Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Inflación en la eurozona llegó en diciembre a su nivel más alto desde 1997

La tasa alcanzó el 5 por ciento, lejos del 2 por ciento esperado por el Banco Central Europeo. El explosivo aumento en el precio de la energía explica en buena medida el incremento.

Publicado

on

Unión Europea

La tasa de inflación anual de la eurozona aumentó una décima en diciembre en comparación con el mes anterior, situándose en el 5 por ciento, de acuerdo con una estimación preliminar publicada hoy por la oficina de estadística comunitaria, Eurostat. La entidad considera que el alza en los precios de la energía impulsó esta tendencia.

Eurostat no había registrado una cifra tan alta desde que empezó a realizar sus estadísticas, en 1997. Las cifras confirman el incremento de los precios en los últimos meses, ya que el indicador se había situado en el 4,1 por ciento en octubre y en el 4,9 por ciento en noviembre, que era el récord hasta que se divulgaron los datos del último mes del año pasado.

Estas cifras están muy por encima del objetivo del Banco Central Europeo (BCE), que apostaba por una inflación del 2 por ciento anual en los 19 países de la zona euro. Pese a ello, para la institución monetaria esta inflación es un fenómeno pasajero que tenderá a disminuir en 2023, tras tener un pico que debería alcanzarse en el curso de 2022.

Por culpa de la energía

El aumento de los precios del gas y de la energía explican que la inflación se haya disparado. En diciembre, la subida de los precios de la energía llegó al 26 por ciento, muy por delante de otros bienes y servicios, indica Eurostat. Los precios de los alimentos, alcohol y tabaco también aumentaron un 3,2 por ciento, por delante de los de los bienes industriales (2,9 por ciento) y los servicios (2,4 por ciento).

Entre los principales países de la zona euro, España (6,7 por ciento) y Alemania (5,7 por ciento) registraron una inflación más alta que la media europea durante diciembre. En Italia (4,2 por ciento) y en Francia (3,4 por ciento) se situó por debajo. En cambio, la tasa fue especialmente alta en los países bálticos: en Estonia llegó al 12 por ciento, mientras que en Lituania alcanzó el 10,7 por ciento, tres puntos más que en Letonia. Los países que registraron las subidas de precios más moderadas fueron Malta (2,6 por ciento) y Finlandia (3,2 por ciento).

DW

Publicidad
Publicidad