Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Capital Humano

Bélgica declara que las semanas laborales sean de cuatro días

La reforma también otorgará a los trabajadores el derecho a apagar los dispositivos de trabajo e ignorar los mensajes relacionados con el trabajo fuera del horario laboral sin temor a represalias.

Publicado

on

Foto: Gobierno de Bélgica.

Para mejorar la calidad de vida de los trabajadores de Bélgica, el país europeo anunció previamente que miles de funcionarios públicos federales ya no tendrán que responder llamadas o correos electrónicos de sus jefes fuera del horario laboral. Alrededor de 65.000 trabajadores del gobierno se ganaron “el derecho a desconectarse”, con la esperanza de lograr un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida.

Ahora, en otra política de empoderamiento de los empleados, los trabajadores en Bélgica tendrán derecho a una semana laboral de cuatro días. El paquete de reformas acordado por el gobierno de coalición multipartidista del país también otorgará a los trabajadores el derecho a apagar los dispositivos de trabajo e ignorar los mensajes relacionados con el trabajo fuera del horario laboral sin temor a represalias.

El primer ministro belga, Alexander de Croo, dijo en una conferencia de prensa al anunciar el paquete de reformas: “Hemos vivido dos años difíciles. Con este acuerdo, establecemos un faro para una economía más innovadora, sostenible y digital. El objetivo es poder fortalecer a las personas y las empresas”. El ministro de Trabajo belga, Pierre-Yves Dermagne, dijo que la decisión recae en el trabajador: “Esto debe hacerse a pedido del empleado, y el empleador debe dar razones sólidas para cualquier negativa”.

Los empleados podrían solicitar una semana laboral de cuatro días durante un período de prueba de seis meses. Si así lo desean, pueden quedarse con la semana laboral más corta o decidir no participar. La semana laboral abreviada es algo diferente en comparación con lo que han promulgado otros países y empresas. Los países y las empresas quitaron un día de la semana laboral sin obligar a la gente a trabajar más horas durante los otros cuatro días.

El programa de Bélgica condensaría la actual semana de cinco días en cuatro días. En la práctica, esto significa mantener una semana laboral de 38 horas, con un día libre adicional para compensar los días de trabajo más largos. Los empleados trabajarían más horas cada uno de los cuatro días.

Publicidad
Publicidad