Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Capital Humano

Inversiones refugio: cuatro formas para proteger el dinero ante la guerra en Ucrania

La volatilidad se ha disparado, mientras que los índices de las principales economías están viviendo la incertidumbre en sus carnes. Ante esta situación, el movimiento vuelve a ser apostar por las inversiones defensivas. ¿Cuáles son las mejores opciones ante el clima bélico?

Publicado

on

Bolsas

La guerra de Ucrania desatada por la invasión rusa ha puesto en jaque a los mercados y a los inversores. La crisis geopolítica ha hecho temblar los cimientos de la economía mundial. La volatilidad se ha disparado, las principales bolsas mundiales sufren importantes vaivenes y las perspectivas económicas a nivel global son inciertas, con las autoridades en Europa y Estados Unidos recortando las previsiones.

Ante esta situación, el movimiento vuelve a ser apostar por las inversiones defensivas. ¿Cuáles son las mejores opciones ante el clima bélico?

La falta de certidumbre ha hecho que muchos ahorradores e inversores rescaten el dinero que tenían en sus fondos de inversión y opten por dirigirlo a inversiones más estables o seguras. Son los llamados valores refugio, unos activos que no solo son capaces de resistir las peores noticias económicas, sino que además suelen revalorizarse ante acontecimientos económicos negativos.

El denominador común de los expertos siempre es tener prudencia. «Mantener la calma en los momentos de elevada tensión es la clave para obtener rendimientos positivos en los mercados financieros, por lo que creemos que las caídas provocadas por la tensión geopolítica son de corto recorrido y que los mercados recuperarán su tendencia previa en el medio plazo”, explica Rafael Ojeda, analista senior de Fortage Funds.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información de negocios.

Los impactos en el mercado de los conflictos geopolíticos son poco duraderos, y su volatilidad ha representado históricamente una oportunidad para entrar en el mercado o acumular posiciones”, opina Morgan Stanley en un reciente informe.

Pero más allá de eso, sí que hay algunos métodos que pueden hacer que la cartera esté protegida a prueba de bombas: desde el oro, hasta los fondos de renta fija o las materias primas.

El oro es el activo más defensivo por excelencia

El metal dorado es el histórico escudo defensivo. Si echamos la vista al pasado podemos comprobar cómo cada vez que hay una crisis financiera y los mercados caen, el oro tiende a subir.

Por este motivo, muchos inversores lo ven como el activo de menor riesgo en tiempos de incertidumbre. No obstante, antes de invertir en oro hay que tener en cuenta que su volatilidad es muy elevada.

Las fluctuaciones en el precio de este metal han sido constantes en los últimos años. Con todo, el oro es un buen lugar para mantener a salvo tu dinero en épocas de inestabilidad económica.

Para invertir en oro hay básicamente tres formas: comprar monedas o lingotes de oro y guardarlo tú mismocomprar oro a un banco, que será quién se encargue de su custodia; e invertir en un ETF o en un fondo de inversión que replique un índice de oro.

Esta tercera fórmula es la que puede ser más segura. “No obstante, debemos tener claro que nadie puede asegurarnos que el comportamiento que el oro ha tenido como activo seguro en el pasado se repita en el futuro”, dicen desde Goldman Sachs.

La posibilidad de los fondos de renta fija

Otra opción interesante para proteger el capital propio es invertir en fondos de renta fija. Se trata de instrumentos que invierten en activos muy sólidos, principalmente en deuda de países con la máxima nota por parte de las agencias de rating, como bonos de Alemania, Holanda, Suiza, Luxemburgo o Estados Unidos.

También en bonos europeos ligados a la inflación. La deuda de estos países es una suerte de refugio inexpugnable. Son países calificados con la triple A y que ofrecen deuda con tipos negativos a corto plazo, lo cual es una señal inequívoca de su solidez: los inversores están dispuestos a pagar para tener su dinero a salvo.

“Aunque la renta fija no está exenta de verse afectada por las fluctuaciones de los mercados, lo cierto es que es un instrumento mucho más estable y menos expuesto a la volatilidad”, comentan desde Goldman Sachs.

La apuesta por las materias primas

Las guerras siempre encarecen los productos básicos. Una muestra es cómo el petróleo se ha disparado por encima de los 100 dólares, mientras que el gas ha seguido su avance. Así, algunos fondos están muy especializados en compañías del sector energético que pueden verse beneficiadas de este movimiento de precios.

Dos de las gestoras españolas más reputadas, Azvalor y Cobas AM, tienen una posición muy amplia en estos sectores. El fondo Azvalor Internacional ha logrado un retorno del 12% en lo que va de año con sus posiciones en compañías petroleras y mineras, entre otras. Y Cobas Selección, que se revalorizó un 32% el año pasado, también está aguantando las correcciones de las últimas semanas mejor que sus rivales.

Los fondos flexibles también pueden ayudar

Cuando hay bastante convulsión otros productos a tener en el radar son los fondos de inversión flexibles. Vehículos que puedan combinar una cartera con una amplia liquidez (hasta el 70%) y rehuyendo la bolsa y otros activos de riesgo. Además, que puedan mantener posiciones en oro y plata.

Los fondos mixtos orientados a la preservación de capital pueden ser muy interesantes. Aquellos productos cuyos gestores combinen una cartera con casi un 50% de liquidez, con una apuesta por la deuda subordinada bancaria y solo un 30% de bolsa.

Publicado en Forbes España | Autor: Héctor Chamizo

Publicidad
Publicidad