Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Emprendedores

Foodology consigue US$50 millones sumando como accionistas a Maluma y al fondo árabe Chimera

El grupo de restaurantes virtuales está atendiendo 200.000 órdenes al mes, dijeron a Forbes los cofundadores de Foodology Daniela Izquierdo y Juan Guillermo Azuero.

Publicado

on

A los lados, los cofundadores de Foodology Juan Guillermo Azuero y Daniela Izquierdo. En el centro: el cantante Maluma. Foto: Foodology.

Foodology, la startup de restaurantes virtuales y cocinas ocultas originaria de Colombia, que opera también en México, Perú y Brasil, ha conseguido US$50 millones en una nueva ronda de financiación, de los cuales US$20 millones llegan en inversión y US$30 millones en deuda.

Daniela Izquierdo y Juan Guillermo Azuero, quienes cofundaron la compañía en 2019, dijeron a Forbes que se trata de una extensión de la Serie A de US$15 millones que tuvieron el año pasado.

“Desde entonces pasamos de tener 20 cocinas ocultas a 82 y alcanzamos las 200.000 órdenes mensuales”, comenta Azuero. “Ya somos un equipo de 1.200 personas”, complementa Izquierdo.

A pesar del ‘invierno’ que ha ralentizado las inversiones de capital de riesgo, los fundadores sostienen que su valoración privada en vez de disminuirse, mejoró, lo cual atribuyen a haber desacelerado su crecimiento frente a la nueva realidad de mercado.

“Nos enfocamos mucho más en mejorar métricas de eficiencia y operativas, nuestro modelo es bastante rentable, por eso fuimos a levantar ronda”, cuenta Azuero.

De la inyección de capital participaron inversionistas existentes como Andreessen Horowitz (a16z), Wollef y Kayyak ventures, y nuevos inversionistas incluyendo a Chimera, una firma de capital de riesgo con sede en Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos) que tiene un fondo de US$10.000 millones y al cantante colombiano Maluma, en su tercera gran apuesta en startups luego de haberse convertido en accionista de La Haus y de Rappi.

La deuda fue otorgada por TriplePoint Venture Capital, una firma de financiamiento de Silicon Valley.

“En los pasados 12 meses, Foodology ha crecido de forma exponencial expandiendo sus operaciones en nuevos países y desarrollando las próximas marcas que serán tendencia en la región”, mencionó Jeff Jordan, partner general de Andreessen Horowitz, en un pronunciamiento escrito. “Seguimos emocionados por los actuales y futuros resultados de la compañía y por ver la disrupción en la industria de restaurantes en Latinoamérica”.

Cofundadores de Foodology Daniela Izquierdo y Juan Guillermo Azuero. Foto: Diana Rey Melo / Forbes.

Los fundadores sostienen que parte del foco de la compañía ahora es fortalecer su presencia en Brasil.

“Es el último país al que entramos en marzo, somos pequeños allá”, anota Izquierdo, quien a su vez asegura que al principio le tocaba hacer de todo, desde compras a proveedores hasta pagos bancarias, pero que a la medida que han crecido han contratado u equipo de liderazgo y dearrollado tecnología para controlar la operación de forma remota. “Hemos diseñado un montón de herramientas que nos permiten desde capturar la venta, medir el tiempo, llevar control de calidad calidad, tener muchas capacidades alrededor de marketing, medir el mercado, de como se están moviendo las marcas tener mucha información y la cadena de suministro”.

Foodology, que ve el potencial en los próximos años de abrir 1.000 cocinas ocultas, está detrás de las marcas Brunch & Munch, Avocalia, The Crunch, La Cuadra, Burritos & CO, Bamboo Wok y Cacerola.

Entre tanto, Azuero cree que entre tantos jugadores de cocinas ocultas, su ventaja es la facilidad que tienen para lanzar nuevas ciudades siendo operador regional.

“Vamos a explorar alianzas con celebridades e influenciadores a lo largo de Latinoamérica”, apunta Azuero. “Siempre tenemos nuestra opción de crear nuevas marcas, pero siempre estamos evaluando traer marcas existosas y escalarlas a través de nuestras cocinas”.

Azuero e Izquierdo expresaron que están evaluando las mejores opciones para seguir siendo rentables frente al efecto inflacionario de los últimos meses en América Latina y que haber crecido de la mano de varios de sus proveedores, les ha permitido mantener sus cartas a pesar de la crisis logística global.

Publicidad
Publicidad