Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Precandidatos Presidenciales

‘No creo que la gran reforma tributaria que necesita Colombia vaya a pasar con mermelada’

El precandidato presidencial, Alejandro Gaviria, destacó que el próximo ministro de Hacienda “no puede ser un tecnócrata puro”, sino que debe tener un contacto más directo con los ciudadanos.

Publicado

on

Una de las grandes certezas que dejó la ‘Ley de Inversión Social’, aprobada por el Congreso de la República hace algunas semanas, es que se necesita otra reforma tributaria en el mediano plazo para terminar de sanear la economía nacional. No obstante, el precandidato presidencial, Alejandro Gaviria, apuntó que se necesita claridad en “cómo gastar la plata y cómo erradicar la corrupción” antes de pensar en el desarrollo de dicho proyecto.

“No creo que la gran reforma tributaria que necesita Colombia se vaya a pasar en el Congreso con mermelada, sin un acuerdo metapolítico, sin que el país tenga una visión compartida sobre la necesidad de generar equidad, y sin que alcancemos un consenso más o menos incipiente sobre qué queremos hacer”, aseguró.

El también exrector de la Universidad de Los Andes, y exministro de Salud entre 2012 y 2018, habló con Forbes Colombia sobre las ideas de su campaña por la carrera presidencial, a la que aspira como candidato independiente mediante recolección de firmas. Una de sus principales anotaciones apunta a la obligación de entender el momento que está viviendo Colombia, que se puede catalogar como una “gran crisis de confianza en las instituciones”.

“Todos tenemos la urgencia de ir construyendo esa confianza desde la campaña, y de ir mostrando para qué van a ser esos impuestos nuevos mediante una pedagogía obsesiva. Es fundamental enmarcar el debate de la reforma tributaria en la crisis de confianza y en las necesidades del Estado hacia adelante”, comentó.

Bajo su criterio, algunos de los pilares de dicha reforma pueden ser los impuestos a los dividendos, así como el paradigma que está surgiendo a nivel global sobre la necesidad de impuestos a la riqueza, dado el contexto del crecimiento de la desigualdad. Unido a ello, recalcó que se deben tener en cuenta los esfuerzos concertados entre países para detener la evasión detrás de los paraísos fiscales.

Asimismo, detalló la importancia de insistir en la progresividad de un impuesto de renta a las personas, así como los impuestos verdes, los impuestos al carbono y los gravámenes a las bebidas azucaradas, del que fue gran defensor durante su periodo como ministro de Salud y cuyo debate considera “fundamental”.

Recuperación económica

Todos los debates anteriores van anclados a una estrategia de recuperación económica que, a su juicio, debe girar acerca de dos palabras: incluyente, que permita generar el millón de empleos que faltan para volver al mundo prepandemia; y sostenible, basada principalmente en una transformación productiva.

Las políticas públicas, la conversación con el sector privado y con la sociedad, incluída la academia, tienen que girar alrededor de la construcción de nuevas capacidades en nuestra economía.

Una preocupación constante para el candidato es el sesgo antiempleo, problema que ha estado presente desde hace 10 o 12 años, a pesar de las reformas de la última década. Para Gaviria, la economía colombiana “no parece ser capaz de generar oportunidades de manera autónoma y orgánica”, en particular para los jóvenes sin calificación. Dicha anomalía estaría ligada a la brecha de habilidades de la que se habla en la educación superior.

Mientras se soluciona este problema, el precandidato sostuvo que debe haber políticas remediales y de asistencialismo, como una renta básica transitoria para los jóvenes menores de 30 años, cuyo propósito es que “tengan los incentivos para educarse, y que esa educación se concentre en las habilidades que está demandando el mercado de trabajo”.

Dicha idea, incluida en el primer pliego de propuestas de su campaña presidencial, estaria pensada para aumentar la cobertura de lo que sería un programa similar a ‘Jóvenes en acción’ pero desde una perspectiva distinta,. La meta inicial es llegar hasta 1,5 millones de jóvenes, permitiendo cumplir coyunturalmente los objetivos de corto plazo y mediano plazo.

Con respecto a la transformación de la economía, afirmó que “hay un mantra” sobre los obstáculos estructurales que debe enfrentar, entendidos desde un punto de vista macro, para aumentar el crecimiento.

Al respecto, señaló que hay cuatro temas que han estado presentes en todas las misiones de competitividad: la calidad institucional, la estructura excesivamente oligopólica del sector productivo, la promoción de la competencia y el funcionamiento inadecuado tanto de los mercados de capital como en los de trabajo.

En este último punto, subrayó que el problema se extiende incluso a la agroindustria, y es que “después de las flores, Colombia no ha tenido historias agroindustriales”, según Gaviria. Ante ese escenario, defendió la necesidad de concentrarnos en la agricultura sostenible, en el ecoturismo y las energías renovables, sectores que defiende como las próximas fuentes de empleo en Colombia.

“Ahí se van a generar los empleos, y hacemos énfasis en el empleo verde y el crecimiento verde, que debe ser una obsesión del país, pues debe ser la nueva forma de integrarnos en la economía global”, afirmó.

Brechas de género

Antes de pensar de dónde vendrán los nuevos empleos para los colombianos, el próximo presidente tendrá que solucionar un problema aún más importante, y es que al país todavía le faltan recuperar 1,2 millones de empleos, si se compara julio de 2019 versus el mismo mes de 2020. De ese total, un millón están concentrados en mujeres y el resto en hombres.

“Unas tasas de desempleo para mujeres por encima del 30% son una catastrofe y nos tienen que preocupar a todos. Esos empleos se perdieron en comercio, servicios, trabajo doméstico y educación, cosa que nos da algunas pistas de donde pueden estar las soluciones”, explicó Gaviria.

Para contribuir a esas soluciones, uno de los puntos clave para el precandidato es que el sector educativo funcione con mayor rapidez, pues la reapertura de colegios, universidades y jardines infantiles tras la pandemia de Covid-19 sufrió demoras significativas que restringieron el trabajo de muchas mujeres.

En el mediano plazo, Gaviria destacó dos elementos clave: tomar en serio los ecosistemas de cuidados y de políticas públicas, así como ser capaces de contratar más mujeres jóvenes. Con respecto al primero, manifestó que ese cambio cultural debe comenzar desde el Estado, seguido de las empresas, quienes “tienen que empezar” a rendir informes en temas de género.

Pandemia y sector salud

De acuerdo con Gaviria, los problemas que enfrenta Colombia en el sector salud deben dividirse en dos: los del sistema general de seguridad social en salud, y los de la salud en general, que incluyen temas como la salud pública y las políticas preventivas.

A su vez, aseveró que la pandemia propició la aparición de nuevas desigualdades, mientras que otras se hicieron más evidentes, como las brechas urbano/rurales. Al respecto, explicói que nuestro sistema de seguridad social centrado en las ciudades funciona bien, pero se requiere un modelo distinto para las regiones periféricas de la nación.

Otros aspectos sensibles para el precandidato tienen que ver con los temas regulatorios a las EPS, donde hoy en día hay un gran rezago tecnológico, así como con el control de precios de los medicamentos, cuya falta de rigurosidad podría generar un déficit aún más profundo dentro del sector.

Frente al avance de la pandemia, resaltó que el país atraviesa una situación epidemiológica favorable, si bien aún hay incertidumbre sobre una eventual cuarta ola prevista para octubre. Al mismo tiempo, se mantiene optimista sobre el avance de las jornadas de vacunación, que van a “evitar un redrudecimiento de la pandemia en el futuro”, aunque reconoce que “no se puede bajar la guardia, pues el riesgo cero no es posible”.

Debate personal

Precisamente esa idea llevó a que su decisión para lanzarse a la carrera presidencial tomara tanto tiempo. Antes de decidirse, confesó que tuvo tres tipos de dudas: personales, relacionadas con sus problemas de salud; familiares, frente a la opinión de su esposa e hijos; y laborales, pues tuvo que “hacer las paces con mi salida de la universidad”.

En el primer caso, recordó el cáncer linfático que sufrío a finales de 2017 y por el que tuvo exámenes de seguimiento hacia marzo y abril, pues quería tener certeza de que “ese problema estaba resuelto en la medida de lo posible”.

“Cuando tuve la última conversación con el oncólogo, en el mes de mayo, le plantee los problemas que pensé me iba a poner, como el estrés, y traté de anticiparlos, pero el me miró sonriente y me dice: tiene mi voto”, dijo entre risas.

Después estuvo la conversación con su esposa y sus hijos, y reconoció que fue un tema difícil de abordar al implicar una vida distinta con menos espacio para la vida familiar. “Duró un mes largo, y fue una decisión que tomamos en familia”, añadió.

Finalmente, reveló que “le di muchas vueltas” a su salida como rector de Los Andes, pero también aseveró que encontró “una continuidad entre lo que estaba diciendo cuando me posesioné como rector, de la necesidad de una universidad activista, de la invitación que hacía a los estudiantes de transformar la sociedad, de lo que predicaba y he dicho en diferentes instancias”. Al respecto, sostuvo que “no hubiera sido coherente quedarme en la universidad, de alguna manera un poco escondido del mundo”.

“Cuando yo empecé a percibir y ser consciente de esa continuidad, fue más fácil despedirme de la universidad y aquí estoy, tratando de ser un guerrero feliz en medio de todos los obstáculos de una campaña presidencial”, concluyó.

El ‘dream team’ de la campaña

Sobre el equipo programático que lo acompaña en la campaña, Gaviria destacó que estos están generalmente conformados por economistas en su mayoría, pero en su caso, quiso complementar su plantilla de asesores con una sociologia, dada la importancia de las ciencias sociales en el diseño de políticas públicas.

Para su equipo, la elegida fue Tatiana Andia, catedrática de la Universidad de Los Andes, que tiene una visión distinta y complementaria a la de los economistas. Entre los de sus asesores destacan Eduardo Lora, radicado actualmente en Washington DC y experto en temas en mercado de trabajo y tributarios, así como Felipe Castro, cuya experiencia previa incluye instituciones como el DNP y en CODS, donde su labor tuvo un enfasis ambiental y de transformación productiva.

En temas ambientales cuenta con el apoyo de la rectora de la Universidad EAN, Brigitte Baptiste, mientras que en aspecto como el diseño de contrato social ha estado hablando con el socio fundador de la firma Inclusión SAS, Roberto Angulo

Frente a quién podría ser su ministro de Hacienda, en caso de quedar elegido, Gaviria sostuvo que, al estar en una etapa incipiente de la campaña incipiente, no le gusta empezar a armar gabinete. Sin embargo, reconoce que debe haber un perfil para este puesto, y este tiene que ver con la generación de confianza, donde la persona designada “sea capaz de realizar esa pedagogía pública obsesiva de decirles a los colombianos cuales son esas bases de contrato social, donde están los problemas”.

“No puede ser un tecnócrata puro que esté siempre en el Congreso. Hoy en día, en estas democracias mediatizadas que habitamos todos, tiene que haber un contacto directo con los ciudadanos. Debe ser una persona con esa pedagogía y esa capacidad de comunicación, que le tenga confianza a los mercados”, concluyó.

Economía y Finanzas

‘Se debe extender la frontera agrícola y cambiar la forma en la que se posee la tierra en Colombia’: Rodrigo Lara

El senador por el partido Cambio Radical y también precandidato por el Nuevo Liberalismo habló con Forbes Colombia sobre sus planes para una precandidatura a la presidencia.

Publicado

on

Rodrigo Lara, congresista. Foto cortesía: Rodrigo Lara


Una apuesta por reducir la violencia, fomentar el empleo y cambiar la matriz de la economía son algunos de los ejes clave de una posible candidatura de Rodrigo Lara a la presidencia de la República, hoy senador del Cambio Radical. 

El congresista, que anunció su lanzamiento como precandidato del Nuevo Liberalismo en Forbes Lives, habló de los ejes principales para un posible Gobierno suyo en los que fortalecer la lucha contra los grupos armados y extender la frontera agropecuaria. 

Lara apunta que si bien la legalización de las drogas puede ser un camino a largo plazo para Colombia, mientras tanto el país debe fortalecer su presencia en el territorio para derrotar a los grupos criminales y disidencias que están tomando fuerza en los territorios. 

En esa misma línea, Lara cree que el país debe seguir con la aspersión de glifosato para debilitar los cultivos de coca en los territorios, al mismo tiempo que se busca impulsar los programas para sustituir esos cultivos en el campo. 

Lea también: Lluvia de precandidatos: Rodrigo Lara se lanzará a la presidencia

La apuesta económica 

Para Lara, uno de los caminos para que el país progrese y consolide su recuperación económica es garantizar la seguridad en el territorio, y avanzar en la cruzada para impulsar los puestos de trabajo que se perdieron durante la crisis y que están concentrados en grupos de mujeres y jóvenes. 

“No se trata de darle la espalda a la globalización, ni volvernos proteccionistas como en los años sesentas, sino combinar de manera inteligente industria privada y un Estado eficiente. Para lograr más valor agregado y para eso hay que demoler el Estado clientelista y corrupto, construyendo las bases de una gobernabilidad eficaz y transparente desde el Congreso de la República”, dijo. 

En materia económica, otra de las apuestas de Lara es impulsar la productividad de las empresas. Según el congresista, debe haber una apuesta por la innovación y la tecnología. 

“Debemos implementar, para impulsar el crecimiento económico y aprovechar el bono demográfico, una reforma pensional y de salud, extender la frontera agropecuaria y un diseño de alto nivel de la industria manufacturera, que generalmente en cualquier país es jalonada por la industria militar y de salud”, agregó.

Por otro lado, dice que hay que apostarle a la transición energética, al mismo tiempo que se impulsa la minería. “A la minería hay estigmatizarla porque toda transición energética hacia energías como la renovable como la eólica o la solar demandan minerales estratégicos como cobre y níquel y eso hay que sacarlo“, dijo.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Precandidatos Presidenciales

‘Es increíble ver el obstáculo que le han puesto a Hidroituango de manera irresponsable’

El precandidato del ‘Equipo por Colombia’, Federico Gutiérrez, charló con Forbes Colombia acerca de la transición energética. Si bien manifestó estar de acuerdo con ella, también aseguró que “solo es posible con el desarrollo de la minería responsable”.

Publicado

on

El proyecto de Hidroituango ha enfrentado diferentes contingencias desde que se produjo el taponamiento de su sistema de desviación. La última de ellas se dio a conocer hoy, cuando la Superintendencia de Servicios Públicos notificó una sanción por $1.817 millones a Empresas Públicas de Medellín (EPM) debido al incumplimiento en el inicio de operación.

Los problemas que se han generado en torno al proyecto también han sido objeto de preocupación de una de las personas más involucradas en el mismo: el exalcalde de Medellín y precandidato presidencial del ‘Equipo por Colombia’, Federico Gutiérrez, quien manifestó en entrevista con Forbes Colombia que “es increíble ver el obstáculo que le han puesto a Hidroituango de manera irresponsable”.

“Cuando se da la contingencia en abril de 2018, la construcción de la presa y el vertedero aún no estaban terminados, y la labor fue evitar la tragedia junto con el equipo de EPM, una de las mejores empresas de América Latina en prestación de servicios públicos”, sostuvo.

Al momento de enfrentar la crisis, Gutiérrez destacó la definición de tres prioridades a la hora de hacerle frente: la vida y el bienestar de las comunidades, la protección del medioambiente, y finalmente el proyecto como tal.

El precandidato también resaltó que en su administración, el proyecto quedó en una fase de recuperación, donde se resolvíó el tema del seguro y los pagos para hacer frente a los daños del siniestro, punto que calificó como el más importante en términos financieros.

Sobre la crisis económica que enfrenta el país a causa de la pandemia de Covid-19, Gutiérrez tocó un punto clave: la contingencia provocó una reducción del PIB de 6,8%, representando la contracción mas grande de los ultimos 100 años, que a su vez llevó a pérdidas de hasta $33,8 billones de pesos, que representan hasta 3,4% del PIB de Colombia.

Asimismo, llamó la atención sobre el aumento de gastos del Estado a $16,7 billones, cifra que equivale a 1,7% del PIB, por las necesidades de la pandemia. Esto proiduo un aumento del deficit fiscal para 2021, que llegaria a 8,6%

“Cualquier gobierno serio debe tener una regla fiscal clara y ver de que forma debe cuidar las finanzas y garantizar los programas sociales, pero sin ahogar el sector productivo. Por eso, cualquier reforma debe tener un amplio consenso y una sensatez real”, mencionó.

Uno de los objetivos que se planteó para una eventual reforma tributaria es generar 1,2 puntos del PIB en promedio, que son $12 billones de pesos para cada año

En materia de reactivación, subrayó que la apuesta tiene que centrarse en cinco sectores que demandan trabajo: agro, industria, construcción, comercio y servicios, que concentran hasta 83% del empleo nacional.

Frente a la transición energética, manifestó estar de acuerdo con ella, pero aseguró que “solo es posible con el desarrollo de la minería responsable”.

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Seguir Leyendo

Precandidatos Presidenciales

‘Mi presidencia será un gobierno de transiciones’

El senador de la Colombia Humana y precandidato presidencial del Pacto Histórico, Gustavo Petro, dijo en entrevista con Forbes Colombia que se necesita un pacto entre empresarios y trabajadores para impulsar la industrialización del país.

Publicado

on

Una de las decisiones más importantes que se han anunciado en la COP26 celebrada en Glasgow tuvo que ver con la no financiación de proyectos relacionados con combustibles fósiles. En el caso colombiano, uno de los precandidatos que actualmente lidera la contienda por la presidencia contempla cortar sus exportaciones de raíz entre sus propuestas.

Se trata del senador Gustavo Petro, que lidera la coalición del Pacto Histórico, así como las encuestas que actualmente miden la intención de voto por todos los participantes de la contienda electoral. Sobre este tema, mencionó en entrevista con Forbes Colombia que su presidencia sería “un gobierno de transiciones”, pues es un tema que no se resuelve en solo cuatro años.

“Colombia depende hace 40 años aproximadamente del petroleo y el carbón. Hacia 2013, sus exportaciones fueron de US$40.000 millones, que sirven para financiar las importaciones y garantizar el endeudamiento del estado”, comentó.

Otra discusión que mencionó el precandidato estuvo relacionada con la industrialización. Al respecto, destacó que en gobiernos anteriores se ha aplicado una reducción de costos laborales para avanzar en este proceso, impactando el salario real y las prestaciones de los colombianos.

“Llenaron al mundo del trabajo de indignidad, y eso para los que pueden trabajar. Ahora proponen que para industrializar hay que reducir aún más los salarios”, aseguró.

Para Petro, la industrialización del país depende de aspectos como la modernización agraria y de proteger del comercio internacional aquellos sectores que se quieran desarrollar y en donde se puedan mejorar sus condiciones de producción.

Unido a ello, declaró que se necesita un pacto entre empresarios y trabajadores, donde las ganancias que provengan del aumento de productividad no devuelvan solamente incrementos para los primeros, sino aumentos salariales para los segundos.

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Seguir Leyendo

Precandidatos Presidenciales

Óscar Iván Zuluaga será el candidato presidencial del Centro Democrático

El candidato, que representará las banderas del partido de Álvaro Uribe Vélez, fue elegido sobre María Fernanda Cabal, Alirio Barrera, Paloma Valencia y Rafael Nieto.

Publicado

on

El Centro Democrático eligió este lunes a Óscar Iván Zuluaga como su candidato oficial a la presidencia de la República. El anuncio se dio como resultado de un proceso convenido entre María Fernanda Cabal, Alirio Barrera, Paloma Valencia y Rafael Nieto.

Los resultados se dieron luego de auditar 4.200 encuestas que se realizaron en todo el país y haber consolidado los resultados. De acuerdo con Yanhass y Centro Nacional de Consultoría, las encuestas practicadas a la militancia tuvieron un valor del 25% y las demás tuvieron un valor del 75%.

Zuluaga ya fue candidato presidencial en 2014, en donde en segunda vuelta Juan Manuel Santos fue elegido presidente. Fue senador de la República y ministro de Hacienda en el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez. 

En diálogo con Forbes, el candidato ratificó que la principal preocupación que tenía “es que los ciudadanos perdieron la confianza en las institruciones, el Congreso y en la política”. Añadió que el Estado debe enfocarse en reconstuir esa confianza como un punto crucial de su agenda en 2022.

Por lo mismo, comentó que el artículo 125 del proyecto del Prespuesto General de la Nación (PGN), que avaló la modificación de la ley de garantías, es “inconveniente”, teniendo en cuenta que hoy debe primar e tema de la sensibilidad ciudadana

Esto teniendo en cuenta que, si bien el país está experimentando un crecimiento económico positivo, el nivel de deuda del país va a seguir siendo alto tras la pandemia de Covid-19, por lo que los ajustes tributarios seguirán siendo necesarios.

Al respecto, sostuvo que una de sus estrategias principales será incentivar la austeridad en el gasto a nivel estatal, eliminando derroches e inversiones innecesarias a través de alternativas como la digitalización de los servicios del Estado.

Zuluaga también destacó en su momento que el Centro Democrático es el único partido que está haciendo “un proceso ordenado, con debate transparente de cara al país, que confronta opiniones y que estimula una competencia sana”.

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Seguir Leyendo

Precandidatos Presidenciales

‘En mi gobierno se creará el Ministerio de las Mujeres’

El precandidato presidencial de la Coalición de la Esperanza habló con Forbes Colombia sobre sus estrategias para reducir la brecha laboral entre hombres y mujeres y la introducción del primer empleo verde en Colombia.

Publicado

on

Una de las preocupaciones más grandes de las mujeres en Colombia es su falta de voz en los momentos donde se toman las decisiones desde el Gobierno Nacional. Para erradicar ese problema, el precandidato de la Coalición de la Esperanza, Sergio Fajardo, explicó que una de sus propuestas clave será darles un rol rol protagónico en el nivel más alto de la estructura del gobierno, a través de la creación del ministerio de las Mujeres.

La decisión llegaría debido a la falta de resultados de la Consejería de la Mujer que opera actualmente en el Gobierno, por lo que sería necesaria su sustitución si se tiene en cuenta que “las desigualdades están ahí y han aumentado”.

“La pandemia nos mostró, de la manera más contundente, las diferencias que hay entre hombres y mujeres. Tenemos que avanzar en el tema de la economía y el cuidado como un componente del Estado en todas sus dimensiones”, agregó Fajardo en entrevista con Forbes Colombia.

A su vez, el también exalcalde de Medellín y exgobernador de Antioquia sostuvo que, eventualmente, el país tiene que llegar a una reforma laboral, pero aclaró que no va a empezar su gobierno con una decisión de dicho calibre.

Como medida inicial, comentó que se necesita un gran movimiento nacional alrededor del empleo en términos generales, y apuntó que un componente clave debe implica las mujeres, sobre todo ante los abismos muy grandes que han tenido en comparación con los hombres.

Por tal motivo, subrayó que cada proyecto que se presente en ese movimiento nacional tiene que explicar cómo van a participar y cómo tendrán la oportunidad de tener condiciones de igualdad con sus compañeros masculinos.

“Hay que involucrar a las mujeres desde el momento inicial del proyecto como protagonistas de su diseño, y desde ahí se empieza a incorporar su mirada”, añadió.

Fajardo también se refirió a su propuesta de empleo juvenil de emergencia en el contexto de la pandemia, y sostuvo que se debe tener claridad acerca de la dimensión del problema antes de definir los pasos a seguir.

Para lograrlo, consideró necesario revisar la formación para el trabajo y el tipo de educación que se está recibiendo en Colombia, analizando los programas asociados con la capacidads productiva del país mediante la articulación con cada región de Colombia. Dicha estrategia irá asociada con la educación de todos los territorios del país, así como su vocación productiva y capacidad empresarial.

“Llegar a una política donde haya una pertinencia en el sistema educativo y en el sistema laboral es una tarea urgente a través de todo el territorio, en particular del empleo joven”, afirmó.

Un programa adicional que incluyó en dicho plan fue el primer empleo verde, en el que explicó que se impulsará la realización de prácticas profesionales asociadas a la economía verde, incorporando a los jóvenes en los territorios e integrándolos dentro de áreas como la bioeconomía y las energías renovables.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado