Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Sostenibilidad

El avión solar con forma de halcón que apuesta por vuelos sostenibles

El diseño de la aeronave está inspirado en las aves rapaces y rompe los conceptos aeronáuticos tradicionales.

Publicado

on

La electricidad de origen solar es una de las fuentes de energía renovable preferidas en la actualidad, en la que las empresas y centros de investigación están invirtiendo mayores recursos, humanos, económicos y tecnológicos para desarrollarla, hacerla más eficiente y rentable y encontrarle nuevas aplicaciones.

Ya se han desarrollado vehículos automotores experimentales alimentados por este tipo de energía, denominada fotovoltaica, y que llevan en su parte superior una gran superficie de paneles solares que transforman la radiación solar en electricidad.

Ahora, László Németh, el diseñador de Lasky Design en Budapest —capital de Hungría—, ha desarrollado un concepto de avión inspirado en las aves rapaces, que funcionará con energía solarsin emisiones contaminantes, y llevará amplios paneles solares encima de su alas fuselaje.

Este proyecto de aeronave, denominado Falcon Solar o FS  —Halcón Solar— llama la atención por su estilizada y semietérea apariencia, diferente de los diseños aeronáuticos usuales.

Las aves rapaces, en cuyos cuerpos que se inspira el diseño del FS, son rápidas y son un ejemplo más del modo en que la naturaleza viene proporcionando desde hace mucho tiempo una buena fuente de inspiración a los ingenieros diseñadores, explica Németh en una entrevista con EFE.

Németh explica que esta aeronave ha sido diseñada por un equipo de ingenieros que también son pilotos de planeadores o de drones, con más de veinte años de experiencia,

Este diseño conceptual se basa en la “proporción áurea”, un número algebraico presente en muchas formas geométricas de la naturaleza y de algunos seres vivos, y que se caracteriza por ser curva, bella, armoniosa y agradable a la vista.

Señala que este diseño, no muestra todas las características del futuro avión, especialmente su sistema de propulsión, pero recalca que la construcción de esta aeronave es factible, desde un punto de vista aerodinámico y tecnológico.

Falcon Solar
László Németh Foto: Lasky Design.

Modelo a escala radiocontrolado

Actualmente el equipo de Lasky Design está optimizando el proyecto. Su siguiente paso será construir un modelo a escala radiocontrolado, con una envergadura (distancia entre los extremos de las alas) para efectuar los primeros vuelos de demostración de larga duración.

En estos vuelos se ensayarán sistemas automáticos de recarga eléctrica en el aire, como una de las opciones para resolver el problema de los lapsos de vuelo nocturnos, cuando no llega luz solar a los paneles fotovoltaicos de la parte superior del fuselaje.

En los días nublados esta aeronave podría volar a gran altura “por encima de las nubes, donde el sol siempre brilla” y la propulsión de hélice es más eficiente. En los lapsos de oscuridad total, el avión podría funcionar e ir descendiendo lentamente, alimentado por la electricidad almacenada en sus baterías durante las horas de luz solar, de acuerdo con el proyecto.

El avión Falcon Solar ha sido proyectado para el transporte de viajeros, aspirando a conseguir vuelos más sostenibles, estables y eficientes al incorporar los últimos avances tecnológicos.

Entre estos avances figuran los materiales compuestos —‘composites’, en inglés—, un fuselaje y unas alas de carbono que formarán parte activa del sistema de batería, y unos sistemas electrónicos asistidos por ordenador, que evitarán los deslizamientos y derrapes, según Németh.

Configuración de ‘Ala Voladora’

Esta aeronave conceptual carece de estabilizadores verticales horizontales, que el equipo de Lasky Design considera que “no son necesarios”, ya que “los pájaros tampoco necesitan esos elementos y la naturaleza suele tener razón”.

Se sabe que esto es posible desde el lanzamiento del bombardero estratégico estadounidense B-2 y la realización de numerosos experimentos con aeronaves con la configuración de “ala volante” o “ala voladora”, equipadas con sistemas de control de vuelo asistidos por computadora, según Németh.

”Queremos traer una nueva perspectiva a la aviación solar sostenible y que este diseño sea una herramienta que sirva de inspiración a otros profesionales y les muestre que esta nueva visión de avión entra dentro de lo posible”, asegura.

Falcon Solar
Foto: Lasky Design.

Németh es un apasionado de la aviación, es optimista respecto de la movilidad eléctrica y cree que la tecnología actual está lo suficientemente avanzada como para permitirnos volar con energía fotovoltaica, aunque quedan problemas por solucionar, como garantizar el vuelo de las aeronaves a gran altitud (donde el frío extremo puede afectar a las baterías).

Este diseñador incluso cree que esta posibilidad podría convertirse en una realidad antes de lo que podría suponerse.

Los diseñadores todavía no hemos entendido por completo la aerodinámica y la eficiencia de las aves en vuelo, “que son la consecuencia de cientos de miles de años de evolución”, asegura.

Ante esta realidad nos preguntamos: Hoy podemos volar por encima de la velocidad del sonido, pero ¿con qué costo ambiental y energético? Las aves son mucho más eficientes. ¿Podríamos inspirarnos en esa eficiencia natural para volar a velocidades más altas?, reflexiona Németh.

El diseño del avión Falcon Solar intenta dar respuestas a esos y otros interrogantes relacionados con la aeronáutica del futuro.

Con información de EFE

Publicidad
Publicidad