Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Frenar la producción de petróleo dispararía el dólar a $7.000 pesos: estudio

El candidato Gustavo Petro ha dicho que si llega a la presidencia no volverá a firmar contratos petroleros. La decisión, según Corficolombiana, elevaría la tasa de cambio hasta los $7.000.

Publicado

on

Un informe de Corficolombiana, publicado este martes, analiza cuál sería el impacto que tendría la propuesta del candidato a la presidencia, Gustavo Petro, sobre suspender la firma de nuevos contratos de exploración de hidrocarburos, en el contexto de transición energética global.

El documento, de 13 paginas, muestra que para Colombia esta decisión tendría consecuencias importantes no solo sobre la inversión en exploración, sino también en aquella destinada al desarrollo y explotación de yacimientos descubiertos de petróleo y gas. “Los efectos macroeconómicos serían drásticos e inmediatos sobre la tasa de cambio y la balanza comercial”, dicen.

Corficolombiana explica que la propuesta de Petro debilitaría la actividad petrolera para crear una política centrada en energéticos renovables no convencionales. Esto, añade el estudio, no solo desincentivaría las nuevas inversiones en exploración de hidrocarburos, sino también aquellas en proyectos de desarrollo de reservas y recursos descubiertos, haciendo más lenta su ejecución e incluso poniendo en riesgo su viabilidad económica.

Lea también: Petro vs Hernández: ¿Qué papel tendrá la industria minero energética en el próximo gobierno?

En cuanto al impacto en la industria, el estudio detalla que la producción caería a un ritmo promedio de 9,8% anual entre 2022 y 2027,” al pasar de 756.000 barriles promedio por día (kbpd) en 2022 a 715.000 barriles promedio en 2023 (-5,4%) y 450.000 barriles en 2027″.

En este caso, advierten, “Colombia perdería la autosuficiencia petrolera a partir 2028, es decir, produciría menos de lo que consumen las refinerías locales (aproximadamente 400.000 barriles promedio dia kbpd) y pasaría a ser un importador neto de petróleo”:

Pero este tipo de propuestas también tendrían un impacto fiscal, que se sentiría en la devaluación, en el aumento del déficit comercial y caída en las importaciones, reseña Corficolombiana.

“Estimamos que los efectos se sentirían desde el próximo año y llegarían a su punto más álgido en 2027, con una fuerte devaluación del tipo de cambio y un deterioro del balance comercial y las importaciones”, detalla el documento. “En 2027, la devaluación del tipo de cambio nominal sería de entre 39,9% y 43,7%, lo que implica que el dólar se cotizaría entre $5.080 y $7.020”.

Lea también: Los billonarios riesgos que enfrentaría Colombia si suspende la producción de petróleo

El déficit comercial de bienes aumentaría entre 15,4% y 38,6% y el valor de las importaciones se contraería entre 4,8% y 8,9%. Esto tendría un duro impacto sobre el consumo y la inversión en la economía colombiana, que seguramente se vería arrastrada hacia una recesión.

Corficolombiana también plantea que la caída de la producción petrolera en el escenario en que se suspende la nueva exploración disminuye las exportaciones de crudo y derivados. En palabras gruesas, Los ingresos de las ventas externas de petróleo pasarían de US$13.500 a US$3.900 millones entre 2021 y 2026, es decir, una caída anual de 17,8%.

Este es el informe completo de Corficolombiana.

Publicidad
Publicidad