Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Esta es la receta de la Ocde para que Colombia y América Latina salgan de la crisis que dejó la pandemia

En un informe sobre las perspectivas para Latinoamérica, el ‘club de las buenas prácticas’ dijo que los países deben pensar en nuevo contrato social que incluya a todos.

Publicado

on

Foto: EFE

La pandemia ha dejado varias preguntas relacionadas con el modelo económico y la forma en la que los países deben asumir una caída abrupta en la producción, el desempleo, la informalidad y un empeoramiento de la desigualdad.

Ante esa situación, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), lanzó recientemente un informe en el que plantea una receta para que países de América Latina, incluido Colombia, pueda enfrentar los cambios que trajo la pandemia.

Lea también: La Ocde lanza la ampliación a seis países, incluidos Argentina, Brasil y Perú

La hoja de ruta

En el informe llamado Perspectivas económicas de América Latina 2021 de la Ocde, que también tuvo el apoyo de otros organismos internacionales como el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), planteó que la pandemia le dejó a la región 4 principales problemas: la baja productividad, la desigualdad y la vulnerabilidad social, las debilidades institucionales y una sostenibilidad ambiental en riesgo.

“El contexto posterior al covid‐19 debe aprovecharse como una oportunidad única para adoptar una estrategia de desarrollo multidimensional y para redefinir las políticas nacionales creando consenso entre los ciudadanos e implementando las reformas pendientes necesarias para impulsar la recuperación. Avanzar hacia una mayor integración regional y hacia una cooperación internacional que incluya a los países de ALC en igualdad de condiciones, independientemente de su nivel de desarrollo, debería contribuir a la recuperación de la región“, dice el informe.

En ese sentido, aunque la Ocde reconoce las diferencias que hay en cada país que pueden cambiar el rumbo de algunas de sus propuestas, dicen que sí debe haber un acuerdo regional para avanzar en esos frentes.

Estas son algunas de sus propuestas:

Lea también: Economías de Colombia, México y Chile crecen por encima de lo previsto: Ocde

Acceso universal a salud y servicios públicos

Como pasa en Colombia, la informalidad es un problema que afecta a la región, en donde la mitad de los trabajos están en esa condición y no están cubiertos por un sistema óptimo de protección social.

Por eso, proponen que haya cobertura universal en programas de protección social, como propuso unas semanas atrás la Misión de Empleo en Colombia.

“Es fundamental mejorar los regímenes de protección social, tanto en lo que se refiere a la cobertura sanitaria como de las pensiones, en apoyo de las personas mayores. Para mejorar las condiciones socioeconómicas de las mujeres, es esencial diseñar políticas para la recuperación con perspectiva de género y asegurar una redistribución más equitativa del trabajo de cuidados. Es importante poner en marcha políticas que reduzcan las brechas en educación y promuevan la adquisición de competencias en una etapa temprana de la vida para reducir la desigualdad de resultados y de oportunidades“, propone la Ocde.

Mayor integración regional para más empleo

Aunque buena parte de los países de América Latina avanzan en la recuperación de los empleos, la Ocde plantea que también se deben pensar en alianzas para construir nuevos modelos de desarrollo que tengan foco en sostenibilidad, la resiliencia y el bienestar.

“Se debe fomentar el comercio intrarregional, favorecer la creación de cadenas regionales de valor y aumentar la participación de América Latina y el Caribe en las cadenas mundiales de valor y sus flujos de inversión, y facilitar la conexión de las microempresas y las pequeñas y medianas empresas con el comercio internacional”, dice el documento.

Siga toda la información de economía y finanzas en Forbes Colombia

Nuevo contrato social

Con movilizaciones sociales como las que vivió Colombia y otros países de la región como Chile en los últimos años, la Ocde apunta que será clave que se plantee un nuevo contrato social.

Eso se traduciría, para el caso de Colombia, en que la ciudadanía, el sector privado y el público lleguen a unos nuevos acuerdos como sociedad, como sucedió, por ejemplo, en el diseño de la última Constitución Política de Colombia, en 1991.

En ese sentido, el ‘club de las buenas prácticas’ propone que se defina una acuerdo que plantee nuevas políticas que tengan en cuenta las generaciones actuales y futuras. “Un nuevo contrato social debe fomentar: estrategias productivas resilientes y sostenibles que den prioridad a la creación de empleos de calidad y promuevan una transformación verde y digital; sistemas de protección social más amplios y eficaces; y un modelo más sostenible de financiamiento para el desarrollo”, dice.

Para la Ocde, la economía política de la reforma es crucial para alcanzar acuerdos estables y duraderos o para revisarlos con éxito cuando sea necesario. “Es esencial evaluar el contexto sociopolítico, garantizar estrategias claras de comunicación, y disponer de sistemas de compensación para mitigar los aspectos distributivos negativos de las reformas y garantizar que sean justas”.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Publicidad
Publicidad