Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Cuáles son los cuellos de botella del régimen pensional de cara a una reforma

La falta de asignación adecuada de riesgos, así como el desconocimiento de la causa central del problema en el sector son algunos de los temas a tratar.

Publicado

on

Foto: Manuel Pedraza

El debate sobre el futuro de las pensiones nunca había sido tan urgente, y ante la necesidad de iniciar una reforma pensional, los expertos coinciden en que los ajustes requieren discusiones que prosperen a largo plazo. Entre ellos, la protección a la vejez y las condiciones a futuro para los afiliados más jóvenes son aspectos clave.

Durante la instalación del 15 Congreso organizado por la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (FIAP) y la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantías (Asofondos), el mensaje se centró en que no hay un diagnóstico que muestre la maduración de administradores de portafolio.

“Esto es la necesidad de un esquema de cobertura como país, y de un sistema que genere certidumbre en la vejez (…) Hay que pensar en la asignación de riesgos, y es que no hay un esquema adecuado en el sistema ni una distribución en los agentes que complemente la actual. Mientras no la haya, no va a llegar solución al problema”, destacó el superintendente financiero, Jorge Castaño.

Panorama actual

Para el presidente del Consejo Directivo de Asofondos y presidente de Protección, Juan David Correa, se alcanzó una recuperación significativa de la economía global, que retrocedió 3,1% en 2020 y creció 5,9% en 2021. En este apartado, Colombia destacó con un crecimiento de 10,6% en 2021, donde la digitalidad fue clave en los fondos de pensiones, generando avances importantes en experiencia.

Al mismo tiempo, mencionó que se han recuperado más de cinco millones de empleos frente al inicio de la pandemia como consecuencia del crecimiento en el ahorro de los colombianos en el sistema pensional, alcanzando más de $356 billones en 2021 con rendimientos de más de $32 billones.

El ejecutivo también mencionó que, al cierre del año pasado, había 18 millones de afiliados en las AFP, las cuales administran hasta 68% del valor de los fondos de pensiones.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente habitual de Economía y Finanzas

Los anteriores resultados tuvieron como ancla fundamental la diversificación de inversiones de los fondos, y es que los activos alternativos representan hasta 15% de esas inversiones, que involucran participación en proyectos de infraestructura. A su vez, la industria de las pensiones suma más de medio punto porcentual al crecimiento del país cada año.

Sin embargo, Castaño destacó que los cotizantes y futuros pensionados no tienen asignación adecuada de riesgos, no hay cultura del ahorro responsable y, a la hora de ejercer supervisión, no hay mecanismos que sustituyan el esquema de cotización.

Asimismo, advirtió sobre los riesgos de deslizamiento de salario mínimo, por lo que es clave pensar en cabeza de quién están esas decisiones. Esto unido a un mercado de rentas vitalicias inexistente, así como las complicaciones en la contratación de seguro previsional.

Los ajustes a realizar

Lo primero que mencionó Correa fue la necesidad de un sistema de protección a la vejez más equitativo, sostenibile y de mayor cobertura. Si bien creció 17,5% entre 2020 y 2021, solo 1,6 millones de adultos mayores gozan de pensión y más de 3 millones no tienen ni siquiera accesos a un subsidio. Esto es preocupante si se tiene en cuenta que, para 2055, habrá 14,5 millones de adultos mayores de los que 8,3 millones no tendrán pensión ni subsidio.

En 2021, 83% de los afiliados tenía menos de 45 años, pero para 2050 solo habrá 1,9 trabajadores por cada adulto mayor. Además, se están entregando mayores subsidios a las pensiones más altas”, dijo el ejecutivo.

En ese orden de ideas, el directivo apuntó a la necesidad de implementar un proceso de pedagogía para comprender el evento negativo de medidas de otros países. A manera de ejemplo, mencionó los retiros en Chile por US$50.000 millones, casi 20% del PIB chileno.

Por su parte, Castaño resaltó que el país necesita discusiones en el largo plazo y acudir a la verdadera causa del problema. Al respecto, sostuvo que centrarnos en régimen privado y público es válido, pero no necesariamente es la dificultad de fondo, y entre más tiempo nos demoremos en encontrarla, será más complejo dar en la raíz de la coyuntura.

Lea también: Gobierno chileno busca bloquear retiro masivo de ahorros en fondos de pensiones

El superintendente también subrayó que el Estado tiene una labor fundamental a la hora de elaborar políticas públicas, pero le ha sido imposible hallar soluciones debido a que hay riesgos que no están debidamente asignados.

“Mientras tengamos un esquema estático, la discusión sigue igual (…) Esperamos que un supervisor garantice que las ejecuciones sean transparentes, pero necesitamos herramientas adecuadas para ese propósito. No estamos encarando las discusiones cuando corresponde”, explicó.

Unido a ello, Castaño no ocultó la necesidad de empoderar al consumidor. Para ello, anunció el lanzamiento de la herramienta ‘SuPensión’, donde los afiliados pueden comparar la gestión de los operadores y tener el control del desempeño de cada uno.

“Esto ayudará a medir cuanto tiempo se gestionan los trámites de pensión, cuánto se demora una asesoría y cuánto ha sido la ganancia de mi portafolio en los últimos 10 años”, destacó.

Experiencia internacional

El presidente de la FIAP, Guilermo Arthur, señaló que, debido a la informalidad del continente en un nivel de 58%, la solución a los problemas es aumentar el ahorro de los trabajadores, aumentar la tasa de cotización y aumentar el ahorro voluntario.

Sin embargo, todos los países a excepción de México comenzaron a rescatar los sistemas de reparto. En este aspecto, cabe destacar que la mayoría de los países que tienen este esquema están incoporando sistemas de capitalización individual, como Holanda.

“Con este panorama, la pregunta que surge es que nos pasa cuando vemos un sistema que ha funcionado, manejando el dinero de los trabajadores ¿Por qué en Latinoamérica queremos cambiar esta tendencia?”, dijo.

Arthur también aseguró que el ahorro será fundamental para lograr la protección en la vejez dado el rápido envejecimiento de la población, la transformación del mercado laboral, y la inviabilidad del régimen de reparto en pensiones, e hizo un llamado para fortalecer ese ahorro y no seguir el camino de Chile o Perú, donde se han permitido retiros parciales del ahorro pensional para atender contingencias de corto plazo.

En el caso de Chile, esto ha significado retiros por más de US$55.000 millones (casi un 20% del PIB), mientras que en Perú, una disminución del saldo de los ahorros de los trabajadores cercano al 37%. Esos retiros no solo dejarían en vulnerabilidad a millones de trabajadores en ambos países, sino que los recursos liberados han presionado al alza el costo de vida y las tasas de interés, según el experto.

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Publicidad
Publicidad