Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Euro alcanza máximo de una semana mientras que el retroceso en apuestas de alza de tasas de la Fed golpea al dólar

Los comentarios a fines de la semana pasada sacaron al dólar de máximos de dos décadas e impulsaron las acciones mundiales y las monedas distintas del dólar, especialmente el euro.

Publicado

on

El euro se afianzó a un máximo de una semana el lunes, beneficiándose de la caída del dólar después de que varios funcionarios de la Reserva Federal señalaron que no estaban a favor de acelerar el ritmo de aumento de las tasas.

Los comentarios a fines de la semana pasada sacaron al dólar de máximos de dos décadas e impulsaron las acciones mundiales y las monedas distintas del dólar, especialmente el euro. El estado de ánimo también se vio favorecido en general por las señales de apoyo de estímulo de China.

El índice del dólar, que mide su tasa frente a seis monedas globales, ahora está casi un 2% por debajo del máximo de la semana pasada y, a las 10:30 GMT, se ubicaba un 0,5% más bajo en 107,27.

El euro, el principal componente de ese índice, se afianzó un 0,7% a 1,016 dólares, tras caer la semana pasada por debajo de la paridad con el dólar. 

“Con los mercados de acciones aún en territorio positivo, el apetito por el riesgo está de vuelta, por lo que los comentarios del gobernador de la Fed (Christopher) Waller, que retroceden en el aumento de 100 puntos básicos, han tenido el impacto deseado”, dijo Derek Halpenny, jefe de investigación de MUFG.

Waller y el gobernador de la Fed de St Louis, James Bullard, dijeron que preferían un aumento de la tasa de interés de 75 puntos básicos en la reunión de la Fed del 26 y 27 de julio, en lugar del movimiento de 100 puntos básicos que algunos habían previsto luego de una lectura de inflación superior a la prevista.

Tras los comentarios, los futuros vinculados a la tasa de política de fondos federales a corto plazo cotizan firmemente un aumento de 75 puntos básicos.

Sin embargo, los especuladores siguen siendo optimistas con respecto al dólar, ya que los datos semanales de la CFTC de Estados Unidos muestran posiciones largas agregadas en dólares en máximos de siete semanas, mientras que las posiciones cortas en euros y yenes crecieron.

Halpenny destacó “toda una lista de riesgos” para el euro.

Se espera que el Banco Central Europeo suba las tasas en 25 puntos básicos el jueves y los inversores esperan ver si describe planes para lidiar con el aumento de los rendimientos de los bonos en los estados del sur del bloque euro, especialmente Italia.

El mismo día, Rusia debe reanudar el suministro de gas a través del gasoducto Nord Stream después de un cierre de mantenimiento de 10 días y, de no hacerlo, asustará a los mercados, que ya temen una recesión económica en la Unión Europea.

“Con Nord Stream y la situación política en Italia, no hay una razón fundamental convincente para un giro en el euro/dólar”, dijo Halpenny, contrastando el movimiento esperado de 25 puntos básicos del BCE con los 75 puntos básicos esperados de la Fed.

En Italia, los inversores están atentos para ver el destino del primer ministro Mario Draghi, quien se dirigirá al parlamento esta semana después de que el presidente del país rechazara su renuncia.

* Mientras tanto, otros bancos centrales están acelerando el ritmo de aumento de tasas, con Canadá logrando un aumento de 100 pb la semana pasada. La alta inflación de tres décadas de Nueva Zelanda el lunes alimentó la especulación de un movimiento mayor de 75 pb. Eso elevó al dólar kiwi a un máximo de 10 días frente al dólar de $0,62, un 0,4% más. El dólar australiano tocó un máximo de una semana, subiendo un 0,7%.

El yuan negociado en el extranjero se afianzó un 0,5% a 6,74 por dólar. El banco central de China también puede ofrecer el miércoles una relajación de la política tan esperada.

Reuters

Publicidad
Publicidad