Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Elon Musk ataca a Standard & Poor’s por sacar a Tesla de su índice de sostenibilidad e incluir a Exxon

El principal fabricante de vehículos eléctricos del mundo ha sido eliminado del índice S&P para inversores con conciencia ambiental debido a fallas en su conducta comercial e, irónicamente, en su estrategia de bajas emisiones de carbono.

Publicado

on

Foto: Reuters.

Tesla, el principal fabricante de vehículos eléctricos del mundo, ha sido eliminado del índice de sostenibilidad (ESG, por sus siglas en inglés) de S&P creado para inversores conscientes del medio ambiente debido a fallas en su conducta comercial e, irónicamente, a aspectos de la estrategia de bajas emisiones de carbono de la empresa. La medida enardeció al director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, quien criticó: “ESG es una estafa”.

S&P eliminó a Tesla del índice a principios de este mes como parte de un reequilibrio regular de empresas que dan prioridad a la sostenibilidad, pero no detalló los cambios hasta ahora, con una publicación de blog de Margaret Dorn, directora de índices ESG de América del Norte de S&P. Apple, Microsoft, Amazon y Alphabet fueron las empresas mejor clasificadas en la lista, que evalúa el impacto ambiental general de las empresas, los esfuerzos de sostenibilidad y la cultura corporativa. Curiosamente, el gigante petrolero Exxon Mobil se ubicó entre los diez primeros del índice, mientras que Tesla se ubicó en el 25% inferior, por lo que no es elegible para su inclusión.

Tesla “fue empujado más abajo en los rangos en relación con sus pares del grupo industrial global” que hicieron mejoras en sus operaciones y debido a “la (falta de) estrategia de bajas emisiones de carbono y códigos de conducta comercial de Tesla”, dijo Dorn.

La compañía también fue culpada por “dos eventos separados centrados en reclamos de discriminación racial y malas condiciones de trabajo en la fábrica de Fremont de Tesla, así como por su manejo de la investigación de la NHTSA después de que se vincularan múltiples muertes y lesiones con sus vehículos con piloto automático. Si bien Tesla puede estar desempeñando su papel en la eliminación de los automóviles que funcionan con combustible, se ha quedado atrás de sus pares cuando se examina a través de una lente ESG más amplio.

Desde los primeros días de Tesla, Musk comprometió a la empresa a liderar una revolución en el transporte y la energía limpios, y ningún fabricante ha hecho más para impulsar a la industria automotriz a cambiar a vehículos eléctricos desde automóviles y camiones alimentados con carbono. Sin embargo, Tesla también enfrenta demandas que alegan discriminación contra empleados negros en California, recientemente resolvió un caso de violaciones de aire limpio con la EPA de EE. UU. y está esperando el resultado de una investigación federal de su función de piloto automático parcialmente automatizado que se ha relacionado con numerosos accidentes. El miércoles, después del blog de S&P, el Departamento de Transporte dijo que abrió otra revisión de un accidente fatal de Tesla que involucró a Autopiloto.

“Exxon está clasificado entre los diez mejores del mundo en medio ambiente, sociedad y gobierno (ESG) por S&P 500, ¡mientras que Tesla no está en la lista! ESG es una estafa”, tuiteó Musk el miércoles. “Ha sido armado por falsos guerreros de la justicia social”.

El multimillonario, que se ha vuelto cada vez más estridente en sus comentarios políticos, ha tenido relaciones cada vez más tensas con las agencias gubernamentales de los EE. UU., incluida la Comisión de Bolsa y Valores, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras, la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional y la Junta Nacional de Relaciones Laborales (debido a a su interferencia con los esfuerzos de sindicalización en la planta de Tesla en Fremont, California).

La medida de S&P también pareció amplificar la creciente animosidad de Musk hacia los políticos y las políticas demócratas, un sentimiento que compartió anteriormente esta semana en All In Summit en Miami.

“En el pasado voté por los demócratas, porque eran (en su mayoría) el partido de la bondad. Pero se han convertido en el partido de la división y el odio, así que ya no puedo apoyarlos y votaré por los republicanos”, tuiteó el miércoles. “Ahora, mira cómo se desarrolla su campaña de trucos sucios en mi contra”.

Las acciones de Tesla cayeron un 6,8% a 709,81 dólares en las operaciones de Nasdaq el miércoles, en medio de una amplia liquidación del mercado. Han bajado un 41% este año.

Publicidad
Publicidad