Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Tecnología

¿Cómo va la transformación digital del sector público?

Para los expertos en soluciones abiertas, como Red Hat, los principales desafíos en la región para consolidar los Gobiernos Digitales son tres: el talento, la capacidad de cambio, y la burocracia, que hace que los ciclos de desarrollo sean más lentos. Sin embargo, celebran el buen momento y la rápida adopción de soluciones flexibles para dar mejores servicios digitales a los ciudadanos.

Publicado

on

Paulo Bonucci, vicepresidente senior de Red Hat Latinoamérica.

La pandemia sólo aceleró un camino en el que los Gobiernos del mundo llevan trabajando más de 20 años, se trata de adoptar la transformación digital para ofrecer servicios virtuales eficientes, confiables e inclusivos a los ciudadanos. Con la coyuntura los Estados se vieron obligados a ser ágiles para atender a millones de personas desde sus casas que no podían salir a buscar los servicios a la calle, esa flexibilidad al cambio, y a acortar la burocracia, parece ser el camino de los próximos años.

De eso da luces el más reciente informe del IDC y Red Hat ‘La transformación del sector público por medio de la digitalización y los datos’, que explica que las cinco prioridades de la transformación digital en los Gobiernos son las experiencias digitales cautivadoras, la colaboración y automatización inteligente, servicios confiables e infraestructuras de TI ágiles, sostenibles y flexibles.

Según Red Hat, pionera en paid Open Source, es decir prestadores de estos servicios, a principio de los 2000 los países empezaron a enfocarse en digitalizar sus servicios, y encontraron en las soluciones Open Source el vehículo más eficiente al mezclar innovación, costos y, sobre todo, independencia, ya que los Gobiernos tienen muchas restricciones cuando se compran o desarrollan aplicaciones con tecnologías propias, lo que suma complejidad a los procesos.

“La belleza de la multinube, que es nuestra apuesta, es que los clientes tengan una experiencia de independencia, de resolver sus necesidades de negocio con opciones, si quieren usar los servicios de Amazon, Google, Microsoft, IBM, o con los recursos propios, esa es la base de la multinube híbrida, que combina nubes públicas, privadas y soluciones físicas, todo a la medida de las necesidades y escalabilidad de cada entidad”, explica Paulo Bonucci, vicepresidente senior de Red Hat Latinoamérica.

El directivo destaca que como líderes en Código Abierto, Red Hat ofrece una cartera completa de servicios de nube que optimizan la experiencia de la nube híbrida, reducen la complejidad y los costos operativos de desarrollo, además que permite lanzar aplicaciones nativas en la nube, mejorando así las arquitecturas tecnológicas de los Gobiernos, que en países como Brasil, México o Colombia, se enfrentan al reto de retener talento, ya que la oferta de carreras y crecimiento en las entidades públicas es baja, lo que provoca que sea atraído por el sector privado.

La seguridad de los datos

La investigación de IDC y Red Hat muestra que la seguridad de la información ocupa un 60 % en el top of mind de las personas del sector público. Según el VP senior Bonucci, la respuesta más objetiva es que, así como hay miles de personas trabajando en código abierto, hay miles más cuidándolo, y cada vez son más los lineamientos de compliance para el tratamiento de los datos.

“Piense en una marca como Ferrari, es un gran carro muy probado, pero si se pone en manos de un conductor sin experiencia puede generar un accidente. Esto puede ocurrir con la tecnología de código cerrado o abierto. Una empresa de código propietario tiene 5.000 ingenieros trabajando en cualquier brecha de seguridad, la comunidad de Open Source puede tener cientos de miles listos para reaccionar casi en tiempo real a las amenazas de forma colaborativa, y las soluciones son devueltas y compartidas con la comunidad, no son propiedad de alguien”, explica Bonucci.

El papel de la interoperabilidad de los E-Gobiernos

Lo que típicamente se encuentra en las entidades públicas son sistemas heredados, tanto propietarios y Open Source, que tienen que convivir para dar servicios a las personas, y desde hace unos 15 años para lograr la interoperabilidad se utilizan las APIs, o Application Protocol Interface, es decir sistemas que integran diferentes tecnologías para que se comuniquen entre sí, lo que se conoce como modernizar el legado. El siguiente nivel son las aplicaciones nativas en la nube, que nacen en entornos digitales, y donde entran servicios, como Kubernetes, que operan en las multinubes.

La integración de los datos es fundamental, piense en lo difícil que sería para el Estado actuar si los datos de entidades como ministerios, aeropuertos, secretarías, etc., no tuvieran cómo comunicarse entre ellos para compartir datos o información relevante.

“Lo que está ocurriendo hace parte de la democracia, que una ciudad pequeña tenga soluciones y equipos que hace dos décadas era imposible, solo pensar en comprar un data center era inimaginable, ahora con el modelo SaaS se logran procesar de pequeños datos de una municipalidad hasta millones de transacciones a lo largo de todo el país, lo que es una ventana importante para la innovación y la democratización de los servicios y soluciones que los gobiernos ofrecen”.

Otro punto clave es que la interoperabilidad no es solo dentro de los países, sino entre ellos. Los países de Latinoamérica tienen regulaciones propias, pero no hay un proyecto de región como en otros escenarios como la comunidad europea.

El ejecutivo agrega que el reto es cambiar el mindset hacia el pensamiento ágil. Aunque aclara que los gobiernos de Latinoamérica tienen un buen ritmo de adopción de Open Source gracias a costos más accesibles, escalabilidad y un modelo de negocio más favorable. En el caso de Colombia, la digitalización del Gobierno comenzó en 2015 con los reglamentos generales de las TIC y con las leyes que se promulgaron en 2018. Lo que ha dado pie a casos extraordinarios.

Por ejemplo, INVIMA, la Agencia Reguladora Nacional de Colombia, disminuyó los tiempos de respuesta y redujo los costos de los controles sanitarios y supervisión de alimentos y dispositivos médicos gracias a soluciones Red Hat que permitieran la interoperabilidad de las aplicaciones.

Otro ejemplo interesante es el de la Compañía de Expertos en Mercados SA (XM) que tiene a su cargo la operación del Sistema Interconectado Nacional, SIN, y la administración del Mercado de Energía Mayorista, MEM, que adoptó una nueva arquitectura, que incluye Microsoft SQL Server ejecutado en Red Hat Enterprise Linux, para mejorar los tiempos de respuesta de las transacciones.

¿Cuál es el panorama que viene?

Por último, Paulo Bonucci, vicepresidente y gerente general en Red Hat Latinoamérica, pronostica que lo que está por venir en la multinube y la nube híbrida son temas de compliance que ya se están resolviendo, que hay un enorme potencial de mejorar los servicios y la experiencia de los ciudadanos en los próximos tres a cinco años con tecnologías de Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas o Edge Computing, que cambiarán la presencia del Estado en lugares alejados, como la Amazonía o al interior de México, con servicios que hagan la diferencia en salud, educación y seguridad.

“Estamos por ver cómo va a cambiar el mundo, y los Estados deben alinearse con esta agenda en sus proyectos de largo plazo para garantizar los presupuestos, que la visión vaya más allá del gobierno de turno, al final la idea es cambiar para bien el día a día de las personas”, finaliza.

Para conocer el informe completo visite:

https://www.redhat.com

Publicidad
Publicidad