Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Red Forbes

¿Qué dice la Ocde de la economía colombiana?

La Ocde publica su primer documento sobre la economía colombiana desde que esta pasara a formar parte de la organización en el año 2020. Un documento que recoge el análisis de una economía que ofrece luces, pero también sombras.

Publicado

on

Billetes colombianos, dinero, economía, moneda, dinero en efectivo foto: Diana Rey Melo
Foto: Diana Rey Melo / Forbes Colombia

Recuerdo la primera columna que escribía para Forbes Colombia, y que titulaba “Colombia: una economía capaz, pero que no debe olvidar sus debilidades”. En esta columna, hablaba sobre el buen desempeño de la economía colombiana en los últimos años, hablé sobre cómo la economía colombiana pretende posicionarse como una de las primeras economías de la región, y cómo el comercio exterior pretende acabar con ese proteccionismo que ha caracterizado al país desde hace años. Pero de la misma manera, también señalé las debilidades que presenta el país y los retos que, con reformas estructurales, debe enfrentar en los próximos años para alcanzar ese desarrollo que se persigue.

Y en esta misma línea, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (por sus siglas, Ocde) ha publicado un interesante documento en el que recoge cómo la economía colombiana fue capaz de sortear la crisis del Coronavirus, a la vez que resalta las fortalezas que hemos ido citando a lo largo de estos meses en la columna. Sin embargo, también señala esas debilidades que presenta la economía colombiana y que se presentan como una amenaza para el crecimiento y el desarrollo en el medio-largo plazo. Un documento que llega en un momento adecuado, teniendo en cuenta el notable crecimiento que prevé registrar la economía colombiana y cómo este podría aprovecharse para impulsar las reformas que tanto en el artículo como en el documento se señalan.

Lea también: La apertura de la economía colombiana

Así, como chascarrillo, podemos mencionar que hablamos de un documento que ha sido publicado en Bogotá, en la sede de la Universidad Nacional, y que se trata del primer documento publicado por este organismo sobre la economía colombiana desde que el país forma parte de esta organización como país miembro. Y en esa intención de ofrecer sus recomendaciones, el organismo analiza los últimos años que ha vivido la economía, a la vez que señala esas reformas que considera necesarias para lograr ese desarrollo que promueve la organización y que precisa el país latinoamericano.

Como hemos ido resaltando a lo largo de estos meses en la columna, el organismo ha señalado todas esas fortalezas que hemos ido analizando. Desde la mejor resistencia a la crisis de la economía colombiana hasta el liderazgo en la recuperación de las economías que conforman América Latina y el Caribe, se han analizado las fortalezas de una economía se ha ido recuperando notablemente a lo largo de estos últimos meses, en buena parte gracias a los esfuerzos en renglones como política monetaria y fiscal. Además, el organismo añadió que los programas sociales han logrado proteger de la pobreza a millones de personas.

Sin embargo, y como resaltamos en otras columnas, además de la citada, la Ocde también advierte de que el crecimiento en el medio plazo va a depender, entre otras cosas, de la forma y la eficacia con la que el país ponga en marcha reformas para “ampliar la protección social e impulsar la productividad”. Además, señala la fragilidad del empleo, entre otras debilidades, que deben ser subsanadas con reformas estructurales que deben canalizarse en un momento de dinamismo como el actual, y en el que la cooperación hace posible lo que en otros momentos resulta inalcanzable.

Prueba de ello son los derechos de giro del Fondo Monetario Internacional (FMI), puestos en marcha por primera vez en la historia durante la pandemia y como ayuda para los países emergentes.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Y es que podemos seguir atendiendo a sucesos coyunturales que ocupan la atención de la ciudadanía, pero, en última instancia, los organismos, así como todos los economistas coincidimos en una serie de reformas que, conociéndose, deben ponerse en marcha. Reformas que reduzcan la economía informal, que promuevan la inversión extranjera y el comercio, que promuevan la digitalización y la transparencia, entre otras, son algunas de las recomendaciones que, en un momento como el actual, deben seguirse para lograr ese desarrollo que tanto precisan este tipo de economías emergentes.

En el corto plazo, el organismo apoyó la política de retiro gradual de los estímulos monetarios puesta en marcha por el Banco de la República en el momento más crítico de la pandemia en la medida en la que se intensifiquen las presiones inflacionistas. De la misma manera, señaló que Colombia será un país que resistirá la guerra de Ucrania mejor que otras economías, como también analizamos hace unas semanas en esta columna. En esencia, repasa la actualidad económica del momento, a la vez que ofrece algunas recomendaciones para sortear el contexto actual.

Pero, concluyendo, es un buen documento de partida para, como hemos advertido en nuestra columna, comenzar a poner en marcha esas reformas que precisa el país. El optimismo que recoge mi análisis, en adición a esta especie de parte de tranquilidad que ofrece el organismo multilateral debe impulsar, como el optimismo de todo el colectivo de economistas y analistas, a los gobernantes en esa tarea de sacar adelante las reformas, pero nunca como una autocomplacencia que las postergue nuevamente, postergando y privando del desarrollo a toda la ciudadanía.

Por: Francisco Coll Morales*
*El autor es economista, Redactor jefe y jefe de análisis de Economipedia. Analista económico en más de 40 medios, nacionales e internacionales.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Publicidad
Publicidad