Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Red Forbes

La apuesta política de América Latina

En 2022 los latinos ratifican su descontento histórico ante el sistema a través del voto, buscando un cambio estructural que atienda las mayorías olvidadas, a cambio de un modelo socioeconómico alejado del capitalismo global conocido.

Publicado

on

Estas son las 20 mejores universidades de Latinoamérica para el 2022, según ranking QS

En octubre de 2016, a propósito del proceso de paz con las guerrillas, los editores y directivos Forbes se preguntaron ‘cuándo llegará la izquierda a Colombia por primera vez en su historia’, a lo que respondí ‘dependerá del relevo generacional y la capacidad de inclusión social del siguiente gobierno… si los Ninis reaccionan a la ausencia de oportunidades y el poder económico político sigue concentrado, en 2022 llegará contundentemente’.

Y como diría Fernando Savater ‘Henos Aquí Reunidos’ presenciando la consolidación de un cambio de poderes que para los colombianos se traduce entre ‘el sueño de vivir sabroso’ o ‘la pesadilla venezolana’, entendiendo que hoy trasciende fronteras regionales después de años de corrupción política, y un estancamiento social atizado por la pandemia, logrando que las principales economías de la región sean lideradas  por dirigentes de izquierda.

Es entonces la consolidación del ‘Sueño Bolivariano’ de Hugo Chávez… sabiendo que desde esos días han pasado veinte años con tres crisis económicas, calentamiento global, Covid, y un increíble salto tecnológico; que si bien han fortalecido las instituciones gubernamentales y la estrategia empresarial, también son dos décadas donde una porción importante de latinos lo único que han obtenido es la sensación constante de estancamiento socioeconómico.

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Siempre pobres, siempre sufriendo por conseguir el día a día, siempre ignorados, siempre en la misma calle con huecos, siempre inseguros, siempre pagando más por todo, siempre haciendo filas interminables… mientras que los dirigentes económicos crecían sus fortunas y los políticos más relevantes de la región crearon una suerte de ‘power houses’ que sin dejar el proceso democrático buscaba perpetuarlos en el poder a través de nuevas caras.

Bien dicen en ‘El Hombre Araña’ que ‘con gran poder viene gran responsabilidad’, algo que parece los dirigentes de la región tomaron a la ligera… y que como consecuencia trae que la continuación del legado Chavista ahora sea protagonizada por Petro, Lula da Silva, y López Obrador, políticos que han sido adeptos, ideólogos, y amigos personales de los ideales y gestores de la ‘Revolución Bolivariana’. Será crucial que no aglutinen el poder como Maduro, Diosdado y secuaces.

Es fácil pensar que el famoso ‘Exprópiese’ sea reemplazado por ‘Democratizar’, ‘Distribuir’ o ‘Fuchi-Kaka’… para evitarlo durante 2022 uno de los primeros movimientos regionales se ha centrado en la salida masiva de capitales y un aumento en la oferta de bienes raíces, que se incrementará sustancialmente en el segundo semestre, que en el corto plazo implicara una devaluación de las monedas locales en relación con el dólar.

Encuentre todos los artículos de nuestros colaboradores aquí

Sin embargo los políticos de izquierda locales han aprendido algunas cosas en el camino: Caer en el ostracismo económico es la fórmula del fracaso porque tener el país cerrado al comercio global es ilógico, los recursos naturales son limitados y su conservación es crucial para tener el voto de las nuevas generaciones (para los ‘ecocidas’ no vienen días fáciles), y claro… utilizar los hidrocarburos para sostener el plan social no es sostenible en el tiempo.

De todas formas, y sin importar derecha-izquierda / riqueza-pobreza / blanco-negro, la inflación esta-rá presente y en los tiempos venideros, arribando a América Latina con mayores aumentos en gasolina, comida y reajustes en las tasas de interés, además de relaciones complejas con Estados Unidos. Retos que seguramente pondrá algunas piedras en el camino bajo una administración de pobreza donde las promesas populistas tendrán que ser omitidas.

Los empresarios de la región están asustados. La mitad de los colombianos también. Sugiero reemplazarlo por visualizar el cambio sociocultural que proponen los nuevos líderes y pensar cómo desde las nuevas reglas del juego generar prosperidad y disminuir la pobreza. No parece fácil, pero ser latino se trata de resiliencia.

Posdata:

Bien dice Malcom Gladwell que para ser considerado un ‘experto’ en algún tema u oficio se deben cumplir disciplinadamente 10.000 horas, o siete años.

Con esta columna logro esta meta… y sólo puedo decirles a todos los lectores que legítimamente los quiero mucho, no se imaginan la felicidad que me da poder compartirles mi humilde punto de vista y que hayamos establecido este dialogo regional. Espero poder seguir cumpliendo con sus expectativas y mantener la independencia, sentido crítico, y entendimiento del futuro socioeconómico y cultural… para que no se aburran de mi.

Gracias Mariano. Gracias Elisabetta. Gracias Roberto. También los quiero mucho.

Contacto
LinkedIn: Luis Carlos Chacón

*El autor es consultor global de negocios; enfocado en consumo masivo, estrategia competitiva, innovación, y prospectiva.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Publicidad
Publicidad