Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

‘Si las mujeres participaran en la economía como hacen los hombres, el PIB global crecería en un 26%’

La embajadora de Suecia en Colombia, Helena Storm, destacó que la inversión sueca en el país se ubica alrededor de US$200 millones al año.

Publicado

on

Hace 150 años, Suecia era uno de los más pobres de Europa, y ahora es de los más ricos e innovadores, y eso ha sido posible gracias a la igualdad, sin lo cual no habría sido posible. Hoy el 78% de las mujeres en Suecia hacen parte de la fuerza laboral, aportando no solo al crecimiento sino también a la innovación.

“No hay mayor perdida que excluir a las mujeres de la fuerza laboral. si las mujeres participan en la economía mundial como lo hacen los hombres, el PIB global crecería en un 26%”, explicó la embajadora de Suecia, Helena Storm, en entrevista con Forbes Colombia.

Para la diplomática, la igualdad es favorable para el crecimiento, pero no siempre el crecimiento conduce automáticamente a una reducción de la desigualdad. Se estima que las brechas de género en el mundo le cuestan a la economía mundial alrededor del 15%, por lo que hizo hincapié en que la igualdad de género es buena para la economía.

Precisamente desde esa dirección es que Suecia ha sumado esfuerzos al apoyar organizaciones como ONU Mujeres en modelos como la economía del cuidado, segmento en el que el país ha efectuado reformas clave desde los años 70, como la atención a los centros para niños y ancianos y la segunda reforma a la licencia parental igualitaria para hombres y mujeres.

A su vez, Storm destacó que Suecia cuenta con un gobierno feminista desde 2014 para impulsar la igualdad de género al interior del país y una política exterior que busca fortalecer los derechos y recursos de las mujeres y niñas en todas las áreas.

Sin embargo, la embajadora reconoció que el país también tiene muchos retos. Por ejemplo, persisten brechas salariales entre hombres y mujeres están entre el 3% y el 7% en Suecia según los grupos profesionales y más mujeres trabajan a tiempo para parcial que los hombres afectando su desarrollo profesional y su salario.

“Seguimos trabajando en reducir estas tres brechas porque al final estamos convencidos que la participación de las mujeres y los hombres a todos los sectores de la sociedad contribuye al fortalecimiento de la democracia, a una mayor innovación, productividad y crecimiento económico”, comentó.

Relaciones comerciales

Colombia y Suecia tienen una relación diplomática desde hace aproximadamente 150 años, lo que ha permitido que hoy en día haya alrededor de 90 empresas suecas presentes en el país. Esas empresas están generando más de 25.000 empleos directos y tienen presencia en sectores clave como minería, infraestructura, movilidad, defensa, seguridad, consumo masivo, salud, consultoría y telecomunicaciones. En ese sector hay un dato curioso, y es que Ericsson fue la primera empresa sueca que llegó a Colombia en 1896 y trajo los primeros 50 teléfonos a Colombia.

De acuerdo con Storm, Colombia tiene una ubicación clave y con su cercanía con el mercado de América del Norte y del Sur, ventaja positiva para muchas empresas suecas y que suele ser aprovechada para destacar y expandirse en la región, por lo que muchas de ellas tienen su sede regional en el país.

Si hablamos de cifras, cabe resaltar el anuncio de la inversión de US$1.540 millones de Essity al Grupo Familia, que se dio a conocer el pasado 22 de abril. La cifra es relevante si se considera que equivale al 20% de total de la inversión extranjera directa en Colombia del año 2020.

Otro caso al que Storm hizo referencia fue el de Tigo, que tiene una gran participación de inversionistas suecos y que destaca por ser una empresa que cada año invierte más de US$260 millones en el sector de las telecomunicaciones.

Frente a los principales productos que Suecia importa de Colombia en la actualidad, la embajadora destacó las flores, las frutas y el café, teniendo en cuenta que los suecos con los finlandeses son los pueblos en el mundo que beben más café por cápita. Por otra parte, las principales exportaciones de Suecia a Colombia son maquinaria, tecnología y fármacos.

Con respecto a las inversiones que se hacen desde Suecia, tanto del sector público como privado, cabe destacar que muchas de ellas vienen de terceros, pero en promedio alcanzan una cifra de US$200 millones al año.

A veces las inversiones pasan por otros países, y eso es importante porque Suecia es parte de la Unión Europea, bloque con el que Colombia ya tiene un acuerdo comercial y que cumplió 10 años en este 2022. De hecho, la Unión Europea es el primer proveedor de inversión extranjera directa en Colombia y el tercer socio comercial del país.

En cuanto a la exportación directa de Suecia a Colombia, Storm destacó que la cifra está alcanzando aproximadamente US$125 millones gracias a las empresas que exportan productos suecos de otros países a Colombia. En este caso destacan los buses y camiones de Volvo Scania, que llegan desde Brasil. Sobre la importación directa de Colombia a Suecia, cabe destacar que la cifra está en US$46 millones actualmente.

Diplomacia regional

De acuerdo con Storm, la embajada de Suecia en Bogotá es la más grande de todas las Américas después de Washington. Esto se debe a que Colombia es muy importante para Suecia dado que tiene una responsabilidad regional al cubrir varios países de la región, entre los que se encuentra Ecuador y Venezuela.

Esto ha llevado a que Colombia también sea la sede de la estrategia de cooperación regional de Suecia para todo Latam y el Caribe, que concentra sus esfuerzos en DD.HH, democracia, igualdad de género, desarrollo y medioambiente, uso sostenible de recursos naturales y biodiversidad.

“Son temas donde Colombia tiene un papel como líder regional con las decisiones de regularizar casi dos millones de venezolanos, las metas muy ambiciosas que tiene el Gobierno el tema de biodiversidad de cambio climático medio ambiente y también una institucionalidad muy fuerte una democracia eso claro”, destacó Storm.

Al mismo tiempo, la embajadora destacó el estatus de Colombia como una economía que está creciendo bastante y representa un mercado en expansión interesante para Suecia, lo que se traduce en muchas oportunidades para los empresarios suecos. Un ejemplo claro apunta al anuncio de IKEA sobre su llegada a Colombia en 2023, lo que refleja esta visión favorable del país.

Futuro empresarial

Gracias al status de Suecia como líder mundial en innovación y desarrollo industrial, Storm subrayó la intención de su gobierno de compartir esa experiencia con Colombia. De ahí que la meta a corto plazo sea firmar un acuerdo bilateral sobre ese tema entre ambos países.

Algunos ejemplos destacados en la relación empresarial entre Suecia y Colombia, sobre todo en su enfoque por la sostenibilidad, apuntan a Volvo Scania, que ha comercializado buses en Bogotá y Cartagena con un impacto ambiental positivo, lo qe les ha permitido mejorar la calidad del aire en las dos ciudades.

Otro ejemplo es Tetrapak, que apoya emprendimientos de sostenibilidad en Medellín para reciclar sus empaques y transformarlos a nuevos materiales como muebles y techos para casas. Además, destaca su trabajo con diferentes programas de recicladores alrededor de países del país.

H&M también tiene un programa de economía circular para reaprovechar las prendas en buen estado que se identifican como artículos de su segunda mano. Esto a través de la reutilización de las prendas o los tejidos, que se transforman en otros productos como colección de moda reciclada o paños de limpieza. Incluso, se apunta al reciclaje del resto de prendas y tejidos para convertirlos en fibras, con un uso posterior como materiales aislantes.

Por su parte, Colombia es el primer país de la región en tener un hub de innovación de la farmacéutica Astrazeneca, desde el cual se buscarán también soluciones digitales apoyadas en inteligencia artificial para fortalecer al sistema de salud.

Al mismo tiempo, la sede de la Universidad Nacional de Medellín se convierte en la primera instrucción de Educación Superior de Colombia en probar alta tecnología sueca para la minería, firmando un acuerdo para la implementación de la primera cátedra empresarial que permitirá a los estudiantes de los programas de Ingeniería de Minas, Ingeniería Metalúrgica e Ingeniería Geológica de la Facultad de Minas aumentar su competitividad en el mercado de la automatización, electrificación y la digitalización minera.

Suecia también está en proceso de donar a Colombia un estudio para transformar basura orgánica a biogás, un combustible sostenible que se pueda puede usar, por ejemplo, en el transporte público. Como parte del proceso, se firmó un memorando de emprendimiento con TGI y Grupo Energía Bogotá.

Además, Storm destacó que Suecia está en conversación con Colombia para compartir la experiencia en seguridad vial ‘visión zero’. “Queremos ofrecer un programa adapto al contexto colombiano y tenemos programas parecidos con Brasil y Estados Unidos”, añadió. Al respecto, la ministra de Transporte, Ángela María Orozco ha tenido varias reuniones con su homólogo de Infraestructura en Suecia para hablar de este tema.

Otra industria en la que Suecia buscaría fortalecer las relaciones con Colombia es en los videojuegos. Para ello, el país tendrá una presencia importante este año el G-Park en Medellín, donde traerán expertos de un segmento clave para su economía.

“Una de cada ocho personas en el mundo ha jugado un juego sueco, como por ejemplo Candy Crush. Es una industria muy interesante y que queremos introducir queremos introducir en Colombia”, concluyó la embajadora.

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Publicidad
Publicidad