Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Capital Humano

Guía práctica para la reubicación laboral cuando hacer recortes es inevitable

Un abecé para empleados y empresarios sobre cómo llevar de la mejor manera un despido. ¿Cómo indemnizar y cómo reubicarse pronto? Acá los detalles.

Publicado

on

Foto: Pexels

Si hay algo que no le deseo a ningún líder, es despedir gente. Tener que hacerlo es fácilmente una de las decisiones más difíciles que uno tiene que tomar en toda su carrera. Diría que el sentimiento es más duro que el de perder un cliente o ser rechazado por un inversionista. 

Más allá de si el despido es por desempeño o no, uno no puede evitar sentirse inepto y culparse por no haberlo podido evitar. Es raro, pero yo me he sentido un mal líder al hacerlo, porque siento que es un reflejo de mi habilidad para liderar personas y manejar una compañía. 

Lea también: Startups: Lecciones aprendidas de una crisis para sortear el reto que trae el Covid-19

La verdad acerca de los despidos

Si se sienten identificados hasta aquí, voy a ser un poco brusco con ustedes. Por más inútiles e incompetentes que se sientan, los despidos no se tratan de nosotros. Indudablemente, hay quienes se sienten peor: los despedidos. 

Perder un trabajo es causa de estrés no solo financiero sino psicológico. Estar desempleado genera ansiedad, incertidumbre y en algunos casos, puede causa problemas más serios de salud mental, como depresión. 

Tristemente en estos momentos, hacer recortes, para muchos, será una decisión inevitable e impostergable. Y me he dado cuenta en recientes conversaciones con varios líderes de otros startups, que poco se sabe sobre cómo abordar el tema.

Por esta razón, y también porque deseo que ayudar en lo posible a mitigar el impacto negativo que esto tendrá en miles de familias colombianas y en el mundo, quise juntar un par de estrategias de reubicación laboral o outplacement, para ayudarlos a preparar a sus exempleados para su futuro profesional. Una guía, llamémosle así. 

Lea también: Teletrabajar sin morir en el intento

Alternativas al despido

Antes presentarles estas estrategias, quiero asegurarme que ya descartaron las opciones menos obvias pero válidas para evitar despidos. Son dos, y aunque no quiero ahondar en el marco legal, aquí se las presento. Infórmense bien antes de considerarlas, pues de ley no quiero hablarles. 

1. Licencia no remunerada

La primera opción es darle a tus empleados una licencia no remunerada de hasta 90 días como lo hizo la cadena hotelera Hilton. Al hacerlo, el empleado no devenga salario pero puede 1) permanecer vinculado los demás beneficios de la compañía como la salud y 2) puede usar el tiempo para buscar un nuevo rol o hacer trabajo como freelancer. En este último punto, no es necesario para el empleado justificar su despido en una entrevista de trabajo, pues técnicamente sigue vinculado a la compañía. 

“Perder un trabajo es causa de estrés no solo financiero sino psicológico. Estar desempleado genera ansiedad e incertidumbre”.

Esta opción es reversible y permite ahorrar muchos costos para dar continuidad al negocio pero tiene efectos adversos. El primero y más obvio, que el empleado igualmente necesita buscar su sustento económico en otro lado y no siempre se puede revertir la decisión entonces genera mucha ansiedad tanto para el líder como el colaborador.

Esto también afecta la moral del resto del equipo e incluso puede alterar su actitud frente al trabajo y el equipo de liderazgo.

Lea también: ¿Cómo las Startups de telemedicina pueden ayudar a protegernos contra el Coronavirus?

2. Recortes salariales

Esta opción permite ahorrar costos sin afectar el bolsillo de tus colaboradores de forma dramática. Esto es debatible, especialmente en Latinoamérica, donde la cultura del ahorro es muy baja y muchas personas viven paycheck to paycheck. Es posible que para la mayoría incluso los gastos personales hayan aumentado debido al teletrabajo y que también deban ayudar a otros familiares cuya situación laboral ya fue afectada por el coronavirus. 

Esta alternativa tiene, al igual que la primera, una serie de efectos sobre la moral del equipo e incluso puede no representar mayores ahorros si lideras una empresa pequeña. Pero también, durante esta crisis, puede generar un sentimiento de gratitud al poder preservar el trabajo. La cadena hotelera IGH, por ejemplo, lo está haciendo. En todo caso, existe este camino, así que se los comparto.

También existe una opción un poco más simbólica que, aunque controversial, ayuda a la moral del equipo es hacer recortes únicamente al equipo de liderazgo. En teoría, son los que mejor salario devengan y los menos afectados por recortes, pues encabezan la pirámide social. 

Lea también: El sector salud en la era poscoronavirus

Un recorte profundo versus varios cortes superficiales

Hasta aquí, hemos conservado empleos y me encantaría decir que hemos logrado aliviar un poco el estrés financiero de la compañía. Pero lo cierto es que solo hemos redistribuido el estrés y lo hemos transferido a nuestros empleados y sus familias. 

En la mayoría de escenarios, éste será el caso. Lo repito, no para hacerles más difícil este proceso, sino para despertar en su conciencia que, en el caso de tener que hacer recortes, debemos hacerlo bien y hacerlo una única vez. De lo contrario, no acabamos por completo la moral de nuestro equipo sino que perdemos total credibilidad en nuestras decisiones y habilidades de liderazgo. Es un balance muy, muy delicado. 

El inevitable despido y las políticas de indemnización

Muchos no conseguirán acogerse a ninguna de las alternativas presentadas y deberán, lastimosamente, dejar ir a personas talentosas de la organización. De ser éste el caso, es muy valioso e importante entender que existen varias formas de indemnizar a sus colaboradores y retribuirles por su paso por la compañía y todo el esfuerzo invertido. 

Digo que es importante por tres razones:

  • Retención: Porque la relación con los empleados cambia inmediatamente después de un despido. Usualmente, lo sentimientos no son los más positivos y ésto puede generar problemas de retención en los empleados que permanecen en la compañía. 
  • Branding o imagen de marca: Porque cómo tratamos a nuestros empleados se refleja en la imagen que tenemos como marca y nuestra habilidad a futuro de atraer talento, proveedores y clientes.
  • Ética: Compensar no solo justamente sino generosamente a nuestros colaboradores cuando deben irse, es lo correcto. Tenemos un deber moral como compañía y seres humanos de contribuir a nuestra sociedad. De lo contrario, les sugiero repensar por qué empezaron su negocio en primer lugar. 

Lea también: Cómo vender más en tiempos de Covid-19

Hay cuatro formas principales para indemnizar a nuestros empleados.

1. Salud:

Podemos extender los beneficios de salud de un colaborador incluso hasta después de terminar un contrato. La idea de hacerlo es eliminar la carga financiera de tener que hacerlo sin recibir sueldo.

2. Planeación financiera:

Algunas compañías incluyen servicios de planeación financiera o capacitaciones alrededor de este tema para asegurarse que sus antiguos empleados hagan buen uso de su dinero al estar desvinculados de la compañía. Se sorprenderían lo poco o nada que sabe la gente sobre este tema.

3. Compensación:

La gente oye la palabra “indemnización” y enseguida se imagina dinero. Sí, existe compensación monetaria y es muy importante, pero si ven no es el único camino. 

Aquí, las mejores prácticas (por lo menos en EE. UU.) incluyen pagarle a los empleados de dos a cuatro semanas por año laborado. Idealmente, se les debe pagar un poco más, ojalá unas ocho, especialmente en esta crisis que representa una incertidumbre mayor y un contexto laboral más complejo. 

Lea también: Cuatro lecciones personales para avanzar en la crisis

4. Servicios de reubicación laboral (outplacement)

Por último, existe una categoría de indemnización que rara vez se utiliza en Latinoamérica y que a mi modo de ver, genera más valor para nuestros colaboradores de un manojo de billetes. O por lo menos, en el largo plazo es mucho más útil y beneficioso. 

Se trata de ofrecerles servicios de reubicación laboral, o outplacement como se le conoce en inglés. Estos servicios se ofrecen para hacer menos difíciles los despidos y menos incómodas las transiciones de un exempleado a un cargo por fuera de la compañía. 

A este punto le dedicaré el resto de esta guía y utilizaré mi experiencia en Beepi como referencia. 

¿Qué es reubicación laboral o outplacement?

Muchos no conocen este término porque quizás jamás han sido despedidos, porque sabes poco de recursos humanos o simplemente porque en Latinoamérica poco se usa este servicio. Debería ser intuitivo para todos porque es lo correcto, pero no lo es. 

La reubicación laboral, o outplacement, es un servicio que se ofrecen para eso justamente, reubicar laboralmente a personas a causa de despidos. Ayudarlas a  hacer más llevadera la salida de una organización y prepararlos para el próximo paso en sus carreras. 

Lea también: ¿Pasión o disciplina? Lo que necesitan los líderes en momentos de crisis

Beneficios a considerar

Son varios los beneficios dentro de un servicio de outplacement qué son útiles para los colaboradores. En la imagen a continuación encontrarán un resumen. Los de coaching  y branding personal son los que yo encuentro más útiles que otros y en los cuales profundizaré más.

a. Coaching

La mentoría o el coaching es algo que hago a diario, independientemente de la posición en que se encuentra la persona: si fue despedido, si quiere hacer un cambio de carrera o incluso comenzar un negocio me da igual. Saco el rato porque sé cuánto lo aprecian las personas, lo útil que es y el impacto enorme que genera. Si es para mis empleados, lo hago el mayor de los gustos, con agradecimiento del valor generado y aportado a mi organización. 

Plan de ataque (game plan)

Se trata de ofrecer consejos prácticos y accionables para encontrar trabajo. Se empieza haciendo una evaluación del candidato, entender los temas que le apasionan y las habilidades que tiene. Se piensa luego los sectores, cargos y empresas a las que debería aplicar. A manera de lista, esta es la información que debe entender del candidato.

  • Qué experiencia tiene 
  • Qué habilidades
  • Que industria le interesa
  • Qué compañías
  • Cargo
  • Aspiración salarial

Lea también: Cómo pueden las empresas sobrevivir a la crisis del Covid-19

Networking y entrevistas

Enseñar a relacionarse con contactos influyentes es indispensable a la hora de conseguir trabajo. Esto no quiere decir que uno consigue el trabajo únicamente porque conoce a alguien dentro de una compañía, pero si es un camino más corto para que lean sus hojas de vida. La búsqueda de trabajo sigue siendo un proceso imperfecto y aunque la persona sea el candidato perfecto, es posible que jamás consiga el trabajo si no consigue la oportunidad de entrevistar. 

En el caso de las entrevistas, hoy en día las compañía buscan algo más que ánimo y química. Hay entrevistas de comportamiento y otras técnicas, y para ambas hay que estar bien preparados. No basta con recitar la hoja de vida. 

En las entrevistas de comportamiento usualmente se busca que el candidato se encuentre alineado con los valores organizacionales de la empresa y harán preguntas al respecto. En el caso de las técnicas, dependiendo de la naturaleza del cargo, habrá presentaciones, casos a desarrollar o problemas de algún lenguaje de programación, en el caso de ingenieros de software.  

b. Branding personal

Una vez se logra establecer cuáles son los planes A, B y C del candidato y qué fortalezas o debilidades tiene, el siguiente paso es afinar su hoja de vida y su perfil de LinkedIn. LinkedIn es una herramienta aún subutilizada en Latinoamérica, pero eso está por cambiar.

Lea también: ¿Cómo viven las startups la crisis del Covid-19?

– Hoja de vida:

Las reglas generales para construir una hoja de vida son las siguientes:

  • La foto pasó de moda, no es necesario que tenga una.
  • Condensar toda la información en una máximo dos páginas si tu trayectoria es de más de 15 años.
  • Escribir tus logros en formato STAR (situación, tarea, acción y resultado). Ejemplo: Durante la crisis global, negocié nuevos contratos con clientes para ajustar precios. Esto generó un aumento en el valor percibido en un 6 %. 
  • Optimizar la hoja de vida con las keywords que aparecen en la descripción del cargo. Cuanto las empresas son muy grandes, como Microsoft y reciben miles de aplicaciones, utilizan ATS (Application Tracking Systems) para descartar candidatos.

– LinkedIn:

Las reglas para LinkedIn son muy parecidas. Le añadiría que el candidato debe ir consolidando una base fuerte de contactos e incluir en su perfil qué tipo de ofertas buscar y que está buscando activamente trabajo. Esto lo ven las headhunters y personas de talento humano. 

c. Capacitaciones

A veces los candidatos quieren una cosa pero sirven para hacer una muy distinta. Esto no quiere decir que no puede conseguir el trabajo que quieren, pero sí que deben disminuir la brecha entre lo que quieren y pueden hacer. 

Lea también: Reinventarse en la incertidumbre: reviva aquí el primer foro 30 Promesas de los Negocios de Colombia

Aquí la empresa juega un papel muy importante y puede ofrecer seminarios, capacitaciones, cursos en línea y demás. Esto robustece la hoja de vida, motiva al empleado e impresiona al empleador.  

Estas son algunas de las plataformas para aprender en línea:

  • Platzi
  • Udemy
  • Coursera

d. Bolsas de empleo y ferias de trabajo

Las bolsas de empleo y feria de trabajo son otras dos formas de apoyar a nuestros empleados pero no quiero dedicarles mucho tiempo. La primera sirve para hacer aplicaciones en línea y la segunda para conocer cara a cara a las empresas dispuestas a ayudar. En estos momentos aplicaría únicamente las ferias virtuales y honestamente, las desconozco bastante y no sé qué tan exitosos sean los resultados. 

Más o menos así, se ve un proceso de outplacement. Obviamente no se trata de un proceso lineal. Es más un proceso de muchas iteraciones y mucho errores. 

Los sectores que están contratando

Muy por encima, puedo decirles que estos son los sectores que están contratando en este momento:

  1. Suministros médicos y de higiene
  2. Agricultura
  3. Supermercados y farmacias
  4. Fintech
  5. E-Commerce

Contacto
LinkedIn: Daniel Bilbao
Twitter: @ddbilbao
*El autor es fundador y CEO de la empresa Truora, que tiene como objetivo combatir el fraude en Latinoamérica. Trabajó en la banca de inversión en Wall Street, es consejero y miembro de juntas directivas de varias ‘startups’ y hace angel investing.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Capital Humano

Estos son los empleos digitales que tendrán mayor demanda en 2021

El futuro laboral cambiará y el acelerado crecimiento del entorno digital asegura oportunidades laborales que exigirán un perfil profesional con una formación académica extensa en el área TIC.

Publicado

on

Foto: Hays.

EFE.- Quizá no esté familiarizado con el término Chief Digital Officer o CDO, pero este será el profesional digital más demandado en 2021, según el portal especializado en empleo Jobatus.

De acuerdo con esta firma, el futuro laboral va a cambiar debido al crecimiento de la actividad económica basada en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), modificando el perfil de los puestos más demandados.

El sector TIC gana peso a un ritmo creciente en el PIB (Producto Interno Bruto) de los países, multiplicando la productividad de las economías, captando cada vez más inversiones y generando numerosas empresas y puestos de trabajo enfocados en los servicios y en las fabricaciones digitales, cuyo volumen de negocio crece a ritmo sostenido, explican.

Siga la información de Capital Humano en nuestra sección especializada

El acelerado crecimiento del entorno digital asegura oportunidades laborales que a su vez, exigirán un perfil profesional con una formación académica extensa en el área TIC o con formación en disciplinas especializadas en innovación y tecnología, según Jobatus.

Pero este perfil de candidato no es muy habitual, y según un análisis efectuado por esta firma entre más de 300 empresas del sector, alrededor del 70% de los entrevistados por esas compañías no posee los conocimientos exigidos y dichos puestos profesionales todavía están a la espera de ser cubiertos.

“De hecho, a medida que pasa el tiempo, van surgiendo nuevas oportunidades laborales y se acumula la necesidad de estos trabajadores en las empresas”, explica a EFE, Esther Román, portavoz de Jobatus.

Según el estudio de este portal, los trabajos más demandados son aquellos relacionados con los negocios digitales, la ciberseguridad, la inteligencia artificial y el Big Data, y los profesionales digitales más solicitados en 2021 por las empresas del sector tecnológico-digital y aquellas que están en plena conversión o desarrollo, serán los siguientes:

1. Director Digital (Chief Digital Officer o CDO)

“Este profesional estudia a las empresas para transformarlas en negocios digitales competentes. Es especialista en modelos digitales y posee estudios del ámbito tecnológico”, según Román.

Foto: Pexels

“Su objetivo es crear nuevas ocasiones de negocio, tráfico de ingresos y ofrecer servicios a los clientes a través de las tecnologías digitales. Su máxima labor será digitalizar cualquier unidad de negocio, y será el máximo responsable del área digital y del ecommerce (comercio electrónico)”, apunta.

2. Especialista en Inteligencia Artificial

“Es el encargado de diseñar piezas u objetos artificiales (consistentes en programas informáticos), que solucionen de forma independiente situaciones problemáticas del entorno”, explica Román.

Las competencias académicas que se exigen a estos profesionales son muchas, además de habilidad en la resolución de problemas y la capacidad de análisis en este campo, añade.

3. Científico de datos (Data Scientist)

“Es el encargado de organizar y transformar todos los datos que posee una empresa en conocimiento”, explica Román a EFE.

Foto: Kelly Sikkema/Unsplash

Apunta que el también llamado “especialista en Big Data” se encarga de gestionar y analizar ingentes cantidades de datos para extraer conclusiones y efectuar proyecciones y predicciones de comportamientos basadas en dichos datos.

La anticipación es fundamental en cualquier empresa, por lo que la demanda de este puesto en el mercado laboral crece de forma paralela al despliegue de infraestructuras digitales, asegura.

Suscríbete a Forbes Colombia

4. Director Informático (IT Director)

“Su función principal es controlar que el departamento de informática de una empresa funcione correctamente y sin incidencias”, señala Román.

Sus principales objetivos son supervisar los proyectos técnicos relacionados con la denominada ‘infraestructura TI’ y comprobar que cumplen con los objetivos de la organización y recuperar y proteger los sistemas y procesos tecnológicos. También elabora presupuestos financieros y propone proyectos de capital a altos ejecutivos, según Jobatus.

Foto: Jefferson Santos/Unsplash

Encuentra las noticias más destacadas de la tecnología en nuestra sección especializada

5. Gerente de éxito con el cliente (Customer Success Manager)

“Su tarea principal es mantener una relación atenta y continuada con sus clientes y solventar las incidencias que hayan tenido con su producto o servicio”, señala Román.

Es el máximo responsable de ejecutar una estrategia, que tenga como fin superar las expectativas que tenga el cliente respecto de lo que le ofrece la empresa para poder fidelizar a esa persona, impulsar las ventas, generar nuevas oportunidades y garantizar la consecución de los objetivos económicos, según Jobatus.

6. Jefe de ciberseguridad (Chief Information Security Officer)

“Se encarga de la proteger toda la información que posea una organización de posibles ataques informáticos”, explica Román.

Para cumplir estos fines, el también llamado CISO genera protocolos de seguridad, trabaja en la privacidad de los datos y supervisa la ejecución de las normas de seguridad las respuestas del equipo ante los posibles contratiempos, señala Jobatus.

7. Responsable de comercio electrónico (ecommerce manager)

“Este profesional gestiona, supervisa y coordina todos los aspectos relacionados con la plataforma de comercio electrónico de una empresa”, señala Román.

El comercio electrónico crece a un ritmo vertiginoso y el desarrollo de este sector genera una demanda proporcional de profesionales especializados y experimentados en esta disciplina que garanticen la competencia de cualquier plataforma de comercio electrónico y su éxito a lo largo del tiempo, informa Jobatus.

Seguir Leyendo

Capital Humano

Cómo superar el agotamiento emocional del trabajo remoto

Pequeñas acciones como cortar la duración de una reunión, respetar los horarios de trabajo y dedicar un día al completo descanso hacen la diferencia.

Publicado

on

Foto: Pexels

La línea que dividía la vida laboral y personal fue borrada, en este momento tenemos un nuevo estilo de vida en el que las tareas del hogar, la crianza y el trabajo conviven en un mismo tiempo y espacio, sin que las exigencias de cada rol se hayan modificado, sin olvidar que estamos en medio de una pandemia que ha afectado la economía, las relaciones sociales y disparado el estrés y la ansiedad a un nivel sin precedentes.

Diferentes estudios realizados en los últimos meses han demostrado que el 91 % de las personas están presentando síntomas de agotamiento emocional relacionado con el trabajo desde casa debido al Covid-19. Muchas de estas personas sienten que no pueden tomarse un tiempo libre para desconectarse, identifican que están pasando más tiempo del habitual en modo trabajo y que las interminables reuniones virtuales, se suman al bombardeo de mensajes y llamadas por todo tipo de plataformas de los compañeros y líderes que tienen la falsa percepción de que al estar las personas en casa se encuentran siempre disponibles.

Lea también: El impacto de la salud mental en la productividad

Algunos, cuando no logran contactarlos por las plataformas de trabajo, envían un mensaje de WhatsApp o hacen una videollamada, para “perseguir” a la persona hasta que logran obtener una respuesta. Actuar de manera impulsiva en busca de la respuesta del minuto crea entre todos hábitos negativos que hacen que la sensación de estar abrumados se convierta en lo cotidiano de la jornada laboral, detonando una espiral negativa por estar continuamente expuestos a temas laborales.

Las agotadoras reuniones virtuales

Nuestros cerebros se fatigan más en las video llamadas. Todo comunica cuando estamos en una conversación cara a cara, estamos decodificando sin saberlo docenas de señales no verbales, como si alguien te está mirando a los ojos o ligeramente distraído, si está inquieto mientras tú hablas, o si inhala rápidamente en preparación para interrumpir lo que tú dices, estas y muchas otras señales definen el ritmo de la conversación, pero en las video llamadas como eso no sucede te desgasta:

  • Tratar de interpretar a otras personas sin las señales no verbales más sutiles como la denominada conciencia de la mirada que nos comunica quién es el foco actual de la conversación, quién tiene la palabra y a quién le toca el próximo turno o si los demás están expectantes tu participación. A pesar de los estados ‘enfocados’ utilizados en softwares como Zoom o Teams para resaltar quien habla, todavía nos falta esa señal comunicativa donde podemos ver hacia donde se dirigen las miradas y tener claro el ritmo de la conversación
  • Estar frente a la cámara nos hace sentir fatigados ya que ahí 20 caras frente a ti o en el peor de los casos solo hablas a varios cuadritos negros que tienen voz. Una buena opción para no perder la presencia ejecutiva y no desgastarte es activar la función que solo aparezca en pantalla la persona que está hablando y no distraerte viendo tu imagen y pensando en cuál es tu mejor ángulo.
  • Tienes la tentación de realizar varias tareas a la vez navegando por pestañas, leyendo correos electrónicos y respondiendo a chats a escondidas durante las reuniones en línea, lo cual aumenta la carga de procesamiento mental.

Lea también: El reto de mantener la empatía y la productividad en épocas de crisis

Tiempo fuera

Lograr definir en qué momento inicia y termina “el horario laboral” es un reto para las compañías, no es sostenible la “disponibilidad permanente” si no se quiere tener una crisis de ansiedad masiva en la empresa.

Son múltiples las exigencias y los cambios a los cuales es necesario adaptarse en este momento y si se puede reducir la carga emocional modificando algunas conductas esto potenciara la productividad y bienestar de los colaboradores. Dejar claro con los líderes y entre los equipos que por salud mental hay que aprender a comunicarse de una manera diferente. Respetar los espacios privados mínimos antes de iniciar la jornada, durante el almuerzo y en las noches y los fines de semana puede ser una inversión inteligente. Cada empresa es un mundo diferente, pero llegar a acuerdos sobre la comunicación es muy importante en pro del bienestar.

Recuperarse del agotamiento emocional

El agotamiento es un estado de cansancio crónico a nivel físico, mental y emocional causado por el sobreesfuerzo y el estrés excesivo y prolongado. Para recuperarse primero es necesario identificar las principales características de este estado y aunque  todos respondemos diferente ante el estrés puede sentirse identificado con algunas de las siguientes expresiones:

  • Falta de motivación.
  • Sensación de estar saturado de todo.
  • Disminución en la productividad.
  • Irritabilidad por pequeñas cosas o sin motivo aparente.
  • Cansancio después de dormir: pasar varias noches seguidas sin sentir que se recargo de energía después de 7 u 8 horas de sueño continuo.
  • Asiliencia (distorsión de la visión real de sí mismo demostrando la incompetencia de la persona para resolver problemas y para alcanzar sus metas, haciendo que se obtengan resultados negativos ante la adversidad)

Lea también: Agilidad estratégica, la clave para lograr ser efectivos

Hay acciones que son posibles de implementar para recuperarse del agotamiento, la clave está en la persistencia en la incorporación de estas en la vida diaria, si la excusa es no tener tiempo reduzca una reunión diez minutos, levántese un poco antes o reserve un espacio en la noche para entrar en calma, esto es clave para poder obtener la recuperación y mantener el bienestar.

  • Active la relajación. Hay muchas actividades que le permitirán relajarse desde tomar un baño de agua caliente, disfrutar de un masaje, hacer yoga, meditar o escuchar música elija uno y disfrútelo lejos de las pantallas.
  • Respire. La mente genera las emociones, pero la respiración calma la mente, tómese un espacio para respirar lenta y profundamente, esto lo puede hacer antes de empezar a trabajar, al medio día después del almuerzo o en la noche antes de dormir, con esto activa el sistema parasimpático que es el encargado de la relajación, si no prefiere ser guiado en las redes puede encontrar diferentes audios para hacerlo.
  • Muévase. Estírese al levantarse, camine siempre que pueda, levántese cada hora de la silla, mire por la ventana, haga flexiones, sentadillas o baile, su cuerpo necesita movimiento para poder funcionar adecuadamente, con diez minutos de actividad física aumenta el flujo sanguíneo al cerebro y mejora su estado de ánimo, creatividad y memoria.
  • Cuide sus relaciones. Tener una red de apoyo con la cual desahogarse en un mal día puede ser altamente reconfortante pero no solo puede acudir a sus familiares y amigos para liberar tensiones, actué de manera generosa haga una llamada para saber cómo están y si puede apoyarlos en algo, esto le generará satisfacción de ser útil.

Lea también: Neuroliderazgo: la clave para sobrevivir al 2020

  • No haga nada. Elija un día para no hacer nada productivo, simplemente consiéntase, vea sus programas o series favoritas y suelte el control, no vea el correo, no revise las redes, tan solo deje que su cuerpo se recupere, aliméntese de cosas que disfrute y haga de ese espacio su oasis de calma.

Si después de tomar estas acciones por un par de semanas no siente ningún cambio es la hora de alzar la mano y pedir ayuda terapéutica seguro que un buen profesional de la salud mental le ayudara a volver fortalecido, para saber si ha mejorado revise algunos aspectos clave como su calidad del sueño, su nivel de energía y su motivación con el trabajo y recuerde que es posible tener productividad con bienestar.

Contacto
LinkedIn: Blanca Mery Sánchez

*La autora es máster en neurociencia aplicada al alto rendimiento y la felicidad y directora de la compañía Mente Sana

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Capital Humano

85% de los colombianos se han sentido afectados anímicamente por el coronavirus

Según el reporte que indica este hallazgo, el 90% considera que los efectos de la pandemia impactarán a las empresas colombianas a largo plazo, independientemente de su tamaño.

Publicado

on

Foto: Pixabay.

 El 85,4% se ha sentido anímicamente afectado de alguna manera y un 15% muy afectado por cuenta de la pandemia del COVID-19, según un sondeo de percepción realizado por la firma Burson Cohn & Wolfe (BCW).

Tras la decisión del Gobierno Nacional de reactivar progresivamente a los sectores económicos y, en simultáneo, mantener a la ciudadanía en aislamiento para evitar un colapso en la salud pública, estudiantes, comerciantes, empresarios, colaboradores y la sociedad, en general, manifestaron múltiples inquietudes sobre el futuro próximo.

La muestra de 400 personas incluyó colombianos activos laboralmente y que cuentan con el beneficio del teletrabajo o home office para conocer, entre otras cosas, sus opiniones y perspectivas sobre la reapertura económica.

Siga todas las historias de Capital Humano en nuestra sección especializada

Según el reporte, al cruzar dichos cambios emocionales entre los distintos grupos de edad de la población, se evidencia que las personas entre los 31 y 40 años, es decir los denominados millennials, se han mostrado como los más afectados emocionalmente con un 19%. Desde la perspectiva del género, por su parte, se identifica que, con un 31%, los hombres son quienes más altibajos anímicos han tenido por la situación.

Sin embargo, no todas las emociones que experimentan los colombianos son negativas, dado que el 48% de los participantes del sondeo se han sentido, en alguna medida, optimistas con la idea de que se reactive la economía nacional de forma progresiva y, al mismo tiempo, se garanticen las medidas para evitar una crisis sanitaria.

Cabe destacar que la afectación trasciende a los seres humanos y también involucra a las organizaciones, principalmente del sector productivo, puesto que el 90,7% de los encuestados cree que la emergencia sanitaria por COVID-19 y las medidas tomadas por el Gobierno Nacional para mitigar sus efectos impactarán a las empresas colombianas a largo plazo, independientemente de su tamaño.

Adicionalmente, al interior de las compañías, los encuestados consideran que Mercadeo, ventas y comunicaciones externas son las áreas que estarían más vulnerables en medio de la coyuntura por COVID-19 con el 54%, mientras que, en segundo y tercer lugar, se encuentran el área administrativa y financiera y RR.HH. y comunicaciones internas con el 31% y 29%, respectivamente.

 “La COVID-19 ha impactado a cada persona, comunidad y organización en el mundo y sus implicaciones han sido muy diversas entre mercados, sectores y personas”, manifestó Liliana Fernández, managing director de Burson Cohn & Wolfe Colombia. “Quisimos entender este fenómeno desde una visión local para sumar aprendizajes globales y entregar a nuestros clientes y stakeholders un análisis frente a los retos de cara a la percepción de los colombianos sobre la reapertura laboral, económica y los posibles cambios comportamentales, producto de la incertidumbre y las demás emociones”.

Seguir Leyendo

Capital Humano

¿Home office marca el fin del auge de grandes edificios de oficina?

La Comisión Central Inmobiliaria (ZIA) pronostica que en un escenario pospandemia habrá más personas que trabajen desde su casa, lo que reducirá a un 20% la demanda de superficie de inmueble.

Publicado

on

DW.- Con la llegada del nuevo coronavirus, muchos empleados cambiaron su lugar de trabajo tradicional, en la oficina, por el trabajo remoto desde casa. Según una encuesta del Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW), a comienzos de abril, más de un tercio de los encuestados respondió que trabaja en parte o completamente desde su hogar. Antes de la pandemia, lo hacía solo un 12%.

Pero ¿qué traerá el futuro? En las grandes empresas de tecnología de Estados Unidos, donde se invirtió mucho dinero en inmensos complejos edilicios de oficinas, parece haber un cambio de mentalidad.

El director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, calcula que, dentro de 10 años, uno de cada dos trabajadores de esa red social se desempeñará desde su casa. La plataforma Twitter planea dar luz verde a sus empleados para el teletrabajo de forma permanente. También la automotriz francesa PSA evalúa declarar el teletrabajo para personas que no se desempeñan en la producción como una nueva “característica” laboral de la empresa. Cerca de 10,000 empleados estarían afectados por esa nueva norma.

Estos no son casos aislados, de acuerdo con los resultados de una encuesta del gigante inmobiliario Cushman & Wakefield, para la cual fueron consultadas 300 compañías en abril de 2020. Un 89% de los encuestados piensan que la tendencia al teletrabajo seguirá también luego del final de la pandemia de coronavirus.

Las probabilidades de que eso suceda también son grandes en Alemania. Uno de cada tres trabajadores se desempeña actualmente en su oficina, confirma la Comisión Central Inmobiliaria alemana (ZIA, por sus siglas en alemán). Además, la cantidad de empleados de oficina seguirá aumentando en el futuro.

¿Más home office y menos oficina?

La ZIA pronostica que también en la pospandemia habrá más personas que trabajen desde su casa. Por lo tanto, la demanda de superficie inmueble para oficinas disminuirá en hasta un 20% en Alemania, lo que tendrá consecuencias en los alquileres, que están aumentando desde hace una década en este país.

También se prevé que habrá más oficinas vacías. Pero eso no sería tan negativo, explica a DW Andreas Wende, de la ZIA: “En los últimos tiempos apenas había edificios vacíos en las grandes ciudades”. Incluso hay proyectos en grandes ciudades que ya están previamente alquilados por tres años, explica Wende.

Foto: Jornada Productora / Unsplash

Desde 2010, en Alemania hay cada vez menos oficinas vacías. Antes de la crisis del coronavirus, había un 2.9% de inmuebles de oficinas desocupados. Demasiado poco, opinan los expertos, ya que solo a partir de un 5% las empresas tienen suficiente margen como para expandirse o mudarse. “La evolución actual conducirá a que volvamos a tener nuevamente un porcentaje positivo de un 5 a un 7%”, estima Andreas Wende.

La situación en Alemania no será crítica por eso, ya que “la economía alemana posee una gama demasiado amplia como para que eso la afecte”.

Aumento de exigencias en los puestos de trabajo

También el experto en negocios inmobiliarios Günter Vornholz cree que, en el futuro, también en Alemania más personas trabajarán desde su hogar. Sin embargo, estima que el número de personas que lo hagan aumentará solo ligeramente.

Ya en la actualidad, la cantidad de empleados en teletrabajo disminuyó claramente, explica Vornholz, profesor de Economía Inmobiliaria en la EBZ Business School de la ciudad de Bochum. Además, el cambio a la modalidad del trabajo remoto tampoco es fácil para muchas empresas. “Por el momento no se llevan a cabo verificaciones de las oficinas en los hogares, pero hay ciertas reglas sobre cómo debe ser un lugar de trabajo remoto”, aclara el experto. “Por ejemplo, trabajar sobre la mesa de la cocina no está permitido, según las normas de la Mutual Profesional”.

Independientemente de cuántos empleados vuelvan a trabajar a las oficinas de la empresa, también las exigencias con respecto a los lugares de trabajo en ellas han cambiado debido al coronavirus. Jes Staley, presidente del banco británico Barclays, lo describe así: “Hacinar a 700 personas en un edificio podría ser cosa del pasado. Deberemos encontrar caminos para poder trabajar a distancia por un tiempo mucho más largo”.

Es decisivo cuánto tiempo necesita la economía para recuperarse

La demanda de superficies para oficinas no caerá de la noche a la mañana porque las empresas no abandonarán sus edificios de inmediato, opina Sven Carstensen, de la consultora económica Bulwiengesa. Tampoco es seguro si todos los empleados pueden y quieren trabajar a largo plazo de forma remota, advierte. “Habrá regulaciones más flexibles, pero los empleados no trabajarán exclusivamente desde su casa”, asegura.

Desde su punto de vista, el desarrollo del mercado inmobiliario depende más bien de cuán velozmente se recupere la economía. “¿Crearán las empresas más puestos de trabajo o los suprimirán? De eso depende la demanda de oficinas”, sostiene Carstensen.

Foto: CoWomen para Pexels

En general, la consultora Bulwiengesa, que también presta servicios al Bundesbank, calcula que este año habrá una clara disminución en los alquileres de inmuebles para oficinas. “Muchas empresas están evaluando si no deberían aplazar sus planes de mudanza”, subraya el especialista.

Según Carstensen, en tiempos inciertos, a nadie le gusta invertir, y por eso, este 2020 no será un buen año para el mercado inmobiliario orientado hacia las compañías, en especial, en lo referente a los alquileres. Vornholz, por su parte, resalta que uno de cada tres empleados en Alemania cuenta con un oficinas individuales, y que eso seguirá siendo así. “Si la crisis del coronavirus no dura demasiado, y se continúan tomando buenas medidas políticas, no creo que los alquileres de oficinas cambien demasiado”, afirma.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

DW banner
Seguir Leyendo

Capital Humano

Con nueva ley, prácticas profesionales contarán como experiencia profesional en Colombia

Esto incluye pasantías, monitorías, años rurales, judicaturas, monitorías, y entre otros procesos, proyectos de investigación.

Publicado

on

Trabajo

En último debate, la Cámara de Representantes aprobó una nueva ley que pretende  que las prácticas profesionales sean tenidas en cuenta como experiencia laboral.

Esto incluye pasantías, monitorías, años rurales, judicaturas, monitorías, y entre otros procesos, proyectos de investigación.

“Con esta ley vamos a garantizar que los jóvenes logren ingresar al mercado laboral y que se acaben esas excusas absurdas, que nos daban todos los días, de que no contaban con experiencia laboral”, señaló el senador de Cambio Radical Richard Aguilar.

Con esta norma se deben desarrollar políticas públicas que beneficiarán a 1.43 millones de jóvenes entre 18 y 28 años, quienes tendrán más oportunidad de conseguir empleo y mejores oportunidades también en el sector rural donde el desempleo es alto.

“Además garantizando un subsidio de alimentación y transporte”, expresó la representante Ángela Sánchez.

La iniciativa estaba en riesgo de hundirse, sin embargo, las plenarias de Senado y Cámara la salvaron en su último debate.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado