Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Empresas

Fríjoles cultivados por desmovilizados de las Farc son exportados a Estados Unidos

Solo en el primer semestre del 2022 la cifra de exportaciones de ese grupo de desmovilizados llegó a 15 toneladas y esperan que para el cierre del año se envíen 15 más.

Publicado

on

Foto: Procolombia.

Desde la vereda Fila, del municipio de Icononzo, en Tolima, salen fríjoles cargamanto cultivados por excombatientes de las Farc que están siendo exportados hacia Estados Unidos, a través de la multinacional Goya Foods. Solo en el primer semestre del 2022 la cifra de exportaciones de ese grupo de desmovilizados llegó a 15 toneladas y esperan que para el cierre del año se envíen 15 más.

Gracias a esta actividad productiva los desmovilizados pasaron de ser perseguidos por la inteligencia militar en los montes de Colombia a convertirse en agricultores exportadores. Fredy Alexander Pastor Mora, de 39 años, quien estuvo en el frente 55 de las Farc desde 2002 hasta 2016 cuenta que hoy su vida cambió gracias al fríjol.

Lea también: ‘No saquen dineros en masa porque en Colombia hay más oportunidades’: Petro sobre el dólar

A finales de 2016, con la firma del acuerdo de paz, llegaron los primeros excombatientes a la vereda La Fila -cuenta-, donde el Gobierno los ubicó para poder reiniciar sus vidas. “Mi vida desde pequeño siempre estuvo ligada al campo y volver a esas raíces es lo que más me genera felicidad. El hecho es cultivar nuestra propia comida, no solo para mi familia, sino también para traspasar fronteras, al ofrecer un producto de calidad”, explica Pastor.

Los cultivos de la paz para la paz, como los denomina él, le generan también la satisfacción de poder dar empleo a unas 20 a 30 personas, que le ayudan con la recolección, transporte, entre otras tareas. “Arreglar a Colombia es un trabajo de todos y encontrar la paz también es deber de todos”, cuenta mientras recorre cultivos de frijol, arveja y maíz, los cuales sueña con exportar algún día también, al igual que aguacate Hass.

En el camino para que los frijoles pudieran llegar a Estados Unidos, Pastor se cruzó con un paisano suyo, con Bonisalvo Susa Molina, de 60 años y oriundo de Cabrera, Cundinamarca, donde según él “está el mejor frijol de todo Colombia”. Ese municipio se encuentra a unos 30 kilómetros de la vereda La Fila, a una hora y media en carro, por las vías destapadas.

Susa es actualmente el presidente de la Corporación Nacional de Pequeños Productores Agrícolas – (Cornpenag), la cual ha trabajado de la mano con ProColombia para cumplir con toda la documentación y requisitos para exportar fríjoles al mercado estadounidense.

“La corporación reúne a 32 asociaciones, de 12 departamentos y 95 municipios, donde tenemos 18.500 pequeños productores, donde sobresalen mujeres cabeza de hogar, jóvenes rurales, víctimas del conflicto, excombatientes, desplazados, discapacitados, entre otros”, describe Susa.

Las zonas que cubre la corporación son Huila, primer productor de frijol de Colombia; Tolima; Cundinamarca; Antioquia; Santander; Norte de Santander; Meta; Boyacá; Caquetá; Putumayo; Nariño, y Bolívar. Más allá del frijol, también tienen cultivos de frutas exóticas como uchuva, pitahaya y gulupa, maíz, arracacha y ganadería.

Juliana Villegas, vicepresidenta de Exportaciones de ProColombia, indicó que “estamos enfocados en acompañar a este tipo de productos, desde zonas que eran de conflicto armado, para contribuir a la paz total, con el fin de traer desarrollo a distintas regiones del país. Esto, a través de exportaciones no mineras a mercados cercanos, con una oferta de calidad, gracias a que Colombia está llamada a ser una despensa mundial, según la FAO”, dijo.

El comprador en Estados Unidos es Goya Foods, una de las mayores empresas hispanas de alimentos en Estados Unidos, que ha venido consolidando una nueva alianza con agricultores colombianos para establecer una cadena de suministro directo de sus productos desde sus fincas hasta los minoristas.

“Hoy en día hay más de 100 productos agrícolas colombianos, como los fríjoles, que uno encuentra por todo el territorio estadounidense. De hecho, Goya Foods importa US$30 millones al año en productos agrícolas colombianos”, explica Bob Unanue, presidente y director general de Goya Foods.

Según la multinacional, Goya ha ayudado a miles de productores a hacer la transición y dejar los cultivos de uso ilícito —que durante años han alimentado el narcotráfico en Colombia— y otros cultivos y plantar fríjoles, aliviando así la creciente demanda de ingredientes durante la actual escasez mundial de alimentos.

Publicidad
Publicidad