Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Red Forbes

Cómo Rappi cataliza un ecosistema

Las empresas emergentes de hipercrecimiento se vuelven universidades y sus fundadores se vuelven profesores. Análisis de Marathon Ventures.

Publicado

on

Fotografía: © Forbes.

Por: Marathon Ventures

El rápido crecimiento del ecosistema tecnológico en Colombia está transformando rápidamente nuestra economía. En 2017, las nuevas empresas tecnológicas colombianas recibieron menos de US$100 millones en fondos de capital de riesgo. En 2021, las nuevas empresas tecnológicas colombianas recibieron US$1.770 millones en fondos de capital de riesgo (una cantidad considerable dado que la inversión extranjera directa total de Colombia ese año fue de US$9.400 millones).

Es imposible hablar del ecosistema de startups colombiano sin mencionar a Rappi. La valoración actual de Rappi la convierte en la séptima empresa más valiosa de Colombia (con una capitalización de mercado superior a la de Sura y comparada con las que cotizan en bolsa) y millones de personas usan Rappi todos los días para comprar de todo, desde arepas hasta boletos de avión. A pesar de la cantidad de dinero que Rappi ha recaudado, los empleos que ha creado o el valor que ha generado para sus usuarios, su mayor aporte al ecosistema es la creación de uno de los clústeres de startups más grandes de América Latina.

Los clústeres de startups son grupos de startups que pueden rastrear su origen hasta la misma empresa. Por ejemplo, los fundadores y empleados de PayPal han iniciado más de 281 empresas, incluidas LinkedIn, Palantir, SpaceX, Tesla, Yelp y YouTube. Las startups de hipercrecimiento brindan el entorno de capacitación perfecto para futuros emprendedores. No solo aprenden las entrañas de la creación de una startup, sino que también construyen una sólida red de inversores, desarrolladores y otras personas que podrían convertirse en sus cofundadores o en sus primeras contrataciones clave.

Además, las empresas que lanzan los exalumnos de startups a menudo se convierten en campos de entrenamiento para futuros fundadores y crean un efecto dominó en el ecosistema. En Marathon Ventures, vemos a las empresas emergentes de hipercrecimiento como universidades y a los fundadores como profesores. Estas “universidades” eventualmente se convierten en la piedra angular de un ecosistema de inicio, forjando exalumnos de inicio que luego se convierten en fundadores exitosos.

Datos recopilados de Crunchbase y analizados por Marathon Ventures.

En Latinoamérica estamos viendo una dinámica similar con Rappi creando un gran grupo de empresas emergentes. Los exalumnos de Rappi han lanzado aproximadamente 110 empresas, 43 de las cuales están respaldadas por empresas y, en conjunto, han recaudado más deUS$2.100 millones en fondos de capital de riesgo. Estas empresas juntas (excluyendo a Rappi) emplean a más de 14.000 personas en América Latina y están teniendo un impacto masivo en industrias que van desde fintech hasta proptech y recursos humanos.

Sin embargo, el impacto que Rappi está teniendo en el ecosistema no se limita a sus antiguos alumnos. Los fundadores y ejecutivos de startups de hipercrecimiento tienden a convertirse en inversores activos y mentores en sus ecosistemas locales de startups. Reid Hoffman, Peter Thiel y otros fundadores de Silicon Valley fueron inversionistas críticos en las primeras etapas de compañías que definen categorías como Airbnb, Asana, Lyft, Palantir, SpaceX y Stripe, entre otras. De manera similar, los fundadores de Rappi han sido los primeros inversores en Belvo, Clara, LaHaus, NuvoCargo y Tul, por nombrar algunos.

Cuando estos fundadores y ejecutivos invierten, aportan conocimientos que ayudan a los fundadores de startups a acelerar sus curvas de aprendizaje. Este círculo virtuoso, en el que los fundadores y ejecutivos experimentados invierten en otros fundadores que aportan capital y conocimientos, en última instancia crea un efecto volante que añade impulso al ecosistema. También amplía el impacto que empresas como Rappi están teniendo en el ecosistema de startups latinoamericano.

La influencia del grupo de empresas emergentes de Rappi en América Latina continuará durante los próximos años. Además del impacto directo de Rappi, veremos el impacto de las empresas de segunda generación como Frubana, Laika, Tul y otras, que eventualmente “graduarán” a más ex alumnos fundadores de startups. Esto creará un efecto dominó similar al que crearon Amazon, Apple, eBay, Google, Meta, PayPal y otras empresas tecnológicas estadounidenses, impulsando un crecimiento masivo en el ecosistema tecnológico latinoamericano.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes.

Publicidad
Publicidad