Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Reformas a la educación están pensadas para 2023: Gaviria

Los recursos de educación tienen un déficit estructural entre $1 y $2 billones, de acuerdo con el ministro.

Publicado

on

El ministro de Educación, Alejandro Gaviria, anunció hoy su intención de impulsar varias reformas en el sistema educativo colombiano para 2023, enfocadas principalmente en el aumento de la cobertura y un mayor apoyo a la innovación.

“Más allá de los programas y la innovacion, además de la discusión sobre los recursos, parte de mi trabajo es hacer una pedagogia publica , y quiero que el sistema colombiano se defina por una educacion de calidad con una mejor infraestructura”, aseguró.

Uno de sus objetivos clave apunta a aumentar la cobertura en 500.000 personas, así como una reforma al Icetex “que ya se esta pensando”,de acuerdo con el ministro. Al mismo tiempo, la Ley 30 de 1992 y el Sistema General de Participaciones requieren “varias reformas para el próximo año”.

Actualmente, la bolsa de recursos de educación preescolar, basica y media representa 96% de los recursos disponibles. A su vez, la Ley 30 de 1992 para educación universitaria apunta a 86%, dejando un margen pequeño para la innovación. Unido a ello, Gaviria reconoce que una de sus tareas clave es atender el déficit estructural de los recursos de educación, que oscila entre $1 y $2 billones.

Por otro lado, Gaviria trabajará en conjunto con el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, para arrancar un plan de infraestructura que se enfoque en capacitación de profesores y con énfasis en la necesidad de que el sector educativo “logre una educación para reconciliación y paz”.

Por el lado de la educación superior, el ministro sostuvo que debe estar acompañada de una mirada para ver cómo esos mayores recursos pueden tener un mayor efecto.

Al respecto, mencionó que las universidades tienen que ser factor de desarrollo, pero hay una especie de indiferencia mutua entre academia y sector privado que debemos corregir “para que apoye el desarrollo, la transición energética y una identidad de nuestro país para su inserción en el mundo”.

Gaviria también resaltó que el sistema de aseguramiento de calidad esta coartando la innovación de las universidades colombianas y tiene imbuido un conflicto de interés. De ahí que una reforma integral al aseguramiento de la calidad, así como a la forma como se otorgan acreditaciones “es fundamiental si se quiere hablar de innovación”.

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Publicidad
Publicidad