Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Red Forbes

Lo que no están proponiendo los candidatos sobre el empleo

Solo el 51% de los estudiantes en Colombia adquieren el nivel mínimo requerido para desempeñarse en el mundo del trabajo. ¿Qué están proponiendo, y qué no, los candidatos en esta materia?

Publicado

on

Candidatos presidenciales

Colombia tiene retos mayúsculos porque el mundo está avanzando más rápido que nosotros.

En todas partes las empresas están sofisticando los modelos de los negocios y transformando las operaciones para competir en un mundo digital y de economías abiertas.

Lea también: Para ser feliz en el trabajo debe empezar por saber a qué generación pertenece

Las sociedades prósperas tienen fortalezas para la investigación y la innovación.  Sus jóvenes se educan y alcanzan niveles “funcionales” en lenguaje y matemáticas y tienen buenos niveles de inglés, están expuestos desde pequeños a los sistemas y la tecnología y saben trabajar en equipo.

Para lograr buenos niveles de empleo con calidad hay que ir a corto plazo más allá de los subsidios, los créditos, los impuestos o el alivio de las cargas laborales. Hay que revolucionar el sistema educativo y la legislación laboral obsoleta. Pero no vemos propuestas al respecto.

Aunque estamos de acuerdo en que todo esto debe hacerse en el corto plazo y con urgencia para activar la generación de empleo.  En Colombia los problemas del desempleo (12%) y de la informalidad del empleo (42%) son muy graves.  La mitad de los colombianos que quieren y pueden trabajar no lo pueden hacer, o lo hacen en condiciones informales.

Pero, a más largo plazo y para lograr transformaciones a fondo, hay que ir más allá.

Hay que revolcar la educación

El sistema de educación pública colombiano es de calidad deplorable.  Xavier García, colombiano y Vicepresidente global de Recursos Humanos de la petrolera canadiense Frontera Energy, cuya experta opinión al respecto consultamos, nos contó que “hoy, precisamente, leí un comentario de un profesor de la U. de los Andes que preguntó a su clase de más de 60 alumnos: ¿quién viene de la educación pública? Solamente dos…”

Solo el 51% de los estudiantes en Colombia adquieren el nivel mínimo requerido para desempeñarse en el mundo del trabajo o para acceder a niveles superiores de educación, según las pruebas PISA (tenemos el peor puntaje de las pruebas de la Ocde). El nivel de inglés no alcanza el mínimo requerido en el mundo laboral en el 78% de los profesionales y el 91% de los bachilleres (según el estándar definido por el MEN). El acceso de la población a recursos de computación e Internet es precario.

Se puede demostrar que Colombia necesitará dos siglos para llegar a los niveles de vida de las sociedades prósperas y democráticas de hoy. El país debe buscar que el ritmo de crecimiento sea disruptivo y que cambie drásticamente en una generación y no en las 11 que necesitamos, según lo afirma la Ocde.

Se debe lograr en un lapso de pocos años -seguramente más de los que dura un periodo presidencial-, que toda la educación sea bilingüe y que muchos más del 49% actual de los bachilleres tengan el puntaje mínimo de las pruebas PISA. 

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Xavier García opinó que “se hace necesaria una reforma a la Educación, en su pertinencia y en su calidad (…).  La calidad en general es muy pobre. (…). Las habilidades básicas de lecto escritura y matemática siguen siendo impulsadas en los países desarrollados y en Colombia su calidad es muy pobre, incluso a nivel universitario”.

Esto debe abracar también la “profesionalización de los oficios técnicos del campo”, dijo Jorge Enrique Morales, veterano consultor en estrategia empresarial y miembro de juntas directivas. 

“Colombia tiene todos los climas y una ubicación ideal para la logística. El campesino sabe sembrar y tiene un conocimiento básico (…) pero su dominio de la tecnología es muy primario. La humanidad requiere y requerirá comida. El desarrollo del campo en Colombia, “con todos los fierros”, puede ser una fuente de trabajo de por vida”.

Lo que no dicen los candidatos

En menos de un mes se inician las vueltas para elegir presidente de la República y deberíamos votar por quien tenga mejor definido cómo liderará el salto que Colombia requiere.

Andrea Escobar, directora de la Fundación Empresarios por la Educación, dijo a Portafolio: “En general, todas las propuestas (de los candidatos) incluyen temas de Educación; sí se está hablando del tema y está presente, pero lo que empezamos a identificar es que (…) realmente lo que falta y lo que se debe hacer es que hablen más de calidad educativa, está ausente en la generalidad”.

Estamos con la sensación de que el cambio que en verdad se requiere no está siendo planteado por nadie a profundidad, o no lo están logrando comunicar.

Lea también: ¿Qué hacen los colombianos cuando se pensionan?

Reforma laboral profunda

La otra dimensión que no da espera para hacer cambios profundos es nuestra legislación laboral.

Carlos Hernán Godoy, quien es una autoridad en Colombia en materia de derecho laboral, opina que es necesario Wreconocer las características del aparato empresarial y proporcionar los costos laborales de acuerdo con el tamaño de las empresas, pues no se le puede pedir lo mismo a una microempresa que a una gran empresa (…) “Esto requiere adaptar el régimen laboral para MiPymes.  Este es un tema urgente, necesario e impostergable, si queremos que nuestro micro aparato productivo se consolide”.

El continuismo no puede ser una opción

El desafío es monumental y requiere transformaciones proporcionales.  Pasar del 12% al 9% la tasa de desempleo en cuatro años, como propone un candidato, es fenomenal, pero miope e insuficiente.  El continuismo en materia de educación y trabajo no parece una opción aceptable para los colombianos. Al menos para los que anhelamos que la generación que nos sucede viva en un país verdaderamente mejor.

Contacto
LinkedIn:Camilo Vásquez*
El autor es consultor en desarrollo de carrera, con más de 25 años de experiencia. Es gerente de  Vásquez Kennedy, empresa que ha apoyado el desarrollo profesional de más de 10.000 gerentes y profesionales; coach de desarrollo de carrera, especialista en Comunicación Organizacional y Psicólogo. Fue elegido en 2021 en el Top 5 de los HR Influencers de Colombia.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Publicidad
Publicidad