, que aprueba los créditos con el documento de identificación y Whatsapp y que no cobra intereses en las primeras tres cuotas si se trata de compras de hasta de 600.000 pesos colombianos (cerca de 150 dólares).

Desde la fintech claman haber crecido 20 veces el volumen bruto transado (GMV, por sus siglas en inglés), haber incrementado más de 1.000 veces el número de transacciones que procesan y servir a más de 500.000 clientes en el último año, de los cuales el 60% ha descardo la aplicación móvil que lanzaron en septiembre de este año.

Al equipo de trabajo, que eran solo 17 al momento de la ronda semilla, son 400 ahora, a los que llaman ‘socios/colegas’, repartidos en ocho países, incluyendo a exempleados de Affirm y Capital One.

“Eso es traer las mejores experiencias y aprendizajes de nivel mundial a Colombia y América Latina”, acentúa Suárez.

Addi fue presentada por Forbes en 2021 como una de las 30 promesas de los negocios y como una de las 20 mejores startups fundadas en Colombia.

Publicidad
Publicidad